viernes, junio 10, 2016

El Empleo con Obama

Esta semana el presidente Barack Obama visitó una pequeña ciudad en el estado de Indiana en donde hizo su acostumbrada propaganda sobre la recuperación de la economía como algo excelso y que era una razón de gran peso para elegir a Hillary Clinton como su sucesora para darle continuidad a este legado.
Muchos que viven en ahí rechazaron que Obama se dé el crédito que en realidad corresponde al trabajo duro de los empresarios del lugar logrado con mayor trabajo debido a las innumerables trabas y reglamentaciones que de él han emanado.
El reporte del empleo dado a conocer el viernes pasado es una confirmación del pésimo desempeño que Obama ha tenido como gobernante: Sólo 38,000 empleos se crearon en mayo, la menor cifra en más de 5 años que se logró en noviembre del 2007, pero  lo peor es que la gente se está dando por vencida en buscar trabajo y abandonan la fuerza laboral, que como explicaba en el pasado post ya asciende a más de 93 millones, casi medio millón dejaron el mes pasado de formar parte de la fuerza laboral, de ahí que la tasa de desempleo haya bajado a 4.7 por ciento.
También la tasa del crecimiento del PIB fue de apenas 0.8 por ciento para el primer trimestre del año. ¿De qué de vanagloria Obama?
El partido Republicano ha llamado a este reporte “devastador”, y recuerda a los posibles votantes por Clinton que su presidencia será una extensión de la de Obama.
En efecto, en los últimos 12 meses más gente se ha desalentado y abandonado la fuerza laboral que aquellos que han encontrado empleo.
Obama y Hillary Clinton hacen denodados esfuerzos para tratar de convencer a los norteamericanos que nunca han estado tan bien, pero tienen que enfrentar la realidad: Sus salarios han permanecido estancados sino han disminuido, el crecimiento económico ha disminuido a prácticamente nada, y, sobre todo la clase media, eso tan característico del norteamericano se está encogiendo. Si se perpetúa la Obamanomics por otros cuatro años está garantizado que los norteamericanos con apuros económicos jamás saldrán adelante.
Donald Trump, nunca ha sido un parásito político, nunca ha vivido del trabajo de otros que es expoliado, él es un empresario, razonablemente exitoso, y sabe perfectamente que se requiere para generar riqueza y con ella empleos bien pagados.
Como nunca se necesita alguien enfocado a estimular la actividad empresarial y no agredirla como ha sido con Obama y será seguramente con la marxista cultural Clinton.


2 comentarios:

  1. En EE. UU., como ocurre en México, si no es que en todo el mundo, los partidos políticos, los políticos, luchan por profundizar un esquema en el que se han venido moviendo desde hace mucho: comprar las voluntades de la gente a través de políticas de gobierno dadivosas a cambio de mantenerse fieles y, en una simbiosis creciente, asegurar por ese medio los votos para gobernar. Así, vemos como ya no importa tanto de qué partido o candidato estemos hablando, unos y otros se afanan por ofrecer más que el otro. Un caso de rompimiento, atípico a estas alturas, es el de Trump, que a través de tus post he podido conocer lo que no se está sabiendo a partir de la información general que se maneja respecto a las campañas presidenciales y de las propuestas de los candidatos, nos hemos quedado con la imagen bravucona, insolente, nacionalista, y comemexicanos, que no es fácil de "tragar". Así, con Trump no se está presentando un Partido Republicano que intenta ganarse a los latinos ofreciendo dádivas y mejoras en el asistencialismo, sino que, más bien, propone establecer un "cortocircuito" en el romance que se venía generando al respecto, así como lo que corresponde al tema económico y comercial. Insisto, nada fácil de tragar un cambio en las preferencias cuando –en mi caso– se viene de formarse en mayor simpatía por los demócratas y sólo hace relativamente poco tiempo –en mi tránsito al liberalismo– es que he ido teniendo mayores elementos de juicio y cuestionamiento hacia su visión de mundo. En esto último has jugado importante papel, muy valorado en mi caso, que ojalá contribuya a abrir caminos de reflexión y crecimiento del pensamiento liberal. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Mira lo que a propósito del crecimiento del nacionalismo –en el que se alude el caso de Trump– dice Alberto Benegas Lynch (h) este domingo:

    https://puntodevistaeconomico.wordpress.com/2016/06/12/reflexion-de-domingo-se-acentua-el-peligro-nacionalista-por-alberto-benegas-lynch-h/

    ResponderEliminar