jueves, septiembre 27, 2007

México país en pié de lucha contra el empleo

Realmente que importan las cifras macroeconómicas estables, muy estables, paridad peso dólar moviéndose en una banda estrecha en un mercado libre, intereses relativamente bajos y la gloria para el FMI cero déficit fiscal (no por mucho tiempo); que importa tener tratados de libre comercio con muchos países, empezando por el de América del Norte, siguiendo con la Unión Europea, Japón, uno de los países con mayor apertura comercial del mundo. Si a pesar de ello….NO crecemos, bueno lo hacemos a una tasa raquítica, mientras que la mayoría de los países emergentes lo hacen a tasas superiores al 5 por ciento, en promedio al 8 por ciento, nosotros al 2.8 por ciento, como si fuésemos una nación industrializada, como si fuésemos Alemania. Y, la consecuencia del bajo crecimiento económico que es EL PROBLEMA de México, está la muy baja generación de empleos, los empleos mal pagados, y esto tiene una consecuencia importante es imposible, simplemente imposible atacar la pobreza si no se dan los empleos, por eso, los programas gubernamentales asistencialistas como llámese Solidaridad u Oportunidades son meros paliativos que aligeran que alivian los síntomas pero no le ponen remedio a la pobreza. Tampoco el remedio es la educación, ayuda, claro, la pobreza es ante todo falta de capital humano, carencia de ofrecer a los demás algo que sea valorado y útil y que a cambio se reciba un ingreso. ¿De qué sirve tener una carrera universitaria si no hay quién demande profesionistas? En México, tener una carrera universitaria ya no es una garantía de que con ella, con el capital humano adquirido se pueda mejorar la condición socioeconómica, esto es simplemente la verdad. ¿Cuántos profesionistas están de taxistas, de informales? Muchos, tantos como un tercio del PIB que se genera en la informalidad. La formación de capital humano, es dicho crudamente, casi irrelevante, ya no ayuda en gran cosa. ¿Por qué?

La respuesta es simple, y nos lleva a otras interrogantes: Por que no hay crecimiento económico, y, ¿Por qué no hay crecimiento económico? Por varias razones, primera por que nos estamos des industrializando, cada vez hay menos manufactura de todo, hemos privilegiado la importación de bienes y abandonado la industria, voltea a tu alrededor y dime cuántos artículos, ropa, zapatos, automotores fueron hechos en México, muy pero muy pocos. Existen empresas mexicanas de clase mundial, eso es cierto, Cemex el más importante ejemplo, seguido por Modelo (cerveza Corona), FEMSA, Bimbo y otras, que crecen vigorosamente, pero no son suficientes para generar un millón de empleos, por lo menos, bien pagados para poder terminar con el problema de la pobreza. Segundo, el sector primario, el campo es un desastre total, equivocados totalmente con los minifundios y la poca o nula garantía sobre la propiedad y la inexistencia de la propiedad privada cambiándola por una figura que sólo a los mexicanos se nos podría haber ocurrido La Propiedad Social. El campo agoniza, los cultivos son erróneos ya que no privilegian las ventajas competitivas y seguimos sembrando lo que los Aztecas, pura tradición.

Pero, esto ¿Es culpa del “Neo” Liberalismo?, ¿Es culpa del Consenso de Washington? No, no lo es, el culpable real es el SOCIALISMO disfrazado que impera en nuestro país desde hace 80 años, la rectoría del Estado, las empresas del Estado, ineficientes y corruptas, caras y que mantienen muchos privilegios y prebendas a sus trabajadores a costa de la competitividad del país, esto fue lo que derrumbó a la Unión Soviética y va a ser lo que va a derrumbar a México. Además reforzado el cuadro con un montón de leyes estúpidas (como nos encanta hacer leyes idiotas), empezando con la propia Constitución, eso sí muy “justas”, que hacen que en este país no sea rentable invertir, o, no tanto como en otros países que literalmente “nos roban el mandado”. Es verdaderamente increíble, de veras, que teniendo una frontera con la principal economía del mundo, una empresa cualquiera mejor se vaya a China, Vietnam, Taiwán, Estonia, Eslovaquia, ¡Macedonia! Que aquí. Y no obstante lo claro del fenómeno no hacemos nada, absolutamente nada, y permanecemos impávidos, es más, peor aún, agravamos las condiciones para que sea menos atractivo invertir en México. Los Mexicanos creemos que somos una chulada de país, que por simpáticos y fiesteros, por que nos quiere la Virgencita de Guadalupe, por que tenemos apertura comercial, ya con eso es más que suficiente para ser foco de la atención de la inversión. La realidad, es que al inversionista poco le importa lo que creamos, y mientras él vea que aquí no es rentable, no hay seguridad jurídica, no hay seguridad patrimonial ni física, las leyes son un camote y para acabarla muchas, somos prolíficos, exuberantes para hacer leyes, muchas, muchas. La consecuencia es que no van a invertir aquí, van a encontrar mejores países y se acabó, allá crecieron, allá se dieron los empleos y aquí NO. Pero eso sí, seguimos creyendo que este es una chulada de país, pues bien, para la inversión NO LO ES, es un país mediocrón situado a media tabla en una lista de 165 países, ni más ni menos.

