lunes, julio 09, 2007

La decepcionante reforma fiscal

Mi intención era continuar con el análisis del CETU, sin embargo, este
fin de semana, leyendo ediciones pasadas encontré un artículo que me llamó la
atención por su relevancia, así, ante la imposibilidad de proporcionar una
simple liga ya que se requiere ser suscriptor, les copio el siguiente artículo
que fue publicado en el prestigiado periódico The Wall Street Journal, me tomé
la libertad de traducirlo, su autoría de debe a la economista Mary Anastasia
O´Grady columnista regular del citado diario.

A los estadounidenses que viajan a México se les ha advertido que no beban agua. Qué mal que los mexicanos que pasan el tiempo en Washington en el FMI no reciban una advertencia similar sobre el Kool-Aid ideológico que se sirve ahí. Eso podría evitar que ingirieran malas actitudes sobre impuestos y llevarlas a casa.

Tales pensamientos son difíciles de resistir cuando se considera la reforma fiscal propuesta por Agustín Carstens, un economista extremadamente capaz, entrenado en Chicago y reconocido negociador en política mexicana. Desafortunadamente, también pasó 3 años (2003-2006) en el FMI y si esta reforma -creativa para hacer que las empresas paguen más impuestos y corta en incentivos en favor del crecimiento- es una guía, Carstens ha tomado más que un trago de su fuente de "sabiduría" económica.

Aproximadamente una docena de países ha optado por el impuesto único con un asombroso éxito económico. Irlanda, alguna vez pobre y subdesarrollado, adoptó una tasa corporativa única y se convirtió en el Tigre Celta. Rusia triunfó sobre una cultura aparentemente irreversible de evasión fiscal con una tasa corporativa sencilla y baja y ha experimentado un marcado crecimiento en ingresos. Muchos países de Europa del Este, empobrecidos por décadas de comunismo, han ido un paso más allá al adoptar un verdadero impuesto único que abarca a los individuos.

Sin embargo, la teología del FMI todavía mantiene en la esclavitud a los diseñadores de políticas latinoamericanos. El FMI pregona que el equilibrio fiscal es sagrado y que si los políticos no recortan el gasto, deberían aumentar los impuestos.

El sector productivo de la economía -que incluye a cualquiera con dinero- debe soltar los ingresos que los burócratas y políticos necesitan. Quizás el aspecto más dañino de este dogma es su rechazo al "puntaje dinámico", o en términos no especializados, los efectos positivos sobre los ingresos cuando la simplicidad y las tasas bajas producen niveles más altos de actividad económica, cumplimiento e inversión. Al aferrarse a un análisis estático, los diseñadores de políticas siempre están obligados a ir tras el sector privado. Esto ahuyenta al capital y no hay manera de promover el crecimiento. Lamentablemente, parece que el joven Gobierno de Calderón está a punto de caer en esta trampa.

El componente fiscal de la reforma propuesta es especialmente complicado. Lo que es descrito como una "tasa corporativa única", será, en efecto, un impuesto mínimo alternativo al consumo aplicado junto con el antiguo impuesto sobre la renta corporativo.

El sistema fiscal mexicano, al igual que el código fiscal de EU, es un desastre -complejo e injusto y agobiante de cumplir. Las tasas fueron reducidas durante el Gobierno de Vicente Fox, sin embargo, el código es abundante en lagunas legales y existen altos niveles de evasión.

México dice que su recaudación de impuestos es equivalente a sólo 12 por ciento de su PIB y que con la caída futura de los ingresos petroleros, necesitará más dinero del sector privado para evitar los desequilibrios fiscales. Es esta forma de pensar la que ha producido la propuesta para un impuesto mínimo alternativo de "tasa única", un joven Frankenstein que caminará junto al actual monstruo del sistema fiscal.

