martes, septiembre 30, 2008

Algunas Preguntas, Algunas Respuestas I

Ayer, después de la estrepitosa caída de las bolsas alrededor del mundo, el presidente George W. Bush, ahora en su papel de socialista afirmó en un mensaje que la economía de los Estados Unidos depende de una acción decisiva del gobierno en la forma de un plan de rescate financiero y que los daños económicos podrían ser “dolorosos y duraderos”.

Por supuesto, BUSH que no tiene ni la menor idea de economía repite como periquito lo que Henry Paulson, por cierto ex funcionario de Goldman Sachs casa de corretaje y el insigne manipulador de las tasas de interés Ben Bernanke presidente de la Reserva Federal.

No es más que repetir las palabras de Bernanke que en septiembre 24 urgió a los legisladores para aprobar cuanto antes el rescate de $ 700 mil millones de USD. Sus palabras a su vez son su vez repetición de las palabras de Paulson que afirma que aunque onerosa se necesita para eliminar los malos activos, los hipotecarios y/o relacionados con hipotecas (por que hicieron todo un ejemplo de “ingeniería financiera” para enredar todo) de los balances de de los bancos ya que esto muy importante “está paralizando el crédito”.

Es cierto, es de total relevancia entender que estrangular el crédito y como quitar la sangre en una economía.

Muchos expertos, y otros no tanto, afirman que hay instituciones “muy grandotas para fracasar”, muchos creen que las consecuencias de esto sería un daño terrible a la economía.

Si, es cierto, debe el sistema ser rescatado, o mejor escribiría yo, limpiado, saneado, de las instituciones que nada dan a cambio que sólo están esperando su rescate que mantienen mala deuda y que, están drenando capital.

Pero para entrar de lleno al problema vamos a plantearnos algunas preguntas, con sus respuestas.

¿Es terrible una Recesión?

Mucha gente, y, por supuesto los gobiernos y ¡los políticos! Ven los ajustes en la economía, las “recesiones” como algo espantoso, como el fin del mundo. Sin embargo, el ajuste económico es desde el punto de vista de una economía capitalista necesario, la recesión es simplemente un período de tiempo en el cual los recursos escasos y limitados de la economía son re asignados en con concordancia con las prioridades de los mercados (los mercados somos todos los consumidores).

Sin embargo, por alguna extraña razón, o ni tan extraña, por la proclividad de los políticos y los gobiernos a meterse en donde no deben afirman que los mercados son “imperfectos” y que por consiguiente, no puede confiársele en tiempos difíciles. Así una y otra vez, los banqueros centrales se dedican a manipular los mercados, y, ¿Qué pasa? Pues que las que hubieran sido pequeños ajustes, acumulan poder o crean des balances tan grandes que acaban por provocar un problema mayúsculo, tal y como ahora está aconteciendo producto de evitar la caída de las bolsas en los años 2000-2002.

Si los banqueros centrales y los burócratas pueden arreglar las cosas cuando se tornan difíciles ¿Por qué no también cuando las cosas van bien? ¿Por qué mejor entonces no controlar siempre la economía y tener así todos los problemas y la posibilidad de que arriben en el futuro por siempre? El colapso de la Unión Soviética, se los recuerdo socialistas, se debió a la centralización del sistema económico, y es, el mejor testimonio que los controles y regulaciones no funcionan. Una mejor manera de arreglar los problemas es dejar que la libertad permita a los empresarios asignar los recursos de acuerdo a las prioridades de la sociedad, prioridades que se reflejan con su voto cotidiano en los mercados. Eso es lo realmente eficiente.

En este sentido, el mejor plan de rescate posible es dejar que los mecanismos de mercado operen libremente. Al dejar que los mercados hagan su trabajo resultará que algunas empresas desaparezcan, serán reemplazadas por otras, las “grandotas” que no quieren que se pongan panza arriba, posiblemente se fragmentarán, sus activos buenos recuperados y los malos eliminados…

Tómese por ejemplo una empresa que tiene seis actividades rentables y cuatro que pierden. La administración de la compañía hará muy mal en drenar dinero de las buenas para mantener a las malas a flote, finalmente las malas pueden drenar tantos recursos que acabarán por quebrar toda la empresa, por eso, lo mejor es deshacerse de las cuatro malas y reforzar las rentables. La empresa se fortalecerá. Auque quizá sus ventas se vean reducidas pero lo importante no son las ventas, son la utilidades. Extrapólese esto a nivel país y es exactamente lo mismo.

En esta línea de razonamiento, el paquete de rescate es un paquete que no va a rescatar a la economía, es un paquete que va a tomar dinero de las actividades económicas sanas para otorgárselo a las dañadas. Por esto, el paquete de rescate es tomar dinero bueno, que la economía necesita precisamente para salir del problema reasignado los recursos mediante los mercados, y dirigirlo a las actividades económicas inviables. El paquete de rescate como está planteado es un desperdicio de recursos y promueve la ineficiencia económica, drena recursos necesarios para el crecimiento y la eficiencia. Recuerden siempre, y esta es la clave del asunto: Los gobiernos no son generadores de riqueza, sólo toman los recursos de las actividades de la economía A para dárselas a B. Así que el dinero del gobierno no es ninguna hadita mágica, lo que le den a las instituciones financieras emproblemadas, necesariamente se lo quitarán a las instituciones del resto de la economía sanas.

Conclusión a esta línea de razonamiento: EL RESCATE alargará el problema todo lo contrario de lo que afirma Bush y su flota de burócratas.


Continuamos con el tema…

1 comentario:

  1. Liberal,

    Lo que está sucediéndo ahora en E.U.A. es algo sumamente leve comparado con lo que puede ocurrir en un futuro no lejano.

    America's self-inflicted societal collapse

    http://www.energybulletin.net/node/46564


    Hirsch Report:

    http://www.energybulletin.net/node/4638

    http://en.wikipedia.org/wiki/Hirsch_report

    ResponderEliminar