viernes, abril 08, 2016

Regular Uber


¿Podemos tener o hacer todo lo que queremos? Todas las personas tienen necesidades que satisfacer tales como alimentarse, vestirse,educarse, cuidar de su salud, tener un lugar para vivir, comodidades materiales, tener tiempo de descanso. ¿Crees que las necesidades y los anhelos de las personas podrán ser satisfechos plenamente alguna vez?
Un hecho que sobresale claramente en el estudio de la economía es que los deseos de las personas por bienes y servicios exceden la capacidad de la sociedad para producirlos con los recursos disponibles, por lo que se dice que los recursos son escasos, es decir, tenemos más deseos que recursos disponibles para satisfacer nuestras necesidades. En economía, “escasez” no significa que no haya, sino que hay poco en comparación a los deseos y necesidades que las personas tienen.
Los deseos, en general, no estarán nunca satisfechos plenamente porque el tiempo y los recursos necesarios para producir los bienes y servicios son limitados. Muchas necesidades y pocos recursos nos obligan a elegir la mejor forma de usar nuestros recursos disponibles.
La economía se relaciona con estas elecciones y como la mayoría de los problemas económicos tienen su origen en la escasez, entender este concepto constituye el punto de partida para comprender la economía en general. Las personas toman decisiones, buscando siempre su mejor satisfacción durante toda su vida y la economía tiene aplicaciones en cada aspecto de la vida humana, cada vez que se toman decisiones estamos aplicando conceptos de economía a nuestra vida diaria y cada que existen alternativas la vida toma un aspecto económico.
La economía es la ciencia de la elección, estudia cómo los individuos y las sociedades enfrentan la escasez y la forma en que deciden emplear sus recursos disponibles y lograr con ello el mejor beneficio.
Vayamos con el problema de Uber y su tarifa dinámica. En días pasados y tras decretarse el doble Hoy No Circula, por la implementación de la fase 1 de contingencia ambiental, Uber aumentó   su tarifa dinámica hasta 900% y pagos hasta por más de mil pesos.
Y vinieron las quejas de usuarios en las redes sociales del “robo” y “abuso” de Uber como el futbolista Díaz Liceaga, o el locutor Sarmiento, que se quejaba de “la falta de solidaridad”….
Héctor Serrano, secretario de movilidad, dijo en entrevista con Radio  Fórmula que la Ley de Movilidad establece que todas las tarifas de  transporte público de pasajeros, en cualquier modalidad, podrán ser  modificadas o determinadas por el mandatario capitalino y a propuesta   de la dependencia que encabeza.

En un artículo de El Universal “ Uber abusó”; CDMX controlará tarifas.

   "No existe justificación alguna para que Uber haya incrementado de   tal manera los costos del pasaje en la Ciudad de México, sobre todo  en uno de los momentos más difíciles de la ciudad en materia de  movilidad", dijo el funcionario capitalino (ignorante de Economía).
La Semovi eliminará la tarifa dinámica que le permite a la compañía  aumentar sus costos en base a la demanda del servicio, y someterá a  las unidades a revista vehicular, dijo el jefe de gobierno  capitalino, Miguel Ángel Mancera, citado por El Universal.
Definitivamente, ninguno de los sujetos mencionados en aquí tiene la más miínima idea de lo que es la escasez, ninguno.
Las tarifas dinámicas son un mecanismo ideado por Uber (y muy bien pensado) para lidiar con el problema de la escasez de sus unidades (debe recordarse que Mancera sacó de circulación al 40% de la unidades de Uber puesto que son autos privados): Como hay mucha demanda, y la oferta es escaza, se aumenta el precio como en cualquier mercado para desalentar la demanda. La aplicación Uber es perfectamente transparente y no sorprende a nadie, ahí claramente especifica cuánto va a costar el viaje, ni Díaz Liceaga ni Sarmiento fueron obligados por nadie para aceptar el viaje,  fue su elección y fue porque había disponible, precisamente por su alto costo, para ellos lo importante era tranportarse ¡ya! Y fue lo que obtuvieron ¿Por qué demonios se quejan?
Si como pretende el ignorante supino en Economía Mancera y su achichincle de la Semovi Serrano llegan de veras a eliminar la tarifa dinámica de Uber, ¿Qué pasará?
Pues que te quedaras esperando por horas y horas, y horas hasta que el azar se apiade de ti y alguna unidad disponible ande por ahí cerca de donde estás, si no, pues bueno, seguirás esperando, por horas y horas, así que mejor métete a tomar con cafecito o al cine, de veras va a ser larga la espera, y si te urge transportarte, por qué es muy importante para ti y estarías dispuesto a pagar mucho más con tal de tener el transporte, pues ni modo, deberás  de agradecer primero a los chillones de Uber, luego a los ignorantes Mancera y Serrano. Ahí te quedas, y te quedarás hasta quién sabe cuando, si te urge, ármate de valor, métete al metro, usa una(s) colectiva(s), con los taxis va a ser igual que con Uber, camina buscando mucho, y cuando, después de muchas horas ya en la total desesperación con ganas de llorar entiendas lo que es la escasez, le mentarás su madre a Mancera. Pero sobre todo, experimentarás en carne propia una de las características del Socialismo: La Agresión Institucional contra la actividad empresarial y la acción humana. Pero sobre todo, que no tienen ni la menor idea de Economía, y así llegan ineptos totales, a gobernar ciudades como la de México para hacer estupidez y media demostrando así su ineptitud.

Y luego, no me quieren creer que este es un país socialista….






miércoles, marzo 02, 2016

Donald Trump, el Costo del Socialismo Norteamericano

En las décadas recientes la economía de los EU ha lentamente evolucionado para convertirse de una nación de “productores” a una de “consumidores”. La transformación ha sido motivo de celebración de los políticos y economistas alineados con el sistema,  como una prueba de que el país ha llegado a lo más alto de la “cadena económica global”. En realidad, la transformación ha agotado la riqueza duramente conseguida, y lo ha llevado al borde de la ruina.

Para el ciudadano norteamericano común, muy especialmente lo blanco anglo-sajón percibe, las consecuencias del agotamiento de la riqueza, la posibilidad de concretar “El sueño Americano” lo siente ya como algo histórico, algo que fue, pero ya no es.
Los recientes gobernantes norteamericanos muy especialmente los “liberals”, esto es los socialistas “progresistas”, que “progresivamente” han convertido a los EEUU es una nación socialista.

Así,  en lugar de alentar el retorno de la energía productiva de los EU, el gobierno ha respondido a las crisis económicas simplemente tratando de impulsar el consumismo a cualquier costo. Idea, por supuesto Keynesiana, intervencionista, que cree que el gasto en consumo es la meta, y que el ahorro es lo malo. La estrategia incluye la socialización de pérdidas entre todos los ciudadanos de tal forma que el agotamiento sea difícil de ser discernido. Así “rescataron” empresas inviables como bancos, e industriales como GM y Chrysler secuestradas por el poderoso sindicato de trabajadores automotrices miembros a su vez del sindicato AFL-CIO. 

Esto quiere decir que EEUU ha escogido el socialismo como su salvación económica (algo que aquí, en México, también está en curso), es menester darle una recordada a la historia a los antecedentes del socialismo, que como lo defino, es rectoría del Estado en la economía, y no es nada alentador, la extinta Unión Soviética, los países de África, Asia y ahora en Latinoamérica, muestran vívidamente que el socialismo pone un freno a la libertad individual y empresarial, y lleva inevitablemente a la debacle económica.

EU fue bendecida por abundantes recursos naturales, pero sobre todo, por un nacimiento como nación establecido por sus “Padres Fundadores”, muy especialmente por T. Jefferson por la libertad individual y económica, que ha sido la columna vertebral del espíritu empresarial. Esta combinación resultó en que la productividad y competitividad Americana fueran la envidia del mundo, fundamentado en la fortaleza industrial y la productividad, la economía Americana se convirtió en la mayor del mundo. 
¿Por qué EU ha cambiado su historia de capitalismo exitoso por el lúgubre futuro socialista? La respuesta es la política y los políticos muy en especial los Demócratas, los “liberals” se autodenominan para no emplear la palabra socialista que en realidad es lo que son, eso es Clinton, y muy especialmente Obama que ha arruinado la economía de los EEUU.

