martes, abril 03, 2007

La Socialista

En Francia están en pleno curso electoral para la presidencia. La candidata socialista Ségolène Royal, “el gallito que no le quitan ni una pluma” de allá, que era hasta hace muy poco la clara favorita para ganar el próximo 22 de abril empezó a perder terreno y ya fue rebasada por el candidato de la derecha Nicolas Sarkozy, hoy la contienda se encuentra sumamente cerrada complicándose aún más por la cercanía de Jean-Marie Le Pen y de Francois Bayrou. Ante la amenaza, Royal ha declarado:

"Debemos abandonar la ideología de castigar las utilidades".

En un claro intento de moverse de la izquierda hacia la derecha.

La campaña ha girado en buena medida en el cuestionamiento de la función del Estado en la economía. Veamos cual es la situación de la socialista Francia:

Solemos pensar en Francia como un país rico, de hecho lo es, el ingreso per capita es de $32,340 Dólares, se considera por su tamaño la quinta economía del mundo y es el segundo país exportador de la UE. Sin embargo es un país que no crece, y más importante aún no crece el empleo. En efecto el desempleo se mantiene pertinazmente en un 12%, contra un 5% en el Reino Unido o un 4% en Irlanda; y para los jóvenes es mucho mayor en un 25% y aún peor, para los hijos de emigrantes ronda el 80%. Ya no llama la atención las protestas en Francia, hace un poco tiempo los emigrantes quemaban autos, hoy vemos a los jóvenes protestando airadamente, las universidades en huelga, 45 de ellas cerradas incluida por supuesto la famosa Sorbona de Paris. Muchos se atreven a comparar con las protestas de 1968. ¿Qué pasa en Francia? ¿Por qué no crece ni se dan los empleos? Pues bien, Francia es muy parecida a México en el sentido en que allá como acá en el gobierno prevalecen las ideas socialistas, de Estado intervencionista, omnipresente responsable de la felicidad de sus ciudadanos. Francia también comparte con México el adoctrinamiento tanto de la derecha como de la izquierda, a favor de un Estado rector y de los llamados “derechos sociales”. Es decir, para un francés como para un mexicano, es completamente natural que el Estado proporciones salud, educación, pensiones, que sea enorme que regule todas y cada una de las actividades económicas. Francia es el principal promotor del modelo social europeo cuyas principales características son el Estado grande, altos impuestos, un mercado de trabajo regulado, educación gratuita, programas monopólicos de bienestar social y grandes sistemas estatales de seguro social, la energía eléctrica en Francia es un monopolio del Estado.

En el aspecto laboral tienen una de las leyes más “progresistas” del mundo, y rígidas, el índice de rigidez laboral es de 66, México no muy lejos en 55, Estonia en 23, Irlanda en 3, EEUU en 3 también. ¿Qué tienen las leyes laborales francesas que ponen un freno al empleo? Para empezar el salario mínimo, que por ley es el 61% de la media de todos los salarios del país. Sin duda los defensores de la social-democracia burocratizada defenderán este demagógico salario argumentando que en Francia el que menos gana, gana tan sólo 39% menos que el salario medio, aunque no sepa hacer nada.

