martes, agosto 29, 2006

Recuento Total: La Fabricación del Fraude

Como lo he afirmado, además que es más que evidente, López Obrador supo que perdió desde la noche del 2 de julio, escenario que no tenía completado, en su incapacidad para abstraer, choca en su mente las plazas llenas aclamándole y el resultado electoral. No puede digerir que el “pueblo” sea más grande del que ve en su plaza pública, no puede entender que no arrolló, por esto, sólo hay una salida, que el pueblo que el ve, esto es el pueblo de la plaza pública lo proclame presidente, para esto debe crear el espantajo de fraude electoral, el último y definitivo complot.

Empieza el desfile de “pruebas”, para descalificar la elección, todas ellas ridículas, por inverosímiles, por que en su “fabricación”, se argumentaban puros absurdos, desde el “algoritmo” del PREP, y del cómputo distrital con no sé cuántos argumentos pseudos científicos, para tratar de confundir con lenguaje incomprensible para la mayoría, matemáticos de renombre argumentando procesos estadísticos en el cómputo de una humilde y vil suma. Ante el absurdo, y sobre todo que cualquiera dotado de las actas puede realizar su propia sumatoria, se desecho a favor el fraude a la antigüita, ahora el millón de mexicanos funcionarios de casilla más sus propios representantes electorales se convirtieron en delincuentes electorales por obra y gracia de la rabieta del personaje de marras. Videos de “embarazo de urnas”, en donde un pobre presidente de casilla es exhibido públicamente difamándolo así como a su propia representante de casilla. Así en la plaza pública, tiene el exabrupto de exigir “voto por voto casilla por casilla”. Para según él revelar el fraude, pero sólo se lo exige a sus fanáticos congregados en la plaza, por que la Coalición por el Bien de Todos, nunca pidió formalmente, esto es, nunca elaboró una demanda de impugnación para todos los distritos electorales y todas las casillas, se quedó en verborrea, en exabrupto político. Y en efecto la CBT nunca impugnó todas las casillas, sólo poco más de 21,000 por lo que el TEPJF aceptó el reclamo de poco más del 56 % o 11,839 casillas. ¿Cómo quería la CBT que se efectuara el recuento total si FORMALMENTE nunca lo solicitó?, por que un exabrupto en el Zócalo no es una petición es sólo eso verborrea.

Además muy importante, llama la atención, cómo se impugnaron las 21,000 casillas El día de ayer, el magistrado Mauro Reyes Zapata subrayó que en los recursos de impugnación, la coalición presentó escritos elaborados con "machotes" y generalidades.

"En algunos llenaron esos machotes con las irregularidades, y en otros se ve que como les llegó el machote (lo entregaron)", apuntó el magistrado.

Hubo incluso una falta de estilo en los escritos partidistas o la ausencia de hechos concretos para evidenciar las supuestas alteraciones en el cómputo distrital.

"Se expusieron aspectos bastantes generales, no se hizo ninguna relación entre alguna irregularidad concreta con relación a determinada casilla o paquete, relacionándolo con cierta y determinada prueba. Existe en lo que en el argot judicial se dice 'escopetazo'", señaló el magistrado.

¿Puede quedar más claro que el fraude es sólo una fabricación de la CBT? Impugnaron sin pruebas, repito la frase “no se hizo ninguna relación entre alguna irregularidad concreta con relación a determinada casilla o paquete, relacionándolo con cierta y determinada prueba” es decir impugnaron sin decir por qué impugnaban, bueno el por qué era claro, por que había perdido el personaje de los complots y las rabietas, se concretaron a dar palos de ciego a ver que salía, peor aún, lo que realmente estaban haciendo es fabricar la percepción de un fraude, la PERCEPCIÓN, para la gente que ciegamente los sigue y no pone en tela de juicio o procesa con la razón los hechos del mundo real, y se limita a creer emocionalmente lo que les dice su Mesías Zocalero.

La magistrado Alfonsina Navarro también estableció que en la mayoría de los recursos de inconformidad En la mayoría de éstos, agrega, los recursos de inconformidad no cumplían con los requisitos estipulados en la Ley del Sistema de Medios de Impugnación. No obstante, dijo, los magistrados electorales los revisaron con "afán garantista" y determinaron en cuáles había procedencia. Esto es, a pesar de que los juicios de la CBT no tenían fundamentos legales el tribunal optó por su revisión para dar mayor claridad y garantía a la elección. Y por supuesto, en esos casos, el conteo original y el recuento concordaron.

La impugnación de la coalición y de su "juicio líder", agregó, estuvo mal fundamentada.

"No existía la base inicial para que esta Sala Superior entrara siquiera al examen de la procedencia general de la apertura de paquetes. Fue la propia coalición quien limitó a esa petición a sólo un número determinado de casillas", puntualizó Navarro.

Y es que es evidente, una cosa de decir en el Zócalo la “elección fue un cochinero”, y otra muy pero muy diferente presentarse ante un tribunal con pruebas del cochinero, pruebas fehacientes, creíbles y comprobables, y no “tiros de escopeta” como apuntó el magistrado Mauro Reyes Zapata. Por que lo real es, que la CBT nunca pudo probar ningún fraude, ni ningún “cochinero”, y escribo PROBAR, por que para acusar deben de mostrarse pruebas. La verborrea de un esquizoide en estado catatónico no es prueba de nada, ni aquí ni en China.

¡Ya basta! El señor López Obrador quiere meter en su rabieta a los mexicanos, el señor López sabe que perdió y lo que quiere es el caos, es su castigo no a Fox, ni a Calderón, no, su castigo va contra nosotros los imbéciles ciudadanos que no votamos por él. A todos nosotros los que no creímos en sus poderes sobrenaturales, nos aplica el castigo divino: “Soy yo o el caos”.

Es ya hora de que los ciudadanos que ya queremos ponernos a trabajar en construir un mejor país nos unamos decididamente, y pongamos a este señor en el lugar que merece: El Limbo dejémoslo que haga sólo su rabieta. Y vamos a manifestarnos para que la fuerza pública actúe si es necesario para levantar a los “pacíficos” que están pisoteando los derechos de los citadinos, no es represión, que se manifiesten todo lo que quieran pero en la banqueta.

2 comentarios:

  1. Y vamos a manifestarnos para que la fuerza pública actúe si es necesario para levantar a los “pacíficos” que están pisoteando los derechos de los citadinos, no es represión, que se manifiesten todo lo que quieran

    pero en la banqueta.

    No soy yo solamente la que lee tu blog facil somos mas de 45 porque yo lo paso a mis cuñados y ellos a sus amigos y claro mis sobrinos estan muy atentos a lo que escribes

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:52 p.m.

    Buenos comentarios Rodolfo, creo que los ciudadanos debemos entrar en política, ya es tiempo.
    Manuel Robles
    San Nicolás de los Garza

    ResponderEliminar