lunes, enero 01, 2007

Lorena Ochoa, el Ser Humano

Quiero hacer una pausa sobre mi intención de diseccionar la orientación socialista del Estado Mexicano como responsable de nuestro atraso, y estancamiento económico para que hoy primer día del año 2007 lo empiece escribiendo sobre algo realmente positivo, algo que ejemplifique esa actitud mental individual que lleva al triunfo, ese algo que emana desde lo más profundo de la individualidad que lo hace ser triunfador, que lo hace ver al futuro con optimismo y anhelo, y no con temor e incertidumbre. Por eso en este Post deseo rendirle un humilde homenaje a una mexicana ejemplar: Lorena Ochoa.

No soy evidentemente comentarista deportivo, de ella, de Lorena se ha escrito mucho en el año que terminó, sus logros, realmente impresionantes La mejor golfista del año y todavía más según la votación de la Associated Press, la mejor atleta del año. Desde los días de gloria del Pentapichichi Hugo Sánchez no había algún mexicano(a) llegado a tales alturas, ni Ana Guevara, ni Rafa Márquez que ciertamente también son unos triunfadores ejemplares, han llegado tan alto como Lorena Ochoa. Sin embargo, no es la cuestión deportiva lo más fabuloso que existe en esta jovencita ejemplar, detrás de la deportista triunfadora existe un ser humano excepcional y son éstas características las que quiero mencionar y enaltecer, por que estoy convencido que entre más Lorenas Ochoa se produzcan en nuestro país, y no sólo en la cuestión deportiva, no, en todas las actividades humanas, en nuestro quehacer cotidiano tendremos verdaderamente un mejor país, un país de triunfadores, que veamos nuestro futuro colectivo con anhelo y optimismo, y no con temor e incertidumbre. El pasado, pasado es, ya no existe, y no podemos regresar a él, existe el presente, lo que hacemos hoy tú y yo, todos nosotros y la pasión, la entrega que pongamos a cada uno de nuestros actos presentes, será incuestionablemente el principal factor para modelar nuestro futuro, cada quién, como individuo tienen en sus propias manos y mente la posibilidad de moldear su futuro y este esfuerzo colectivo necesariamente llevará a un país mejor.

Ciertamente su deporte, el Golf, no es muy popular, quizá por eso no existe una gran alharaca sobre sus triunfos, nada comparable con el seguimiento que se le da, por ejemplo a la Selección de fútbol. Peor aún es un deporte que muchos consideran de élite, de “pirruris”, es también un deporte que es mal comprendido, mucha gente cree que golpear una pelotita cacariza alrededor de un campo de césped con trampas de arena y cuerpos de agua, no tiene gran “chiste”, que es deporte para viejitos, y viejitos ricos, y que como no se suda mucho es muy cuestionable su valor como “deporte”. ¡Qué equivocados están! El Golf es un deporte muy difícil exige una gran coordinación psicomotora, precisa, exacta, para entrar a golpear imprimiendo la máxima velocidad (o la velocidad correcta para el caso de disparos de aproximación) a la cabeza del bastón, no es evidentemente fuerza bruta lo que aquí se requiere. Pero no es ni siquiera las cualidades de coordinación psicomotora lo más importante en este deporte, no, lo más importante en este deporte está en la mente y me refiero no sólo a los complejos cálculos mentales que el deportista tiene que hacer, en especial con el “putter”, sobre el “green” en donde se tira con gran precisión (comparable al billar, pero a mi entender aún más complejo), considerando el desnivel del piso, la dirección del pasto, la dureza y humedad del suelo, para finalmente hacer que entre en el hoyo, no me refiero al control mental que el deportista tiene que tener para vencer la presión, que sobre ella ejercen, sus rivales y el público espectador. Es por esto, que el profesional del Golf es muy valorado, y en consecuencia las percepciones monetarias son de varios millones de dólares.