Así funciona: las empresas calculan los impuestos bajo el sistema antiguo, con su máxima tasa marginal de 28 por ciento y la serie de deducciones y exenciones que aplican bajo el actual sistema fiscal. Pueden calcular sus impuestos bajo la "tasa única", que es de 19 por ciento en los ingresos, menos los insumos y los gastos de capital. La mano de obra no es deducible; sin embargo, existe un crédito por la de bajo salario. El impuesto que se paga es el más alto de los dos.

La idea aquí es que mediante el subsidio de la mano de obra de bajo salario, se materializarán más empleos de bajo salario. Mientras, las empresas no podrán usar un ejército de contadores para aprovechar las exenciones y reducir el pago de impuestos a nada. Ahora van ser gravadas con el impuesto mínimo alternativo de 19 por ciento. Para ellas, éste es un aumento en los impuestos y el Gobierno espera recaudar más.

Eliminar las lagunas legales es un objetivo noble, y no hay duda de que si Carstens hubiera intentado quitarlas mediante un nuevo código, los poderosos intereses especiales de México habrían aplastado el intento. Sin embargo, vale la pena preguntar si esto es lo que se les ha ofrecido a los mexicanos porque la visión del mundo del FMI prevalece al interior de Hacienda. Aunque la reforma se aleja del impuesto de 2 por ciento a los activos, no hace nada para simplificar el código como lo hace para alentar su cumplimiento.

En lugar de esto le agrega al impuesto mínimo alternativo el cálculo del impuesto al consumo, complicando más el proceso de la declaración. No hay un recorte en la tasa, que es clave tanto para ampliar la base como para atraer inversión para el crecimiento. Afecta a la mano de obra calificada, que termina siendo doblemente gravada. Las empresas tendrán un incentivo para reemplazar a las personas con máquinas, que pueden amortizar. Y como los empresarios con frecuencia reaccionan a las alzas de impuestos retirando su apoyo o haciendo otros ajustes, existe una posibilidad clara de que el aumento en los impuestos ni siquiera genere los ingresos prometidos.

A los responsables de las decisiones financieras en el FMI les va a encantar esta reforma, pero viniendo de un Presidente que prometió desatar los espíritus animales de una nación emprendedora, ésta es una decepción colosal. Si esto es lo mejor que el autoproclamado Presidente del empleo puede hacer durante los primeros años de su cargo, prepárese para 6 años más de crecimiento mediocre.


Y a los lectores quiero aclarar lo que quizá les resulte confuso que expone
O’Grady referente al “puntaje dinámico”: El concepto es simple, la economía no
es un asunto estático, las decisiones gubernamentales las alteran, en específico
la recaudación fiscal puede, como demostró Laffer aumentarse al disminuir la
tasa de impuestos y viceversa, caer al aumentar la tasa, ¿Por qué? Por que al
aumentar la tasa se desincentiva la actividad productiva y el crecimiento se
cae, al haber menos utilidades hay menor base de impuestos y el resultado final
es un detrimento generalizado en la economía, ni recaudan lo proyectado y si
generan desempleo y más pobreza. Lo contrario también es cierto, menos
impuestos, implican más utilidades, más inversión, crecimiento económico y más
empleo. Esto…Carstens y Calderón no lo quieren ver, por que les aterra el
colapso de Cantarell y el gasto público inercial, esa es la única y verdadera
razón, y nos va a llevar por ella la fregada.

16 comentarios:

  1. También El Cato tradujo ese artículo.

    http://www.elcato.org/node/2607

    A falta de buena prensa para el capitalismo, y a falta de aerosoles para pintar grafittis, sugiero fabricar calcamonías para pegarse en todos los carros, camiones y casas del país. Con leyendas como:

    QUEREMOS SER IRLANDESES

    FLAT TAX
    Y NADA MAX

    CARSTENS, PENDEJO, PONTE A ESTUDIAR LA CURVA DE LAFFER

    Etc

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:23 p.m.

