lunes, diciembre 21, 2009

¡Cierren el Banco de México!

Ahora que se debate la salida de Guillermo Ortiz, y la llegada de Agustín Carstens al Banco de México, que se discute, si uno o el otro pueden colaborar con la economía del país, yo digo que ¡Cierren el Banco de México! No sirve, para nada, el banco, es una fuente inagotable de desgracias para México, por eso ¡Que lo cierren!

Sí, que lo cierren, a él y a todos los bancos centrales del mundo; no los necesitamos, es más, nos han hecho mucho daño: Son los responsables directos de todas y cada una de las crisis financieras, son los autores de la inflación. Fueron creados para prevenir las crisis bancarias, y ¿Qué han hecho? Las han generado, tienen por objetivo preservar el valor del ahorro ¿Qué han hecho? Lo han destrozado.

En el artículo 28 de la Constitución se lee “El Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Su objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, fortaleciendo con ello la rectoría del desarrollo nacional que corresponde al Estado.”

Su objetivo primario es procurar la estabilidad del poder adquisitivo, ¿La ha cumplido?

La que sigue es una gráfica de cómo el Banco de México ha destrozado el poder adquisitivo de los mexicanos, de enero de 1969 a octubre de 2009




La inflación ha resultado en ¡613,165 por ciento! El Índice de Precios al Consumidor (INPC) era en 1969 0.02238149 y es en octubre 2009 137.258. ¿Es esto preservar el poder adquisitivo de la moneda?

Pero veamos las gráfica en detalle, la que sigue abarca la “docena trágica” los sexenios de Luis Echeverría-José López Portillo, en donde puede verse el crecimiento exponencial de la inflación a partir de 1980 “Vamos a administrar la abundancia” Nos decía que iba a defender "el peso como perro".




La que sigue, es la inflación desbocada en el sexenio de Miguel de la Madrid y el inicio de Carlos Salinas de Gortari




Tuvimos que inventar los “nuevos pesos” ¿lo recuerdan? Para no tener billetes de millones de pesos, el de mil actual equivale a 1 millón de pesos antiguos.

Por supuesto que esta inflación alocada ha tenido consecuencias con el tipo de cambio, la que sigue es la paridad peso dólar de los EU desde 1976 en que el dólar estaba a $12.50 (en nuevos pesos a 0.0125) antes de la primera devaluación de Echeverría a hoy que está en $ 12.92
Una devaluación de ¡103,260 por ciento!

Esta gráfica muestra el manejo inepto, y absurdo de la economía mexicana. Recordemos el sexenio de Salinas de Gortari con su deslizamiento controlado para que según él, Pedro Aspe el Secretario de Hacienda y Miguel Mancera el gobernador de Banxico abatiéramos la inflación galopante que heredó Miguel de la Madrid, ancla en el tipo de cambio, nos decían, más pactos intervencionistas, control en los aumentos de salarios, y apertura comercial para dejar sentir la influencia del peso controlado en los precios internos. Pero 1994 era año electoral y había que hacer sentir la economía “Color de Rosa”, así que el trío dinámico, concertó bajar las tasas de interés (justo lo que quieren ahora), expander el crédito, relajar las condiciones del crédito, así que las reservan internacionales de Banxico en 27,000 millones en marzo de 1994, pasaron a 5,000 millones en diciembre, la razón: Las tasas no premiaban el riesgo de invertir en México en relación con los Bonos del Tesoro, así que los inversionistas sacaron sus dólares. Claro, la historia “oficial” quiere culpar al EZLN, el asesinato de Colosio y de Ruiz Massieu, como los responsables de la crisis de 1994. No hay tal, la crisis del “error de diciembre”, fue producto de una política monetaria alocada, irresponsablemente laxa.

Y, la que sigue, bajo la presidencia o gobierno de Guillermo Ortiz, y eso que el señor era supuestamente “prudente”. Pero de $ 6.00 a $12.87 ha sido una devaluación de 114.5 por ciento. Y la inflación con el INPC en 37 a 137 de hoy, y todo el mundo consensa que fue un “magnífico” gobernador. ¿Magnífico?


Sigue la gráfica de los CETES a 28 días, las tasas de interés son el objetivo primario de los banquero centrales para que, según ellos, puedan “controlar” la economía, subiendo las tasas cuando la economía de “calienta” (así dicen ellos), y bajándolas cuando se ralentiza o “enfría” ¿Se ha calentado alguna vez la economía mexicana en los últimos 30 años? Pero que tal han disparado las tasas alocadamente como a fines de 1994 y durante 1995 según esto para evitar la salida de dólares, o atraer dólares a una economía en colapso ¡Qué absurdos! Con estas idioteces cuánto dolor, cuántos patrimonios se perdieron. Y, ahora, en este momento, ¿Qué tal han agredido al ahorrador, con las tasas actuales ridículamente bajas, en términos reales negativas, que ha propiciado la inflación de activos, como la Bolsa, que ya se encuentra a niveles pre crisis? Para la Bolsa de Valores ¿cuál crisis? En un país con una caída tan brutal en la economía, y su mercado bursátil como si aquí no pasara nada, su crecimiento es el resultado de que los ahorradores al no ver un premio al ahorro toman riesgos que no deberían de tomar, y todo ese dinero correteando tan pocas acciones llevan los precios a las nubes. Esto es una burbuja de activos, todo esta alza depende de lo que la generó: La baja artificial, forzada, decretada por un grupillo de burócratas de Banco de México a las tasas de interés a un valor que no corresponde con el valor que el mercado por sí solo daría en función de la cantidad de ahorro en la economía. Pero quiere producir el “auge”, no obstante que todos esos “auges” temporales nos han llevado a catástrofes a estallidos de burbujas, a depresiones económicas, ahí está la crisis de 1994 como ejemplo irrefutable del los auges que se convierten en crisis. Veremos, no se cuando, por que eso sí no soy brujo, el desenlace de todas estas intervenciones y manipulaciones atroces.



El premio Nóbel a Freiderich A. Hayek en 1974 fue precisamente por esto: Demostró que las manipulaciones e intervenciones de los bancos centrales de las tasas de interés hacen estragos en la economía y la sitúan en una condición tal que producirá un crisis financiera más adelante, un estallido de las burbujas generadas, un quiebra masiva de malas inversiones y sobre inversiones.

Hayek sentenció que la economía NO es la ciencia que permite hacer pronósticos puntuales sobre precios, empleo, utilidades, y menos aún para modificar mediante intervenciones los precios que naturalmente fijan los mercados por las condiciones de oferta y demanda. Hayek afirma que la economía sirve, en todo caso para anticipar la evolución general de un sistema económico, de acuerdo con las reglas basadas en la acción humana que lo norman. Por esto, los bancos centrales en general y el Banco de México en particular fallan y producen más daño que el que supuestamente pretenden evitar.

Sin embargo, los burócratas de los bancos centrales, y los gobernantes han desoído a von Mises y a Hayek, no obstante que la crisis que hoy sufrimos, fue debidamente advertida por estos dos economistas, los burócratas arrogantes y necios se han dado a la tarea de continuar con sus manipulaciones y los resultados de sus jueguitos con los mercados siempre terminan de fea manera.

Lo escrito por Von Mises y Hayek ha demostrado ser verdad, la terrible historia de inflación y devaluación de envilecimiento de nuestra moneda, de pulverización de nuestro patrimonio, de nuestros ahorros de perpetuo y continuo empobrecimiento de todos los mexicanos, tal y como se ha consignado en este post nos deben llevar a cuestionar seriamente la existencia misma del Banco de México, y su largo historial de fracasos.

La principal función del Banco de México es el ser el monopolio en la impresión y acuñación de moneda (Artículo 28 Constitución). La moneda, el peso es el resultado de un decreto que nos OBLIGA a todos los mexicanos para usarlo en todas las transacciones y operaciones de crédito, se le llama a esto moneda de curso legal. Sin embargo, supuestamente, su valor tiene que ver con la confianza, por eso se le llama dinero fiat (fiduciario), pero ¿Podemos tener confianza en una moneda que se ha depreciado 613,165 por ciento en 40 años? ¿Tú la tienes? Yo, pero por supuesto que no.

Adoptemos la Moneda de Plata y/o Oro




Por eso ¡que cierren el Banco de México! Y adoptemos al oro y/o la plata como moneda. Que el peso de defina por ejemplo como 1/10 de una onza de plata. Que el dinero sean certificados de plata, que este respaldado íntegramente en valor por oro y plata. Esto borraría de inmediato la inflación, no tendríamos que tener reservas en dólares, serían absolutamente superfluas; los mexicanos tendríamos una moneda que tiene valor por sí misma, no necesitaríamos de una moneda de reserva para hacer nuestras transacciones comerciales. Nuestros ahorros no los podría esfumar el gobierno, las tasas de interés corresponderían al nivel de ahorro puesto única y exclusivamente por el mercado. Se acabarían las distorsiones, las expansiones económicas ficticias, falsas, los engaños, las malas inversiones, los ciclos económicos de burbuja y estallido tendrían un fin inmediato.

India acaba de comprar 200 toneladas de oro al FMI, China tiene más de 2,000 toneladas en sus arcas, algo anticipan, ¿El retorno al dinero de verdad, al dinero con valor intrínseco, al patrón oro? No lo sé, pero lo que sí sé es que el dinero creado de la nada, impreso o creado en las computadoras del banco central sin ningún respaldo de nada, eso que en español se llama falsificación, por que eso es, y lo avala y da valor un absurdo decreto, pronto mostrará sus efectos.

México, país minero, bendecido con minas de plata de las más grandes de mundo, segundo productor a nivel mundial, podríamos respaldar el valor del peso en plata, sin ningún problema. Nuestro peso de plata tendría valor intrínseco, tendríamos dinero con VALOR real, no el valor que proporciona un absurdo decreto, estaríamos a salvo de la desintegración del sistema de dinero fiduciario, el dinerito de papel, que, como afirmó Voltarie: “Eventualmente llega a su valor intrínseco, esto es CERO”.

Y llegará a cero, como ya lo ha hecho en el pasado, producto del manejo y planeación centralizadas de la economía, producto de los Bancos Centrales, de los gobiernos ladrones, autores inequívocos de esta y de todas las crisis económicas.

lunes, diciembre 14, 2009

Una Verdad Verdaderamente Incómoda

Los tenemos en Copenhague, la burocracia, los gobiernos del mundo, en pleno convocados por la Naciones Unidas para, según esto, darle solución al problema del calentamiento global. Por supuesto, la burocracia tiene ahora una magnífica excusa para crear nuevos impuestos, y, por supuesto más burocracias por doquier.