Cuando la mayoría de la población trabajadora en el sector privado está empleada en el sector de servicios, sus votos irán dirigidos al consumismo. Esto está pasando en los EU. El gasto del consumidor es ahora el 72 del Producto Interno Bruto (PIB), y es visto como el motor para continuar con la prosperidad.

En la década pasada, cuando la recesión amenazaba con cortar el gasto, el gobierno respondía “bombeando” cientos de miles de millones de dólares a la economía. Esto llevó a cuatro burbujas masivas de liquidez: La de tecnología o punto com a fines de los 90’s, para después seguir con la inmobiliaria ambas reventaron,  le sigue la de las materia primas o commodities que estalla y finalmente la burbuja de activos financieros, otra vez las acciones de las bolsas. Durante el curso de estas burbujas la ambición desmedida no vio ningún límite, y el apalancamiento (crédito) era el pan de cada día.
Pero cuando la fiesta terminó, los políticos no dejaron y dejarán que los mecanismo correctivos propios del capitalismo como es la recesión actúen con su necesaria acción depuradora.

Están tratando de eliminar el dolor del capitalismo y mantener sólo el placer. Esto, ¡no es posible!

Para la corrección en curso de los mercados, el gobierno decidió que las empresas financieras infladas eran demasiado grandes para dejarlas caer y desaparecer por ineptas. Como resultado el gobierno de EU le ha prestado miles de millones de dólares de los impuestos (agudizando el ya de por sí terrible déficit fiscal) a bancos e hipotecarias. A algunos bancos de inversión incluso se les dio acceso prácticamente irrestricto a la “Ventana de la Fed” para tomar prestado cantidades ilimitadas de dinero, aseguradas a instrumentos chatarra y por supuesto las más bajas (negativas en términos reales) tasas de interés, bien debajo del nivel de inflación. Adicionalmente a las acciones de las empresas del sector financiero e hipotecario se les crearon medidas para protegerlas de los que piensan que van a bajar al restringir las ventas en corto (naked short selling).
Es importante notar que estas protecciones no se han dado a toda la industria e incluso no se extendió a todo el sector financiero. Aquellos que los fondos públicos para rescatarlos son precisamente las instituciones gigantescas que son las que mayor responsabilidad tienen en el desorden. Fueron éstas vacas gordas las creativas las que idearon buscar enormes utilidades del crédito irresponsablemente otorgado, y les falló. Pero el gobierno no las deja pagar por su culpa, eso sería el capitalismo que paguen por los destrozos, no, las rescata y en realidad el que las rescata son los que pagan impuestos, los ciudadanos comunes, eso es Socialismo. Esto es Hillary Clinton, y amplificado y ya sin ningún recato esto es Bernie Sanders, destructores de la libertad, del espíritu empresarial, de la generación de la riqueza.

Caída en las utilidades de las empresas, incremento en la intervención del gobierno, mayores impuestos, esa es la misma historia que se repite con el Socialismo. Y, esta historia se repite en los EU, ejerciendo presión sobre la deuda pública y las acciones de las corporaciones americanas. La recesión que viene inexorablemente reverberará mandando ondas de choque a todo el mundo, después de todo, la economía de EU ha sido la mayor del mundo, la locomotora que jala, influyendo negativamente en las economías del mundo y sus empresas.

Y ¿Qué con Trump?, bueno Donald Trump se explica en mucho con la película “El Huevo de la Serpiente”, (Ormens ägg) es una película dirigida por Ingmar Bergman en 1977 y ambientada en el Berlín en los años que surge el fascismo de Hitler, de ahí el nombre del Huevo de la serpiente que a contraluz permite ver a la serpientita en gestación y crecimiento. 

Hitler, como Trump son el resultado lógico de lo que las masas perciben que “algo está mal”, sobre todo en la economía, y eso que “está mal” es el socialismo, esto es, la intervención en los mercados “imperfectos” han logrado que la mayor economía del mundo, la que se hizo grande y poderosa precisamente por libre ha caído, por un lado víctima de los burócratas del Congreso y sobre todo de la Reserva Federal, los políticos ineptos de siempre, más la irresponsabilidad que no tiene castigo de acuerdo con el capitalismo, la debacle se ha socializado. Sin embargo las masas no alcanzan a discernir esto, no tienen los conocimientos ni la preparación, y Trump, como Hitler, culpa a “a los malos”, los inmigrantes mexicanos, el libre comercio, que para las masas de anglo sajones le “suena” muy lógico, también reforzado porque si bien hay millones de mexicano probos, trabajadores, también es cierto que hay otros muchos millones que sí son delincuentes, traficantes y que junto con los afro-norteamericanos constituyen una amenaza a la seguridad del individuo estadounidense, o, por, lo menos así lo perciben, y Trump, ignorante como es en cuestiones económicas, que además trae pleito con las autoridades judiciales mexicanas que no obstante que ganó un juicio no puede cobrarlo y nos ve como un montón de corruptos, que, desgraciadamente lo somos. Lo del libre comercio, no obstante lo que a todas luces y por donde se le quiera ver ha sido benéfico para los tres países norteamericanos, Trump recurre a las falsedades populistas y no es el primer empresario estadounidense en oponerse a él. Henry Ross Perot, dueño de Perot Systems, quien fue candidato independiente a la presidencia de EEUU con un programa y retórica enteramente similar al que hoy exhibe Donald Trump, entre las propuestas de Perot estaba que la Guardia Nacional protegiera a los ciudadanos de la elevada delincuencia en las grandes ciudades consecuencia de los afro-norteamericanos y ¡Otra vez! De los hispanos.  Así que lo de Trump no tiene nada de novedoso. Perot cosechó con su retórica anti TLC y racista ni más ni menos que el 19 por ciento de los votos en la elección de 1992 cuando se discutía lo más álgido y complicado del TLCAN. El argumento de que todas las empresas norteamericanas iban a abandonar los EEUU e ir a México, esto no se dio, pero la retórica de que vas a perder tu trabajo, o como hoy Trump, has perdido tú trabajo por culpa del TLCAN, al ignorante votante le parece certero, lógico, de ahí el tremendo auge que ha logrado el empresario del copete y discurso incendiario.

Populismo fascista, nacionalista, crisis económica, culpables fáciles, son los ingredientes que pueden llevar a Trump a la Casa Blanca. La gente lo ha soslayado, no lo creían posible, pero vean hasta donde ha llegado, y ya frente a Hillary Clinton, un no burócrata de carrera fácilmente puede poner en ridículo a la Clinton, como miembro de la detestable clase política, y despertamos un día con que tenemos un émulo de Hitler en la Casa Blanca. Por el otro lado, tampoco Hillary Clinton es la gran opción, es la continuación del “progresismo”, que así, como su nombre lo indica, progresivamente, de poquito en poquito, ha destruido lo que hacía grande a los norteamericanos: Su libertad y espíritu empresarial y reemplazarlo por el socialismo que destruye la economías donde quiera que se implanta. 

Mal futuro espera a EEUU, y en consecuencia a México cualesquiera que sea el resultado.

jueves, enero 14, 2016

¡Liquiden Pemex!

El día de ayer en su columna en El Financiero Macario Schettino, afirma tajante “No Somos País Petrolero”.Y es cierto, la gráfica que sigue nos muestra a las exportaciones petroleras y las no petroleras. 


