lunes, septiembre 10, 2018

Por qué México NO CRECE ... Ni Crecerá




El principal problema de México es el bajo crecimiento, de él derivan muchos otros problemas. Para entender por qué el país no crece lo suficiente y no se crean empleos debemos entender ante todo que el crecimiento económico y la generación de empleos se debe a la actividad productiva, es decir que simple y llanamente depende de las empresas, y en consecuencia de los empresarios, y por empresario entiéndase desde el que pone una taquería, una papelería, una tiendita de alimentos, hasta los que ponen una aerolínea, un hotel, una fábrica de automotores, todos tienen en común exactamente los mismo: Invierten su capital, para obtener utilidades. Una persona (física o moral) que posee capital tiene básicamente tres opciones para obtener una renta: Invertirlo en los mercados financieros, que va desde inversión en instrumentos de deuda gubernamentales CETES, o privados bonos, o fondos de deuda, o la Bolsa de Valores; invertirlo en algún bien raíz que le proporcione una renta, y tercero, y finalmente invertirlo en algún negocio. Todas estas opciones virtud de la globalización no necesariamente van a ser en México, siempre hay posibilidad de que invierta en la bolsa de Nueva York, compre bonos del Tesoro de EU, compre un condominio en Miami, o ponga un negocio en algún país del mundo. Esto es importante por que se contrapone con la visión aldeana de la Economía de López Obrador, lo que le impide comprender que hay otros lugares en donde colocar el dinero.
También es cierto que el gobierno no crea empleos, en todo caso crea burocracia que no producen riqueza, sólo se requieren para mantener el funcionamiento del Estado y sus salarios se pagan utilizando impuestos, en México debido a que existen importantes segmentos de la economía vedados a la inversión privada se tienen empresas paraestatales que si crean empleos y además lo hacen de privilegio resultando en empresas poco productivas que inciden dañando la economía del país. Además, es obvio que estas empresas ya de por si ineficientes, y con exceso de personal, ya no es posible aumentar en forma significativa ni su crecimiento ni el número de empleos que en consecuencia se puedan generar. Por tanto, la conclusión importante de todo esto es que el gobierno no puede ni hacer crecer la economía ni crear empleos, por una razón muy sencilla: Por que el crecimiento y los empleos son resultado fundamentalmente de la inversión privada, local y extranjera, y ningún gobierno, ninguno que quede claro puede obligar a un empresario a invertir primero productivamente y luego en este país.
En un estudio estadístico que realicé desde 1994 referente a cuantificar que cantidad de inversión se requiere para crear un empleo formal me encontré que la cifra es de alrededor de 30,000 dólares/empleo, y por tanto, se requieren 30,000 millones de dólares anuales de inversión para crear un millón de empleos formales que se requieren para dar empleo a los jóvenes que se incorporan cada año a la PEA. Esta cifra no es menor, y es evidente que ni el gobierno, ni los empresarios locales tienen disponible esta cantidad de dinero por lo que es evidente que necesitamos que la inversión extranjera directa tenga un papel protagónico en la inversión.
Y, aquí viene la pregunta importante ¿Por qué yo empresa que fabrico el producto X o quiero construir un hotel Y, voy a invertir en México? ¿Por qué en México?, y no en China, o Guatemala, o Colombia, o Brasil, o Rep. Checa, o Polonia, o Hungría, o Vietnam, por listar solo algunos de los posibles competidores de ese dinero, por qué es lo primero que debemos entender, existe competencia (que horrible palabra) por capitales productivos. Esos capitales productivos en tan sólo 6 años han permitido a 450 millones chinos pasar de la pobreza a ser una clase media, han permitido a 7 millones de irlandeses pasar de la pobreza a ser ya no una clase media, sino un pueblo pudiente con un ingreso per cápita medio mayor a 35,000 dólares anuales, superior a la media de Francia, Inglaterra y Alemania. Poca cosa ¿no es así?
Por consiguiente, la pregunta más importante es: ¿Qué es lo que determina que una empresa quiera invertir en un país? Y conocida la respuesta, ¿Qué podemos hacer para que esa condición se cumpla lo mejor posible? Estas son las preguntas que todo gobierno que quiera que su país progrese debiera hacerse, sin embargo, el mexicano encerrado en su propio mundo, tiene sus propias respuestas que no se apegan a la realidad de las cosas en un mundo globalizado.
Pues bien, más que los ingresos o volumen de ventas por si mismas la razón que mueve al empresario es siempre las ganancias, y éstas se obtienen deduciendo a los ingresos los costos totales, y aquí esta el meollo, la parte medular, esencial del asunto: Una importante empresa transnacional no se fija gran cosa en el tamaño del mercado interno que es deseable pero no determinante, ellos producen para el mundo, por tanto los ingresos locales no son un factor tan importante, el factor importante es entonces el de los costos. Y aquí es en donde tenemos problemas, altos costos para producir un mismo bien son evaluados por las empresas para tomar sus decisiones para invertir o no en un determinado país:
Expolio Fiscal Excesivo: No sólo es la tasa para el pago del ISR de 35% que se compara muy desfavorablemente con el de otros países con los que México compite como receptor de inversión: El propio EU con 22%, China 10%. Sino también la imposibilidad de deducir (debido a la Reforma Fiscal de Videgaray-Peña), las prestaciones sociales, y, sobre todo la depreciación acelerada de activos.  También aquí cuenta la tasa de IVA excesivamente alta, que, por mecanismos de mercado acaba siendo también un ISR ya que merma la capacidad de compra de los consumidores lo mismo que el IEPS, en especial el aplicado a combustibles y energía.
Costos laborales: No obstante que nominalmente los salarios son muy bajos, como consecuencia de la baja productividad del país, los costos laborales no son tan bajos:  Aquí estamos mal y seguiremos mal, bajo rígidas leyes laborales, es muy costoso despedir, cuotas adicionales como IMSS, Infonavit, y el colmo impuesto sobre nómina, el de inspiración marxista reparto de utilidades que actúa como un  impuesto sobre la renta que tiene finalmente el efecto de disminuir las utilidades netas de las empresas. Las  leyes laborales imponen una relación asimétrica cargándose a favorecer al trabajador, también son poco flexibles, no se permite contratación por hora o sólo unos días por semana, así el Índice de Rigidez laboral ubica a México en el lugar # 55, no muy lejos del #66 de Francia que también al ser “progresistas” es prácticamente imposible despedir y muy pero muy lejos de Estonia #23, EEUU #3 e Irlanda #2. Resulta interesente que a mayor rigidez laboral mayor es el desempleo. A esto agrávese con los sindicatos como el de la industria automotriz, los huleros, los mineros (que controlan el acero), los de aviación, sus “conquistas laborales” que creen que vienen del cielo, pero que para la administración no son otra cosa que costos; costos que inciden en las utilidades. Sigamos con nuestras leyes “progresistas”, no nos quejemos del desempleo y la actividad informal.
Costo de las leyes, las leyes cuestan, y mucho, desde poder cumplir a cabalidad con todas las disposiciones del gobierno, fiscales, reglamentaciones, etc. impone un costo, importante. El exceso de regulaciones tiene un costo que incide en la utilidades, y que, sobre todo, son el filón de la corrupción. México es un país sobre regulado desde las leyes fiscales hasta el más mínimo detalle de las actividades mercantiles, aquí México debiera hacer cirugía mayor para des regular lo más posible. Aquí tampoco se percibe voluntad de simplificar leyes y la regulación.
Capacidad de mantener el Estado de Derecho y aplicación de la legalidad en forma expedita. Aquí México flaquea de forma importante, todos sabemos lo lento y caro que es cualquier proceso judicial, y no sólo eso, muchas veces lo corrupto que es. Esto es un importante freno a cualquier decisión de inversión. No es un secreto que gran parte de la aversión que el presidente de EU tiene por México se origina en litigios en los que incluso ganó el juicio pero no pudo cobrar debido a la corrupción del sistema judicial.
 Infraestructura de país confiable y barata: Transporte, electricidad, energía, seguros y servicios contables, un sistema financiero competente y otros factores básicos.
Ante la imposibilidad de eficientar a los monopolios de la energía que con sus “conquistas laborales” tienen a las empresas quebradas.
Seguridad: Ya le seguridad es un enorme problema, asaltos carreteros, a la nómina, posibilidad de secuestro para ejecutivos, esto otra vez repercute en costos de seguridad privada, seguros, y gastos en mejorar la seguridad, como bardas, cámaras, GPS, etc., que no deberían de tenerse si el gobierno proporcionara su obligación fundamental.
No menos importante: Costos financieros, esto es, baja inflación, tasas de interés bajas y paridad estable en relación con nuestros socios comerciales. Esto apenas se estaba dando, pero se ha perturbado recientemente con una paridad Peso-Dólar, muy volátil, y que ha depreciado sustancialmente al peso induciendo inflación. De su importancia ya nos lo advierte Hayek que se mostró especialmente crítico con la visión de los bienes de producción, como un fondo homogéneo y unitario, que respondía automáticamente a los cambios en la demanda de bienes de consumo (como afirman los keynesianos). Hayek insiste en que los bienes se ordenan según su mayor o menor distancia del consumo final. Es bien conocido que las empresas tienen en cartera y valoran infinidad de proyectos. Existen proyectos que tardan decenas de años en amortizarse y otros que concluyen en el mismo periodo de inicio. En algunos proyectos, no se empiezan a tener ventas hasta transcurridos varios años. No es el consumo presente, sino el coste de la financiación el aspecto crítico, en todo tipo de inversiones. La producción para el consumo de un año, no es más que una fracción del total de bienes producidos y vendidos durante ese periodo. La economía estable es por tanto el factor más importante para atraer la inversión, pero que al parecer estamos empeñados a renunciar con políticas inflacionistas como las propuestas por los keynesianos que nos han gobernado y ahora agudizado con López Obrador.
La libertad de actividad en el mercado. El vigor de la competencia—así como el nivel de interferencia del gobierno para entrar al mercado de un país—también son factores importantes. Cuanto más libre sea el mercado, más atractivo será el país para los inversionistas internacionales. Este es un punto en el que francamente México muestra gran debilidad: Existen áreas clave en la economía como por ejemplo el transporte que están en manos de gremios o sindicatos que impiden la competencia, otras están vedadas a la inversión extranjera justificadas sólo por un nacionalismo inexplicable en términos racionales. También, no obstante que la Constitución prohíbe los monopolios éstos están presentes en el Estado y privados en casi toda la actividad económica. Aquí deben crearse leyes antimonopolio para romper los privilegios, obligar a la libre competencia, y evitar a toda costa la dominancia en los mercados de una sola empresa o empresas coludidas en oligopolios. México desgraciadamente ocupa uno de los últimos lugares en la clasificación de libertad económica.
Educación de alta calidad: Si bien el inversionista aporta capital, tecnología y capacidad gerencial, la calidad de la fuerza laboral es de gran importancia. Los mexicanos hemos demostrado que podemos ser trabajadores capaces y responsables, sin embargo, la calidad en la educación especialmente la pública es pésima, ocupamos el último puesto entre todos los países de la OCDE no obstante la gran cantidad de recursos que se gastan. Y es que el problema principal radica en que sólo se preocupan por la cobertura y el adoctrinamiento, más no en la calidad y la exigencia, para el gobierno lo importante es el acceso, y tenernos controlados con la visión de gobierno proveedor, y no lo que realmente aprendan y si lo que aprenden es útil. Prueba de esto es la nefasta propuesta del López Obrador de crear universidades sin examen de admisión y sin evaluaciones, sólo el “cuerpo” en el recinto será suficiente para obtener un título, nada más falaz, los jóvenes que ahí estudien no tendrán ninguna posibilidad de encontrar un empleo, serán sólo una fábrica de resentidos sociales (como ya lo son en gran medida las universidades públicas) con presupuesto Estatal. También, falta darle un impulso decisivo a la educación tecnológica, en todos los niveles, desde técnica hasta ingenierías. La enseñanza de las matemáticas y la ciencia desde la educación básica es sumamente deficiente esto es incuestionable y debe y puede cambiarse. Sólo teniendo materia prima humana bien preparada y educada para competir será posible dar el “salto” de la economía de la manufactura a la economía del conocimiento. No hacer nada por mejorar la educación tendrá el costo de la marginación y la desigualdad.
Tal parece que con López Obrador daremos varios pasos para atrás, tirando la Reforma Educativa, entregando otra vez la educación al sindicato, re activando el tráfico de plazas, no podía ser más desalentador.
No menos importantes son los derechos y la protección de la propiedad. La propiedad privada debe protegerse y evitar que los activos reales o intangibles de una empresa sean apropiados por otros ilegalmente. Léase aquí piratería, el caso Pascual, etc. copia de medicinas con patente vigente, etc. No se respeta la propiedad privada y la propiedad intelectual, no se invierte y nos automarginamos del desarrollo.
Un gobierno respetuoso de la actividad empresarial, que no la hostigue, la denosté, la insulte, la acose. Que por el contrario la promueve, aliente, la busque, vaya a foros internacionales a promover al país.
Son sólo once puntos, no puedo pensar en una mejor lista de políticas públicas para aumentar el crecimiento económico y el nivel de empleo en un país en desarrollo. Están basadas en la premisa básica que son las empresas privadas son las que crean la riqueza y ponen los empleos y que en consecuencia debemos transformarnos para que sea atractivo invertir aquí. Y no hay de otra, así es, así ha sido y así será. Los países que han transformado sus estructuras en este sentido hoy crecen vigorosamente elevando el nivel de vida de su población. Pensar que un gobierno tenga una receta mágica para crear riqueza y crear empleos sin el concurso de la inversión es falso, y finalmente pensar que la inversión se va a dar nada más por que sí, por que tenemos un TLC con EU también es falso, si no cambiamos la estructura del país a una visión de ser competitivos como lo implican estos diez puntos, pues, aunque sea el próximo presidente el que supuestamente promoverá la “4ª transformación”, no pasará nada, seguiremos marginados por la inversión, no nos considerarán viables, y lo pagaremos con bajas tasas de crecimiento y del empleo.
Marc Tuotai, estratega financiero internacional, declaró sobre México: "El tren de la modernización está pasando ahora y los mexicanos no quieren darse cuenta que el tren quizá no vuelva a parar en décadas... El costo de quedarse atrás puede ser muy alto, es la diferencia entre mejor calidad de vida para millones o profundizar los problemas sociales". Así, mientras aquí nos entretenemos con los dimes y diretes, con gasto público para “crear empleos”, como el de las becas a ninis, el tren maya, los caminos rurales,  desde fuera ven el dilema de México con toda claridad: o acelera su proceso de modernización económica y política o pronto el mundo le estará diciendo adiós a los mexicanos, como ya en los hechos está sucediendo. El país que hace un par de décadas estaba en boca de todo inversionista hoy nos estamos volviendo irrelevantes. 