Existen ejércitos de “científicos” socialistas, ecologistas, y demás, que intentan demostrar que el clima es producto de la actividad humana, única y exclusivamente, y que el clima ha cambiado producto de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y entre ellos está el CO2 que se relaciona con la combustión, así que la conclusión es simple: La tierra se está calentando producto de las concentraciones de CO2 y para evitarlo ponemos un impuesto, que desaliente el uso de la combustión para reducir este gas. Nótese que todos los humanos exhalamos CO2, y otro gas, el metano, el gas natural, también considerado de efecto invernadero se produce por la digestión.

El tema del cambio climático se ha convertido en fuente de modernos Torquemadas de la intolerancia, han creado una nueva religión, que tiene a los gobiernos muy “preocupados”, y deseosos de intervenir de alguna forma para frenar la actividad humana que crea este efecto invernadero, y con él el calentamiento global. Y la mejor forma que ellos conocen es, por supuesto crear burocracias e impuestos, para “regular”, ¡claro regular! Y “desalentar” el uso de los combustibles fósiles, pero no sólo eso, hasta del ganado, que produce metano.

También tenemos quien ha lucrado, sí lucrado personalmente con estas cuestiones, el insigne Al Gore, el vicepresidente de EU con Clinton y candidato demócrata a la presidencia en el 2000 contra Bush con su película “Una Verdad Incómoda”, que lo llevó a ganar el Oscar, el premio Nóbel de la paz y el premio Príncipe de Asturias. Sin embargo, su alarmista y catastrofista documental está plagado de errores y mentiras tal y como lo documenta el Science and Public Policy Institute: Las 35 verdades inconvenientes, los errores en la película de Al Gore. Sin embargo, la película bien que le ha servido a él para promoverse, y promover el asunto de que el clima en la tierra depende única y exclusivamente de la actividad humana, de la generación de gases de efecto invernadero CO2 y metano.

Pero…Para empezar.

¿Es el Clima Constante?

La conferencia de Copenhague parte del postulado básico: El clima en la tierra es función de la actividad humana. Por tanto, nos reunimos, para como socialistas, esto es, agresores de la acción humana, para inventar, tratados, leyes y reglamentos que modifiquen la actividad humana para que no se modifique el clima terrestre, se caliente, o, al menos, que lo haga más lentamente.

Es verdaderamente increíble, que todos los Ayatolas del calentamiento global no hayan volteado nunca al cielo y ver al principal responsable del clima en la tierra, se llama EL SOL.



Los socialistas, no se han puesto a pensar que el SOL no es un focote que está en el cielo y que emite siempre exactamente la misma cantidad de energía a la Tierra. Y así es, en efecto, la estrella que nos proporciona la energía a la Tierra es un inmenso horno termonuclear cuya actividad dista mucho, pero mucho de ser una constante. También es no sé, verdaderamente infantil que alguien en su sano juicio pueda pensar que el clima en la tierra es constante, que ha sido constante y que será constante. No obstante que sabemos que han existido épocas glaciares y épocas de calentamiento.

La gráfica que sigue muestra la Irradiacencia (energía irradiada por el Sol en Watts/m2), La temperatura media en la superficie de la tierra y el año.


La correlación es más que evidente, es absoluta: Aumenta la energía del emitida por el Sol, aumenta la temperatura, y viceversa. Es más, como lo vaticina el Departamento de Astrofísica de MIT, la temperatura está descendiendo y los próximos años serán más fríos. A ver como los socialistas justifican el enfriamiento global que el año pasado casi congeló el río Támesis, que por cierto, se congeló a principios del siglo XX. También, en este año, no se ha presentado ni un solo huracán importante en el Golfo de México, y que este invierno, va a estar de ponerse más de un sweater.

Lo malo es que los socialistas no pueden ponerle impuestos al Sol, ni regularlo. Esta verdad sí que es incómoda, es re incómoda.


La Historia de Groenlandia

En el idioma español la palabra Groenlandia no significa nada, pero en inglés es Greenland, es decir “Tierra Verde”, ¿Por qué se llama así? ¿Por qué no se llama Whiteland, Tierra blanca, si es blanquita, blanquita?.

Se llama así tierra verde, por que cuando llegaron los Vikingos en el año 900 sus costas eran verdes, verdes, debido al que se conoce como el período cálido medieval u óptimo climático medieval fue un tiempo de clima extraordinariamente caluroso que duró desde el siglo X hasta el siglo XIV y muy importante coincide, como era de esperarse con un período de máxima actividad solar. Así que ya existió un “calentamiento global” y no había industria, ni autos, ni quema de combustibles fósiles por actividad humana. Debe además mencionarse que a esta época de cálido medieval siguió otra que se denominó la “Pequeña edad de hielo” que fue un período frío que abarcó desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del XIX. Así que el “focote” le bajó su actividad y aquí nos hicimos paleta helada.

La que sigue es una pintura realizada por los pobladores de Groenlandia que como se ve, distaba mucho de ser el bloquesote de hielo que es hoy.




Temperatura Vs. Gases Invernadero

Espero que al lector, ya le sea evidente y concluyente que es, como era de esperarse, el Sol el principal factor en el clima en la tierra, y que no tiene un comportamiento ni remotamente constante, que ha alterado y lo seguirá haciendo el clima en la Tierra, y que los terrícolas, socialistas o capitalistas no tenemos absolutamente nada que hacer más que adaptarnos a los cambios climáticos por venir. Aunque claro, para los burócratas y socialistas esto tan obvio, tan evidente, no debe saberse, ¡ey no le digas a nadie! Nos tiras el teatrito y peor aún nos quitas la excusa para lo que más nos gusta hacer: Regular e inventar impuestos.

De hecho, en los años recientes, la temperatura global del planeta está descendiendo asunto que tiene muy incómodos a los adeptos al calentamiento global y que no saben como justificar que la temperatura baje, y no suba.

En Discovery News, en el artículo “Global Warming on Hold” (El Calentamiento Global en Pausa) Michael Reilly escribe que “ Lo que está causando el enfriamiento es un misterio. Corrientes marinas que se hunden en el Atlántico Norte pueden estar chupando el calor a las profundidades. O, una sobreabundancia de nubes tropicales puede estar reflejando más energía solar que la usual de regreso al espacio”.

Qué explicación tan imaginativa, que bárbaro ¿No será que el Sol está irradiando menos energía Sr. Reilly?

Así que vamos tras el argumento de los socialistas: El CO2 y el metano altera la temperatura del planeta. Nunca he entendido por que excluyen el vapor de agua, para fines de “efecto invernadero” también es un gas que está en la atmósfera, y en altas concentraciones. En fin…ni modo que multen a las nubes.

La gráfica que sigue se debe a Jean Robert Petit e investigadores colegas publicado en 1999 en la prestigiada revista científica Nature bajo el título
"Climate and atmospheric history of the past 420,000 years from the Vostok ice core, Antarctica." (Historia climática y atmosférica de los últimos 420,000 años obtenido de núcleos de hielo Vostok en la Antártica). Lo que hacen es perforar el hielo y sacar muestras a diferentes profundidades, con ello obtien datos de las concentraciones de Metano y CO2 y la temperatura imperante en un determinado período. Esta ciencias se llaman paleoclimatología y glaciología.
Este estudio proporcionó un registro continuo de la temperatura y la composición de la atmósfera. La conclusión más importante es que la temperatura de adelanta al CO2 por 600 años. El “paper” de Petit ha sido citado 967 veces en publicaciones científicas SERIAS.


Pero quizá el trabajo de Petit nos parezca muy remoto, y muy específico del glaciar.


Así que recurrimos a la siguiente gráfica obtenida mediante medición satelital que tiene mayor resolución desde 1979 a 2009.



La gráfica claramente indica que en 1998 existió un pico pero después bajó y se mantuvo estable y que en 2007 y 2008 las temperaturas bajaron. Algunos científicos sostienen que el 90% del calentamiento global se verifica en los océanos, pero un estudio en detalle “The Mystery of Global Warming's Missing Heat” que utiliza robots (Argos les denominan) que muestrean las temperaturas a diferentes profundidades hasta 1000 metros de profundidad demuestra que las temperaturas de los océanos cayeron del 2003 al 2008. El estudio dice que “Ha existido un poco de enfriamiento, pero nada realmente significativo”. ¿Enfriamiento? Perdón ¿Enfriamiento? ¿Qué no era calentamiento? ¡Ah!

La siguiente gráfica fue obtenida del portal de NOAA (National Oceanic an Atmospheric Administration)




Que, en efecto muestra que el CO2 está aumentando en la atmósfera así como las emisiones de combustibles fósiles. Eso, no lo discuto.

Pero, al compararlo con la gráfica previa de la temperatura global, es evidente que no existe ninguna relación entre una y la otra. Las temperatura globales se han moderado, y peor aún (para los proponentes de calentamiento global) están decayendo. No hay relación, el efecto invernadero es simplemente a la luz de los datos empíricos Un Mito Genial. En cambio, la relación entre la irradiacencia solar y la temperatura global, sí existe, es evidente y notable, por consiguiente es el factor que en mayor medida afecta el clima en la Tierra, como, era de esperarse y como ha quedado demostrado.


Conclusiones

1 El clima ha cambiado, cambia y cambiará, mientra exista el planeta Tierra. Es una soberbia estupidez pensar que el clima es constante, o que será constante.

2 El principal responsable de los cambios climáticos, cambio, significa también enfriamiento, no sólo calentamiento que es lo que los socialistas quieren es el Sol. Desgraciadamente los socialistas no lo pueden reglamentar ni imponer impuesto, y por eso….

3 Han creado el mito genial de los gases invernadero para responsabilizar a la actividad humana del calentamiento global.

4 Sin embargo, no hay evidencia alguna de dicho calentamiento, en 1998 sí fue un año atípicamente caliente, pero, las temperaturas globales han bajado en relación a ese pico, y peor aún (para ellos), están bajando.

5 No hay evidencia de una relación causa efecto entre las concentraciones de CO2 y la temperatura global de la tierra.

Ahora, difunde este escrito, si no lo haces los socialistas, agresores de la actividad empresarial y la acción humana, van a irse, como siempre contra tu bolsillo, pagarás combustibles más caros, impuestos de “carbono”, te obligarán a conducir cochecitos endebles, te cobrarán para cambiar todo el tendido eléctrico en las líneas de transmisión para que puedas usar los cochecitos eléctricos, te reglamentarán, te agredirán, como siempre, que es lo que saben hacer mejor, sin embargo, no tienen la razón, por más que los burócratas de los gobiernos, de la ONU y los Ayatolas verdes y ambientalistas quisieran que así fuera. El calentamiento global producido por la actividad humana es sólo una excusa para que los gobiernos nos frieguen una vez más, pongámosles un alto.

jueves, diciembre 10, 2009

¿Cuál Autonomía de Banco de México?