La gráfica muestra que en efecto, quitando el periodo correspondiente a auge de Cantarell 1976-1992 las exportaciones petroleras ha permanecido por debajo del 20 por ciento de las totales.
Y ese 12 por ciento, que son algo así como 1.08 millones de barriles diarios pero que como importamos el equivalente a 735 mil barriles en productos petrolíferos, principalmente gasolinas, apenas nos da un neto de unos 300 mil barriles, pero que por las diferencias de precios tenemos déficit en la balanza. Así que PEMEX la “Empresa Productiva del Estado” como fue supuestamente transformada por la “Reforma Energética” para hacerla supuestamente operar más como una empresa privada y que pudiera competir con las compañías que llegarían a explotar el petróleo.
Pero esa “empresa”, es un desastre, que debiera de correr igual suerte que la Compañía de Luz Y Fuerza: Su Liquidación, declararla en quiebra, venderla a pedazos, negociar una quita de su deuda, y liquidar al personal. Y que el estado mexicano deje de una vez de hacerle al “empresario”, y abandone totalmente la idea de explotar los recursos petroleros.

A los mexicanos nos saldrá mucho mejor su desaparición que mantener a esa empresa Zombi funcionando. Ya ahora tendremos que pagar sus inmensos pasivos, sobre todo de pensiones para los cuales no tiene reservas, tiene una plantilla (142,697 que viene de 155,000 hace dos años, pero los despidos se convierten en jubilados…) que excede por mucho la necesaria (y que se van a pensionar algún día) a engrosar el ejército de que para 2014 tenía 96,000 pensionados.  Para lo que PEMEX destina hoy, el 13 por ciento de su presupuesto, pero que crecerá exponencialmente.
Dentro de la estrategia para “sanear” a la empresa, el gobierno Federal asumió una parte de éstos pasivos que ascienden a 1.15 millones de millones de pesos. Y como no van a tener esos pasivos, si entre las prebendas y canonjíasde los trabajadores de PEMEX, tenemos:

  • ·    Si hay reducción de plantel, la empresa deberá de reacomodarlo antes de separarlo y se podrá jubilarlo aunque no esté en la edad.
  • ·         La pensión se logra con 25 años de servicio o la elevadísima edad de 55 años, Su pensión equivale al 80% de su salario, pero si los 25 años de servicio los cumplen antes de los 55 años podrán quedarse aumentando su pensión 4% cada año hasta llegar al 100%.
  • ·      Además de la pensión se les paga una prima de antigüedad de 20 días por cada año de trabajo (como si los despidieran).
  • ·         La pensión aumenta en la misma proporción que los sueldos de los trabajadores en activo en sus revisiones anuales.
  • ·         Atención médica para el trabajador y su familia en hospitales de PEMEX.
  • ·         Descuento del 50% al adquirir gasolina Magna, y el reembolso del 100% de gas hasta 135 kg al mes, y $ 2,943 al mes para su canasta básica de alimentos.
  • ·         Préstamos sin intereses hasta el 90 % de su pensión y aguinaldo anual.
  • ·         Al jubilarse tienen derecho a recibir una aportación de $119,352 por los intereses para la compra o remodelación de casa-habitación.
  • ·         No obstante la caída en los precios del petróleo en la última revisión de contrato colectivo PEMEX ofreció 6% de aumento a sueldo y prestaciones, siendo que la inflación se ubicó en 3%. ¡Angelitos!

Bien lo sentenciaba Milton Friedman que las empresas del estado producen bienes malos y caros con privilegios para unos cuantos.

Y a esos cuantos que reciben un trato totalmente disparatado comparado con cualquier otro trabajador mexicano, que no esté, claro está, en la CFE, la otra “Empresa Productiva”,  o en la dupla IMSS-ISSTE que por ahí se van.

Anuncia PEMEX recortes de personal por ejemplo la nota del Universal, pero en realidad son jubilaciones “anticipadas”, para que ahora cobren, y como acabo de exponer, mínimo seguirán cobrando el 80 % de su sueldo, además de que van a seguir con los otros puntos: Su prima de antigüedad, su atención médica, sus descuentos en Magna, su gas. No bueno mejor ¡que me corran!
Y estas prestaciones ¿Quién las paga? Pues todos los mexicanos, tú y yo cuando vas y le pones gasolina a tu auto y que la pagas al doble que los precios internacionales, lo mismo que con el gas.
También debe decirse que se supone que el Gobierno Federal asumiría parte de los pasivos según  el Artículo Tercero Transitorio de la Reforma a la Ley General de Deuda Pública, publicado el pasado 11 de agosto del 2014, en donde se estipulaba que PEMEX, debía de llegar a un acuerdo con el sindicato (sobre todo mover la edad de jubilación a 65 años), para eso tenía un año, pero el Sindicato ha nadado de muertito, y aún con los 90 días de prórroga para llegar a un acuerdo pues se vencieron y siguen “nadando de muertito … nada. Así que el Gobierno Federal se manea ilegal a asumido $ 50,000 millones para financiar el pago de las pensiones.
Pérdidas y más Pérdidas y … ¡Endeudamiento! ¿Quién lo va a pagar, o lo está pagando? Ponle gasolina a tu auto, o pide tu gas …
A fines de octubre, Pemex anunció que durante el tercer trimestre del año había registrado pérdidas por unos diez mil millones de dólares. Esto es, mil 855 millones de pesos por día. Su producción promedie en 2015 fueron unos 2.267 millones de barriles diarios, el nivel más bajo desde 1980.

Y en los diez meses transcurridos entre enero y octubre la empresa vendió deuda en los mercados internacionales de capital como pan caliente, por un total de nueve mil 045 millones de dólares. Durante el mismo período el gobierno federal emitió bonos por ocho mil 366 millones. ¿Por qué alguien en su sano juicio compra papel de Pemex? Porque se espera que, aunque no hay garantía explícita, el gobierno eventualmente rescate a la empresa y absorba buena parte de su deuda (y su carga de pensiones, de paso). Sin esa garantía implícita, el papel de Pemex sería clasificado como “bonos basura” en lugar de tener “grado de inversión”.
Esta es PEMEX, la porquería de “Empresa Productiva del Estado”, una carga ominosa  para todos los mexicanos, una empresa que no nos da nada bueno. Que debiera de desaparecer …
Mientras que otros países usan la baja en los costos de la energía para ahorrar, para producir más barato, aquí en donde “tenemos petróleo”, la baja en los precios del petróleo y la producción de PEMEX, que por cierto ya los precios están muy cerca del coste de producirlos, por los que Pemex operaría con pérdidas, y que por supuesto que la exploración y explotación en aguas ultra profundas es ya incosteable, no, le aplican impuestos especiales para compensar y continuar con el derroche en la burocracia en sus prebendas y canonjías.

Eso es lo que defiende la izquierda, muy en particular AMLO, que también resucitaría a la CLyFC y su funesto SME, no quiero ni pensar lo que sucedería si ese personaje llegara al poder, destruiría México en muy poco tiempo.

Ya es tiempo en que los mexicanos empecemos a opinar sobre estas “Empresas Productivas” que no son más que un lastre para el progreso material de los mexicanos.

miércoles, enero 06, 2016

¡Demenciales!