Suena dramático, lo es.




viernes, agosto 03, 2018

¿Qué Van a Refinar?


Pues bien, parece que está decidido que el gobierno de AMLO va a hacer cuantiosas inversiones en recuperar las seis refinerías existentes y construir al menos una nueva en Tabasco.

Ayer  el economista en jefe de BBVA-Bancomer  Carlos Serrano cuestionó la decisión explica que “hoy Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene un problema de eficiencia en la refinación de gasolinas, y pierde por este concepto alrededor de 100,000 millones de pesos al año, que, aseguró, representan 0.7% del Producto Interno Bruto”
Según la propuesta de López Obrador, la nueva refinería (podría hacerte otra más), produciría 150 mil barriles de combustible diarios y su construcción costaría unos $ 3,000 millones de USD, con un ciclo de construcción de tres años. Así que con mucha reserva, estas refinerías empezarían a abonar a la demanda mexicana de gasolinas hasta el año 2021, pero a juzgar por la experiencia internacional reciente, estas podrían concluirse hasta el año 2024 e incluso hasta el 2025.
Sin embargo hay pequeños “detalles”.
El costo que mencionan está totalmente subestimado y fuera de la realidad.
North West Inc. y Canadian Natural Resources, que se asociaron en 2007 para construir una refinería en Alberta, la primera que se construiría en Canadá en más de 30 años, con un costo estimado de US$ 4 billones para la primera de tres etapas planeadas. La construcción finalmente empezó en enero del 2013 y la compañía constructora elevó el costo a US$ 5.7 billones y dio una fecha estimada de terminación de poco menos de cuatro años para la primera etapa. Para diciembre de 2017 la primera etapa de la refinería finalmente entró en operación, de manera parcial y los costos ya habían escalado a US$ 9.4 billones (https://globalnews.ca/news/3911701/alberta-refinery-hits-milestone-with-first-diesel-production/)
Tomando como base la experiencia de Alberta, el costo de una refinería de estas características (150,000 barriles de combustible diarios) tendría que ser de dos a tres veces el costo dado por Rocío Nahle, a Forbes. Esto es para empezar, pero es muy probable que estos costos se eleven más allá de las cifras alegres con las que inicialmente se estiman en este tipo de proyectos monumentales que involucran nuevas tecnologías, muchas de ellas no antes probadas en campo, a juzgar por el caso Alberta.
También y no menos importante una refinería es un complejo industrial altamente contaminante, agresivo con el medio ambiente, no creo que la gente de Tabasco imagine el daño ecológico que la planeada refinería hará.
Tampoco es una gran generadora de empleos, no más de 200 personas debieran de trabajar en una refinería moderna. Y en la construcción tampoco, las torres, tanques de almacenamiento son prácticamente todos fabricados en el exterior, aquí nada más se ensambla todo.
Pero el título del Post es ¿Qué van a Refinar? Y me he desviado a las pérdidas de Pemex al refinar así como al costo de la posible nueva refinería en Tabasco.
Pero veamos, la gráfica que sigue es la de la producción de Petróleo por Pemex con datos obtenidos de la propia Pemex Indicadores Petroleros Junio de 2018.