La Constitución a la letra dice en su artículo 28: “El Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Su objetivo prioritario será procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional, fortaleciendo con ello la rectoría del desarrollo nacional que corresponde al Estado. Ninguna autoridad podrá ordenar al banco conceder financiamiento.”

La pregunta en este momento es ¿Qué significa autonomía? ¿Condición para que en su administración no dependa de nadie? Si esto es así, ¿Por qué el presidente puede elegir al agraciado como gobernador? Es una farsa esto de la autonomía. Si el presidente puede poner a un comparsa, a un incondicional, que como dijo ayer durante el nombramiento, “haga que la relación entre el Banco y el Gobierno Federal sea más tersa”. Así que nombró al tersito Carstens, para substituir a Ortiz como gobernador de Banco de México.

Lo hizo Calderón, se deshizo del gobernador actual Guillermo Ortiz, esa es la palabra correcta, o quizá, podríamos usar la de que lo eliminó, por una simple y sencilla razón: Le era incómodo. Era una piedra en el zapato de él y del secretario de Hacienda Carstens, que casualmente ayer fue propuesto para substituir a Ortiz en el cargo. Ortiz le era incómodo a Calderón, en primer lugar por que no era su comparsa, no era su incondicional, como lo es el servil Carstens que recientemente afirmó “Estoy para ayudar a Calderón”. Y, al no ser su comparsa, Ortiz siempre rectificaba las proyecciones de crecimiento económico desde una perspectiva más realista, que la postura adoptada por el del “Catarrito” que luego se volvió pulmonía doble. Tampoco estaban de acuerdo en algo que es fundamental: El nivel de las tasas de interés. Aunque Ortiz, era también un burócrata, al menos entendía un principio fundamental: La expansión crediticia alocada además de que genera inflación, genera el ciclo económico, esto es, los ciclos de auge y recesión subsecuente, que es la razón de la crisis actual, y fue la razón de la crisis de 1994 bajo Pedro Aspe en Hacienda y Mancera en Banxico, no hay otra razón por más que la quieran oficialmente achacar a los asesinatos políticos y al EZLN. Ortiz, entendía que el crecimiento económico no es función de la tasa de interés, es función de muchos otros factores, y también entendía que el mercado tiene un nivel natural de la tasa, un nivel que está relacionado con la cantidad de dinero ahorrado, y procuraba, dentro de lo posible, mantener una política monetaria, esto es, emisión de dinero y tasas de referencia acordes a lo que él y la junta de gobierno de Banco de México consideraban prudente.

Afortunadamente, se supone, que la junta de gobierno consta de 5 miembros, y las decisiones tienen que ser votadas aunque el voto del gobernador es de calidad en caso de empate, los subgobernadores actuales pueden o no continuar con la prudencia de Ortiz. Escribo pueden o no, por que sin embargo, Carstens en su carácter de gobernador puede ejercer una importante influencia en la relajación de la política monetaria, que, a la larga va a redundar en una mayor inflación. También y no menos importante es que el gobernador es “la voz” del Banco, y la “voz” puede ser utilizada políticamente para ensalzar las bondades de la conducción económica, de la “rectoría” del Estado del patrón Calderón. Y esta es quizá la principal razón del cambio, poner un pelele en el organismo que se supone debiera de ser autónomo.

También se debe mencionar que los problemas entre Ortiz y Calderón, no son nada nuevos, datan tan lejos como 1995 cuando Ortiz era el Secretario de Hacienda de Zedillo, que sustituyó al “Cete” (por que sólo duró 28 días) Serra Puche y que fue el que desencadenó la debacle de la crisis de 1994. Calderón era el jefe de la Bancada del PAN y negoció con Zedillo la salida de Ortiz de la SHCP por qué culpaba a Ortiz de haber hecho laxas las reglas para la concesión de préstamos, esto es, prácticamente eliminar la exigencia de garantías. Zedillo aceptó, pero en un golpe maestro promovió a Ortiz al Banco de México sustituyendo al nefasto, Miguel Mancera y que provocó el berrinche de Gil Díaz que se sentía en el cargo y se fue a Avantel de Roberto Hernández (Banamex). ¡Qué paradójico! ¿No es así? Que Ortiz acusado de laxo, se hizo más adelante famoso por prudente y ortodoxo, y que Calderón, que acusó a Ortiz de laxo, ahora impone a un títere precisamente para dar cuerda a políticas monetarias más laxas en el Banco de México. ¡Increíble!

Otro factor lamentable, verdaderamente lamentable, es que Ortiz era el presidente del Banco de Pagos Internacionales, que es, una especie de Banco Central de Bancos Centrales, este nombramiento debía de ser un orgullo para México, es un reconocimiento de los banqueros centrales del mundo a la capacidad de Guillermo Ortiz. En estos momentos, en que la situación de política monetaria mundial es un verdadero caos, por no escribir asco, en que los maniáticos inflacionistas han tomado el control, los “monetary cranks” como los denominarían von Mises y Hayek; ya no sólo México, el mundo requería de la actitud prudente y moderada de un Guillermo Ortiz. Tendrá que salir del cargo ya que es condición ser gobernador de algún banco central para estar en ese cargo.

No sé todavía me queda la esperanza que la permanente del Senado no ratifique al de “Estoy para ayudar al presidente”. Y Calderón se vea forzado a reproponer a Ortiz. Difícil puesto que si en algo es hábil Carstens es en promoverse a sí mismo. Es verdaderamente lamentable como el señor está rodeado de una áurea de gente capaz mientras que en los hechos ha demostrado que es un muy mal economista, pero es un muy buen político, en el sentido de que sabe agradar a los demás, incluso a los que disienten de él. Sin embargo, Banxico no necesita un político, necesita una persona capaz y prudente que evite el envilecimiento de nuestra moneda. Que por cierto, lo han hecho con singular “eficiencia”, ¿Tiene el lector idea de cuanto ha perdido el poder adquisitivo del peso desde 1970? ¿Desde 1995 que ascendió Ortiz?

Carstens además de ser comparsa de Calderón, lo es también del Fondo Monetario Internacional, del nefasto FMI, del burocrático FMI, del rescatador de imprudentes FMI, así que con él tendremos al FMI metido en las entrañas del Banco de México. ¡Buena autonomía!

Ya no relacionado con el Banco, es de pasmo, que Ernesto Cordero, un actuario que no sabe nada de Economía y de finanzas, se ponga al frente de la Secretaría de Hacienda. Bajo su dirección en la Sedesol los pobres no hicieron más que aumentar, y le dan de premio la SHCP. No cabe la menor duda que con el PAN hemos regresado a las viejas prácticas Priistas de poner a los cuates de secretarios de Estado, así como Echeverría puso a su cuate López Portillo, para después lanzarlo de su sucesor. ¿Es Ernesto Cordero el elegido de Calderón para las elecciones del 2012?

Y estas improvisaciones, que siempre son malas, llegan en el peor de los momentos, justo cuando México requeriría de alguien verdaderamente capaz en la importante secretaría de Hacienda, imponen a un advenedizo, un bisoño. Uno más, como el destacable en la Secretaría de Comunicaciones Molinar Horcasitas, politólogo, ¿Qué sabe de radiofrecuencias, de carreteras? Nada.

Estos son los gobiernos en México, no sólo del PAN, estoy seguro que si el PRI o el PRD estuvieran en el poder actuarían idéntico: La improvisación, el poner a los cuates, los burócratas de angora, en esté país son los cuates del presidente, los que le son cómodos, no los capaces, que los hay, estoy seguro que los hay.

Lo que si es de reflexionar, y con esto termino, es que nuestras instituciones son tan débiles, tan enclenques, en especial las relacionadas con la economía que dependen de que el hombre que se encuentre en su dirección “sepa oprimir los botones correctos”. Una institución sólida debería de poder funcionar adecuadamente, y un país, sin importar quién diablos esté al mando. Debería…

Por lo pronto, queda en entredicho la autonomía del Banco Central, veremos ahora si no empezamos a chiflar y comer pinole, que traducido a la política monetaria es: “Tener el mínimo de inflación y el máximo de crecimiento”. Ya veremos el desorden que causan con esta sentencia. Empezarán por modificar el párrafo de la Constitución con el que inicié este post. Y de ahí, a imprimir billetitos “de la nada”, seguir con la expansión del crédito, que producirá un auge temporal para después sumirnos en una crisis económica. Ya lo han hecho, en el pasado, lo seguirán haciendo, después de todo, el gobierno siempre tiene que estar meneándole, alterando el curso normal de los mercados, y con ello ser la causa de todos nuestros problemas, y nunca la solución. Al tiempo…

martes, diciembre 08, 2009

Oráculos, Adivinos, Magazos, Analistas y Economistas Keynesianos


A muchos amigos míos entrañables, ustedes saben mi postura respecto a la prognosis tanto en temas de economía, como en temas relacionados con los mercados financieros: Acciones, materias primas, Forex. Espero que con lo que aquí escriba no se sientan ofendidos, créanme no es nada personal contra nadie, simplemente, no creo que exista herramienta matemática alguna, llámese econometría, teoría del caos, ciclos en ondas de Elliot, y como ustedes quieren nombrarles, el futuro no es predecible, al menos, para nosotros los mortales.

Dicen que un economista se pasa la mitad de su vida prediciendo, y la otra mitad se la pasa explicando por qué lo que predijo no resultó. Los economistas a veces hasta provocan hilaridad, lo grave es que en muchas ocasiones sus predicciones afectan nuestras vidas. También, como una variante de los economistas tenemos a los analistas de los mercados financieros que usan desde la muy trillada técnica de las Ondas de Elliot, que a toro pasado son muy fehacientes, como otros que utilizan técnicas más elaboradas basados en secuencias de Fibonacci, número de Fibonacci, teoría del caos, ciclos lunares, hasta premios Nóbel como Robert Lucas (1995) y sus mercados eficientes, y las expectativas racionales, o como Myron Samuel Scholes (1997) con su famosa modelo Black–Scholes (que se usa en derivados) que llevó a la quiebra su compañía de inversiones (hedge fund) Long-Term Capital Management que perdió 4.6 mil millones de dólares en 1998 y fue rescatado por la Fed de Greenspan. En fin, toda una pléyade de técnicas para tratar de predecir cuando es el siguiente rompimiento, el siguiente valle, el siguiente pico en el índice, en el oro, en le petróleo, en lo que sea.