Sí, el diccionario define demencial como absurdo, incomprensible o disparatado. Así es este gobierno que muy ufano se pone a presumir en boca deljerarca del SAT Aristóteles Nuñez que “Han superado sus metas recaudatorias,con creces para el 2015 que terminó”.
Nos dice que fueron 2.35 millones de millones de pesos y que esa cifra fue 17 por ciento superior a lo esperado y 29 por ciento mayor que la de 2014. Esto es superaron la meta en 350 mil millones de pesos, y de esos, 196 mil millones vienen del impuesto a las gasolinas. ¡Ah qué bien, felicidades! ¡Bravo, bravo!
También presumió Aristóteles Núñez que en ISR recaudaron 1.107 millones de millones cifra 23.4 superior a la estimada, y de IVA recaudaron 646 mil millones, con una alza de 3.1 por ciento respecto a 2014.
Y terminas el comunicado diciendo que esto es gracias a la “Reforma Tributaria” y que en parte contrarrestaron la caída de 36.7 por ciento en los ingresos petroleros, derivado de la caída en el precio de 91.5 USD/barril a 46.5 y de la producción de 2 millones 450 mil a dos millones 273 mil.
A ver, espéreme Aristóteles, se ufana de mayor recaudación en un 17 por ciento, y 29 por ciento mayor que en 2014, pero, el alza en el IVA fue de sólo 3.1 por ciento y eso considerando que se aplica a las gasolinas como impuesto en cascada, esto es, le aplicas el IEPS y luego el IVA. Lo cual quiere decir, que el IVA realmente disminuyó, o, lo que es lo mismo, de paralizó el consumo con los impuestos.
Pero ahí no para la cosa, para 2016, el SAT anuncia que habrá incluso mayo recaudación que en 2015. sobre ese 30 por ciento de los que sí pagamos impuestos, y … las empresas.
Antes todas las empresas, sin considerar el monto de sus ingresos, podían deducir de manera inmediata la compra de sus activos fijos. En los ejercicios 2014 y 2015, estuvo limitada a las empresas del sector energético. En 2016 seguirá aplicando a las compañías de energía, y se abrió a las empresas con ingresos iguales o menores a los 100 millones de pesos.
Además la compra de activos fijos debe hacerse de contado. No aplica si se usa crédito.
Sin embargo, la mayoría de estas empresas son pequeñas, las cuales tienen limitantes para las compras de activos fijos al contado.
Por lo menos, quizá debido al alud de amparos, el valor de las deducciones por gastos médicos, funerales, para el  2016, estará limitado al 15 por ciento de los ingresos anuales de una persona física. En 2015 el límite fue 10 por ciento.
Y a estas cargas fiscales demenciales debemos de agregar las “pequeñas”, alzas en verificaciones, multas, el reglamento de tránsito, cuyo objetivo primordial es acabar de expoliar a la gente, destruir el patrimonio.
Toda esa alharaca del presupuesto base cero, fue puro bluf para hacernos creer que en el gobierno había alguna intención de austeridad, en estos tiempos difíciles.
Cuanto mayor renta absorban las cargas fiscales, mayor será la disuasión ejercida sobre producción y actividad privadas, esto es en la generación de la riqueza.
Pero los gobernantes de este país están empeñados a toda costa en evitar la generación de la riqueza, su objetivo es mantener a sus burócratas con todas sus prebendas, y tener dinero para el clientelismo político, esa es la real intención de la recaudación. En democracia, sobre todo en la mexicana, se gana el que ofrece más regalos con cargo al erario, no importa que cada vez haya más pobres, es más, para los políticos la pobreza es clave en “su negocio”,  para ellos, entre más pobres mejor; hacer que el país mejore materialmente no son sus intenciones.
Lo peor, es que la gente común no se percata de lo que realmente está mal, saben que las cosas están mal, porque están mal, y son capaces de encumbrar en el poder a todavía peores políticos como López Obrador. Y por el otro lado no hay opción, todos los partidos políticos son socialistas, los del PAN supuestamente de derecha en su momento subieron impuestos también para salvar a su burocracia en la crisis del 2008,
Preocupante…


miércoles, diciembre 16, 2015

Somos Pobres Por Naturaleza pero el Capitalismo lo ha Cambiado

Es muy común leer sentencias como las siguientes:
“México está dentro del 25% de los países con mayores niveles de desigualdad económica en el mundo, según la Standardized World Income Inequality Database.”
En tanto que el Global Wealth Report 2014 señala que el 10% más rico de nuestro país concentra 64.4%de toda la riqueza de la nación. ¿Quién sabe a qué se referirán con “riqueza”?
Otra muy común es “Existe una gran inequidad en la distribución de la riqueza y el ingreso. En efecto, en observamos una alta incidencia de pobreza, cercana al 40% de la población, así como una notoria iniquidad en la distribución del ingreso, con el 10% más pobre de la población con un ingreso familiar que apenas representa el 1,3% del ingreso nacional, mientras que el 10% más rico de la población tiene una participación en el ingreso nacional cercana al 40%.”.
Y la “solución” de los izquierdistas al problema de pobreza e “inequidad” para hacer de “México un país más justo” por ejemplo, serían

Crear un auténtico Estado social y cambiar su enfoque, de un Estado dador a un Estado que garantice el acceso a los servicios básicos bajo un enfoque de derechos.
Crear una política fiscal progresiva y una distribución más justa.
Focalizar el gasto en educación, salud y acceso a servicios básicos, en infraestructura, en escuelas que cuenten con los servicios para que la brecha de desigualdad no crezca más.
Cambiar la política salarial y laboral, y fortalecer el nivel de compra del salario mínimo.

¿La Pobreza Sorprendente?


Debo decir que sí, es sorprendente y escandaloso que en el siglo XXI una buena parte de la población mundial sea pobre, dicen que más de 40 millones de mexicanos. El Banco Mundial afirma que alrededor de 1,200 millones viven con ingresos de menos de 1 USD. Esto supone que una cuarta parte de la humanidad vive en condiciones de precaria subsistencia, sin poder cubrir sus necesidades mínimas de alimentación, también el BM nos informa que si pobreza es "tener hambre, carecer de cobijo y ropa, estar enfermo y no ser atendido, y ser iletrado y no recibir formación", el 46 por ciento de la población mundial padecería estas condiciones ya que 2.800 millones de personas viven con menos de dos dólares diarios. Dos recientes estudios, el informe anual de la FAO y otro elaborado por la ONG Acción contra el Hambre, calculan que unos 800 millones de personas sufren desnutrición, lo que representaría el 13 por ciento de la población mundial.
Todos esos datos con que nos bombardean los medios, las declaraciones de personajes importantes como las del papa Francisco que es planteada siempre como una gran injusticia, y, lo más importante que es lo que me ocupa y preocupa, que se origina “por la profunda desigualdad”.

Todas estas personas jamás consideran que lo realmente sorprendente, excepcional y novedoso es que la mayor parte de los seres humanos en la actualidad puede vivir con ingresos suficientes para no morir de hambre, enfermedad o frío. ¡Eso es lo verdaderamente sorprendente!

Porque si tenemos un poquito de honestidad intelectual y revisamos la historia de la humanidad, nos encontramos con que la humanidad a lo largo de su historia, desde las grandes civilizaciones de la antigüedad hasta hace muy poco, era pobre, realmente pobre, la humanidad es por naturaleza inherentemente pobre.
Así ha sido desde hará medio millón de años,  todo el esfuerzo y tiempo de los seres humanos lo ha dedicado a procurarse alimentos, vestidos y un refugio donde vivir, y sólo muy recientemente, hace apenas menos de doscientos años, y en pocos países al principio, una parte de la población empezó a salir al fin de la extrema pobreza y miseria en la que el hombre ha vivido durante 5.000 siglos.
Por tanto, lo novedoso en la historia de la humanidad no es que haya pobres, desde hace medio millón de años la casi totalidad de la humanidad ha vivido en pobreza y en condiciones de subsistencia. No, lo novedoso es que haya una mayoría de seres humanos en que sus ingresos les da para más que alimentarse, vestirse, tener una vivienda con todas las comodidades como agua corriente y caliente, piso no de tierra, electrodomésticos como refrigeración y aún aire acondicionado, y que aún tengan excedentes para el ocio, la cultura, los viajes por placer. Excluyendo a una minoría insignificante de privilegiados que siempre ha existido, la gran conquista de la historia económica del hombre es que la riqueza así entendida haya alcanzado en muy poco tiempo a la mayoría de la población mundial.
En la historia de la humanidad ha habido dos acontecimientos que han cambiado totalmente la evolución de su historia. El primero fue la agricultura - ganadería, que le permitió cambiar de ser cazador – recolector, de vivir en cavernas, de ser nómada, a asentarse en algún lugar, cultivar sus alimentos y criar animales para obtener proteínas animales de ellos. Debido a esto existieron las grandes civilizaciones y concentraciones humanas, las ciudades, de la antigüedad: Babilonios, Fenicios, Egipcios,  Griegos, Romanos.
Pero no obstante estos avances, la gente seguía viviendo en condiciones precarias de subsistencia. La expectativa de vida del ser humano, la mayoría no moría por guerras sino por plagas y epidemias. De cada 1,000 niños que nacían morían cerca de 400 antes de cumplir su primer año, la mayoría esto es más de la mitad morían antes de llegar a los siete años: La esperanza de vida era de 25 a 35 años, y muy pocos, llegaban a los 50 años. La humanidad crecía porque las tasas de natalidad eran elevadísimas, siendo muy común familias con más de 10 hijos. Sólo así pudieron pasar de 10 millones en el neolítico antes de empezar con la agricultura a 700 millones estimados para 1750, que es cuando comienza el Capitalismo con la industrialización.
La pobreza crónica de la humanidad comienza a mitigarse con la llegada del segundo gran acontecimiento en la historia de la humanidad: El Capitalismo, incipiente, en la forma de comercio, inversión, contratación por un trabajo, el uso de la fuerza del vapor con máquinas que reemplazan la fuerza muscular de hombres y bestias, el ahorro y la inversión en bienes que son usados para producir bienes, y que por su venta se obtiene una utilidad, los bienes de capital. En una palabra, se empieza a crear riqueza. Y se ha creado en estos últimos 200 años como nunca antes la humanidad pudo hacerlo.