En donde se ha desglosado en los tres tipos de petróleo: Pesado, Ligero, y Súper ligero, exhibiendo una clara tendencia a la baja,
Me percato que existe un error entre la gente común en pensar que de un barril de petróleo se extrae un barril de gasolina (o quizá un poco menos), esto no es así.
La gráfica siguiente de la española Repsol nos informa qué derivados del petróleo son obtenidos de un barril de crudo LIGERO.


Así que sólo puede obtenerse un 47% de cada barril en gasolinas. Y enfatizo ¡Ligero! De un barril de petróleo pesado no puede obtenerse ni el 10% además de ser un proceso mucho más caro. Por eso, los crudos ligeros son los que se usan en las refinerías de Pemex, y no todo, ya que una parte, debe destinarse a hacer la “mezcla mexicana de exportación”, para poder venderlo en los mercados extranjeros.
La siguiente gráfica muestra el consumo de gasolinas en México

Claramente a la baja, quizá por lo alto del precio y/o el ambiente recesivo de la economía reciente.
El punto es que estamos hablando de unos 750,000 barriles al día. Producimos 600,000 de crudo ligero y 200,000 de Superligero esto es 800,000 barriles al día, suponiendo que nada se destinara a la exportación  ¿El 47%? Es 376,000, y eso suponiendo que no se tomara ni un solo barril para exportar, como ya producimos gasolinas 250,000 barriles quiere decir que el potencial  sería 126,000, que bien pudiera obtenerse de reconfigurar las 6 refinerías existentes. Pero aún así nos quedamos cortos puesto que se consumen 750,000 así que de todas formas tendríamos que importar gasolinas, quizá no los 500,000 barriles de hoy en día, quizá unos 375,000.
Y eso SIN exportar un solo barril de petróleo.
Pero esto no es posible, la aportación de Pemex al presupuesto es del 19% ¿De dónde va a cerrar el boquete en el presupuesto AMLO?
Lo que sí es un hecho es que la producción de crudo viene declinando, Cantarell el gran yacimiento que sostuvo las finanzas públicas por muchos años ya se agotó, y se requiere de cuantiosas inversiones para explorar y producir. Pero sí en lugar de invertir todo lo disponible en exploración y producción, se desvían los recursos a refinación, es evidente que no se va a lograr extraer más petróleo seguirá declinando la producción así que se tendrá que importar más petróleo ligero para refinar en la nueva refinería.

El Futuro es Eléctrico

No de combustibles fósiles.

La tecnología de los autos eléctricos o híbridos es ya madura, y es de esperar que la gran limitante que son las baterías continúe con su desarrollo para incrementar su capacidad, lo mismo que el costo del vehículo que hoy no es accesible para la mayoría. Varios países europeos, como Noruega, Reino Unido y Francia, han avanzado en la legislación para prohibir la venta de coches de combustión interna, nuevos. Esto en aras de cumplir con las cuotas de reducción de emisión de gases tóxicos a la atmósfera, con las cuales se han comprometido estos países.
No es difícil extrapolar que para el tiempo en que el producto refinado fluya de las refinería de Tabasco, que difícilmente será antes del año 2024, con un costo mayor a los 12,000 millones de USD estos estarían llegando tarde ya que es de esperar que la demanda de gasolinas habrá disminuido y lo seguirá haciendo con el paso del tiempo. Una obra de infraestructura de esa magnitud debiera de tener un horizonte de amortización de por lo menos 30 años. En 30 años, las refinerías de Pemex y la nueva todas estarán subutilizadas. Muy probablemente en 10 años la mayor parte de los autos serán eléctricos o híbridos y a precios comparables con los actuales de combustión interna.
Así que si se quiere bajar el precio de los combustibles en México, lo primero que debiera de hacerse es reducir sustancialmente el IEPS que es más de 30% del costo de la gasolina regular. AMLO está tratando de hacer ahorros en el gasto corriente, sin embargo, lo suyo es sólo una reasignación les quita a los burócratas para darlo a ninis, pensiones y sus obras de infraestructura. Aquí lo que debiera hacer es cancelar algunos programas sociales para que pueda reducirse el IEPS sin tener déficit.
En la gráfica se muestra la gasolina que cotiza en los futuros del NYMEX. (mensual)
Tuvo durante 2017 y 2018 un repunte (porque el petróleo también subió, no por demanda) debido a que se coludieron los miembros de la OPEP, sin embargo, ya exhibe tres meses a la baja y espero que regrese por lo menos a los niveles de 2015.
También el tipo de cambio es importante la gráfica siguiente lo muestra (mensual)
Que afortunadamente ha estado bajando durante el mes de julio, y que, pudiera llegar a $ 17.5 en el largo plazo si, y sólo sí, AMLO no hace alguna tontería como: Cancelar el aeropuerto, y/o la Reforma Energética, y que el TLC ¡Por fin se acuerde y firme!
Si esto no se da el USD regresará al alza, su tendencia a largo plazo sigue siendo alcista, así que las gasolinas y las refinerías serán en pesos MXN mucho más caras de lo previsto.
En conclusión, lo más conveniente para el país sí pudiera ser dar mantenimiento a las seis refinerías existentes para reconfigurarlas y que puedan procesar a su máxima capacidad, aunque esto también deberá acompañarse de severos ajustes laborales, a los que el sindicato petrolero se opondrá.
También debe decirse que todo el transporte de combustibles es hecho por el Sindicato, y eso lo hace muy caro, deberá de quitárseles la ¿concesión? Y abrir para que otros participen y bajar los costos.
Lo más sensato sería pues seguir importando gasolinas, quizá para bajar los costos, podría asociarse Pemex con algunas petroleras o dueñas de refinerías, como actualmente sucede con la holandesa Shell y la refinería Deer Park en Texas. Adquirir una refinería ya construida podría hacerse esto con 1/3 a 1/5 del costo de construir la de Tabasco.
Así como pude preverse el futuro a mediano y largo plazo, la inversión inteligente no estaría ya en invertir en la construcción de nuevas refinerías, sino que la decisión inteligente estaría en invertir todas esas grandes sumas de dinero en reforzar nuestro sistema de generación, transmisión (donde se justifique), distribución y suministro de energía eléctrica. Y procurando que se enfatice la construcción de sistemas distribuidos, la generación local.
De particular importancia es la construcción de sistemas de recarga rápida de las baterías de coches eléctricos, que sustituyan las estaciones de recarga de gasolina de hoy. Esto requerirá de un sistema de generación-transmisión-distribución de energía eléctrica de una robustez tal, que por mucho exceda al sistema interconectado nacional en el tiempo presente.
¿Pero lo entenderán? Esto parece más una cuestión ideológica que técnico práctica.
Con argumentos como, el de Fluvio Ruiz Alarcón, consejero en materia energética de López Obrador.
“Ante la dependencia de México por la importación de combustible, la construcción de dos nuevas refinerías en el país no son un tema de negocio, es por seguridad energética”
Pues, cualquier razonamiento como los aquí consignados serán ignorados y harán lo que quieren.