En referencia a los economistas, ninguno, incluyendo, por supuesto los genios de la Reserva Federal pudieron predecir el derrumbe y la crisis que hoy padecemos, la crisis llegó como un terremoto, como un huracán, o como un acto de la naturaleza, para decirlo con todas sus letras, los que ahora predicen que el año entrante creceremos y que para el 2011 todo habrá quedado atrás, no fueron capaces de predecir el derrumbe de todas la economías del mundo. ¿Por qué demonios deberíamos de creerles ahora?

Y esto ha sido siempre así, las predicciones refrescan la memoria de aquellos como el que escribe esto que simplemente no creé en la posibilidad de pronósticos “científicos” objetivos. Al leer la literatura económica previa a la terminación de la 2da Guerra Mundial la prognosis para el rumbo económico al terminar la guerra era de una depresión infame, mucho mayor que la “Gran Depresión”, de la que en realidad no acababan de salir en 1945. La opinión de los expertos oráculos de aquel entonces escribían : “Lo mercados después de la guerra enfrentarán el incremento en la población que junto con los incrementos en la productividad aunado a la imposibilidad de consumir (keynesianos, por supuesto), lo producido llevará a la humanidad entera a una gran depresión con una enorme deflación."

Todas esas predicciones estuvieron totalmente equivocadas, casi inmediatamente al terminar la guerra inició un boom debido principalmente al recorte en el gasto público y al ahorro acumulado (léase despidiendo burócratas). Pero los adivinos, de forma alguna se desalentaron de sus errores (como ahora), después de todo, su profesión es ser adivinos y ahora sus predicciones se fueron a esperar una enorme inflación. Y justo cuando sus predicciones eran más sonoras (no había ni CNBC ni Bloomberg, si no los oirían como ahora los tenemos que oír como periquitos todos los días), en la primavera de 1949, llegó justo lo opuesto: Deflación y recesión. Después vino la guerra de Corea 1950-1951 y otra vez pronosticaron hiperinflación. Pero 1951 fue básicamente un año deflacionario, y la inflación sólo se dio en aquellos mercados intervenidos por el gobierno.

Hay muchos más, los que predijeron la falla de los recortes de impuestos de Ronald Regan, y ¿qué sucedió? Se produjo una expansión económica.

Claramente la regularidad de los errores en las predicciones, desde entonces hasta hoy, no puede ser sólo obra de la casualidad. Algo así como la Ley de la Necesidad de los Errores Predictivos debería de trabajarse. Algo así como ir al contrario de las predicciones de la mayoría de los brujos magazos.

La manía del adivino es relativamente nueva. Hasta 1930 los economistas no eran tan audaces, ingenuos, o ¿arrogantes? Como para pretender predecir el futuro, y en específico los booms y depresiones. Consideraban en aquel entonces que el futuro económico dependía de las relaciones impredecibles entre costos y precios y la igualmente impredecible reacción psicológica de los empresarios. Predecir el futuro de los negocios les parecía pura y simple charlatanería. No muy diferente de la dependencia del futuro económico en la posición de los astros.

La Llegada de los Keynesianos Adivinos

La manía predictiva de los economistas y analistas financieros es una consecuencia natural de la economía Keynesiana, y de la soberbia implícita que llega con las computadoras y el “modelado” y peor aún el “modelado” del comportamiento humano. La predictiva constituye una parte integral del mundo de las finanzas “funcionales”, de la creación de modelos, de los efectos “multiplicadores”, del principio de “la aceleración” y conceptos similares. Todas estas tonterías de las finanzas funcionales, los mercados eficientes, los modelos econométricos, e inventos por venir, que probablemente se premiarán hasta con Nóbel han sido incapaces de predecir las depresiones y por tanto su prevención, evitar que sucedan; y también han sido incapaces de prolongar los booms ad libitum mediante el gasto público deficitario de los gobiernos. Poco de fiable puede dejar al que observa todo esto desde un punto de vista crítico y objetivo.

La proclividad a la predicción viene, sin lugar a dudas de la arrogancia. Los keynesianos están convencidos de que es la demanda, el poder adquisitivo; dicen que son las ventas lo que crea la producción. Por tanto, se puede aumentar o disminuir la producción obligando o frenando el consumo por supuesto aquí hay un “rector” un alguien que dice que hacer, y si la gente no hace lo que tiene que hacer le puede por un lado arrebatar su dinero para gastarlo en su lugar (Keynes) mediante el gasto público, o bien, “fabricar” dinero para aumentar la capacidad de compra de la sociedad y que él antes ha empleado para aumentar su gasto corriente y/o su gasto público, creando así el peor de los males: La inflación.

Como el Estado es el “rector”, sólo hay que adivinar que va a hacer el “rector” para atinarle a las predicciones. ¡Qué fácil! ¿No es así? Hay causas, hay efectos, como en la física. Y los modelos en física sí que funcionan.

Sin embargo, de raíz, se equivocan, fatalmente están erróneos. Las inversiones de los empresarios no son funciones del consumo, sino que dependen de sus propios estimados de utilidades en el futuro, y, aún más importante, de la disponibilidad de capital. El que los inventarios de productos se consuman pueden o no mejorar las expectativas de los empresarios. Y si el gasto público en inversiones puede o no desencadenar el consumo depende de la impredecible presencia o ausencia de resistencia de los consumidores al consumo. Tal y como fue demostrado por el “New Deal” que claramente mostró que las teorías del multiplicador y el acelerador son falsas, y tal como se está re demostrando ahora.

El error básico de todos los adivinos, sean economistas, sean analistas contadores de ciclos de Elliot, sean “estimadores” de utilidades de la empresas, sean lo que sean y que intenten predecir el futuro es que suponen que es lo que enlaza los datos objetivos y las decisiones de los miembros de la comunidad o los participantes en los mercados es totalmente mecánica, que hay leyes como las de Newton en Física para correlacionar las causas con los efectos. Pero, los hombres y las mujeres no son autómatas, no son robots preprogramados para actuar según los deseos de los adivinos. La realidad es que las inversiones se darán, o no, si los empresarios perciben la posibilidad futura de utilidades. Si son optimistas, se desarrollará un boom, si pesimistas una recesión. Y tratar de modelar la percepción de una comunidad es aberrante, para decirlo simple y llanamente.

Al predecir el futuro económico o los precios en los mercados financieros implica predecir decisiones de inversión y consumo que son tan inciertas como el propio futuro. Los profesionales de la prognosis pretenden que tienen algún tipo de monopolio en la clarividencia de este tipo de decisiones. Se les olvida, rotundamente que es precisamente el anticipar la demanda de sus productos en específico la mayor preocupación de los empresarios a fin de ajustar su producción a sus expectativas futuras. Lo que lleva a una distribución equivocada de la demanda – lo que se denomina ciclo de negocios – es ni más ni menos que la mayor parte de los empresarios están optimistas o pesimistas; es decir que inviertan en demasía y demasiado pronto, o muy poco y muy tarde. No existe la menor razón para suponer que los adivinos, los oráculos profesionales del desempeño económico pueden estar más ciertos que el hombre de negocios promedio. Por el contrario, se puede suponer que en el promedio, los empresarios estarán mejor, o, los participantes en los mercados financieros que los profesionales de la prognosis, esto es, los adivinos. Ellos sufren las pérdidas cuando se equivocan, en cambio los profesionales de la predicción, los analistas, no sufren pérdida alguna, y al parecer incluso ni su prestigio.

El mundo no está formado por dos bandos: Por un lado los teóricos que predicen el crecimiento económico y las inversiones futuras, incluyendo, por supuesto, sus factores “multiplicadores” y “aceleradores”, y por otra parte los empresarios para los cuales el futuro es incierto y están forzados a especular. La consecuencia en el mundo real, trágica, o mejor dicho tragicómica es que la mayoría de los teóricos de la prognosis nunca le atinan. Famoso es el catarrito de Carstens. Los empresarios al percatarse de la mala distribución en la demanda son al menos tan inteligentes como los teóricos y ajustarán en lo que tienen control: Su producción, a lo que ellos perciben acelerado o posponiendo sus inversiones en forma semejante sucede en los mercados financieros, los participantes son tan inteligentes como los profesionales de la predicción, sólo que los primeros sufren las pérdidas si actúan en la dirección equivocada. El resultado es que, la mayor parte de las veces, debido a la anticipación de la predicción, el resultado no se materializa.

Así uno puede decir que por definición los cracks en los mercados o las depresiones en la economía no pueden ser calculadas o modeladas. ¿Cuándo el mercado va a decidir que los índices, o los bienes inmuebles, o el oro ya subieron en demasía y viene un ajuste violento? Los adivinos, predicen ajustes “técnicos”, suaves y controlados, eso quisieran ellos, pero la gráfica que sigue muestra como, a veces, los mercados reaccionan con caídas violentas y rápidas tirando por tierra y demostrando la imposibilidad de la predicción. Los factores que los mueven tanto en el boom como en el posterior crac son totalmente emocionales el miedo se apodera de los participantes y ¿quién puede “modelar” el miedo? ¿Quién puede modelar la codicia?.



Leerse, referenciarse, premiarse hasta con Nóbel, promoverse unos a otros, y únicamente unos a otros, no liberará a éstos profesionales de la clarividencia de que permanezcan en un mundo de fantasía, en un mundo de ensueño. Ellos continuarán prediciendo lo impredecible.

martes, diciembre 01, 2009

¿Podemos Creerle al PIB?

Por supuesto me refiero al dato del Producto Interno Bruto (PIB) que es tan traído y llevado, tan mentado, tan estimado, tan sobrevalorado.

Los recientes datos del Producto Interno Bruto (PIB) para el tercer trimestre muestran que según esto la economía de los EU está retomando el crecimiento, a una tasa del 3.5 por ciento, que ya revisaron a la baja a 2.8 pero que en su momento sirvió para hacer todo tipo de declaraciones triunfalistas con la recesión ya terminó. De esta cifra, Calderón, Carstens y demás economistas oficiales e incluso del sector privado infieren que se ha superado lo peor de la recesión que está en curso. Si la economía de EU crece arrastrará, nos dicen a la mexicana, y aunque a tasas modestas, pero el 2010 será un año de recuperación. Allá en EU los economistas oficiales de Obama se regocijan con la cifra Ben (Bubbles) Bernanke presidente de la Reserva Federal dio por terminada la recesión.

