miércoles, octubre 25, 2006

“Flat Tax” Impuesto Sobre Ingresos

Hace no más de un mes planteé en este espacio el dilema al que enfrenta Felipe Calderón: Promover el crecimiento económico o emprender acciones redistributivas del ingreso, y no hay vuelta de hoja, no se puede hacer las dos cosas al mismo tiempo.

Si se decide por la propuesta socialista de la redistribución del ingreso, entonces se trata de confiscarle dinero a los individuos con ingreso medio y alto y muy importante a las empresas, mermando sus utilidades utilizando para ello el impuesto sobre la renta, además todo esto basado en la premisa socialista de “pagan más los que más ganan”, esto es, tasas impositivas crecientes, además de elevadas, para poder implementar programas de gasto gubernamental como asistencialismo, subsidios a los agricultores, pensiones para viejitos, asistencia a madres solteras, etc. etc. etc.

Durante su campaña, Felipe Calderón propuso muchas veces la implantación del “flat-tax” y hasta mencionaba la tasa del 20%, dejando con esto entrever que si era su propuesta una auténtica Reforma Fiscal y no una vacilada de Miscelánea Fiscal como la de Fox que sólo buscaba gravar alimentos y medicinas para seguir alimentando al insaciable y grasiento Estado Mexicano, en especial la nómina de la burocracia que ya se lleva ni más ni menos que el 93% de todos los ingresos tributarios.

“Del plato a la boca se cae la sopa”, nada, absolutamente nada de este “flat-tax” se ha mencionado recientemente, Carstens habla de “simplificación”, los contadores, que creo forman un gremio amafiado que se opone al cambio por sus obvios intereses hablan de que “Efectivamente hay oportunidades para simplificar los esquemas fiscales, creo que ya se ha venido trabajando en esto, y una parte de lo que se ha hecho lo constituye la nueva solución integral, ahí se ve un esfuerzo de simplificación, pero todavía hay más oportunidades.(sic)”.

Pero simplificación viene de la palabra simple que significa: Sencillo, sin complicaciones ni dificultades. Esto en cuestión fiscal significaría que cualquiera, con un mínimo de estudios, que sólo requiera saber sumar y multiplicar con una calculadora pueda pagar sus impuestos a cabalidad y tener la certeza que no será perseguido por un terrorista fiscal. Eso es simplificación, lo demás es retórica estéril e inútil que seguirá preservando el complejo sistema impositivo, sólo verifiquen la “Ley del ISR” o la “Ley del IVA”, son librotes a veces con varios volúmenes ininteligibles para los no “iniciados” que previenen que cualquiera, si que cualquiera pueda cumplir con sus obligaciones tributarias.

Por eso, para aumentar la recaudación se necesita realmente simplificar la cuestión y para ello deben las autoridades hacendarias despojarse se su legendaria habilidad para “encamotar” todo. ¿Es posible? Pregúntele a los irlandeses, estonios, singapurenses ya ni decir en Hong-Kong en donde no se paga ISR en general todos aquellos que han abierto su mente a la simplificación real y en donde aunque pareciera paradójico se recauda infinitamente más que aquí con nuestras leyes basadas en la desconfianza y en donde los contadores son utilizados para buscar la más mínima falla en la ley para pagar menos impuestos. La lucha del gato y el ratón…

Pero, ¿qué es el “flat-tax”? Pues bien, actualmente se paga impuesto sobre la Renta, es decir:

Renta = Ingresos – Deducciones Permitidas

Y es ahí en las “Deducciones Permitidas” en donde se establece el merequetengue de la complejidad fiscal. Para personas físicas asalariadas es relativamente simple, tienen derecho a deducir factor proporcional al salario mínimo “de la zona”(sic) y sus gastos médicos, dentales y funerarios. La cosa se complica cuando la persona física cobra por honorarios en donde sólo se permiten las deducciones “estrictamente necesarias” (sic) y ahí viene la rebatinga. Luego vienen los de “actividad empresarial” que puede tributar simplificados o complicados como empresa. En fin…