El economista austríaco Ludwig Von Mises resume la evolución en la reducción de la pobreza de la siguiente manera:

“La vida del hombre primitivo era una lucha incesante contra la escasez de los medios de subsistencia brindados por la naturaleza. Sumidos en ese desesperado afán por sobrevivir, sucumbieron muchas personas, familias, tribus y razas enteras. El fantasma del hambre persiguió inexorablemente a nuestros antepasados. La civilización nos ha librado de tal zozobra. Acechan a la vida del hombre peligros innumerables; hay fuerzas naturales incontrolables o, al menos por ahora, ingobernables, que pueden aniquilar de repente la vida humana. Pero la angustia de la muerte por inanición ya no conturba a quienes viven bajo un régimen capitalista. Todo aquel que puede trabajar gana mucho más de lo que exige la mera subsistencia.”

Al principio los efectos de la Revolución Industrial no fueron perceptibles, pero al cabo de unos años, el desarrolló que generó fue elevado. Las apocalípticas predicciones de Malthus que había establecido que la humanidad se enfilaba a una catástrofe de hambruna puesto que la población crecía geométricamente, y la producción de alimentos de forma aritmética, perdieron importancia ya que la producción en masa capitalista permitió que los alimentos puedan incrementarse a un ritmo geométrico aún mayor que el de la población. Además, vale la pena recalcar, que el mérito fue doble ya que la producción de alimentos convergió hacia la situación demográfica en un contexto donde la población crecía a mayor ritmo ya que se reducía la mortalidad infantil y a la vez se incrementaba la expectativa de vida. Aun así, la producción en masa de alimentos fue de tal magnitud, gracias a la Revolución Industrial, que la pobreza mundial cayó a cerca del 30% para 1950 y actualmente ronda el 20%. Enfatizo, gracias al CAPITALISMO.

De esta manera, el capitalismo logró el avance más importante jamás registrado en la lucha contra la pobreza. Ésta, cayó desde un 80% a cerca de un 20% en tan sólo 200 años, lo cual quiere decir que como mínimo más del 60 por ciento de los seres humanos han mejorado sus condiciones de vida. Para expresarlo en otras palabras: Debido al Capitalismo, la pobreza dejó de ser generalizada.

Por supuesto que desde la Revolución Industrial los episodios de hambruna generalizada se han presentado.  Entre 1958 y 1962, el líder comunista de China Mao Zedong ordenó la colectivización del campo y laindustrialización forzada, lo que causó la muerte de 36 millones de personas.   La hambruna soviética de 1932-1933 afectó a las mayores áreas productoras de granos de la URSS, en particular las entonces repúblicas socialistas soviéticas de Ucrania y Kazajistán, así como el Cáucaso Norte y la región del río Volga, el sur de los Urales y Siberia Occidental. La manifestación de esta hambruna en la entonces RepúblicaSocialista Soviética de Ucrania es usualmente conocida con su nombre originalde Holodomor. 


A diferencia de la hambruna rusa de 1921, que tuvo lugar en el propio territorio de la Rusia bolchevique (la cual pronto fue renombrada oficialmente a República Socialista Federativa Soviética de Rusia o RSFSR), la información sobre la de 1932-34 fue deliberadamente suprimida de la historiografía soviética, no sólo por el régimen de Iósif Stalin sino por el de sus sucesores. Hubo que esperar hasta el advenimiento de la glásnost (relajamiento de la censura estatal que acompañó a la perestroika), lanzada por Mijaíl Gorbachov entre 1986 y 1987, para que por fin se reconociese la efectiva existencia de aquella de manera oficial. Pero no en los países industrializados, y no es que pestes y sequías hubieran desaparecido en esos países, sino que ahora el comercio libre, la industrialización, han logrado que las condiciones adversas hayan sido manejables, evitando catástrofes humanas.

Después de escribir todo esto, resulta sorprendente ver que el sistema económico que ha conseguido todo esto, haya sido y es tan atacado.

¿Por qué?

Creo que la explicación del ataque al Capitalismo iniciado con fuerza por Engels y Marx, tiene que ver con una característica propia del Capitalismo que simplemente mucha gente no puede aceptar, tolerar y ver como algo natural: El enriquecimiento del empresario, más pero mucho más de lo que un hombre con un empleo puede lograr.  Esto es lo que origina la “desigualdad”, que tanto “preocupa” a muchos. Esta preocupación no es tal, lo que realmente los amarga, los abruma, es la envidia (véase Envidia: una teoría del comportamiento social, de Helmut Schoeck), a que las empresas tengan propietarios, y en consecuencia a la propiedad privada, sobre todo en el ámbito de la economía, por esto, las tesis de Marx-Engels se centran en atacar la propiedad de los medios de producción en manos de particulares, y están felices que sean propiedad de algo etéreo, sin personalidad, “El pueblo”, representado claro está por el Estado productor. La izquierda inmersa en su envidia (que además genera el más ruin de los sentimientos humanos: el odio) no hace sino atacar constantemente a la libertad individual para trabajar, emprender, invertir, ahorrar, intercambiar y consumir, así como la propiedad privada sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción, que la son condición indispensable del progreso económico. Es más, son el progreso económico: aquellas sociedades en las que el gobierno reconoce plenamente, define puntualmente y garantiza jurídicamente esos derechos, de tal manera que los gobernados son libres para trabajar, emprender, invertir, ahorrar, intercambiar y consumir, y propietarios de sus ingresos, su patrimonio y sus medios de producción, por ese simple hecho, son sociedades con un mayor grado de progreso económico, a lo cual se oponen los socialistas, los colectivistas, los izquierdistas, y el papa Francisco.

La siguiente gráfica es elocuente, revela que entre más Capitalismo se tenga, mejores serán las condiciones de la población, mayores serán sus ingresos y en consecuencia, habrá menos pobres.


Estos datos duros, contradicen a los anti-capitalistas, socialistas – comunistas “alter- mundistas” y todas su variantes, incluido el movimiento anti-globalización.

Igualitarimo ¿Igual de miserables?