La lista de optimistas es interminable, el jefe de economistas de Moody’s afirmó categórico en octubre que “La Gran Recesión (les da pánico llamarla depresión) finalmente ha concluido gracias a las políticas fiscales y monetarias de la Fed”.

A ninguno les ha importado que la cifra esté sesgada, no toma en cuenta, por ejemplo, el programa de chatarra por auto nuevo (Cash For Clunkers) De cualquier forma, ¿Qué es el número del PIB? Ninguno de los 15.7 millones de desempleados en EU o de los 3 millones (oficiales) aquí creé que la recesión ha llegado al final; en particular los que ha sido despedidos, cinco millones, en los últimos seis meses.

Otras inconsistencias se tienen, por ejemplo, con las casas construidas durante el boom inmobiliario, éstas contribuyeron significativamente, en su momento al PIB, pero ahora, estas mismas casas se encuentran vacías, mientras que banqueros, propietarios y reguladores se encuentran enfrascados en conflictos legales y lanzamientos. Y todas ellas son responsables de la quiebra y pérdida patrimonial de sus propietarios.

Para los economistas de la Escuela Austriaca la situación es evidente: El PIB no refleja y no puede hacerlo el desperdicio colosal de recursos, los enormes esfuerzos y los recursos naturales que se fueron a construir las casas que hoy nadie quiere. Sí, todas esas malas inversiones del pasado hicieron que el PIB subiera, pero finalmente sólo fueron capital desperdiciado.

También, como apunta el economista de la Escuela Austriaca Murray Rothbard: Las cifras del PIB son sospechosas debido a que lo producido por el gobierno es contabilizado. Por supuesto, el gobierno no produce nada que los consumidores paguen por ello voluntariamente, el dinero es apropiado de ellos, se roba a la economía productiva para poder proporcionar estos servicios. Por consiguiente hay por lo menos una doble contabilidad en esta producción.

Un Indicador Engañoso

La mayoría de la gente, sobre todo los economistas del Manistream, oficialistas, así como, por supuesto, los políticos confían en una cifra estadística llamada el Producto Interno Bruto (PIB). El PIB refleja el valor final de los bienes y servicios producidos durante un período de tiempo, normalmente un trimestre. Esta estadística está construida considerando (muy a lo Keynesiano) que lo que mueve a la economía es el consumo y no la producción de riqueza. Lo que al PIB le importa es la demanda final de bienes y servicios.

Al enfocarse exclusivamente al consumo final de bienes y servicios, el PIB cae en el mundo de lo fantástico, en un mundo en donde los bienes emergen sólo por que los consumidores así lo desean. Esto es totalmente absurdo cuando se piensa en como funciona la actividad económica en la realidad. Se piensa en forma totalmente errónea que la demanda de productos inmediatamente incide en la producción, esto es, se desprecia totalmente las varias etapas que preceden la aparición del bien final.

Como nos dice el economista (austriaco) Frank Shostak: “El cálculo del PIB no nos dice si los bienes finales fueron producidos durante ese período de tiempo son consecuencia de riqueza real en expansión, o un reflejo de consumo de capital”. Por ejemplo, en el programa de autos por chatarra, los autos consumidos podrían haberse creado hace mucho tiempo y estar almacenados como inventario de las agencias. Una casa pudo haberse construído hace mucho tiempo y vendida en el trimestre en cuestión, evidentemente nada tiene que ver con la producción de riqueza en el período bajo consideración.

Otro punto importante es que la forma de calcular el PIB no nos dice nada si es un reflejo real de riqueza producida de expansión económica, o si en realidad es reflejo de consumo de capital, por ejemplo consumo de inventarios.

También tenemos, por ejemplo si el gobierno construye una pirámide, que aporta absolutamente nada a los individuos, el PIB la contabilizará como crecimiento económico. En realidad, la construcción de la pirámide está desviando los recursos para fondear las actividades que producen riqueza real, y, por consiguiente, reprimiendo, sofocando la generación de riqueza real.

Como es calculado el PIB se desprecia por entero las etapas intermedias de producción y por consiguiente es de muy poca utilidad como herramienta de evaluación de los ciclos de boom-estallido. No es por eso sorprendente que para los economistas keynesianos del mainstream estén forzados a concluir que las recesiones se dan por una súbita contracción en el consumo, a datos erróneos conclusiones erróneas. En consecuencia, es muy lógico que los economistas del mainstream sean partidarios de las políticas monetarias laxas para, según ellos “revivir” la economía.

La misma idea del PIB lleva a pensamientos confusos: Da la impresión que hay algo así como una producción nacional. Sin embargo, en la realidad la riqueza que es producida por alguien pertenece a alguien. En otras palabras, los bienes y servicios ni son producidos en su totalidad ni son supervisados por el supremo Gobierno. Por estos motivos todo el concepto del PIB está totalmente desligado de la realidad.

Según Ludwig Von Mises, toda la idea de un producto nacional es totalmente inverosímil y es sus palabras:

“Todo intento de determinar en equivalente monetario de la riqueza de una nación o de toda la humanidad es tan infantil como los son el esfuerzos de los místicos para resolver todos los enigmas del universo basados en las dimensiones de la pirámide de Keops”.

Aún más,

Existen varios problemas ya de índole conceptual en el cómputo de la estadística del PIB. Para calcular un gran total, muchas cosas deben se sumarse juntas. Para poder sumar cosas se debe de tener una unidad en común. No es posible sumar refrigeradores con autos con casas con camisas con zapatos y pantalones para obtener el gran total de la producción. Debido a que no puede definirse la producción total real con un sentido útil, obviamente no puede ser cuantificada.

Para “resolver” este problema, los economistas emplean el gasto monetario total en bienes el cual dividen por el precio promedio de los bienes. Esto sin embargo impone un gran problema ¿Cuál es el precio? Si es tipo de cambio entre dos individuos en un lugar individual y en un momento en el tiempo determinado. El precio es el tipo de cambio de un bien respecto de otro, es la cantidad de otros bienes divididos por el primero. En la economía del dinero, el precio será la cantidad de dinero dividido por la cantidad del primer bien.

Para que entiendan lo que quiere decirse, un ejemplo: Supongamos dos transacciones, en la primera una TV se intercambia por $1000. En la segunda, una camisa se intercambia por $ 40. El precio o tipo de cambio en la primera transacción es $1000/1TV. En la segunda es $40/1camisa. Para calcular el precio promedio, debiéramos de sumar estas dos cifras y dividir entre dos. Pero, 1 Televisor no puede sumarse con una camisa, no es posible obtener el precio promedio, éste carece de sentido, es una absoluta tontería.

Es interesante hacer notar que en los mercados de materias primas los precios se dan como Dólares por barril, Dólares por onza de oro, Dólares por millones de BTU de gas, Dólares por quintal de maíz, etc. No tiene ningún sentido, pero ninguno obtener un precio promedio de la producción de materias primas. Como el economista Murray Rothbard escribe: “Cualquier concepto que involucre establecer precios promedios (y cambios en los precios promedios como implica en el cómputo del PIB) tal como matequilla con autos, azúcar, con casas, es ilegítimo y carece de todo sentido”.

Por más que le hagan los estadísticos por usar métodos sofisticados están de raíz mal, están como decimos coloquialmente sumando peras con manzanas. Esto es, están haciendo una tontería, aunque matemáticamente pueda parece correcta.

Y a lo que vamos y es lo importante: ¿Cómo tomamos los pronunciamientos periódicos sobre el estado de la economía en términos del PIB? Todo lo que podemos decir es que ese indicador no tiene nada que ver con el estado real de la economía y a lo más reflejará el bombeo de dinero que además es creado de la nada.

Por regla, entre más dinero sea creado por el banco central y los bancos comerciales obviamente mayor será el gasto en términos de las monedas creadas. Esto en turno implica que la razón de cambio de lo que se ha rotulado como la “economía” en realidad está reflejando el incremento de la cantidad de dinero en circulación.

Por consiguiente, no debería sorprendernos que el banco central pueda producir, “crecimiento de la economía”, y los economistas del mainstream servilmente aceptan esa idea. Un gran parte del denominado “Análisis Económico”, proporciona soporte “científico” para las visiones ampliamente aceptadas de que por medio del bombeo monetario, esto es, crear dinero de la nada y verterlo en la economía mediante la expansión del crédito puede hacer crecer la economía. Sin embargo todos esos estudios no toman en cuenta, o mejor dicho, pasan por alto, que por su misma naturaleza de medición el cómputo del PIB está íntimamente relacionado con la cantidad de dinero y no con la actividad económica que es lo que supuestamente se debería medir.

Uno está tentado a preguntarse ¿Por qué es necesario saber el crecimiento de la denominada “economía”? ¿A qué propósito sirve? En una economía libre no manipulada e intervenida por los gobiernos, este tipo de información es totalmente irrelevante para los empresarios. El único indicador que a los empresarios les es relevante son las utilidades o las pérdidas. ¿Cómo puede usar el empresario la información de que la economía creció en 2 por ciento durante el trimestre previo para tener utilidades? …

Los empresarios no necesitan conocer este tipo de información ambigua y muy general, ellos requieren información específica dirigida a la demanda de sus productos específicos. El empresario debe crear sus propias fuentes de información para tomar decisiones. Como por ejemplo, contratar o despedir trabajadores.

Pero las cosas son muy diferentes en las economías intervenidas por los gobiernos y los bancos centrales. Bajo estas condiciones ningún empresario puede ignorar la estadística del PIB, no por que sea correcta o confiable, sino por que marca la dirección de las futuras intervenciones de los gobiernos y bancos centrales en las cuestiones de política fiscal y monetaria. Así mismo los participantes en los mercados financieros siguen muy de cerca la estadística del PIB con el fin de imaginar que acciones vendrán por el banco central que afectará el desempeño de acciones, bonos, materias primas, y tipos de cambio.

Todo un ejército de economistas se encuentra dedicado a adivinar si el banco central bajará, mantendrá o subirá las tasas de interés de referencia. Aún más, para proporcionar racionalidad y soporte “científico”, crearon una nueva “rama de la economía” a la que llamaron “Macroeconomía”. Resulta innecesario afirmar que esta no es más que una vacilada que no refleja el comportamiento del mundo real sino con una entidad que no existe a la que le llaman la “Macroeconomía”.