“Por qué es estratégico”….



jueves, julio 26, 2018

El Ferrocarril del Itsmo


Esta segunda obra de infraestructura sujeta también a la consulta popular al pueblo “sabio”. Es una obsesión para los gobiernos mexicanos desde tiempos de Guadalupe Victoria, que, se soñaba con conectar el Pacífico con el Atlántico.
Ya con Benito Juárez, el 14 de diciembre de 1859, el embajador estadounidense, Robert M. McLane, y el ministro de Relaciones Exteriores, Melchor Ocampo, firmaron el Tratado, cuyo artículo 1° era muy claro: “La República Mexicana cede a los Estados Unidos a perpetuidad, y a sus ciudadanos y propiedades, el derecho de vía por el istmo de Tehuantepec”.
Para fortuna de México , el Tratado McLane-Ocampo, debido a la división en el congreso estadounidense, fue rechazado por el Congreso Estadounidense, de otra forma Juárez habría pasado a la historia como un “Vende Patrias”.
Con Porfirio Díaz el empresario británico  Weetman Pearson, trabó amistad con Porfirio Díaz, su ministro de Hacienda, José Ives Limantour, y su suegro, Manuel Romero Rubio. Estos contactos permitieron a Pearson lograr la  construcción del Ferrocarril de Tehuantepec y sus dos terminales: Salina Cruz, en el Pacífico, y Coatzacoalcos, en el Golfo. Obra que fue inaugurada en 1907 como el Ferrocarril Nacional de Tehuantepec.
En sus primeros años de operación la carga interoceánica pasó de 350 mil 233 toneladas en 1908 a 850 mil 827 en 1913, hacia 1914 la carga se redujo a 255 mil toneladas y en su último año de operación, en 1922, a solo 45 toneladas, de acuerdo con información de Antonio E. Vera, en su ensayo político escrito en 1924, El fracaso del Ferrocarril Nacional de Tehuantepec.
Hace 100 años, en 1914, varios hechos eliminaron el corto éxito de una ruta ferroviaria que se había convertido en una obsesión para la administración mexicana durante el siglo XIX, entre ellos la apertura del Canal de Panamá, la Revolución mexicana y el inicio de la Primera Guerra Mundial.  Las cifras de explotación del FC de Tehuantepec y Puertos, al arrojar una pérdida, hicieron ver claramente a Pearson & Son que aún en plena paz no volvería a florecer la empresa como antes de la apertura del Canal de Panamá; había perdido su mejor clientela.
Ante las pérdidas y la rescisión del contrato con Pearson en 1918, el ferrocarril pasó a formar parte del gobierno y luego de Ferrocarriles Nacionales de México, cuando se formó esta entidad. Con la privatización del sector en 1994, fue una excepción en el modelo de apertura, ya que por considerarlo estratégico para la soberanía del país se alertó sobre los riesgos político y sociales que implicaba dejar a agentes privados en este proyecto. Por esta razón se decidió convertir al ferrocarril en una empresa estatal, responsable de la vía y de su mantenimiento.
Sin embargo es una vía que no tiene hoy trenes.

Gerardo Esquivel asesor de AMLO considera que hay que reactivar el asunto y creé él, tan sólo creé que China es el paso lógico para hacerlo realidad.  En una nota de El Financiero “Es el tipo de proyecto en el que China seguramente querrá invertir, porque son proyectos de infraestructura a largo plazo con rendimientos claramente positivos”, dice Esquivel. Se prevé que el proyecto cueste 7 mil millones de dólares tan sólo en el primer año y requiera una combinación de fondos públicos y privados.
También en el artículo que se hace referencia se explica que,
China tiene un historial algo triste de inversiones en la infraestructura mexicana. Beijing intentó impulsar otro gran proyecto hace cuatro años -un enlace ferroviario de alta velocidad que conectaría la Ciudad de México con la ciudad de Querétaro-. El presidente Enrique Peña Nieto se vio obligado a cancelar un contrato adjudicado a un consorcio encabezado por China Railway Construction Corp-vergonzosamente apenas dos días antes de una visita a Beijing- después de fuertes críticas por la falta de transparencia. Luego se supo que la mansión de la familia, llamada la Casa Blanca, del presidente había sido pagada por un contratista que era miembro del consorcio de trenes encabezado por la compañía china.
Ése es exactamente el tipo de escándalo de corrupción y amiguismo que AMLO está prometiendo erradicar.
Así que esto está sujeto a ver si los chinos …  o los gringos…
Pero lo cierto es que la causa de la quiebra del primer tren, el de Pearson fue el Canal de Panamá, y también será la causa que esta obra loca de AMLO-Esquivel sea un barril son fondo de pérdidas.
¿Por qué?
Porque el Canal de Panamá ha sido modernizado, y ampliado y las obras se concluyeron el pasado octubre de 2016.
El Canal ahora puede recibir buques Neopanamax, así denominadas las nuevas embarcaciones que tienen una capacidad superior para cruzar por la reciente ampliación de la vía interoceánica panameña.
Los buques de mayor calado tenían capacidades más allá de lo que permitían las antiguas esclusas, que eran para embarcaciones de hasta 4,000 contenedores (teus) de 20,000 pies o poco más de seis metros de largo y 2.6 metros de alto. Ante esta limitación del canal panameño, varias navieras debieron utilizar otras rutas como el Canal de Suez, por donde podrían los grandes barcos, aunque el trayecto tardará unos 15 días más en el recorrido de ida y vuelta.

Con la ampliación, la capacidad de la ruta panameña permite ahora el trasiego de buques de 14,000 pies. Como el que se muestra en la fotografía que cruza el Océano Pacífico en 4 (cuatro) días así que los 2,000 km de Tehuantepec a Panamá son quizá tan sólo un día más.

Y, con la modernización del Canal, su cruce es cuestión de menos de 10 horas.
Y si este barco puede pasar por ahí, es evidente que es mucho mejor que la mercancía permanezca en el barco y continué a su destino final pe en Europa. Y no como la opción de Tehuantepec AMLO-Esquivel que implica descargar el barco, cargar varios trenes, porque un barco de estos tiene cerca de 15,000 contenedores, tan sólo imaginen la cantidad de trenes que se requerirían, así que eso tomaría, no sé quizá semanas llevar toda la mercancía al puerto opuesto y cargar otro buque de idénticas dimensiones para que continúe su ruta.
Y no sólo contenedores, en la Revista Forbes el artículo titulado El buque de autos más grande del mundo cruza el Canal de Panamá nos reseña que buques como el Höegh Target que tiene capacidad para transportar 8,500 autos ya cruzan el nuevo Canal de Panamá.

Así que con chinos o sin chinos, el ferrocarril del Istmo de Tehuantepec, es una obra de infraestructura que NO debe realizarse porque es inviable su rentabilidad. Al igual que el de Pearson en tiempos de Díaz, quebrará porque no podrá competir eficientemente con el Canal de Panama.
Y para terminarla de fregar:  Nicaragua construye al rival del Canal de Panamá. Así que con estos ahora serían dos los competidores que podrían pasar buques de gran calado pues el “sueño” mexicano deberá de quedarse en eso en un sueño y no concretarse jamás, sería como tirar el dinero a la basura. Pero decidirá el “Pueblo Sabio”.
Yo creo que a Gerardo Esquivel  le haría mucho bien un viajecito a Panamá. Digo, para que sienta una dosis de realidad y vea contra que está compitiendo la obra que votará “el pueblo sabio”.





martes, julio 24, 2018

Aeropuerto en Santa Lucía Tizayuca


Esta es ya la tercera vez que trato el tema del nuevo aeropuerto en Santa Lucía Tizayuca, esta vez con datos más certeros del proyecto, en la versión anterior consideré que sólo se construiría una pista adicional y no dos como investigué y obtuve del proyecto pero sobre todo porque parece casi un hecho que AMLO, ahora presidente electo hará una CONSULTA POPULAR. Francamente no sé cómo se le ocurre semejante disparate, el “pueblo”, no tiene conocimiento alguno de navegación aeronáutica, la gran mayoría del “pueblo” ni tan siquiera ha viajado en avión, y lo peor es que desprecian flagrantemente la construcción de un nuevo aeropuerto, no piensan que por ejemplo es la puerta de entrada de millones de turistas que son una fuente de gran importancia de ingresos en divisas, de empleos que por millones participan en esta industria. El aeropuerto es  la primera impresión de un país al turismo. Un aeropuerto chico, insuficiente, incómodo ciertamente que tendrá consecuencias en la llegada de visitantes. También, no menos importante es su papel como puerto de entrada y salida de mercancías. Un aeropuerto insuficiente causará problemas graves de logística, lo que encarecerá todo lo transportado.