Vemos las noticias las hordas de jóvenes protestando ¿Por qué? Por una tímida reforma la ley de CPE pretende ampliar para los menores de 26 años el período de prueba de seis meses actuales a 2 años, aunque parece que después de la rabieta ya lo dejaron en 1 año. Los actuales contratos de duración indeterminada contemplan, que después del periodo de prueba, las empresas deben justificar profusa y detalladamente cualquier despido, ya que los trabajadores tienen posibilidades de impugnarlo ante los tribunales y de obtener mayores compensaciones. Y eso no es todo, al despido, el patrón, deberá pagar al joven trabajador despedido el 8% del salario ganado desde que se produjo la contratación –más un 2% adicional destinado a las "organizaciones encargadas a ayudar a los parados a encontrar empleo. Y no sólo esto, también las pensiones han incidido fuertemente en los costos laborales, y eso que allá las acaban de extender a 40 años, después de múltiples protestas callejeras. Los sindicatos y los socialistas autores de estas leyes, que hacen sumamente difícil el despido, argumentan que así se evitan el desempleo. No debe sorprender entonces que los empresarios estén renuentes a contratar, especialmente a los jóvenes, es tan difícil despedir a alguien, que si bien no salen tampoco entran, y en su lugar las compañías francesas emigran a otras latitudes para producir ahí los productos franceses, por este motivo el empleo en el sector industrial ha decrecido y los empleos, pocos, sólo se dan en el sector servicios. La ley del CPE y la reducción a 35 horas la semana laboral demuestran los efectos desesperados por corregir un daño estructural, se decía que la reducción de horas aumentaría en 700,000 los empleos, en la práctica no creó ni uno sólo y si aniquiló la productividad. Las leyes laborales de Francia no son el único problema de los franceses, también lo son los altos impuestos, consecuencia del alto gasto gubernamental de 54.7% del PIB, el mayor del G-7, que no sólo se van a mantener una inmensa burocracia, sino también a subsidiar, principalmente las actividades agropecuarias, tan es así que se da un subsidio de $2 USD/diarios por cada vaca, esto es más de lo que ganan millones de personas en el mundo. Los impuestos, cercanos al 40% necesarios para mantener todo este dispendio gubernamental impiden la inversión y el crecimiento de las empresas pequeñas. Consecuencias, no hay empleos, no hay crecimiento, el ambiente es turbio y explosivo, los nacionalistas culpan a la inmigración, otros culpan al capitalismo y a la globalización, esto por supuesto por que las empresas que no están relacionadas con el turismo se van, Francia, cabe señalar, ha ido muy lejos en la idea de castigar las utilidades. Es uno de los países de Europa que ha impulsado una legislación más restrictiva para los negocios y en general para la actividad productiva rentable y por eso se van y fuerte, ni Renault, ni Peugeot, ni Citroen tienen ya plantas en Francia, Alshtrom_Atlantique de bienes de capital, anda creándolas fuera, Airbus tiene serios problemas operativos en la manufactura de su súper Jumbo A380, pierde clientes a favor del 777 de su rival Boeing. Por supuesto, consecuencia de esto, las principales corrientes de globalifóbicos son francesas. Los puestos de trabajo se van, más gente viene (inmigrantes de África) y muchos ciudadanos se sienten inseguros y angustiados, saben que si pierden su empleo difícilmente conseguirán otro y se rebelan. Están totalmente confundidos sobre las razones reales de la falta de crecimiento, parecen no darse cuenta como aquí, que la causa real de sus problemas, radica en el enorme tamaño del gobierno, y su consecuente gasto, de las inflexibles regulaciones, de las rígidas leyes laborales. Y como aquí también, no quieren reconocer que el modelo social que según esto le proporciona el bienestar, se ha vuelto ferozmente en su contra, y que de seguir así, lejos de darles bienestar sólo les produce angustia y resentimiento, la bomba social estallará pronto, el modelo francés con “derechos sociales”, el estado paternalista y benefactor es una vez más, un claro ejemplo de su fracaso. ¿Podremos aprender algo de este fracaso, que también es el nuestro puesto que compartimos el mismo modelo social? O, vamos a seguir buscándole con un Estado más dispendioso, buscando como allá que modificar, o hacer, buscando paliativos, dando aspirinas para aliviar el cáncer, dándole la vuelta al problema real. Hay suficiente evidencia que los modelos socialistas todos sin excepción alguna son un fracaso, y no sólo eso, su implementación siempre, siempre agrava las condiciones sociales, mientras que los modelos liberales que promueven la inversión, son los que finalmente generan el empleo, se produce la riqueza y con ella viene el progreso de los pueblos, el tan ansiado y buscado bienestar para la mayoría de la población.

Ségolène Royal parece ser que ha entendido la cuestión, se ha dado cuenta que el socialismo francés afecta más a los más pobres los que terminan pagando la factura por el menor crecimiento económico y la menor tasa de empleo. A su vez, los franceses empiezan a darse cuenta de la realidad que representa el tener un Estado inmenso. Su frase pasará a la historia, ¿será esto el principio del fin del ancestral socialismo francés? Veremos…

13 comentarios:

  1. ¿De dónde sacaste esa frase de Segolene Royal?

    ResponderEliminar
  2. wg:

    Reforma 30 de marzo, sección Internacional

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, ¿no fue en Paris en donde se les ocurrió la genial idea de poner playas artificiales que tan alegremente ha copiado Marcel Ebrard?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Estimado amigo de México Liberal.

    No sé si hayas tenido la oportunidad de darte una vuelta por nuestra página el SextoPiso (http://www.elsextopiso.com) es un proyecto que estamos iniciando unos amigos y yo, independientemente de mi blog La Silla al que a lo mejor ya has tenido la amabilidad de visitarme. Si no, aprovecho también para invitarte.

    El problema que hemos tenido para darnos a conocer es que nuestra plataforma es Flash, por lo que no podemos (o no hemos sabido cómo) estarnos actualizando en blogsmexico, bitacoras, blogalaxia, etc.

