miércoles, diciembre 13, 2006

La Realidad No la Pueden Enfrentar

En este mismo espacio he sostenido que la tan mentada y traída estabilidad Macroeconómica no se debió tanto a un gran acierto de la Administración Pública (podía haber sido mucho peor) sino a que nos sacamos la lotería “el gordo” con los petroprecios los últimos tres años, pero muy especialmente el último.

El país en respuesta a esta bonanza petrolera se ha comportado irresponsablemente, como diría mi papá “como nuevo rico”: Nos hemos comportado en respuesta a los ingresos extraordinarios como el típico boxeador, el futbolista, pobre de siempre, que de pronto se ve poseedor de ingresos con los que nunca soñó… Y, de la misma forma que el nuevo rico dilapida su fortuna en pachangas, autos deportivos, esclavotas de oro, y no convierte su fortuna en riqueza, esto es, en activos que prometan un flujo de efectivo en el futuro, la esfuma, México no ha querido ni ha sabido convertir la fortuna petrolera en activos que impulsen el desarrollo del país, y la ha convertido en humo expandiendo enormemente la burocracia aquí la “fiesta” ha sido y es (todavía no termina) tirar el dinero a diestra y siniestra. ¿Cómo pueden explicar que el gasto corriente pasó de (miles) 597,334.255 en el año 2000 a 1,241,933,514 Esto es un incremento de ¡107%! Poco más del doble, tal cual. Es evidente que el Estado Mexicano cree que los problemas, todos, educación, seguridad, pobreza, todo, se resuelven utilizando la expansión de la burocracia, más “maestros”, más “policías”, y claro más políticos, ¡faltaba más! El Estado crece y crece sin ningún control.

Pero, las cifras expresadas aisladamente impiden la percepción de la realidad. Por eso, escribo aquí la cifra correspondiente a los Ingresos Tributarios del presupuesto 2007: 989, 813,800 también en miles. Lo que indica que el gasto corriente es mayor en un 25% a los ingresos tributarios. Estos números son los de un país en crisis económica severa, se gasta mucho más de los que se percibe, y es por donde se le quiera ver aberrante. ¡Claro! Viene el petróleo y recompone la situación ese 25% de déficit lo cubren los ingresos petroleros y nadie se da cuenta. Nadie… Pero esos ingresos que deberían de haberse invertido para crear riqueza se esfuman.

Pero la cruda de la borrachera y el derroche están a la vista: El gasto neto total (miles) para 2007 sea de 2,234,374,700 contra 1,881,200,400 de 2006, es decir un incremento de 18.77% Esto parece inexplicable ¿no es así? Nos ha mareado con lo del presupuesto de la UNAM que es una nimiedad “mugrosos” 713 millones de pesos creo que para desviar la atención a lo verdaderamente relevante e inquietante como el Ramo 19 (Pensiones y Jubilaciones) 191,994,400 para 2007 vs. 175,230,755 de 2006 esto es una diferencia de 16, 763,645 de incremento. Y arman gran alharaca por los 713 millones de la UNAM. Lo que es irse con la finta. Y esto nadie lo protesta, ningún diputado sube a la tribuna a mentar madres. Otro “puntito” bastante relevante es el endeudamiento disfrazado, y digo disfrazado por que no se contabiliza como deuda pública: PEMEX aumentó su deuda en 15,000 millones de dólares para andar ahora en los 90,000 millones. Los Pidiregas que se suponía serían auto financiables ya están aquí exigiendo sus pagos por amortizaciones, y van a subir, y mucho durante el sexenio aumentarán hasta ser 1"467,031 millones de pesos o sea el 66% de todos los ingresos para el 2007.

Tan sólo en los primeros 2 años, para PEMEX serán 178 mil 675 millones de pesos para cubrir el servicio de la deuda adquirida con empresas, consorcios y grupos empresariales que construyeron o desarrollan actualmente infraestructura petrolera, por lo que se refiere a la CFE este concepto será de 28 mil 268 millones. No cabe duda, que comparadas estas cifras multimillonarias con los tristes 730 millones del “recortón” a la UNAM, o los 3,973.0 millones de pesos del IEPS a los refrescos que se mantienen como centro del debate nacional son bolas de humo (y que bien que no hemos ido toditos con la finta) para ocultar lo que realmente viene detrás.

Estamos en problemas, y serios. Aumentamos el presupuesto con al menos dos factores altamente preocupantes: La primera, el año pasado la tendencia del precio del petróleo era al alza, ahora la tendencia es a la baja, ha caído un 27% desde su pico en junio. No obstante lo anterior, presupuestan un precio del petróleo sustancialmente superior, en 42 USD/barril. La segunda, es la desaceleración económica de los EU y la mayor inflación allá lo que implica mayores tasas de interés y en consecuencia mayores costos financieros. Esto traerá como consecuencia la caída en el PIB a 3.6% en términos reales, lo que implicará obviamente menos recaudación. Además de que el propio documento del presupuesto de ingresos reconoce que por pérdida en la competitividad de 2001 a 2005 se redujeron las exportaciones manufactureras en 18,000 millones de dólares.

En este entorno, para poder continuar con la “fiesta”, ya se está previendo que el déficit público hoy en cero, aumentará hasta 3% del PIB en el 2012.

Pero es dudoso que la “fiesta” derrochona pueda continuarse, la explotación petrolera se nos va a caer producto del colapso de Cantarell hasta ser un 25% de la actual, esto es 800,000 barriles al día, y me refiero a extracción no precios y esta cifra es la oficialmente reconocida, con la capacidad exportadora petrolera anulada nos encontraremos en una situación de crisis la cruda –una vez más (como en 1981)- estará aquí.

Y mientras que lo sensato ¿hay alguien en este país? Sería empezar a hacer recortes importantes, IMPORTANTES, al gasto corriente, de plano, desaparecer secretarías de Estado como por ejemplo las de Energía, Reforma Agraria y Turismo. Revientan una gran alharaca por 730 millones de recorte a la UNAM. País de autistas no cabe duda, discuten nimiedades, mientras que el futuro nada promisorio se empieza a vislumbrar, va a amanecer, la fiesta está por terminar, y la realidad, la dura resaca pronto aparecerá, la realidad que no queremos enfrentar estará pronto aquí cobrándonos las facturas de nuestro derroche y Estado Benefactor y como los “nuevos ricos” acabaremos en la miseria, regresando a la pobreza que no quisimos abandonar permanentemente…No quisimos hacer que la fortuna petrolera se convirtiera en riqueza, por no ver al largo plazo, por sólo ver la coyuntura, por pensar que el petróleo siempre iba a estar ahí….

Y ya no le sigo por que este tema me está empezando a causar angustia y depresión.. Y ahí se las dejo para que la digieran.

5 comentarios:

  1. Sea cual sea el problema la respuesta de los estatistas será siempre la misma, más dinero. Pero el dinero no es suyo, el dinero es de todos los demás. Son tan solidarios con el dinero de los demás uqe no les importa tener que robarlo.

    ResponderEliminar
  2. 20mil millones extras desde PEMEX, "regalo" del PRDI.

    ResponderEliminar
  3. muahaha asi es son unos ¡Magazos! ¡Brujos!

    La pregunta es, ¿Qué se podría haber hecho con ese dinero realmente de utilidad para el país.

    En fin...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:46 p.m.

    Increiblemente iluminada es tu manera de crear con las palabras un texto con un sentido magnanimo. Gracias¡

    ResponderEliminar