Pero el carácter distintivo de la izquierda es el igualitarismo y la mejora de las clases más desfavorecidas, y se da el supuesto que la libertad económica es la principal traba para alcanzar estos loables objetivos. ¡Totalmente contrario a la evidencia! Por ello, toda ideología izquierdista tiene un hondo sentimiento anticapitalista y se mueve entre un disimulado recelo por la libre competencia y un radical rechazo de este sistema. Después del estrepitoso fracaso del socialismo real, la izquierda sigue afirmando que el marxismo es una buena teoría que ha sido mal aplicada y se niega a reconocer que el grado de miseria y de muerte conseguido por los enemigos de la libertad económica es la inevitable consecuencia de su propia aberración teórica. En realidad, lo que mejor confirma la preocupación de los marxistas por la pobreza es que nadie ha conseguido aumentarla tanto como ellos.
Su primer dogma fue que el desarrollo capitalista traería un inevitable empobrecimiento de los trabajadores, es decir, haría más ricos a los ricos y "todavía" más pobres a los pobres, pero cuando la realidad ha terminando refutando esta predicción, se insiste en nuevos disparates que todavía siguen teniendo gran aceptación. Se asegura que el crecimiento económico capitalista conlleva un aumento de las desigualdades entre las rentas dentro de un país, y cuando también los hechos desmienten esta afirmación, se incide en que la pobreza de los países pobres es consecuencia de la riqueza que disfrutan otros países. Como los despropósitos suelen ir encadenados, el más reciente, que seguramente  no será el último, es que la llamada globalización favorece a los países desarrollados y perjudica a los pobres.
Es un hecho evidente que la pobreza severa ha desaparecido en los países más industrializados. Naciones como EEUU, Reino Unido, Suiza y Japón se industrializaron dentro de lo que eran condiciones predominantemente de laissez faire y libre mercado. Incluso las llamadas democracias sociales, como Suecia y Alemania, se desarrollaron en condiciones de libre mercado y adoptaron extensos programas de bienestar estatal y regulatorios solo después de alcanzar altos niveles de desarrollo económico e industrialización. Los datos del Banco Mundial muestran que hay desigualdad, pero esta desigualdad existe entre las naciones de libre mercado y las naciones de capitalismo de compadritos (como México)  y socialistas.
La idea de que el laissez faire doméstico causa pobreza no tiene fundamento. Es un hecho histórico que India, China y Kenia nunca probaron el capitalismo, así que a este sistema nunca se le dio una oportunidad de funcionar. Además, China e India han conseguido cierto progreso en acabar con la pobreza desde que se movieron en dirección al capitalismo. Por supuesto, China e India adoptaron el capitalismo regulado de compadres, pero esto sigue siendo mejor que sus viejos sistemas socialistas-comunistas.
Se podría argumentar que el capitalismo global permite a poca gente en algunas naciones explotar a las masas de otras naciones. Los marxistas han tratado de hacer este alegato desde Lenin. Lenin revisó a Marx porque incluso en sus tiempos se había hecho evidente que la predicción de Marx de que los capitalistas explotarían a los trabajadores nacionales era refutada por las evidencias. Ahora sabemos que el intento de Lenin  de echar la culpa de la pobreza a los mercados globales es erróneo. Como se ha mencionado previamente, las condiciones económicas de China e India mejoraron después de pasar del socialismo al capitalismo de compadres. China e India también han expandido en comercio en los mercados globales.
Ha habido mejoras importantes en las condiciones de vida en todo el mundo a lo largo de los últimos treinta años. Las mayores mejoras en las naciones más pobres tuvieron lugar durante la ola de globalización que tuvo lugar hace veinte y cinco años, después de la caída de la URSS. El colapso de la Unión Soviética abrió la puerta a una globalización sin precedentes de la industria. ¿Qué nos dicen los datos reales acerca de la pobreza durante este periodo? De acuerdo a datos delBanco Mundial El PIB per cápita aumentó enormemente: 

Hace treinta años, la mitad (el 50%) de la gente en las naciones más pobres del mundo vivía en pobreza extrema. En 2014, el 18% de la gente en las naciones más pobres del mundo vive en pobreza extrema. El desarrollo de los mercados globales ha rebajado mucho la pobreza en todo el mundo. Es un hecho muy importante. Pasar de estar en el tramo de renta global más baja a renta media baja a una renta media significa pasar de una expectativa media de vida de cuarenta y pocos años a una esperanza de cincuenta o sesenta años respectivamente.  
Un examen superficial del mundo hoy revela que hay pobreza, que esta pobreza tiene consecuencias reales para los niveles y expectativas de vida y que tenemos mercados globales y capitalismo en la mayoría del mundo. Un análisis cuidadoso muestra que el capitalismo en realidad ha disminuido la gravedad de la pobreza con el tiempo y que el principal problema con el capitalismo en la mayoría de las naciones es que tiene impuestos demasiado altos, demasiados elementos de regulación pública y favoritismo. El papa Francisco tiene buenas intenciones, no lo dudo, pero sus creencias anticapitalistas son infundadas. La campaña contra el capitalismo global pone en peligro a los más pobres del mundo.


lunes, noviembre 30, 2015

Riqueza y Desigualdad

A mi hijita recién nacida Michelle, no me gusta el mundo al que llegas hijita, pero creo que las ideas, las buenas ideas, la razón y la inteligencia, pueden cambiarlo, en eso estoy, y estaré poniendo mi pequeña contribución para que te toque vivir un mundo mucho mejor que el que me ha tocado vivir...
Te ama tu papá.

Quiero respetuosamente dedicar este escrito a Su Santidad el papa Francisco, y en general, a todos aquellos que confunden, desigualdad con pobreza, y peor aún, que identifican a la desigualdad como el causante de la pobreza.

Empezaré por definir qué es riqueza.

La riqueza consiste en activos, incluido, por supuesto, el de uno mismo mi Capital Humano, que prometen un flujo de ingresos en el futuro. Esto es riqueza. Ni el petróleo, ni el oro, ni el dinero acumulado per se, son riqueza. Para que sean riqueza deben de ser convertidos  en activos que como se define producen un flujo de ingresos. Estos activos, los economistas les denominan bienes de capital y son las industrias, las máquinas que producen bienes, los hoteles, los bares, los comercios, edificios de oficinas,  los puertos, escuelas, carreteras,  etcétera.  El petróleo, el oro y el dinero son, en todo caso, fortuna. Y el dinero puede ser riqueza sí y sólo sí,  se invierte y produce un interés.

En los términos de esta definición, un pobre, lo es, por que su persona no es capaz de ofrecer bienes bien valorados por los demás, no tiene mucho de valor en él mismo o no tiene posibilidad de crear o comerciar con bienes que sean codiciados o necesitados por los demás. Por eso no tiene riqueza, su promesa de flujo de ingresos a futuro es o nula o muy baja. Así un barrendero, un limpiador de coches, son pobres, porque existe una gran oferta de otros que como ellos no tienen ninguna preparación y por tanto su trabajo no tiene un gran valor y en consecuencia sus ingresos son bajos. Por el contrario, un eminente médico oncólogo, un neurocirujano, un arquitecto innovador y artístico, un futbolista crack, y en general cualquier deportista, artistas , músicos, que hacen cosas que los demás valoran, aprecian, aunado a que hay poca gente capaz de hacer lo que ellos hacen tiene en consecuencia que sus ingresos son muy altos. Con esta visión de lo que es la pobreza realmente, puede entonces ofrecerse una solución que es buscar la forma de incrementar el valor Ya en este mismo espacio he propuesta que la primera y más obvia es capacitar al pobre para que añada valor a su persona. Pero hago énfasis en capacitarlo en conocimientos que agreguen valor, no todos los conocimientos agregan valor, no por tener un título universitario puede afirmarse que se tenga valor, esto es importante, sin embargo, los jóvenes estudian “porque les gusta”, o también “porque no tiene matemáticas”, y pocos, muy pocos se preocupan por poner su esfuerzo en aprender algo que tenga valor. Además, las universidades sólo les preocupa ofertar profesiones, y titular a los más que se pueda, privilegiado la cobertura a expensas de la calidad y del valor…Pero esto es todo un tema.

Lo más importante de todo esto es que se trata de acción humana, esto es, así procedemos los seres humanos todos, sin importar el tipo de gobierno, o sistema económico. Así hemos sido desde las antiguas civilizaciones hasta nuestros días, por consiguiente esta definición de riqueza no es “Capitalista”, ni tiene sesgo ideológico alguno. En cualquier sociedad, y en cualquier tiempo, la valoración del individuo por los demás es un hecho incuestionable, y su mayor valoración lo hace un hombre que destaca por sobre los demás. Esto ha sido y será aún en los regímenes totalitarios comunistas, nadie puede ni podrá asfixiar los deseos de superación del ser humano.

El capital humano, no tiene por qué ser de alto valor académico o universitario, hemos presentado como ejemplos a los artistas y deportistas como personas que pueden ser altamente valoradas, y que, en consecuencia son ricos.