Mediante la Macroeconomía y su PIB los gobiernos y bancos centrales quieren dar la impresión que pueden navegar y CONTROLAR la economía. Según este mito genial, la “economía” seguirá las órdenes de los arrogantes burócratas que la controlarán como un conductor de un automóvil, pisando el freno o el acelerador: Si la economía se estanca pues fácil, habrá que darle un empujón bajando las tasas de interés, si se “sobrecalienta” (así dicen ellos), darle un frenón bajando las tasas. ¡Qué fácil! ¿No es así? Los soberbios y arrogantes burócratas tienen según ellos total control sobre la economía, como el de un conductor sobre su automóvil. ¡Absurdo! Tan absurdo que por eso estamos en una crisis ¿Qué no estaban acelerando? ¿Nos estrellamos? ¿QUé pasó con el conductor de "la economía"?¿Estaba ebrio?¿Drogado?

Si todo se redujera al cómputo del PIB el ejercicio mentiroso como hemos demostrado no tendría consecuencia alguna. Sin embargo, de esta estadística se derivan políticas manipuladoras e intervencionistas que afectan el desempeño libre de los mercados, y que terminan afectando el comportamiento correcto de los generadores de riqueza. Mediante las manipulaciones a las tasas de interés, los bancos centrales no ayuda a crear una mayor prosperidad, ayudan a crear un más robusto PIB, con las consecuencias de crear un ciclo de boom-crisis, como el que estamos viviendo en su etapa de crisis, por el boom producido con antelación por Greenspan que reventó y ahora va otro en curso que reventará algún día.

Podemos concluir que la estadística del PIB es una abstracción vacía, totalmente desligada del mundo real, de la actividad económica real. Sin embargo, el PIB “es el dato” que más importancia le dan los gobiernos y los bancos centrales dado que les proporciona la justificación para proseguir con su interferencia al desarrollo libre de los negocios. También proporciona un marco institucional que sirve para evaluar a los gobiernos.

Y los gobiernos siempre tienen que estar haciendo cosas, siempre…

jueves, noviembre 26, 2009

¿Estaríamos Mejor con López Obrador?

Dicen los spots televisivos del Partido del Trabajo ¿Y el PRD, no es (era) Perredista? Que estaríamos mejor con López Obrador.

Aunque si bien, Felipe Calderón no ha sido un dechado de estadista, que ha seguido aquello de “rebasar por la izquierda”, es mi hipótesis quizá para no contrariar demasiado a AMLO. Es bien cierto que con Calderón nos ha ido “como en feria”, casi, casi, podría escribir peor imposible. Sin embargo, no toda la responsabilidad es de FCH, mucha culpa la tienen los partidos políticos, todos socialistas, todos estatistas, aunque algún despistado por ahí diga que seguimos el modelo “Neoliberal”, que en realidad no es un modelo capitalista de mercado, el capital, y su necesidad imperiosa para acumularlo para después invertirlo, en la forma de negocios, en todo aquello que produce una utilidad monetaria, y que es lo único que puede producir empleos productivos y bien pagados, esto algo que aquí en México no conocen los políticos, por ello la “Reforma Fiscal” fue aumento de impuestos, y le propinó un duro golpe a las empresas y a los consumidores, y en ¡época recesiva!

Para los políticos de todos los colores, el dinero está mejor en manos del supremo gobierno, él es el “rector”, él es el faro que alumbra el destino económico del país, él es el que combate la pobreza, claro creando burócratas civiles mantenidos por civiles productivos mediante la apropiación a éstos últimos de su riqueza mediante la coerción y la compulsión.

Ahora bien, ¿Qué hubiera hecho AMLO? Seamos objetivos, tendría exactamente el mismo problema que FCH, una crisis global que ha pegado a México con especial encono. Una caída en la producción petrolera y de los precios del petróleo, tanto como 57 por ciento. Un incremento en la deuda externa de 20 por ciento del PIB a 49 por ciento, producto principalmente de la deuda de PEMEX, que no puede aliarse con empresas petroleras. Una caída, por la falta de actividad económica en los ingresos tributarios. Declara AMLO que el no hubiera subido los impuestos, muy bien, me parece magnífico, pero, ¿Cómo entonces solucionaría el boquete fiscal? ¿Despidiendo burócratas? ¿Recortando el gasto público? No, es claro que no, veamos como apoya a Martín Esparza y al SME. ¿Bajando los salarios de la alta burocracia? Puede ser, que esto haría, siempre lo ha sacado, sin embargo, sería insuficiente, que recortando los sueldos a los burócratas de angora podría cubrir el boquete fiscal, no le alcanzaría ni para cubrir 20,000 millones de pesos que es nada frente al boquetote de 320,000. Además, al igual que Calderón, seguramente intentaría gastar en obra pública, acordémonos de su tren bala que según él sería la panacea para sacar a la economía de su estancamiento. ¿De dónde obtendría el dinero? Bueno de él no lo recuerdo pero sí de la izquierda afirmar que aumentar el déficit, y el déficit ¿Quién lo va a financiar?¿Más deuda externa? Consecuencia de esto: Si manteniendo un déficit reducido nos bajaron la calificación, con un déficit grande, seguramente perderíamos el grado de inversión, el peso se depreciaría aún más por la salida de capitales, de fondos de pensiones y mutualistas que por ley no podrían invertir en México, también los intereses se dispararían y se dificultaría la obtención del crédito incluso para las empresas paraestatales PEMEX y CFE. No, no estaríamos mejor con AMLO y un déficit. Si la crisis ha sido terrible para México con AMLO sería aún peor.

AMLO tampoco hubiera hecho lo poco bueno que ha hecho FCH: La reforma a las pensiones del ISSSTE, por cierto bastante tibia y timorata frente a la enorme avalancha que se nos viene encima, de las pensiones de IMSS, CFE y PEMEX ni pío, así que las pensiones que para este año se presupuestaron en 330,000 millones de pesos y que crecen al 16 por ciento anual que nos ahogarán, nada. Pero al menos hizo algo FCH. La extinción de CLyF empresa podrida por su sindicato corrupta e ineficiente, al menos desapareció. En ambos casos estamos hablando de miles de millones de pesos que aunque no en forma suficiente ha dejado de desperdiciar el gobierno de México, ambas ni siquiera las hubiera propuesto AMLO, y a ambas se ha opuesto.

Me parece evidente que López Obrador creé que el dinero se da en los árboles, quiere gastar mucho para asistir a “los pobres”, pero no explica de donde sacará el dinero para hacerlo factible.

Por supuesto que tampoco se hubiera ni tan siquiera propuesto la “Reforma Energética”, PEMEX, empresa improductiva, corrupta, carente de tecnología quedaría exactamente igual que siempre, el petróleo a 12 Km de profundidad, y nosotros hechos unos imbéciles presos en nuestras ideologías caducas, aumentando impuestos para pagar las aventuras frustrantes de PEMEX en Chicontepec, haciendo refinerías para refinar el petróleo que pronto será importado, envueltos en el lábaro patrio prestos a arrojarnos al vacío del alcázar del Castillo de Chapultepec, aferrados a la “soberanía” y los “sectores estratégicos”. No, aquí tampoco estaríamos mejor con López Obrador, ni siquiera la timorata e insuficiente, pero eso si “posible”, reforma energética que se dio con FCH se hubiera dado con nuestro personaje de marras.

Contrario a lo que quiere López Obrador hacer creer, él es un conservador, no es para nada un reformista, él lo que quiere es mantener el socialismo, el corporativismo, el clientelismo, él lo que en realidad quiere es profundizar el socialismo en México y erradicar el capitalismo y los mercados libres. En pocas palabras él quiere mantener el status quo de la pobreza.

El lenguaje de López Obrador es confuso, ha sabido explotar en su propio beneficio la desesperanza de la gente que lo ven como un redentor, ha sabido fabricar a “los malos”, ahora les llama “la mafia”, y ya centró en su mira a Enrique Peña Nieto, como su blanco objetivo. Ya inventó que Salinas de Gortari está detrás de él, como sabe que Salinas es una especie de chupacabras, es buen candidato a ponerlo del lado de los malosos.

Ahora el redentor de todos los males que padece México, ha inventado un nuevo decálogo, su “Nuevo Proyecto Alternativo de Nación”, como si fuera diferente del viejo, del 2006, que ante el pleno de sus peje-fans sacó a relucir en su foro favorito el Zócalo de la Ciudad de México.

Analicemos someramente el contenido de la propuesta expuesta ante “el pleno” de fans:


1. Rescatar al Estado y ponerlo al servicio del pueblo y de la nación. ¡Qué bonito se oye! ¿No es así? ¿Qué quiere decir con rescatar, es como si el Estado estuviese secuestrado, ¡Ah sí! Por las “mafias”. Va a quitar a las “mafias” encabezadas por Salinas de Gortari, Servitje, Claudio X. González, y, por supuesto Roberto Hernández para en su lugar poner las suyas propias, encabezados por Bejarano, Padierna, Noroña, Montiel, Ebrard, Barrales, Encinas & Cia. Tal y como lo hicieron los perredistas en la Cd. De México. Ya entendí. Con el estado rescatado ahora sí podrá controlarlo todo, más estatismo, más estorbo a las actividades productivas, más reglamentos, más inspectores, más corrupción.

2. Democratizar los medios de comunicación. ¿Qué quiere decir con esto AMLO? Yo creo que ya los medios son suficientemente democráticos y plurales, es más están bastante sesgados a la izquierda. En Reforma, por ejemplo más del 70 por ciento de los articulistas son de izquierda, empezando por Granados Chapa, en la TV están además de los canales oficiales, que nadie ve, Milenio TV, radio Fórmula, que me parecen también plurales y también sesgados a la izquierda. No obstante todo el rollo sobre el duopolio Televisa TV-Azteca, lo cierto es que para hacer factible otro contendiente se necesitaría modificar la ley y permitir inversión extranjera. Se necesita mucho capital, y mucho talento para enfrentar a Televisa. O, ¿Cuáles son sus planes? ¿Son como los de Hugo Chávez expropiar las cadenas televisivas, los medios que no le son afines? ¿Tendremos también aquí un “Socialismo del Siglo XXI? ¿Un totalitarismo en los medios?

3. Crear una nueva economía. Sí, es lo que necesitamos, cambiar la economía, a una capitalista, una cuya mayor preocupación sea incrementar el capital invertido por habitante que se traduce en empresas de todo tipo que proporciones bienes y servicios, que creen empleos, que creen riqueza, que nos permitan erradicar la pobreza. Pero, ¡momento! ¿Es esta la idea de AMLO?, por supuesto que no. AMLO no quiere libres mercados, quiere intervencionismo, quiere planificación central, quiere una Cuba o Venezuela y él como “rector” con un grupo de burócratas que decidirán que producir y a que precio. Nos veríamos con nuestras cartillas de racionamiento, nuestro par de zapatos anuales. Tal y como sucedió en esos países que implantaron el socialismo de su más fea manera.