¿Dos Pistas?


Pero vayamos por partes, la siguiente figura es del AICM actual


Aparentemente se tienen dos pistas, y escribo aparentemente porque no hay tal: Cada una de las pistas NO PUEDE operarse de forma independiente de la otra. La pista 05L-23R tiene una longitud de 12,907 pies la que se usa normalmente para despegar y la otra pista que las pistas de la 05R-23L tiene  12,795  pies y es la que normalmente  se usa para aterrizar. Las pistas son mucho muy largas comparadas con la de otros aeropuerto internacionales y la razón de esto es la altura sobre el nivel del mar de la Ciudad de México, a mayor altitud la presión atmosférica disminuye por lo que es más difícil la entrada de aire a las turbinas y, no menos importante también la cantidad de oxígeno en el aire es menor lo que hace menos eficiente la combustión en el interior de la turbina, ambos efecto resultan en un menor empuje de las turbinas por lo que los aviones necesitan más espacio para alcanzar la velocidad de despegue,(unos 120 nudos), también y no menos importante el aire es mas “delgado”, la densidad es menor por lo que la sustentación o el empuje en las alas es menor, por esto, las grandes aeronaves como el B 747, B 777, Air bus A 340 y A380, van inicialmente a subir más lento. El despegue en estas grandes aeronaves completamente cargadas de pasajeros, su equipaje y carga más los depósitos de combustible totalmente llenos porque muchos de ellos harán vuelos trasatlánticos de 10 horas o más. Esto es muy importante porque la ruta de despegue sobre todo deberá estar libre de cerros que tendrán que librar las aeronaves con todo el peso posible y los motores a su máxima potencia.
La separación entre pistas en el AICM es un gran problema sólo 1000 pies o 300 metros, lo que impide la operación simultánea de las dos pistas. Por este motivo escribí que no se trata de dos pistas.
He extraído del Manual de la IATA para construcción de aeropuertos la especificación de la distancia mínima entre pistas paralelas, que es 1,310 m, pero, la separación entre aviones es aún mayor 2,135 m. Lo que quiere decir que el controlador deberá de posicionar los aviones en las pistas de tal forma que nunca estén más cerca que esta distancia. ¡Muy complicado! Por lo que lo mejor sería situar las pistas con una separación de 2,135 m por lo que los aviones siempre quedarían a la distancia correcta. Así están las pistas del NAIM, en donde sí es posible la operación simultánea y habrá efectivamente dos pistas. 

Por este motivo, la operación en el AICM es como si fuera un poco mejor que una sola pista: Por ejemplo un avión va a despegar en la 05L y otro, en el aire está en planeo de aproximación en la 05R. El controlador le dice a la aeronave en la 05L que se coloque y espere. El avión procede y se centra en la pista y espera. El avión en la 05R llega y aterriza, y hasta que está perfectamente confirmado que el aterrizaje fue exitoso, se puede ir al aire en caso de problemas, y sale de la pista 05R, el controlador le dice al de la 05L que puede despegar. Así el ahorro en tiempo es sólo la posibilidad de ya tener un avión listo para despegar.
Para el caso, que se da en hora picos en la noche de aterrizajes en las dos pistas, nunca dos aviones pueden estar aterrizando simultáneamente, los controladores los espacian para que toquen tierra sólo cuando el otro ha abandonado la pista.
Entonces debe quedar bien claro al lector que el AICM NO TIENE 2 PISTAS. Tiene 1.2 pistas digamos.
Para el aeropuerto de Santa Lucía Tizayuca, igual, la siguiente figura es del proyecto de Rioboó



En mi escrito anterior, pensé que la pista militar existente se ensancharía y se usaría, así que sólo se construiría una pista adicional. Sin embargo en el proyecto de viabilidad de Rioboó se mantiene la pista militar.
Como puede verse en la figura, las dos pistas que se construirían están separadas 300 pies (100 m), lo que impide la operación simultánea, así que tiene todos los problemas operativos del actual AICM y enfatizo NO SON DOS PISTAS. Lo mismo que el AICM es 1.2 pista.


Operación de las Pistas al Norte


Si en el pasado escrito se veía complicada la operación al norte de la pista localizada más al sur, ahora con las dos pistas colocadas unos 300 metros al sur de la pista militar se ve mucho peor. Los aviones se van directo contra el cerro que he marcado, y recuérdese lo que se estableció para aviones extra pesados B777, B747, A 340 y A380. Simplemente tendrían un despegue inseguro. Probablemente, lo que se haría es cargar la mitad o menos de combustible, y tener que hacer una escala. Por ejemplo en Tijuana para los aviones que cruzan el Océano Pacífico: Japón, Shangai, Hong-Kong. Y quizá Miami, o Houston para los que van a Europa. Sólo así. Complicando tremendamente la operación de las aeronaves, encareciendo los boletos y el transporte de mercancía. 
Nótese que la pista militar tiene mucho más espacio para despegar, por eso seleccioné ahí como la primera pista. No hay tal.
También quizá tendría que “desaparecerse el cerro”, excavando lo que no es una tarea menor y debe de incluirse en el costo del aeropuerto.

Operación Pistas al Sur



Al mover hacia el sur las pistas complica enormemente la aproximación o despegue hacia el sur: Se tiene un enorme cerro a la derecha justo en ruta de planeo a la pista derecha. Aquí también tendría que “desaparecerse” ese cerro este mucho más grande que el del norte. Y eso costaría mucho dinero.
Aquí podemos ver que existe una cañada que es “camino” que siguen los aviones, y que tiene que hacerse un fuerte viraje para alinear el avión con la pista. Para la 2da pista las cosas son aún peores ya que el avión a la derecha estaría muy cerca de las montañas (debe respetarse la separación para el avión que viene en el centro de la cañada), la trayectoria es de plano de frente al otro cerro del que ya consideramos.
Total, la operación es muy insegura .

Imposible la operación conjunta

 La región de San Mateo, en el Estado de México, en donde comienzan su aproximación las aeronaves que aterrizan en el AICM, es el punto geográfico y operativo que limitaría la operación simultánea con la eventual terminal de Santa Lucía.

Esto es así porque se tiene la sierra del Ajusco y es precisamente en San Mateo en dónde la cordillera es menos alta y puede pasarse para iniciar la aproximación final al AICM.
Así por ese lugar pasan todas las aeronaves que aterrizan en la terminal actual, lo que no sólo provoca un embudo aéreo, sino que generaría conflictos para los vuelos internacionales que aterrizarían en Santa Lucía.
Pero habría un problema adicional, que tienen que ver con la distancia vertical mínima que dos aeronaves deben guardar, establecida en por lo menos mil pies, para garantizar la seguridad de los vuelos y evitar colisiones.
Dos aviones que vienen en diferentes direcciones tienen que cruzar, más o menos por el mismo punto y con una separación vertical que sería menor a lo que las reglas piden. Tener un avión a 150 metros de distancia de otro es una interferencia y es peligroso. No se puede ni debe de hacer.
Para eliminar este riesgo, los vuelos internacionales que busquen Santa Lucía tendrían que modificar sus rutas -sin ofrecer un ejemplo en concreto- para maniobrar con seguridad hacia San Mateo y comenzar su aproximación.

Sin embargo esta operación implicaría mayor consumo de combustible en los aviones y en consecuencia, un incremento en los costos para las aerolíneas.
Para poder operar Santa Lucía y AICM con seguridad el controlador aéreo SENAM tendría que separar varios kilómetros los aviones para no tener riesgo de colisiones, pero entonces, se tendría que reducir la capacidad actual del AICM.
Ver por ejemplo:

San Mateo: punto de la discordia entre el NAICM y SantaLucía

Pues bien, vamos a votar por algo que es totalmente técnico, si sólo he considerado asuntos aeronáuticos es porque se trata de un aeropuerto, no de una terminal de autobuses o ferroviaria, y la diferencia es que

UN AEROPUERTO SE DISEÑA DEL CIELO A LA TIERRA.

Y no al revés, no se va a construir una necedad de aeropuerto sólo porque es “más barato”, y entonces adaptar la operación aeronáutica a lo hecho. ¡Una soberbia estupidez!
Pues ojalá “el pueblo” comprenda esto y no se equivoque, sé que muchos van a votar que se cancele el proyecto del NAIM en Texcoco sólo porque a AMLO no le gusta ¿Qué sabe AMLO y su compiche Rioboó de aeronáutica? Nada. ¿Cómo es posible que se abra la posibilidad de una estupidez para que el “pueblo” esa masa de ignorantes y manipulables decida?