    Es una pena que por solo decir la verdad sobre la reforma fiscal del actual gobierno, las personas que antes reconocían tu inteligencia te den la espalda y ya no quieran comentar en tu blog supongo que para no golpear al actual gobierno, en fin espero que recapaciten, el único modo en que pasaría el impuesto único seria que el PRI cambiara sus estatutos ya que en ellos se comprometen a no gravar medicinas y alimentos, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:35 p.m.

    Por cierto no has comentado nada sobre los efectos que causaría en la economía el aumenta estatal de las gasolinas aunque supongo que se resumeria en alza de precios de todos los artículos.

    ResponderEliminar
  4. De pura casualidad no le mandaste esta entrada o alguna carta similar al programa de Eduardo Ruiz Healy?

    ResponderEliminar
  5. Excelent artículo de O'Grady !!!!

    ResponderEliminar
  6. Oye "anónimo", los que reconocemos la inteligencia de México Liberal lo seguimos haciendo.

    Más que Irlanda, habría que ver cómo le hizo Italia, cuya economía informal llegó al 80% del dinero que se movía en el país y sin embargo lograron hacer los cambios fiscales para la U.E. primero, y para el euro después.

    ResponderEliminar
  7. WG

    ¡Qué buena idea! pero como le haríamos, para eso se necesita mucho $$$

    Pero sería una magnífica forma de decirle al gobierno ¡Ya basta! de ideo-tas bola de idiotas.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo

    Pues yo en los hits a este sitio que parmanecen constantes.

    Aunque si es cierto, mucha gente se siente desconcertada que ahora me vaya contra Calderón siendo que tanto lo defendí....Pero,

    En mi mismo enunciado de causas para hacer este blog se encuentra mi declaración "totalmente sin partido político" y así es, no le debo lealtad a nadie, soy libre de escribir lo que quiera, y si veo que Calderón me (NOS) traicionó habrá que señalarlo.

    ResponderEliminar
  9. dios

    No envié nada, el WSJ es un períodico muy leído entre financieros y economistas, alguno lo habrá hecho.

    De cualquier forma concuerdo completamente con el editorialista y que bueno que vino de fuera, por que a los de adentro ni nos pelan.

    ResponderEliminar
  10. Rudi, léete esta cosa muy breve de Néstor Suárez: La tuba de Schramm

    Para divulgar las ideas libertarias no podemos confiar ni en los "pundits" (que en México, como en Venezuela, son de izquierda) ni en los discípulos de los pundits, "la intelligentsia" (que también son de izquierda). Tenemos que saltárnoslos y llegar directamente a la gente. A través de consignas breves e impactantes. Puede ser en calcomanías, pintas, panfletos... El internet o las revistas de lujo no sirven para este fin: no llegan a la masa de mexicanos.

    Un millón de panfletos en papel corriente, con uno o dos artículos claros y de alto impacto como los tuyos, costarían unos $2 millones. ¿No hay aquí empresarios liberales dispuestos a invertir/perder un poco de dinero? --Yo haría esto: obsequiar el panfleto, predisponer a mucha gente en favor del liberalismo, y venderle una calcomanía (explicándole la importancia de que la pegue en su carro). ¿Te imaginas un millón de carros en el DF con calcomanías y consignas liberales y antisocialistas?

    ResponderEliminar
  11. El problema es que en México siempre queremos copiar las formulas que han funcionado en otros paises sin ver si es adecuada a nuestro entorno socioeconomico.

    No creo que exista mexicano que sepa del milagro irlandes y que no quiera lo mismo para el pais, bueno sí existen, son los políticos. Medidas similares a las de Irlanda no sería populares y como sabemos el hueso es lo más importante para un politico, estas reformas no se van a llevar a cabo.

    Sin embargo creo que el CETU es un buen primer paso (tengo que leer más a fondo la iniciativa pero con una lectura superficial llegue a la conclusión de que es un buen principio) para reducir la elusión fiscal, aunque creo que debe incluir entre las deducciones a los salarios y estoy de acuerdo en que incluya el costo financiero de invertir.