La historia de Lorena Ochoa me es muy relevante por que demuestra, una vez más que es el individuo, y específicamente el esfuerzo individual, el ser dueño de su cuerpo, de su mente y de los frutos que resulten de su uso, por que es la autonomía del individuo lo que lleva al triunfo, eso a que tanta desconfianza y desprecio muestran los socialistas que insisten en planificar y politizar las actividades humanas de una sociedad. Los triunfos de Lorena, son de ella y de nadie más, no ha recibido apoyo más que el obvio de sus padres para alentarla y estimularla, pero es incuestionable que lo más valioso de Lorena es precisamente Lorena.

Pero lo más grande en este ser humano excepcional no es ser una brillante deportista, que por cierto, a diferencia de Hugo Sánchez, no obstante su incuestionable grandeza, siempre se muestra sencilla, hasta en ocasiones humilde: Siempre da las gracias, a todo el mundo, empezando por su caddie (el que lleva sus bastones y le da consejos), hay en ella, otras cualidades que la enaltecen aún más, Lorena se conmueve profundamente con el dolor de sus semejantes cree que ella debe y puede hacer algo al respecto y no es de “izquierda” es un bello ser humano que ha creado su propia fundación, para que con SU dinero, producto de SU esfuerzo VOLUNTARIAMENTE canaliza en ayuda humanitaria: En el 2006, su fundación, apoyó a 753 niños, 3 mil jóvenes, se dieron 130 tratamientos de quimioterapia, 250 transplantes de órganos, ayudó a que se educaran 300 padres de familia, y otorgó becas a 36 niños golfistas de escasos recursos. Pensemos que los triunfos de Lorena son apenas el comienzo, y no obstante ellos, es evidente que destina a su fundación una buena parte de sus ingresos, y todo esto lo hace por compasión, por que es movida por su enorme y bello corazón, y sus deseos honestos de hacer el bien a sus semejantes, y no como aquellos, los de “izquierda”, que politizan y explotan a su favor estas nobles intenciones, sin otro objetivo real que su ambición por el poder, producen siempre el efecto contrario: Autoritarismo, subdesarrollo y más pobreza.

Como mexicanos, y como seres humanos, debemos ver en Lorena Ochoa, un ejemplo y una fuente de inspiración, en todos los aspectos, su combatividad, competitividad, anhelo de triunfo que se materializa día a día, y su altruismo que emana de un bello ser humano. Ciertamente no todos vamos a llegar a las alturas en las que se encuentra Lorena, pero si compartimos e imitamos las cualidades esenciales de Lorena ciertamente que seremos mejores como individuos, y colectivamente, seremos una mejor sociedad, por que es lo que hagamos en el presente lo que determinará nuestro futuro. Dejemos de esperar el “¿Qué va a hacer el gobierno por mí?”, ni siquiera, como en su toma de posesión expresó el presidente Kennedy “¿Qué voy a hacer yo por México”?, no, la pregunta es ¿Qué vas a hacer por ti, y tus seres queridos? Por que haciendo por uno mismo, así y sólo así, tendremos todos un mejor país.

Y para este 2007, en lugar de desearnos, salud, dinero y amor, como algo que surge que se da de la nada, pensemos, que puedo YO hacer para ser que YO sea feliz, y para hacer feliz a los que me rodean e interactúan conmigo, contigo, todos y cada uno de los días de este año que hoy empieza. Te sorprenderás que la felicidad no recae en el dinero, ni el afán de producirlo, que no es “trascender”, por que ya vas a estar muerto para cuando trasciendas, que es lo que hagas hoy para tu elegir ser feliz y hacer felices a los demás.


2 comentarios:

  1. george3:22 p.m.

    Sin duda, hoy por hoy, Lorena es la mejor deportista de México !!

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente no todos vamos a llegar a las alturas en las que se encuentra Lorena, pero si compartimos e imitamos las cualidades esenciales de Lorena ciertamente que seremos mejores como individuos, y colectivamente, seremos una mejor sociedad

    Rudy tienes razon seremos mejor sociedad si TODOS TODOS fueramos un poco como esta gran CHICA es un ejemplo a seguir

    Besos Rudy :)

    ResponderEliminar