Otros Considerandos

También y para acabarla, en Santa Lucía la niebla es más frecuente y persistente que en el actual AICM… Y por último esa opción no es nada nuevo, ya desde tiempos de Fox fue desechada rápidamente por la cantidad de problemas que presentaba. Así que deberán de instalarse aproximación por instrumentos nivel III para aterrizar completamente a ciegas.
Y finalmente, y muy importante es la conectividad entre los aeropuertos, definitivamente no es Orly y Charles de Gaulle en Paris, Tizayuca o Santa Lucía está rodeada de montañas, actualmente no están comunicados por una vía decente, la vía que construyan será la única y habrán de salir por una de las zonas más congestionadas de la Capital, por la carreta a Pachuca. ¿Cuánto tiempo le llevaría a un pasajero que viene de Paris, y va a Monterey pasar todo el lío migratorio, las aduanas, transportarse, sabrá que tráfico toca para llegar al otro aeropuerto y viceversa? Eso tampoco aparentemente lo consideran los “genios” de AMLO, y esto tiene un costo, no sólo de la construcción de la vía, de la miserable pérdida de tiempo de millones de pasajeros ¿Qué eso no tiene un valor? Qué regresen y digan “Ir a México es una tortura, mejor no vayas”. ¿Cuánto nos va costar en viajes de turistas que no harán? Estamos hablando de miles de millones de USD.


miércoles, julio 04, 2018

La otra VOTACIÓN que debe ganar AMLO, Inflación y Crecimiento




Por lo menos, a AMLO como decimos aquí “ya le cayó el veinte” esto es, ya se percató que no es lo mismo ganar la elección del pueblo ignorante, que ganar la “otra” elección, elección que además no tiene un día de votación, se da a diario, cotidianamente. Sus acciones y palabras, ahora ya no podrán ser tan vacuas como lo de “la mafia del poder” y “es la corrupción”, ahora deberán ser concretas, y respaldadas por los hechos, en esta votación la “saliva” puede engañar por un momento, pero no siempre, y, si engaña la votación resultante será sumamente detrimental, así que deberá ser muy cuidadoso.
Por supuesto que la votación a la que me refiero es la votación de los mercados. Que le guste o no, sus acciones, más que sus ocurrentes dichos, modificaran las decisiones que los participantes toman para bien o para mal de México, si, cómo lo han leído de México.
Como escribía a éstos actores no les engaña fácilmente, y menos se le puede manipular como lo hizo con el ciudadano común que votó por él. Aquí las cosas son distintas, y hay reglas de las que no puede salirse ya que si lo hace, “Se soltarán los demonios” sobre México.
Lo bueno, es que quizá originado de sus conversación con Blackrock, su visita a Wall Street y sobre todo, su próximo ministro de finanzas Carlos Urzúa le advirtieron que tiene que ser “Neo liberal” a menos que quiera  incendiar el país.
Así en su primer mensaje en el Hotel Hilton, puso bastante énfasis en que cuidará las finanzas públicas, que no tendrá déficit grande, que será prudente, así que tendrá que moderar su populismo, por lo menos aquel que involucra dinero y presupuesto. Así que si quiere aumentar las pensiones 35,000 millones y darle a los ninis 99,000 millones tendrá que hacerlo de los mismos ingresos con los que cuenta, tendrá que recortar el gasto corriente, esto es bajar sueldos a burócratas de angora, y establecer austeridad, lo cual, a mí en lo particular, me parece muy bien. Que haga lo que le dé su regalada siempre y cuando no produzca déficit. Por mí y creo que por los mercados está perfecto.
Ya han salido las calificadores de riesgo principalmente Standard & Poors que tiene la calificación de México como grado de inversión BBB+ con mensajes tales como que “Les preocupa que el congreso esté en manos de Morena”, que por el momento la calificación permanece estable pero si encuentra cualquier cosa inquietante la pondrá a revisión.
¿Qué implicaciones tiene esto? Las calificadoras S&P Moody’s y Fitch, que son las más importantes definen el riesgo del impago de la deuda soberana, esto es lo que se conoce como “default”. Una calificación como la que hoy tiene México, de grado de inversión, indica que la probabilidad del impago es baja, y, en consecuencia el Riesgo País es bajo como lo son los intereses con los que se sirve la deuda soberana.  Como nota al margen, el monto actual del servicio de la deuda de México es el 40% de todo lo recaudado por el Impuesto Sobre la Renta (ISR), así que es alto. Un par de puntos porcentuales más originado en alguna decisión populista o alocada (como subsidiar gasolinas por ejemplo),   subiría el monto del servicio de la deuda. Y no sólo eso. Si llegase a darse que se retira el grado de inversión, los fondos extranjeros, sobre todo de pensiones, que tienen permitido invertir sí y sólo sí se tiene grado de inversión tendrían por ley que retirarse de México, con las subsecuente presión en el tipo de cambio USDMXN, que ya de por sí ha estado presionado por factores como la posibilidad de la terminación del TLCAN, por parte de Trump, y otros factores.
Todo pareciera pues correcto y adecuado, sin embargo ya me empiezo a inquietar cuando leí hoy la nota en El Financiero  titulada “Inflaciónllegará hasta 5% para 2019, prevé Urzúa”
En el texto de la nota puede leerse que,
“Carlos Urzúa, quien sería secretario de Hacienda y Crédito Público en el gobierno del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, señaló este miércoles que para el primer año de la próxima administración esperan que la inflación llegue a un nivel de entre 4 y 5 por ciento, por arriba de lo esperado por el mercado.”
Es decir, no obstante todo lo expresado de mantener bajo déficit, ya están planeando una subida en el más regresivo de todos los impuestos: La inflación.
Empiezan con que nada más 5% pero les resulta de 7%, y luego de 10% y cuando se dan cuenta ya tenemos la inflación desbocada, mal inicio diseñar por principio una expectativa inflacionaria elevada.
Tal y como aquí se lo reiteramos una y otra vez a sus seguidores: AMLO es inflacionista y te va a costar más caro comprar todo, alimentos incluidos. Pero claro, no hicieron caso.
Y es que es muy fácil desde la barrera criticar al torero, ahora que AMLO es el torero va enfrentarse con el toro de los mercados, cualquier estupidez y será cornado, y, a nosotros nos llevará la fregada.
¿Ya ven que no es tan fácil ser el torero? De por fuerita se puede decir estupideces como esta típica de AMLO: “la inflación es como el calor de un motor, si no hay calor es que el motor está parado”
No obstante quela famosa curva de Phillips  que a mediados de los años 60’s, Phillips, Solow y Samuelson, inspirados en las ideas inflacionistas de otorgar poder adquisitivo para eliminar el desempleo, encontraron, según ellos estudiando datos de EU y Gran Bretaña que existía una relación negativa entre desempleo e inflación, es decir, que al aumentar la inflación se bajaba el desempleo.
La propuesta de subir masivamente los salarios para activar el mercado interno crear empleo y hacer crecer la economía es tal cual la aplicación de la curva de Phillips. Por lo que es claro que Urzúa es un keynesiano de cepa.
Sin embargo ya el Nobel Robert Lucas en sus “Expectativas Racionales” explica que los empresarios y los trabajadores pueden ser sorprendidos temporalmente y al muy corto plazo por manipulaciones políticas, pero que pronto aprenden la lección y anticipan o “descuentan” de antemano los cambios instrumentados por las autoridades, lo cual de hecho neutraliza o anula las políticas monetarias de los gobiernos. La lección es que la gente, al tratar de proteger y maximizar sus intereses ante políticas gubernamentales cambiantes, no se deja engañar por las autoridades, sino que por el contrario actúa en anticipación de esas políticas oficiales. La conclusión es que los gobiernos no consiguen nada positivo imprimiendo más billetes de los que se necesitan cuando se contrae la economía o imprimiendo menos en tiempos de crecimiento. De este modo, la Curva de Phillips inicial sólo se desplaza en donde se anula por completo el efecto que trataban de inducir. De las investigaciones del profesor Lucas se deduce que, en lugar de estar tratando de afinar y manipular la economía o interviniendo en los mercados, deben más bien concentrarse en alcanzar el objetivo realmente importante y decisivo a largo plazo, el de mantener precios estables, es decir, preservar el poder adquisitivo de la moneda.
Conclusión: La Curva de Phillips es imaginaria, simplemente no existe relación alguna entre inflación con el desempleo y el crecimiento de la economía, y esto por favor grábenselo en la cabeza, y como ahora, se sugiera alguna política expansionista sepan que es simplemente una falsedad, y no sólo eso, va a crear problemas y para resolverlos después va a ser muy costoso, mucho muy costoso tanto social como económicamente.
En efecto, estas políticas expansionistas de los gobiernos tuvieron un costo terrible, había que dominar a la bestia desatada, así en EU (y también en México a finales del sexenio de Miguel de la Madrid) Paul Vocker se decidió a bajar a como diera a lugar la tasa de inflación en detrimento del crecimiento de la economía del país, lo que resultó en la mayor crisis económica desde la gran depresión de los años 30’s, aunque logró su objetivo de reducir la inflación a tasas manejables como fue previsto ¡Pero a que costo!,
Así que aquí tenemos un ejemplo contundente de cómo las políticas expansionistas de los gobiernos, alterando en este caso la cantidad de dinero y produciendo inflación terminan por crear problemas mucho peores que los que intentan resolver, para después para remediarlos el costo económico y social es terrible. Si no que nos pregunten de los sexenios de Miguel de la Madrid y Salinas de Gortari doce años para pagar el costo de las expansiones de López Portillo.
De lo dicho por Urzúa, claro habrá que ver cómo responde Banco de México que tiene el mandato Constitucional de mantener los precios estables. Así que aquí va a existir resistencia a inducir inflación a lo loco.
Aunque claro, teniendo control en el Congreso, fácilmente pudieran modificar la Constitución para que el Banco de México extienda su mandato a “Mantener los precios estables Y fomentar el crecimiento”, lo que es equivalente a chiflar y comer pinole. Veremos qué pasa.
También como empezamos este escrito habrá que ver que dicen las calificadoras de riesgo sobre el asunto de la inflación. Una baja en la calificación anularía completamente cualquier intento expansionista más dinero tendría que usar el gobierno para servir la deuda, y los particulares verían subir las tasas de interés del crédito lo que induciría exactamente el efecto contrario, tendríamos recesión y no expansión.

