martes, agosto 01, 2006

Carta Abierta al Lic. López Obrador

Sr. Andrés Manuel López Obrador
Candidato a la Presidencia
Partido de la Revolución Democrática


La Mayoría Silenciosa somos más de 56 millones de mexicanos que, teniendo credencial de elector, no votamos por usted. Votamos por otros candidatos, o bien, por diversas razones, nos abstuvimos de votar. Somos la Mayoría Silenciosa los que creemos en nuestras instituciones electorales y respetamos las leyes.

México ha logrado un prestigio internacional en la transparencia de sus procesos electorales que son la base de nuestra incipiente democracia y que ahora usted intenta destruir sin argumentos sólidos o pruebas concretas. El daño que usted está causando podría ser irreparable, pues la confianza en un país depende de la legalidad y respeto a sus instituciones.

Señor López Obrador, sabemos que usted no se confunde, pero también sabemos que maliciosamente intenta confundir a muchos mexicanos con un razonamiento de fraude electoral que no tiene sustento.

Un millón de mexicanos ejemplares contaron voto por voto en presencia de los representantes de los diversos partidos, quienes posteriormente firmaron las actas de conformidad, conservando una copia que detallaba los resultados de la casilla correspondiente.

Cuando anticipadamente usted se declaró ganador el domingo 2 de julio, sabía ya que había perdido. Por esa misma razón abandonó su casa de campaña en la madrugada del jueves 6 de julio, mientras Felipe Calderón, confiado en la suma aritmética de las actas, esperaba el resultado de los conteos distritales, al igual que millones de mexicanos que seguíamos las cifras en la televisión o en computadoras personales. Finalmente todo coincidió: las encuestas de salida, el PREP y la cuenta final. Una elección muy cerrada.. SÍ; un fraude.. NO.

Sr. López Obrador, ni confunda ni se confunda: solo el 20% del padrón electoral votó por usted. México no es mitad azul y mitad amarillo, tampoco mitad buenos y mitad malos y ni siquiera mitad ricos y mitad pobres. Ciertamente México es un país de gran inequidad y pobreza que requiere ser urgentemente atendida llevando lo necesario a quienes carecen de lo elemental y ofreciendo mejores oportunidades para cada mexicano. También es cierto que para lograrlo se requiere la participación de todos los sectores productivos y no tan solo la voluntad y los limitados recursos del gobierno y por ello hay que unir y no dividir a los mexicanos.

La Mayoría Silenciosasomos un mosaico de creencias, intereses, capacidades, ilusiones y preferencias que buscan su bienestar y el de sus seres queridos en un entorno de paz, justicia y libertad. La democracia es el camino que hemos decidido seguir para alcanzar estos fines, pero sin legalidad y respeto a las instituciones la convivencia social se hace imposible y el caos, o bien el autoritarismo, se imponen, acabando con los principios básicos de la civilidad.

La Mayoría Silenciosa somos respetuosos de las leyes, trabajamos cotidianamente en el campo o en la ciudad, unidos en familia cuidamos a nuestros hijos, queremos y hacemos lo posible por contribuir al progreso de todos los mexicanos y clamamos por la justicia, la transparencia, y la seguridad personal. Estamos hartos de la corrupción, el crimen y las promesas políticas que nunca materializan. Nos sentimos decepcionados de nuestros "representantes" en el congreso que, más que velar permanentemente por el bienestar de la ciudadanía, obedecen a intereses personales o consignas de partido. Representantes del pueblo que rara vez llegan a acuerdos y se concentran en una política destructiva descalificándose unos a otros.

Señor López Obrador, no menosprecie a la Mayoría Silenciosa ni utilice a una ruidosa minoría, a la que usted confunde, para lograr alcanzar el sueño que le negaron las urnas. Nosotros confiamos en el millón de ciudadanos que ya contaron, uno por uno, los casi 42 millones de votos. También confiamos en los ciudadanos que integraron los Consejos Distritales y en el Instituto Federal Electoral. Finalmente nos ponemos en las manos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, institución en la que también confiamos, aceptando anticipadamente el fallo de los siete magistrados que integran la Sala Superior de ese tribunal.

México y los mexicanos necesitamos de políticos que nos unan y faciliten el camino hacia el progreso en vez de confrontarnos creando divisiones que incitan a la violencia. Le pedimos señor López Obrador se comporte usted a la altura de esta mayoría que, aunque silenciosa, hace más por nuestro país con su comportamiento y esfuerzo cotidiano que usted con sus inalcanzables promesas, infundadas acusaciones y peligrosas manifestaciones que tanto dañan a nuestro país.

Con todo respeto, México es primero.

LA MAYORÍA SILENCIOSA

1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo...
    Es importante hacer valer la libertad de expresión, por ser un derecho fundamental. Lo que no se vale es ejercer la libertad de expresión chingando al prójimo. No se necesita ser abogado para saber que no es legal ejercer un derecho en detrimento de derechos de otros o chingando el orden público, es cosa de la más elemental civilidad. No se vale ejercer el derecho de expresión chingando el derecho de tránsito de millones de habitantes, los que usamos esas vías y trabajamos por ahí. Además, es risible que el Peje mismo, que en un momento quiso ganarse la simpatía y la confianza de nosotros los chilangos, sólo nos perjudique, ¿donde quedó su congruencia? le esta saliendo contraproducente, porque muchos, muchísimos defeños que votaron por él lamentaron haberlo hecho. Son las patadas de ahogado de un político desesperado que ya no sabe como lidiar con sus adversarios... ¿Por qué pretende ganar en las calles una guerra de urnas y tribunales?

    ResponderEliminar