    Por eso se me ha ocurrido molestarte para ver si puedes ayudarnos poniendo un botón en tu blog siempre y cuando te guste el proyecto, por eso te invito primero a visitarnos.

    Claro que si por cualquier razón no quieres o no puedes, no hay problema y seguimos compartiendo puntos de vista desde la Silla (http://lasillaquevuela.blogspot.com) y desde aquí.

    El código html no lo puedo poner aquí directamente por lo que te pediré si estás interesado me hagas llegar un mail a ram250998@gmail.com para yo enviártelo de ese modo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. reva dois

    Sí claro que he visitado LA Silla, y me temo que si no te adhieres al formato de blogs, no va a ser posible que te actualices en blogalaxia, etc.

    Visité tu proyecto, y te soy honesto, está muy molesto las letras tan grandes.

    Por favor avísame cuando lo tengas más en forma y claro que con gusto te pongo en mis links

    ResponderEliminar
  6. george1:13 p.m.

    México Liberal,
    Hace tiempo le comentaste a Andrés
    (de http://mexicoenpeligro.blogspot.com/)
    que querías poner una liga en tu blog para ir a México en Peligro,
    pero que en ese entonces no sabías como poner ligas.

    ResponderEliminar
  7. george

    Pero ya sé, ya quedó.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3:42 p.m.

    http://www.jornada.unam.mx/2007/04/10/index.php?section=politica&article=003n1pol
    Oye Sosa checa la mentirota que se avientan los de la jornada, se les olvida decir que gracias a la expansion de las tiendas electra y de las televisoras estatales los empleos que se generan.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:03 p.m.

    Oye Sosa ¿es cierto que a la cooperativa pascual no le quiere dar hacienda los mismos beneficios fiscales que a coca cola y pepsi junto con jumex? y de ser cierto ¿por que esta hacienda haciendo esto?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo

    La verdad no sé nada del tratamiento fiscal de ninguna de las empresas que mencionas.

    Lo único que sí sé es que Pascual se robó el predio en que se asientan, que AMLO lo expropió y que la Suprema Corte resolvió a favor de su legítima propietaria pero ahí siguen protegidos por el GDF bajo el argumento falaz de que es "cooperativa", que para decirlo simple y llanamente son una empresa como cualquier otra, que en sus orígenes los trabajadores sean ahora sus socios no la distingue en nada para darle un trato especial y que puedan usurpar un terreno que no es de ellos. Un ejemplo más de que la propiedad privada en México no existe, está al arbitrio de los gobernantes ya que "emana del Estado", esto está en la Constitución.

    Y luego nos extrañamos que el país no crece...

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11:41 a.m.

    Oye Sosa, se que el gobierno de Calderón te ha decepcionado un poco pero ¿a donde podemos mandarles nuestras ideas de libertad >(yo en lo personal y debido al gran consumo de parte de USA creo que habría que legalizar las drogas en nuestro país)y dar libertad de que el quiera consumir lo haga sin abandonar y de hecho fomentar la concienciación de la población en este asunto, pero hay otras cosas que de plano no me gustan, a veces se me hace que se rinde ante los lideres sindicales y eso es un mal ejemplo y que me dices del estado de derecho ¿que acaso no puede intervenir por que es el d.f. en el caso de la cooperativa pascual? a veces creo que hice mal en votar por el (calderón) parece que tiene las manos atadas.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo

    Sobre lo de las drogas creo que nada sería más atinado que hacerlas legales; Roosvelt en 1937 dió marcha atrás con la prohibición del alcohol y como por magia se eliminó la violencia de los mafiosos.

    Sobre Calderón, pues era el menos peor, y la otra opción AMLO si hubiera demadrado México, así que yo más bien voté contra AMLO más que por Calderón.

    Sin embargo, Calderón tiene algunas ideas claras, el problema es que no lo dejan, y me temo que ni lo dejarán, las reformas serán de poquito en poquito, pero más vale ir de poquito en poquito en la dirección correcta que var un vuelco como en Venezuela ¿no crees? el problema a mediano plazo es que si el país no crece y sigue sin darse los empleos puede adquirir relevancia AMLO o algún otro nefasto y entonces si, nos lleva.

    ResponderEliminar
  13. guillermo6:05 p.m.

    No se de donde sacaste lo de la horda de salvages que tienen atemorizados a los franceses.
    Del programa de LePen?
    De los infomerciales de televisa? Del manual del perfecto anticomunista?
    O del manual de como barnizar el racismo para que no se vea mal?

    ResponderEliminar