lunes, mayo 21, 2018

El Pescador




¿Por qué no encuentro trabajo? ¿Por qué me pagan tan poco? ¿Por qué hay tanto pobre?


Dice el proverbio chino, probablemente debido a Confucio, no estoy cierto de eso que:
"Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida."
Tenía razón Confucio, la principal causa de la pobreza es la carencia de capital humano, esto es, aquellas habilidades o conocimiento que son valoradas por los demás y/o que permiten a su poseedor ofrecer bienes o servicios que sean valorados por los demás. Esto es la educación, pero no cualquier educación, no toda educación resulta en la valoración de los demás ni en la posibilidad de hacer algo con ella que permita ofrecer algo a los demás. El pobre que aprende a pescar, adquiere el conocimiento que le permite ofrecer a los demás pescados que son alimento y que es valorado por los demás puesto que satisface la necesidad de la sociedad de alimentarse.
Sin embargo, Confucio no era economista, al pobre que aprende a pescar, le falta algo, y muy importante, tan importante como los conocimientos adquiridos para aprender a pescar. Imaginemos al flamante pescador, se va a encontrar con que no puede pescar, ¿Por qué no puede pescar? Porque no tiene ni bote con remos ni red. Sus conocimientos no los puede utilizar, y no podrá hasta que tenga un bote con remos y una red, ese bote con remos y red son bienes de CAPITAL, es capital, y hasta que no lo tenga, no podrá utilizar sus conocimientos y pescar. Si no tiene este capital ni los medios para adquirirlo puede emplearse con otro pescador que sí los tenga y recibir un salario por ayudar a pescar. Ya tiene ahora el pobre un medio honesto de ganarse la vida, si es ambicioso, ahorrará, esto es, pondrá todo su entusiasmo en hacer un guardadito mes a mes, probablemente con mucho sacrificio, y con mucha disciplina, hasta que junte el suficiente dinero para comprar, esto es, invertir su guardadito, en su propio bote con remos y su red, a este proceso se le llama “formación de capital”, que no es más que ahorro que se hace con el propósito de invertirlo en el futuro. El empleado pescador se convierte ahora en el empresario pescador, sí, empresario, todo aquel que invierte capital para satisfacer los deseos y/o necesidades de las gentes es un vilipendiado empresario, aunque sea pescador y aún sea en términos absolutos pobre. El pescador empresario ahora contrata a uno o varios pescadores empleados, para poder pescar más rápido y obtener más ganancias, pero aún ya con su bote, el empresario pescador es ambicioso, y sigue ahorrando parte de las ganancias que recibe por la venta de sus pescados, como antes, sólo que ahora más rápidamente, con el tiempo el dinero ahorrado, le permite comprar otro bote, y esta vez, compra también dos motores que le permiten desplazarlos más rápidamente, y por tanto, aumentar su producción de pescados, su productividad, y el proceso continua con el pescador empresario comprando más botes con motor, hasta tener decenas de botes y decenas de empleados, además puede que entre sus empleados existan otros que como él, ahorran y compran botes y compiten con él, todos ellos se van paulatinamente convirtiendo en empresarios ricos, sí, ricos, han abandonado para siempre la pobreza, y ahora nuestro pescador empresario original y todos los que lo imitaron, más todos los que son empleados de todos los empresarios pescadores dejaron la pobreza atrás para siempre. Para siempre. Pero ahí no acaban los beneficios, como ahora existen muchos botes, y muchos pescadores empresarios, cada nuevo pobre que aprende a pescar es rápidamente empleado, los pescadores empleados piden a gritos la capacitación de más pescadores para continuar con sus anhelos de crecimiento. Así, la profesión de pescador se vuelve demandada y los salarios que le pagan a los pescadores empleados son cada vez más altos. Cualquier egresado de la escuela de pescadores es rápidamente empleado y él tiene la opción de seleccionar entre muchos pescadores empresarios en base a salarios y prestaciones que le ofrecen. Al llegar a este punto, la posibilidad de ahorro de los pescadores empleados es mucho mayor, así que mucho más rápidamente podrán convertirse en empresarios si su ambición y capacidad de ahorrar lo permiten.
La "Redistribución de la Riqueza" arruina el proceso para disminuir la pobreza
Aquí una aparente digresión ¿Qué tienen que ver AMLO, Anaya , o Meade en este proceso? Respuesta nada. ¿Puede alguno de los tres cambiar el curso de la historia? Respuesta Sí, de varias formas, la primera, no en específico ninguno de los tres, sino como gobierno, que le dice al pescador empleado original: Yo te voy a vender protección, voy a crear infraestructura, voy a ayudar a los pobres tengo que “redistribuir la riqueza”, (pero si yo soy pobre ¿A mí que me toca?) y tú me vas a tener que pagar lo que a mí se me pegue la gana de impuestos. Te advierto que no es optativo, si no pagas, te meto a la cárcel por poco cooperativo. La historia de nuestro pescador empleado cambia su ruta: Le costará mucho más ahorrar, quizá bajo estas condiciones ya ni siquiera pueda hacerlo por lo que tendrá que permanecer toda su vida como pescador empleado. A los más afortunados pescadores que ya son empresarios, igual, podrán ahorrar menos, tardarán más en acumular suficiente dinero para comprar más botes o modernizarse, de esta forma el resultado neto de la acción gubernamental sobre el proceso de generación de riqueza descrito es abortar, cancelar o ralentizar el crecimiento del proceso que es el crecimiento de la economía. Por tanto, la acción gubernamental no promueve sino que anula o ralentiza la actividad capitalista de generación de la riqueza y evita que los pobres abandonen la pobreza para siempre.
Entre más impuestos “progresivos” existan, peor será, imagine el lector al recién egresado pescador de nuestra fábula capitalista en la que si encontró empleo de pescador, que no encuentra por ningún lugar ese pescador que sí tiene CAPITAL, esto es el bote con remos, quedará pobre, por siempre, de nada, pero lo que se llama absolutamente de nada le servirán sus recién adquiridos conocimientos de pescador, nunca podrá emplearlos, seguirá siendo pobre, por siempre. O emigrará a regiones en donde sí exista CAPITAL, y donde sí tenga la posibilidad de emplearse y comenzar su ambicioso proceso de acumular capital para tener su primer bote.
Entonces amable lector ¿Qué magia cree que pueden hacer alguno de los tres candidatos para incrementar la velocidad de crecimiento de la economía? ¿Despojar a los productores de más dinero para hacer sus obras “sociales”? ¿Sus obras públicas, muchas de ellas que no se requieren?, ¿Regalar medicinas y servicios médicos? Todo ello me parece muy bonito pero tiene que pagarse, y para hacerlo es necesario despojar a nuestro pescador de sus ahorros, y, en consecuencia no podrá debido a esto quizá nunca ser empresario como eran sus intenciones, y la economía, ¡ah! La economía no crecerá como lo haría sin la interferencia gubernamental.
Sólo me referí a los impuestos como factor que detiene o ralentiza el crecimiento económico, sin embargo, la influencia del gobierno no termina ahí. Puede inventar regulaciones, puede exigir que las redes no sean del material que se usa sino de otro, o que los cascos de los botes sean de algún determinado material o que los pinten de algún color que algún desquiciado burócrata quiere. O lo que se le ocurra al lector que de alguna forma u otra obligue a los pescadores a desechar su capital existente esto es sus ahorros para cumplir con las regulaciones. Otra vez, el gobierno tiene una influencia negativa en el crecimiento de la actividad empresarial y, por consiguiente está atentando contra la erradicación de la pobreza que dice ser su principal objetivo.
Es importante, al llegar a este punto mencionar que esta fábula de los pescadores se aplica a la de cualquier profesión después de todo las universidades existen para preparar a la gente, para darles el capital humano para que puedan trabajar ya sea como empleados en el sector público o privado, o como empresarios. Ese debiera ser el principal objetivo de las universidades y tecnológicos, darles a los estudiantes los conocimientos que sean valorados por los demás y que con ellos “se ganen la vida”. Y en este aspecto, todas las universidades de México, conste que escribí todas, se han convertido en inmensas fábricas de desempleados y subempleados, por lo que su objetivo principal, está fallando y no es porque la universidades preparen inadecuadamente a los jóvenes (aunque en muchos casos sí). Los egresados salen a buscar trabajo y no lo encuentran y si lo encuentran les pagan una miseria. Están como nuestro pescador de la fábula, no encuentran el bote, el CAPITAL, que les proporcione el empleo deseado.
Si el Capital es escaso, y ahora por Capital entiéndase fábricas, hoteles, restaurantes, bares, antros, autobuses,  aviones, talleres, tiendas detallistas, centros comerciales, ranchos, granjas, botes para pescar, y en general todo aquello que genere riqueza y proporcione una utilidad a su poseedor, habrá pocas muy pocas posibilidades de ser empleado y además, si hay muchos que tienen los mismos conocimientos que yo y el capital es escaso, habrá poca demanda para profesionistas como yo y permaneceré desempleado o, tendré que emplearme con un sueldo bajo, quizá en algo que ni siquiera estudié, como ser mesero, recepcionista, taxista,  y seré y seguiré siendo pobre. 
Esto es lo que México necesita para erradicar la pobreza, esto y sólo esto. Por qué mucho de esto, permitirá que muchos jóvenes encuentren empleo en lo que se formaron, por eso, para terminar con la pobreza necesitamos más y más y más capital invertido, más y más y más negocios de todo tipo, que proporcionen todo aquello que deseamos y/o necesitamos. Necesitamos más capital invertido y más empresarios, eso es lo que México necesita para obtener mejoras materiales para todos, como en nuestra fábula en que se expande la riqueza con cada vez más y más y más botes con motor, con más y más y más empresarios.
¿Cómo se atreven los políticos a decir que ellos van a hacer crecer la economía, que ellos y sólo ellos van a crear 6 millones o los que quieran de empleos? ¿De qué magia disponen?   Ellos, los políticos, no son pescadores, esto es no son generadores de riqueza, son destructores de riqueza, ellos sólo sirven para parasitar la actividad económica, ellos abortan, cancelan o ralentizan puesto que son parte del gobierno con la actividad económica, ellos destruyen la riqueza que como los pescadores de la fábula utilizan para mejorar la situación material de todos los pescadores. Pese a su propaganda, sea el candidato que sea, es mentira, la economía crece a pesar del gobierno, no porque lo necesite para maldita sea la cosa.
El gobierno es el problema del color o partido que sea no es la solución a nada y menos aún al problema de la pobreza.