4. Combatir las prácticas monopólicas. ¿Acaso está pensando en desaparecer PEMEX, CONAGUA, SEP o la Comisión Federal de Electricidad? Pues nada de eso, ya vimos que se opuso a la desaparición de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro que era un monopolio estatal en el centro del país. Lo que quiere es desaparecer a las grandes empresas privadas: volver a estatizar la telefonía, expropiar las televisoras, las cadenas comerciales tipo Wal-Mart, para que todo quede bajo las manos del Estado, es decir, de AMLO.

5. Abolir los privilegios fiscales. Significa que eliminará la Consolidación Fiscal, para que ningún empresario quiera invertir en México, en China, sí se puede, y en muchísimos países. O, ¿También querrá decir que los agricultores y transportistas pagarán impuestos como todos los mortales? ¿Los informales? Terminará con la informalidad, o todos acabaremos comerciando en los mercados paralelos.

6. Ejercer la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad republicana. Por austeridad republicana podríamos entender la cancelación de prebendas y canonjías de todos los políticos Y de todos los burócratas. ¿Cancelará AMLO los aguinaldos de seis meses en el IMSS, de tres para en SNTE, STPRM, SUTERM? ¿Revisará AMLO los contratos colectivos de trabajo de los sindicatos para quitarles sus “conquistas laborales” con cargo a todos los mexicanos que pagamos impuestos en particular las edades de jubilación de IMSS y las empresas del Estado, son una bomba de tiempo, ¿Los pondrá a trabajar otros añitos más antes de irse de vacaciones todo pagado hasta que la muerte los separe?. ¿Reducirá la burocracia, el gasto corriente que lleva un crecimiento explosivo? O, ¿A qué se refiere AMLO con austeridad republicana? A bajarle los salarios a los burócratas de angora y quitarle las pensiones a los ex presidentes. ¡Menudo ahorro! No va por ahí Peje. ¡Qué bueno que les redujeran los privilegios a los de angora! Pero es mínimo comparado con las “conquistas” de aquellos a quién AMLO defiende.

7. Fortalecer al sector energético. Bueno, de esto ni hablar, como estamos, o que pensará ¿Le va a dar más dinero y subsidios a PEMEX-CFE? ¿De dónde AMLO? ¿De dónde? Piensa AMLO que 12 Km de profundidad en el lecho marino es como ir con una cubeta a una alberca, piensa que la tecnología para explorar y explotar a esas profundidades está ahí lista para que PEMEX

7. Alcanzar la soberanía alimentaria. Bueno, sigue con la necedad de que sin maíz (ni fríjol) no hay país. Aunque el campo mexicano no es propenso para el cultivo de cereales para AMLO sí, así que va a renegociar el TLCLAN, vamos a pagar el maíz y el fríjol más caros, a menos claro está que los subsidie, pero los subsidios son dinero de impuestos, inflación o deuda. De todas formas los vamos a pagar más caros. Por supuesto, el Estado será el rector de la economía agrícola, ya nos veremos cobrando nuestra ración.

9. Establecer el Estado de Bienestar. ¡Ay que bonito se oye AMLO! El Estado cuidará de mí desde la cuna a la tumba. No tendremos que preocuparnos por trabajar, por superarnos, el supremo Estado se hará cargo de nosotros, tendremos todo: Salud, Educación, Alimentos, hasta trabajo como burócratas sin preocuparnos de nada, desde los gastos de nuestro parto hasta nuestro funeral. ¡Qué hermoso AMLO! Habrás creado en la tierra un paraíso y nada más para nosotros los mexicanos. Lástima que otros países lo hayan también querido implantar se fueron a la ruina, lástima AMLO, suena tan bonito. El paraíso en la tierra y AMLO el Mesías redentor.

10. Promover una nueva corriente de pensamiento. Sí, ahora sí, todos marxistas leninistas, adoradores del dios López Obrador. Nada de Universidades Privadas, nada de pensamientos libertarios, bloqueo del Internet para que no nos contaminemos con ideas locas de otros lados. Yo, seré perseguido y apaleado por mis ideas.

Pues si bien Calderón la ha hecho bastante mal, con López Obrador no sólo no estaríamos mejor, estaríamos mucho peor. Y si bien, Calderón nos traicionó a la clase medía que creímos en él, en sus reducciones de impuestos, cancelación de la tenencia, desregulación, agarró el rebase por la izquierda para no contrariar demasiado a López Obrador, de hecho, se volvió una copia de López Obrador. Pero con todo y todo, el “original”, AMLO hubiera sido mucho, pero mucho peor, no estuvo mal que le haya dado mi voto a Calderón, era el menos peor de los tres. Y, en la práctica así lo ha demostrado, el menos peor…

martes, noviembre 17, 2009

Burbujas Inmobiliarias y en Acciones

Para entender mejor este post, refiero al lector a los post previos:
Las Consecuencias Económicas del Dinero Artificialmente Barato I
Las Consecuencias Económicas del Dinero Artificialmente Barato II
y
Las Consecuencias Económicas del Dinero Artificialmente Barato III

Que están basados en la teoría del ciclo de negocios de Ludwig von Mises, y que explica que la expansión del crédito es el causal de las burbujas y de las crisis recesivas.

La gráfica que sigue es el Standard & Poor’s 500 mostrando su punto más bajo en marzo de este año en 666 y su impresionante subida hasta 1,109.30 alcanzado hoy, 16 de noviembre. ¡Un 66.57 por ciento! Y, no es la única, alrededor del mundo todas las bolsas han registrado alzas espectaculares.

Wall Street está ganando mucho, pero mucho dinero, algunos bancos, contrario a lo que pudiera esperarse en medio de una profunda crisis financiera como Goldman & Sacks, y su archirrival JP Morgan Chase gozan de una enorme prosperidad, cada una reportó ganancias por más de 3 mil millones de dólares; no prestan a la gente, hacen operaciones con bonos y acciones y lo hacen tan eficientemente que han implantado operaciones como el Trading ultra rápido que les permite hacer operaciones por medio de robots que inspeccionan los corros y ganar unos cuantos centavos por acción, pero millones de veces. Corren riesgos que sus rivales o no pueden o no están dispuestos a correr.

La grafica siguiente muestra los ingresos trimestrales por demás dispares de 2 bancos comerciales Citgroup y Bank of America contra dos bancos de inversión Goldman Sachs y JP Morgan Chase que fueron habilitados por la Reserva Federal para acceder a sus fondos como banco comercial.



También dentro de sus sofisticaciones distorsionantes cae el valor del dólar originado por el llamado “carry-trade”, esto es, con las tasas de interés prácticamente en cero, los bancos e inversionistas piden prestado en dólares y ese dinero van y lo invierten en activos, bonos o materias primas, en otros países que prometen excelentes dividendos, ¡con dinero que ni es suyo! Por esto la subida de las bolsas es en todas partes del mundo.

Estas operaciones ejercen presiones devaluatorias sobre el dólar ya que compran las monedas extranjeras para hacer sus inversiones ahí.

¿Cómo es posible esto con la economía real aún en una grave recesión, con más del 10 por ciento de desempleo? Mientras que los mercados suben como cohete, el desempleo también del 8.5 por ciento que se tenía en marzo al 10 que se tiene ahora. Peor aún, una buena parte del desempleo se origina en el alza de las acciones, me explico: Las empresas están ganado más dinero (comparado claro está no con los resultados precrisis, sino con los inmediatos anteriores), estas utilidades son mejores que las esperadas por los analistas, aunque son bastante malas, pero las utilidades no se originan por una expansión en las ventas, no, se originan por que las empresas han recortado sus costos, y por “costos” entiéndase empleos. Pero esto no puede durar, los recortes tienen un límite y como la gente desempleada baja de forma substancial su consumo, además de que no paga sus créditos, sus hipotecas, así que el problema hipotecario que dio origen a la crisis está lejos de ser un problema del pasado, los activos bancarios siguen deteriorándose, se está creando un enorme problema que estallará más adelante.

Pero parece que esto no importa grandemente a Wall Street. Ellos están felices disfrutando sus ganancias impulsadas por el gobierno, por la Reserva Federal. La expansión del crédito supuestamente realizado para estabilizar el sistema financiero reduciendo las tasas de interés a casi cero, rescatar a los bancos enviando el mensaje: No te preocupes, si corres grandes riesgos y pierdes aquí está papá gobierno para rescatarte, claro con dinero de los contribuyentes.

Y aquí en México no cantamos mal las rancheras, la gráfica que sigue es del Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores.



¡Casi un 85 por ciento desde sus mínimos! Nada mal para un país con una caída brutal del PIB de 10 por ciento, con 3 millones de desempleados, casi doce en la informalidad, que le acaban de subir los impuestos, que modificaron las reglas de la consolidación fiscal y que afectará a casi todas las emisoras, especialmente a la endeudada Cemex que tendrá que entrarle con $ 3,000 mil millones para 2010 de pago de impuestos que tenía diferido. Pero y la Bolsa, bien gracias, feliz de la vida, están en otro mundo, en el mundo de la burbuja alimentada por los bajos intereses que obligan a muchos a tomar riesgos y canalizar sus ahorros a la Bolsa.

No es la primera burbuja en el mercado accionario producida por la expansión del crédito, en 1998-2000 con le Nasdaq las punto com, y de 2002 a 2006 con la bajada de tasas de Greenspan. También la expansión del crédito fue la responsable de la burbuja inmobiliaria.

La expansión del crédito proporciona los fondos, con dinero creado de la nada, para darle combustible a los mercados de activos, acciones o inmuebles. Para los mercados accionarios proporciona los fondos para comprar acciones. Los vendedores de acciones usan entonces el dinero para comprar otras acciones, el dinero nuevo es proporcionado por la expansión del crédito, permite continuar comprando más acciones, y este proceso seguirá mientras el dinero creado de la nada continúe fluyendo. Lo grave del asunto es que mucho dinero real, es decir, dinero que si fue el resultado del trabajo y del ahorro, y que es colocado en la burbuja por que las artificialmente bajas tasas de interés no premian el ahorro, así mucha gente que no debiera tomar riesgos, los toma para compensar la pérdida de ingresos por la baja en las tasas de interés. Este último dinero es capital, y ahora se mezcla con este dinero falso producto de la expansión del crédito para empujar las acciones al alza. Cuando la burbuja se desinfle, que va a suceder, enfrentaremos mayor pérdida de capital, además de los terribles factores humanos como ver en la bancarrota a viudas, jubilados, incapaces ya de rehacer su capital y que fueron prácticamente obligados a tomar riesgos que no deberían ante su desesperación por los bajos intereses que sus ahorros les proporcionaban.