    Yo sigo pensando que el problema no es la tasa ni la complejidad absurda de nuestro sistema fiscal, creo que tiene más que ver con la pobre cultura fiscal que tenemos, que en gran parte se generó durante los gobiernos derrochadores y corruptos que han saqueado al pais.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. wuothan

    No te vayas como decimos "con la finta" de su aparente simplicidad, y similitud con un flat-tax.

    La tasa de 19% es LA DIFERENCIA!
    Un robo, recaudatoria.
    Ya seguiré escribiendo a quien afecta, pero prácticamente todos vamos a pagar más, va afectar el empleo, el crecimiento.

    Y, si, como ya la ubre se les está muriendo, ahora para el gasto inercial de tiempos de derroche.

    ¡Pobre México! con estos genios en el gobierno...

    ResponderEliminar
  13. Anónimo3:51 p.m.

    Bueno Sosa, todo este embrollo ya se veía venir, solo tu y algunos PANsombies le creian a Calderon y sus secuases, a tu edad deberias de saber que no es bueno escupir para arriba, preguntale a Hego Sánchez en la selección de fut.

    En fín, preparemonos a pagar más, de eso nadie nos salva y a muchos a buscar chamba en otro mundo, por que si comprar una máquina va a ser deducible y un empleado no pues a invertir en robots, faltaba mas, bueno otra opción es darle la vuelta, ya encontraremos como.

    Saludos desde el bello puerto, aburr.

    El Guerrero.

    ResponderEliminar
  14. Guerrero

    Primero yo no soy PANista, y si me alinee con Calderón es por que si ahora nos está saliendo socialista al menos sacó la Ley del ISSSTE con AMLO ahora andaríamos discutiendo impuestos al patrimonio y a la herencia. Y si crees que exagero, chécate las ligas a la ideología del PRD. Tan sólo imagina pagar una especie de tenencia por todo tu patrimonio casa(s), depósitos bancarios, auto(s) además de la tenencia, tan sólo imagina.

    Si esto está de la fregada, con AMLO hubiera sido mucho peor, y el problema de fondo es que en este país todos los políticos son socialistas, como lo afirmé y lo afirmo.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7:12 p.m.

    Sosa, eso de que Calderón nos salio socialista es un chiste no?, tu lo estas escribiendo en tu más reciente escrito donde ya ¨"salio el peine""la recaudación pretendida no es para los pobres sino para tapar un hoyo", cual socialista? EN fín...
    Respecto a tus afirmaciones respecto a AMLO son meras especulaciones, como siempre lo han sido, no tienes una sola prueba. Las pretendidas pruebas del PAN y muchos "analistas" durante la campaña fueron cayendo una a una, lo de hoy en el gobierno son realidades no especulaciones.
    Eso de que con AMLO nos cobrarian por todo pues ya ocurre desde hace mucho tiempo, solo date un chapuson por los incrementos en diversos impuestos en municipios gobernados por el PAN en todo el país(predial, derechos, servicios y cuanta cosa no han inventado) y esto a cambio de nada, así que peor lo veo muy dificil. De cualquier modo al paso que vamos no tardaremos en estar discutiendo los impuestos de los que hablas que segun tú aplicaria AMLO, si el dinero no alcanza pues a sacarlo hasta debajo de las piedras de la población cautiva, por que los que no pagan impuestos seguiran sin pagar riendose de todos los que pagamos, así es Mexico. O no te has enterado del perdon de pago de impuestos que el FECAL le regalo a la "maestra"?, favor con favor se paga, faltaba más..
    Lee el artículo de hoy de José Luis Calva en el Universal donde habla de lo que China ha hecho desde 1979, nada que ver con el FMI y los dictados que obedecen los economistas "liberales" del gobierno Mexicano.

    Bueno, creo que son tiempos de vivir la vida, no de amarguras...

    Saludos del Guerrero.

    ResponderEliminar