Y ¡por fin! Ya que se encontraron las “Deducciones Permitidas” después de entender la compleja ley buscarle como hacerle para aumentar la cifra, trabajo por supuesto, de “iniciados”, se resta a los ingresos y se obtiene La RENTA. Y a la renta ahora hay que aplicarle un porcentaje, sumarle una cifra que no es única sino “progresiva” ya que siguen el postulado socialista redistributivo: “pagan más lo que ganan más”. ¡Ah! Pero no hay una tabla, hay dos (sic)…Bueno, ya les dejamos a los “iniciados” el problema, que ellos seleccionen cual.

Finalmente se acaba pagando, no sé, entre un 15% a un 20% de los ingresos. Y para eso como se dieron brincos…

El “flat-tax” es precisamente aplicar el impuesto al ingreso directamente y dejarse de tonterías con las “Deducciones Permitidas”. Es mi opinión que cobrar impuesto al ingreso a personas que ganan menos de $ 9,500 al mes es un crimen. Por lo que el impuesto a las personas físicas quedaría:

Impuesto a pagar = (Ingresos – 9,500) x t /100

En donde t es la tasa que podría ser algún número entre 15 a 20. Y tan, tan…¡Se acabó! ¿Puede ser más simple? El SAT sabe perfectamente cual es el valor medio de la tasa que efectivamente se paga en México por personas físicas así que no tienen más que obtener la media aritmética y redondearlo si tanto les da miedo que se les caiga la recaudación aunque sería deseable una reducción quizá paulatina para llevarla al 12.5% o hasta el 9% que se paga en otros países.

Para las empresas, igual, sólo que aquí se tiene la nómina como un gasto importante, y otros gastos, pero finalmente se paga como proporción de los ingresos una cifra, que estadísticamente no deberá estar muy alejada del 10% así que ¡ya está! Reducimos la ley del ISR a la ley del ISI que tiene ¡Dos PARRAFOS! Uno para personas físicas y otro para morales. ¡Se acabó! Una página y ahora si CUALQUIERA puede pagar impuestos.

Por supuesto, como no depende de las utilidades (o la renta) y los ingresos siempre son una cifra definitiva, bastaría el pago mensual y se eliminaría la declaración anual.

Esta forma de pagar impuestos es Sencilla sin complicaciones ni dificultades, es decir SIMPLE. Y se acabó la informalidad, ahora sí, con esta base todo el mundo, pero lo que se llama todos pueden pagar fácilmente en cualquier hoja en donde se declare mis ingresos fueron tantos y mi impuesto es este aquí esta el dinero y tan tan… Se acabó. A producir, a trabajar y hacer otras cosas más redituables que pagar impuestos…

Y a los contadores, pues seguirán siendo útiles, esto es incuestionable, de todas formas las empresas tienen que conocer sus balances, estados de resultados, tiene que evaluar su viabilidad y sus fallas, vaya van aplicar los conocimientos que aprendieron en la Universidad. Así que no teman, no es la cuestión fiscal su única posibilidad de trabajar.

Sr. Presidente Felipe Calderón, espero, y esperamos muchos que cumpla con su palabra. Un esquema fiscal así de simple traería en consecuencia un auténtico boom en la inversión, el crecimiento económico y la generación de empleos y es esto finalmente lo que se busca ¿no es así?

4 comentarios:

  1. Me recomendás alguna página web de noticias de méxico que se actualice hora a hora?

    ResponderEliminar
  2. Lobo,

    Aqui tienes

    www.eluniversal.com.mx
    www.elfinanciero.com.mx
    www.reforma.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sr. Presidente Felipe Calderón, espero, y esperamos muchos que cumpla con su palabra.

    Rudy TIENE que CUMPLIR su PALABRA no hay de otra para el bien de MEXICO .....

    Un abrazo Rudy no me pierdo todo lo que escribes

    ResponderEliminar