Y esto ha sido así siempre.  En el libro de Jones, A. H. M., "Slavery in the Ancient World," Economic History Review, nos relata que a principios del Imperio Romano el precio de un esclavo adulto normal parece haber sido de unos 2.000 sestercios (p. ej., Horacio, Sat. Ii.7.43). Una sirvienta costaba 600 (Marcial vi.66), mientras que Columela (iii.3.8) decía que un vendimiador experto había costado 8.000. Un doctor, P. Decimus Eros Merula, pagó 50.000 sestercios por su libertad (Dessau, Inscriptiones 7812). Séneca (Ep. xxvii.7) informa que un tal Calvisius Sabinus pagó por esclavos educados en los clásicos griegos 100.000 sestercios por cada uno. Plinio (Hist. Nat. vii.39) decía que el precio más alto pagado por un esclavo en su tiempo fue de 700.000 sestercios, por el lingüista (y posiblemente profesor) Daphnis, pero desde entonces la cantidad se había visto sobrepasada por actores que compraban su propia libertad.
La Atenas clásica mostraba una variedad similar en precios. Un trabajador ordinario valía de 125 a 150 dracmas. Jenofonte (Mem. ii.5) menciona precios que van de los 50 a los 6.000 dracmas (para el director de una mina de oro).

La Aventura Empresarial

Pero, también, puede ser, que una persona no tenga cualidades muy sobresalientes en sí misma, lo que él sabe o puede ofrecer por sí mismo no es de gran valor, no tiene grandes conocimientos académicos, y puede que ni carrera universitaria o título, que tampoco sea muy hábil con los deportes o las artes, pero que sí es muy hábil para lograr satisfacer algún deseo y/o  necesidad de los demás, tiene alguna buena idea y, por supuesto, está dispuesto a trabajar duro, ahorrar, pedir un crédito, asociarse con otro(s) como él,  y crear una empresa basada en esa idea(s), dirigida a satisfacer algún deseo o necesidad que  percibe en la sociedad,  si su esfuerzo es suficiente, su idea es buena,  y también si tiene al menos un poco de suerte, podrá volverse rico, invirtiendo en esos activos de los que escribíamos al inicio que son los que hacen factible la consecución de esa idea , y finalmente debido a la aceptación de los consumidores de esa idea, genera ventas y finalmente utilidades, que es lo que hace factible que su actividad permanezca, y crezca, esto es, este o esto hombres están generando riqueza  y son empresarios,  vilipendiados empresarios, que trabaja por una idea, que toma riesgos, que arriesga su patrimonio, sus ahorros, y que si las cosas funcionan, con el paso del tiempo se convierte en rico, tan rico como un Bill Gates, que es el más rico de la tierra y que empezó con Paul Allen su negocio de software en una cochera, como también lo hicieron Steve Jobs y Wozniak en Apple, Michell Dell, Jeff Bezos de Amazon, Mark Zuckenberg de Facebook, Richard Branson de Virgin Airlines, Larry Page y Serguéi Brin de Google, que dicho sea de paso, algunos de ellos,  no tienen un título universitario, lo que corrobora que la asociación obtención de título traerá riqueza es una falsedad total. No es necesario ni el papelito ni los conocimientos universitarios para ser rico. Aquí en México también tenemos honrosos ejemplos, como las familias Servitje-Mata que llegaron de España con una mano por delante y otra por detrás, y formaron el emporio Bimbo, los  Michel Suberville de Liverpool-Fábricas de Francia, Bailleres de Peñoles-GNP-El Palacio de Hierro, Zambrano de Cemex, los Garza Sada – Garza LaGüera  de FEMSA-ALFA, etc.
De todos los personajes empresarios famosos mencionados sin lugar a dudas destaca Steve Jobs que no sólo satisfacía los deseos de los consumidores, les creaba necesidades. Lo que llevó a su empresa Apple a ser la de mayor valor en la Bolsa de EEUU.
He expuesto algunos nombres de empresarios famosos, y ciertamente muy ricos, todos ellos se encuentran la lista de Forbes, pero eso no implica que este fenómeno ya está agotado. Larry Page y Serguéi Brin iniciaron Google en 1997, quien iba a pensar que iban a rivalizar con el gigante Microsoft de Gates a los pocos años. Nadie, era impensable.  Apple, estuvo a punto de desaparecer, habían despedido hasta a su fundador Steve Jobs, pero regresó, y regresó fuerte con el iPod, y luego el iPhone, ideas que le valieron que pronto Apple se convirtiera en la empresa con mayor valor entre las empresas de EEUU.  Y así como Page, quien sabe en este momento, que empresas estén naciendo que darán de qué hablar en el futuro. ¿Puede sentirse Jeff Bezos de Amazon seguro de su posición predominante en el mercado del comercio minorista por Internet? Ciertamente que no, como tampoco lo fue Microsoft. Esto es lo grandioso de la competencia, el sistema de libre mercado, de la soberanía de los consumidores que dictan quien sí y quién no, y que el sí puede algún día volverse no. Este es uno de los argumentos más contundentes en contra de Picketty y su libro “Capital en el Siglo XXIi”. Según este autor, muy de moda hoy en día, los ricos se vuelven cada vez más ricos porque los capitalistas pueden obtener automáticamente una tasa de rendimiento sobre su capital que supera la tasa de crecimiento del conjunto de la economía, concluyendo que con el paso de tiempo, se van quedando con una porción más grande del pastel de la riqueza existente. La realidad, sin embargo, es que mi riqueza actual no depende en esencia del pasado, sino del futuro: yo no soy rico por cuán bien invirtiera mi padre, o yo mismo en el pasado,  sino por lo bien que sea capaz de continuar invirtiendo en el futuro, tan y como hemos definido, al iniciar este escrito, la riqueza es flujo de efectivo, no cantidad de efectivo.  En contra de lo que señala Piketty, ningún activo, bien de capital o financiero, posee una rentabilidad automática o garantizada (ni siquiera la deuda pública, tan sólo pregunten a los tenedores de bonos argentinos o griegos). Ser rico hoy no es garantía de seguir siéndolo en el futuro y, mucho menos, de ser mucho más rico en el futuro que en el presente: De hecho, la mayor parte de los superricos de 1987 han perdido desde entonces más del 50% de su patrimonio. Cuanto más capital se tiene no se posee de mayor capacidad para hacerlo productivo y rentable, sino de mucha menos: la capacidad para invertirlo bien, para evitar errores y para encontrar lucrativas oportunidades de inversión que nadie más ha podido localizar va viéndose cada vez más mermada cuantos más fondos te ves obligado a gestionar. Tan sólo una muestra, el magnate Carlos Slim perdió 15.4 milmillones de USD en este año 2015. Sus empresas más importantes América Móvil (que comprende Telmex y Telcel) ya tienen competencia de relieve (AT&T), y lo más probable es que su condición de cuasi-monopolio de vaya mermando con el tiempo.