¿Ahorro o Crédito?
Quiero hacer énfasis en un detalle en extremo importante de la fábula de nuestro pescador empresario. El proceso inicia cuando el pescador, entonces empleado, decide no sin sacrificio AHORRAR, para más adelante comprar su propio bote, técnicamente acumular capital para invertirlo. ¿Siente amable lector que esto es mentiroso o falaz? Así y sólo así es como se crea cualquier negocio, que empieza siempre con el ahorro. Sin embargo, para Keynes, los keynesianos y por supuesto, los gobiernos dicen lo contrario: Que el ahorro es lo más perjudicial que existe para la economía, por qué en su visión circular mis ingresos son tus egresos no da cabida al ahorro, es para ellos una “fuga”, que ralentiza la actividad económica, si la gente gasta menos de lo que recibe para “atesorarlo” está dañando a la economía puesto que se acumulan inventarios y la economía entra en recesión, y, en consecuencia el gobierno debe de estimular la economía remplazando los “malos hábitos de ahorro” de la sociedad gastando en lugar de ellos. Por este motivo, para evitar el “mal hábito del ahorro”, el gobierno nos sube los impuestos para gastar en nuestro lugar, esto es lo que llaman “Demanda agregada”. Los gobiernos, conscientes del despojo, junto con su banco central y el sistema bancario reemplazan el ahorro necesario para la inversión con crédito, “tan genuino como el ahorro real” decía Keynes refiriéndose a la creación de dinero de la nada en virtud del sistema de dinero fiduciario y la reserva fraccionaria. ¿Si? ¿Qué banco le va a dar crédito a nuestro pescador empleado para que compre su bote? No tiene ahorros, no tiene patrimonio, no tiene nada. Eso por un lado, y por el otro, los créditos son adecuados y correctos complementando al ahorro, no reemplazándolo, sirven para acelerar o apalancar el proceso de adquisición de bienes de capital. Por este motivo, los gobierno para producir un auge (ficticio) bajan arbitrariamente las tasas de interés y generan la expansión del crédito, esto es, los bancos entran a una orgía de préstamos sin garantías, con tal de colocar créditos, la economía ciertamente que crece, ahí está México en 1994, EUA en 2001 a 2008, España hasta que todo este dinero falso, porque eso es, fue dinero creado de la nada, que nadie ahorró, cumple su inevitable colapso y meten a la economía después de la burbuja en una recesión. Vivimos esto con los créditos populistas a los Ninjas en EUA, al boom inmobiliario, al también boom inmobiliario en España que hoy tiene en la quiebra a todo el sistema bancario. Todo este ciclo auge colapso es precisamente por atacar al ahorro, por destruir al ahorro, y por evitar con ello el progreso natural de la economía, vamos, como en la fábula.
Esta es la vieja lucha entre las dos posiciones encontradas, la de FA Hayek (y la mía propia y que he ejemplificado aquí) y la de Keynes o del intervencionismo del Estado.
Por eso, si en verdad el gobierno desea erradicar la pobreza, deberá alejarse de nuestras vidas lo más posible.
Por esto, debemos de exigir a los políticos que lo que necesitamos es capital invertido y no “magias” del estado, y que en consecuencia deberá  reducirse  el tamaño del estado a cumplir con sus funciones y permitir que nosotros los hombres libres, hagamos crecer la economía en base a la formación de capital y su posterior inversión para que hagamos que la pobreza sea erradicada de nuestro país.
Así reescribamos el proverbio chino, probablemente de Confucio, modificado por un mexicano capitalista:
"Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día, enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de su vida (si encuentra quién lo empleé), dale la posibilidad de ahorrar, y no interfieras con su actividad como hombre libre y lo convertirás en un hombre rico y a su vez convertirá a otros pobres en ricos"
Esto es la mejora material de una sociedad ¿no es así? ¿No es acaso lo que quieren todos? ¿No es acaso esto la mejor “justicia social”? Pues esto es CAPITALISMO.
Capital invertido es sinónimo de la riqueza de una nación, esto es y nada más que esto. Y, la intervención del gobierno, el “gasto social”, las reglamentaciones y los impuestos lo único que logran es ralentizar o evitar la inversión en capital.