Pero hay más, los efectos distorsionadores en la economía: Al subir las acciones la gente se siente más rica, y se siente capaz de consumir bienes suntuarios, de lujo. Esto a su vez lleva a la demanda de bienes de capital que enfrentan una demanda a sus productos, para enfrentar la demanda las empresas venden algunas de sus acciones para proporcionarse fondos para la compra de bienes de capital. Por tanto, empieza a existir un retiro de fondos de los mercados accionarios que rápidamente debe ser compensado con mayor expansión del crédito.

Pero llega un día en que ya no puede seguir acelerándose la expansión del crédito, tiene que disminuirse, al pasar esto, al mercado accionario es doblemente afectado: Primero la reducción de la expansión del crédito incide directamente en la demanda de acciones y esto se acopla con la salida de fondos cuando las acciones empiezan a bajar, la toma de utilidades, le llaman. La caída se complica cuando la gente que compró acciones sin otra razón más que subían, venden ahora sus acciones. Sólo otra expansión del crédito podrá volver a subir el mercado, pero si ya se manifiesta la inflación en los precios al consumidor tendrá que elegirse entre inflación de precios o inflación de activos. Difícil situación.

La burbuja inmobiliaria que resultó en esta crisis fue originada por la Reserva Federal, por Greenspan como una respuesta al pánico causado por el colapso de otra burbuja la de las punto com, que había producido con anterioridad. Para paliar los efectos del colapso, gradualmente fue bajando las tasas de los fondos federales lanzando una nueva expansión del crédito.

Por tres años 2001-2004 la Reserva Federal creó tanto dinero nuevo de la nada como fuera necesario para mantener la tasa de fondos federales debajo de 2 por ciento. Y, de julio de 2003 a julio de 2004 las bajó aún más a 1 por ciento.

Este dinero nuevo creado por el sistema bancario fue la base para que aparecieran fondos adicionales para los mercados de créditos hipotecarios. El efecto fue el descenso de las tasas hipotecarias.

Como la tasa de interés es el factor más determinante en los pagos mensuales de las hipotecas, se creó la percepción que era más fácil hacerse de una casa propia. Como resultado se produjo un enorme incremento en la demanda por hipotecas y la compra de casas. Esto mandó los precios de los inmuebles, tanto de casas como comerciales a los cielos.

En ambas burbujas de activos, acciones y bienes inmuebles existen sobre consumo y malas inversiones en gran escala. Estas son las características más importantes de los booms tal y como nos lo explica Ludwig von Mises en su teoría monetaria del ciclo de negocios. Las burbujas de activos hacen que la gente se sienta rica y por consiguiente que pueda consumir más. En ambos casos la industria se sobre expande (ahora aplica también esto a otros países como China o México en el caso de la industria automotriz). Cuando la burbuja colapsa, todas esas malas inversiones representan pérdida de capital y ahora la gente no sólo no se siente rica, siente que puede perder su principal activo, su casa, y/o su empleo, el consumo se frena drásticamente y la gente procura desendeudarse sin importar que tan bajas estén las tasas de interés.

Lo grave es que no más no quieren reconocerlo, hoy, Ben Bernanke afirmó que tratar con las burbujas de activos es “El problema más difícil de la década” (Ajá digo yo). Después de su conferencia en Nueva York, retomó el asunto, y dijo “Es muy difícil saber que existen desajustes importantes en los mercados financieros”.

¿Es o se hace?.

lunes, noviembre 09, 2009

Muro de Berlín Veinte Años y Nada que Festejar

Hoy 9 de noviembre se cumplen veinte años de la caída del Muro de Berlín, un muro que fue construido para parar en seco la enorme sangría humana de los alemanes del este de la comunista RDA (República Democrática Alemana) que migraban al oeste a la Alemania Occidental capitalista. Entre 1946 y 1961 se fugaron 3 millones de personas, que huían del socialismo, del totalitarismo al que siempre llevan los Estados controladores, gigantescos, planificadores.

Pero la caída del muro no sólo fue la posibilidad de la reunificación entre la Alemania dividida, fue el derrumbe final del Imperio Soviético, que llevó las tesis socialistas a su máxima expresión, esto es la planificación total del Estado sobre la economía. No obstante que Lenin permitió algo de capitalismo, que él mismo llamó “un paso atrás y dos adelante” en que por ejemplo permite a los campesinos vender una parte de su producción a precios de mercado mientras que la restante se tomaba como impuesto en especie. Permitió las empresas pequeñas de menos de 20 trabajadores y permitió la inversión extranjera en sectores no estratégicos (alguna coincidencia con el México actual). Esto logró algo de progreso sin embargo al llegar Stalin convirtió a un fuerte estado completamente centralmente planificado y para hacerlo posible, implantó la autarquía y el control total del sobre el pueblo. Más de 20 millones fueron asesinados millones encarcelados, enviados a Siberia. Sus planes quinquenales de planificación empezando en 1929 que sin tener en consideración costos, preferencias de los consumidores, sustituye la poca economía de mercado de Lenin. Los sindicatos, se volvieron órganos de control sobre sus forzosamente adherentes, impidiendo por todos los medios huelgas y sabotajes.

Como siempre sucede con el socialismo, el Estado declaraba los objetivos cumplidos, pero la realidad era muy diferente.

La historia de la Unión Soviética fue una historia de propaganda hacia fuera, gastos enormes en armamento, la carrera espacial, que por cierto, perdieron, enfoque industrial hacia lo bélico, que lo hacían parecer como un imperio poderoso pero tenía los pies de barro. Tal y como sucede con Cuba, la economía estaba estancada, los alimentos y vestido racionado, y sólo unos cuantos burócratas tenían comodidades y lujos. Lejos de lo que los socialistas actuales, adoradores del Estado predican, el sistema planificador estatista que lo antepone a la libertad individual demostró ser un fracaso absoluto.

Hace 20 años cuando en la televisión veía las escenas de gente bailando sobre el muro, alenté en mi espíritu que lo peor de las ideologías de la humanidad había terminado. Desgraciadamente, me equivoqué, lo único que sucedió fue el derrumbe de la Unión Soviética. Los adoradores del Estado, los socialistas han encontrando la forma de seguir perjudicando a sus pueblos practicando la opresión y la cancelación de libertades.

Hace 20 años los sátrapas opresores ante la imposibilidad de continuar con su control sobre la gente migraron y se disfrazaron se volvieron “demócratas” infiltrándose en las democracias para continuar con ahí con su socialismo. Esperando la oportunidad para resurgir como el Ave Fenix, ahí están Hugo Chávez, Evo Morales, Correa, los Kirtchner, Ortega y otros.

Hace veinte años pensamos muchos que el socialismo había muerto, que la evidencia de su fracaso absoluto lo haría desaparecer de la faz de la tierra. Nos descuidamos, no advertimos que los socialistas se convertían en transexuales capitalistas, y que hoy en día andan por todo el mundo pervirtiendo con el espíritu totalitario y controlador. Se han transformado en la “nueva izquierda”, se han apoderado de muchas democracias de occidente, haciendo de la política una mierda.

Así disfrazaditos de demócratas de tolerantes del libre mercado han infectado todos los partidos políticos, hasta los supuestamente de derecha, con sus ideas estatistas ahí tenemos a un Obama socializando el sistema de salud, interviniendo en la economía o un Felipe Calderón, supuestamente de un partido de derecha “rebasando por la izquierda” y atacando a los empresarios por que no pagan impuestos.

Pero lo peor es que acceden al poder usando los métodos de competencia electoral libre y una vez que ganan empiezan a dinamitar el sistema político que los llevó al poder. La eliminación de las leyes que limitan su periodo presidencial es su primer objetivo.

Una vez en el poder, quieren reventar la democracia e intentan excluir para siempre a todo aquel que pueda oponerse a su “proyecto”. Construyen dictaduras con fachada de democracias y cuando se sienten respaldados por el “pueblo” terminan con los medios opositores e inician la “exportación” de su “revolución”, su “Socialismo del Siglo XXI”.

Al mismo tiempo “depuran” las fuerzas armadas para asegurarse que sólo los leales queden, después continúan depurando el poder judicial y ya con eso inician su última batalla contra la libertad de expresión, contra la prensa y los medios electrónicos. Con esto logran la supresión definitiva de toda oposición y con ello estamos de regreso a la Unión Soviética de los años de las grandes purgas bajo Stalin.

Y, también como la Unión Soviética, en específico Hugo Chávez el Socialista que le confiere el poder de los petrodólares, se arman, para agredir a sus vecinos, asesinar a sus adversarios y poner en peligro la paz mundial.

Hugo Chávez como una versión reeditada de Stalin o Brézhnev está terminando con toda posibilidad de empresa capitalista, expropiando fábricas, hoteles, todo lo que se le ocurra. Tiene además el dinero necesario para comprar voluntades y pagar lealtades dentro y fuera de su país. Es un dictador muy rico y no tiene a nadie a quien rendirle cuentas. Sus petrodólares recorren America Latina para financiar movimientos, candidatos partidos políticos que le son afines. A los Argentinos les compra sus bonos que nadie quiere y que financian el dispendio de los Kirchner, sonrisas, abrazos, llamados a su “revolución popular”.

Ahora intenta insertarse en el Mercosur para desde ahí a fuerza de billetazos prostituir las aún democracias de Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Paraguay, sí prostituir por que dejar entrar a ese sátrapa a cambio de billetes es una prostitución de la democracia.

Los ciudadanos libres, desgraciadamente, a 20 años de la caída del muro no tenemos nada que festejar, es especial los latinoamericanos. Nuestros Estados inclinados a ejercer un poder absoluto en nuestras vidas están aquí. Los totalitarios están en los gobiernos y en los partidos, algunos ya abiertamente como Chávez desmantelando las democracias, otros agazapados, pero buscando siempre controlar mentes y corromper almas a través de la desinformación y la propaganda. Hitler decía que sus mejores armas para controlar al pueblo siempre fueron “la confusión mental, los sentimientos contradictorios, la indecisión y el pánico”

Contra los totalitarios no existe más defensa que la libertad y las democracias, pero nuestras democracias están gestionadas por mediocres, cobardes, sinvergüenzas que la han vuelto abstractas y débiles y sin contrapesos reales.

Ante la cultura servil a la que nos ha llevado el poder desmoralizado e ineficiente, sólo nos queda la sociedad civil como defensa y esperanza el ciudadano libre e indomable como único recurso.