La Razón de la Desigualdad

Esta es la razón de la desigualdad. Los seres humanos no somos iguales, por cruda que la sentencia parezca, y no somos iguales porque el capital humano que cada quien tiene es diferente, y es diferente porque las capacidades de cada ser humano también lo son. Pero lo más importante, suponiendo hombres igualmente inteligentes y capaces, unos deciden incrementar su capital humano estudiando alguna carrera universitaria, y al terminar su preparación deciden ofertar sus capacidades adquiridas a alguna empresa, y emplearse, este sujeto, por definición tendrá sus ingresos que corresponden a sus retribuciones otorgadas por el empleador, fijas. Tienen para decirlo escueta y llanamente su sueldo, eso sí garantizado dos veces por mes, puede ser muy alto, como sucede con los CEOs de las grandes empresas, tener muchos ingresos extra, bonos, premios, compensaciones, prestaciones, pero todo eso está limitado a un contrato con su empleador. Otros, en cambio, deciden que es mejor ser “cabeza de ratón que cola de león”, como escribíamos, tienen alguna idea que creen buena, y emprenden la aventura empresarial. Los ingresos para este incipiente empresario no están garantizados por nadie, él no puede con certeza saber cuánto va a ingresar, nadie cada quincena depositará en su cuenta nada. Está totalmente en las manos de los soberanos consumidores que aceptarán adquiriendo su producto o servicio ofertado, o no haciéndolo. Si su producto es votado por los consumidores su pequeña empresa crecerá, buscará capital o socios para crecer, quizá también buscará créditos, e invertirá para incrementar la producción de su negocio, y si las cosas le salen bien, y administra correctamente su empresa, quizá hasta la coloque en la bolsa de valores para levantar capital que le permita acelerar el proceso de crecimiento. Como consecuencia de la creación y éxito de la incipiente empresa, se requerirá de contratar colaboradores, creando sueldos, que serán cada vez mejor pagados a aquellos empleados que por su capital humano son valiosos para el funcionamiento de la empresa. Adicionalmente, la empresa tiene proveedores de todos los insumos que requiere para la manufactura de su producto o prestación de su servicio, ellos obviamente también son beneficiados por la incipiente empresa, y también muy posiblemente tengan que crear más puestos de trabajo. Y estos a su vez también tienen proveedores con lo que estamos hablando de una cadena productiva de generación de riqueza que beneficia a toda la sociedad en su conjunto.

 Con el paso del tiempo nuestro personaje que optó por la aventura empresarial superará con creces en ingresos al primero que decidió libremente usar su capital humano como empleado, y quizá, porque no,  después hasta aparezca en la lista de Forbes como uno de los multimillonarios.

Entonces nuestro personaje  formará parte de la “inequidad”, que tanto preocupa a la izquierda, que no puede ver que las empresas tengan  propietarios, que le da por así decirlo repugnancia, asco,  y que sus ingresos superen con creces a los de cualquier trabajador. 

El proceso descrito sobre la creación de la nueva empresa, por ningún lado que se le vea colabora con exacerbar la pobreza, ¡Todo lo contrario! La nueva empresa, crea fuentes de trabajo e incide en la cadena productiva de otras empresas que a su vez crean más empleos. Qué hubo una persona o varias personas, que se convirtieron en ricos, lo hicieron sin empobrecer a nadie, y todo lo contrario, ¡Redujeron la pobreza! al crear puestos de trabajo antes inexistentes  si el empresario hubiera decidido  no serlo, y buscar como su par comparativo un empleo, las decenas, cientos, o miles de empleos derivados de su decisión no se hubieran creado.  ¿Qué se volvió un desigual? Sí…
Este es el verdadero rostro del Capitalismo, un sistema de libertad, en donde los libres intercambios generan riqueza, no es un juego de suma cero, donde el empresario se enriquece porque alguien más se empobrece. Por el contrario, debido a que la riqueza puede crearse es absurdo argumentar que la desigualdad implica mayor pobreza.

Pero este no es el concepto que se tiene de Capitalismo, mucha gente, aparentemente incluido el papa Francisco al que le he dedicado este escrito, identifica el Capitalismo acorde a las ideas de Marx: El capitalista le roba al trabajador que es el que proporciona la plusvalía, lo explota y por ese motivo de hace rico. Por tanto, todo empresario capitalista es un ser vil, aprovechado que usa a los trabajadores para su propio beneficio. Y si este capitalista llega a lista de Forbes, será malvado entre los malvados por la cantidad de dinero que es capaz de robar a sus trabajadores.

Para los marxistas que el capitalista se vuelva rico es injusto, y que la persona sea valorada por lo que capaz de ofrecer a los demás también, y debe decirse que los principios de justicia socialista –comunista  están basado en la necesidad (“de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”, dijo Marx) resultan apropiados para regir órdenes sociales micro, tales como la familia o el grupo de amigos en las sociedades modernas. En efecto, hace justicia la madre que da a sus hijos según sus necesidades y urgencias, y no según otros criterios como podría ser el mérito. ¿Acaso consideraríamos justo que el padre de familia evalúe el mérito de sus hijos, por ejemplo, en la escuela, a la hora de decidir si suministrarles o no alimento?

Ahora bien, si intentáramos aplicar hasta las últimas consecuencias el principio de la necesidad como criterio de justicia en un orden extenso, sólo una situación de incompleta injusticia e ineficiencia podría derivarse de tal cosa. El legítimo altruismo familiar devendría en ilegítimo saqueo social por parte de una autoridad planificadora que acabaría, a la postre, con toda libertad individual, y hundiría a la sociedad en el hambre y la miseria (el genocidio soviético y el genocidio maoísta son sólo dos ejemplos históricos de lo dicho).

También y no menos importante es considerar que la riqueza es algo constante. “El pastel tiene un determinado tamaño”, y los ricos se llevan las tajadas más grandes.
Es común leer en los medios frases como esta: “En México al 1% más rico (de la población) le corresponde 21% de los ingresos totales de la nación.”
Así que la idea generalizada es que es malo tener ricos y en consecuencia  es menester expoliarlos todo lo que sea posible para que la porción del pastel que detentan sea repartida. Escriben por ejemplo en un artículo del periódico de corte izquierdista  la Jornada “Cantidad de millonarios creció 32%en México en cinco años: estudio” 

“Uno de los grandes problemas reside en que nuestra política fiscal favorece a quien más tiene. No es de ninguna manera progresiva y el efecto redistributivo resulta casi nulo. Por gravar consumo por encima del ingreso, las familias pobres, al gastar un porcentaje más alto de su ingreso, terminan por pagar más que las ricas. La tasa marginal del Impuesto Sobre la Renta (ISR) ؘ–una de las más bajas de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)–, el que no haya impuestos a las ganancias de capital en el mercado accionario, y el que tampoco los haya a herencias, entre otras cosas; son ejemplos de cómo el sistema tributario beneficia a los sectores más privilegiados”.

Quedando en relieve que en sus cabezas no está que el pastel pueda crecer, que mayor generación de riqueza es posible, y que la mayor generación de riqueza traerá efectivamente mejoras sustanciales a la sociedad.

El problema con la actitud de repartir la riqueza, radica en que lo ricos en realidad no tienen su riqueza como dinero o bienes de consumo, la tienen como empecé este escrito en activos que producen un flujo de efectivo, que producen utilidades. Pero, en el mundo de los socialistas, los medios de producción tienen el mismo estatus esencial como bienes de consumo, que por regla general benefician solo a sus propietarios, esto es identifican la riqueza de sus propietarios por mansiones, jets privados, joyas, etcétera.  Es por esto por lo que quienes comparten esta mentalidad normalmente pintan a los capitalistas como hombres gordos, cuyos platos tienen montones de comida, mientras que la masas de los asalariados deben vivir cerca de la muerte por hambre. De acuerdo con esta mentalidad, la redistribución de riqueza es meramente quitar de los platos desbordantes de los capitalistas y dárselo a los hambrientos trabajadores.

Pero esto no es así, el expoliar para redistribuir atenta sobre la creación de más riqueza, y esto es especialmente importante en las pequeñas empresas, que como la de nuestro relato está iniciando y les es imperante ahorrar para que usando como complemento el crédito puedan crecer. Los impuestos las despojan de su capacidad de crecimiento y no pocas veces, son causa de que no puedan tener suficientes utilidades y tengan que abortar la aventura empresarial.

El mundo que ansían los socialistas, es un mundo en el que se han desvanecido los capitalistas multimillonarios y sus empresas, reemplazados por pequeños productores pobres, que no serían significativamente más ricos de lo que son ellos. Esperan que en un mundo de productores como éstos, proveedores a quienes les falta el capital necesario para producir mucho de algo, no digamos proveer la producción en masa de los productos tecnológicamente avanzados del capitalismo moderno, de alguna forma estarían mejor económicamente. Evidentemente, no podrían estar más equivocados o engañados.

Los socialistas prefieren que los pobres se hagan más pobres con tal de que los ricos se hagan menos ricos, o mejor aún que se hagan pobres.

Y, creen que este mundo de pobres, en el que no existe la desigualdad, es mejor que un mundo en el que existen ricos.