Y este es el punto realmente importante que parece ser que nuestros políticos son incapaces de percibir, no obstante que "El Presidente del Empleo" sea el que está en Los Pinos; el principal problema de México es el bajo crecimiento, de él derivan muchos otros problemas y nadie en el gobierno tiene por objetivo primordial el obtenerlo, están felices con nuestra mediocridad y se enfocan como buenos socialistas que son a “redistrbuir” la riqueza, a dar dádivas, seguros de desempleo (no les va a alcanzar el dinero nunca).

Y es que parece que no pueden entender que el crecimiento económico y la generación de empleos se debe a la actividad productiva, es decir que simple y llanamente depende de las empresas, y en consecuencia de los empresarios, y por empresario entiéndase desde el que pone una taquería, una papelería, una tiendita de alimentos, hasta los que ponen una aerolínea, un hotel, una fábrica de automotores, todos tienen en común exactamente los mismo: Invierten su capital, para obtener utilidades. Una persona (física o moral) que posee capital tiene básicamente tres opciones para obtener una renta: Invertirlo en los mercados financieros, que va desde inversión en instrumentos de deuda gubernamentales CETES, o privados bonos, o fondos de deuda, o la Bolsa de Valores; invertirlo en algún bien raíz que le proporcione una renta, y tercero, y finalmente invertirlo en algún negocio. Todas estas opciones virtud de la globalización no necesariamente van a ser en México, siempre hay posibilidad de que invierta en la bolsa de Nueva York, compre bonos del Tesoro de EU, compre un condominio en Miami, o ponga un negocio en algún país del mundo. Esto es importante por que se contrapone con la visión aldeana de la Economía que tienen nuestros políticos, lo que les impide comprender que hay otros lugares en donde colocar el dinero, y que cuando el dinero se coloca en China no se coloca acá, y que se crean empleos en China y no acá, es obvio, es trivial, pero NO lo entienden por que son unos idiotas.

También es cierto que el gobierno no crea empleos, en todo caso crea burocracia que no producen riqueza, sólo se requieren para mantener el funcionamiento del Estado y sus salarios se pagan utilizando impuestos, es decir son unos parásitos, roban recursos, impiden la formación de capital. En México debido a que existen importantes segmentos de la economía vedados a la inversión privada se tienen empresas paraestatales que si crean empleos y además lo hacen de privilegio resultando en empresas poco productivas que inciden dañando la economía del país. Además, es obvio que estas empresas ya de por si ineficientes, y con exceso de personal, ya no es posible aumentar en forma significativa ni su crecimiento ni el número de empleos que en consecuencia se puedan generar. Por tanto, la conclusión importante de todo esto es que el gobierno no puede ni hacer crecer la economía ni crear empleos, por una razón muy sencilla: Por que el crecimiento y los empleos son resultado fundamentalmente de la inversión privada, local y extranjera, y ningún gobierno, ninguno que quede claro puede obligar a un empresario a invertir primero productivamente y luego en este país.

En un estudio estadístico que realicé desde 1994 referente a cuantificar que cantidad de inversión se requiere para crear un empleo formal me encontré que la cifra es de alrededor de 30,000 dólares/empleo, y por tanto, se requieren 30,000 millones de dólares anuales de inversión para crear un millón de empleos formales que se requieren para dar empleo a los jóvenes que se incorporan cada año a la PEA. Esta cifra no es menor, y es evidente que ni el gobierno, ni los empresarios locales tienen disponible esta cantidad de dinero por lo que es evidente que necesitamos que la inversión extranjera directa tenga un papel protagónico en la inversión.

Y, aquí viene la pregunta importante ¿Por qué yo empresa que fabrico el producto X o quiero construir un hotel Y, voy a invertir en México? ¿Por qué en México?, y no en China, o Guatemala, o Colombia, o Brasil, o Rep. Checa, o Polonia, o Hungría, o Vietnam, por listar solo algunos de los posibles competidores de ese dinero, por qué es lo primero que debemos entender, existe competencia (que horrible palabra) por capitales productivos. Esos capitales productivos en tan sólo 6 años han permitido a 450 millones chinos pasar de la pobreza a ser una clase media, han permitido a 7 millones de irlandeses pasar de la pobreza a ser ya no una clase media, sino un pueblo pudiente con un ingreso per cápita medio mayor a 35,000 dólares anuales, superior a la media de Francia, Inglaterra y Alemania. Poca cosa ¿no es así?

Por consiguiente, la pregunta más importante es: ¿Qué es lo que determina que una empresa quiera invertir en un país? Y conocida la respuesta, ¿Qué podemos hacer para que esa condición se cumpla lo mejor posible? Estas son las preguntas que todo gobierno que quiera que su país progrese debiera hacerse, sin embargo, el mexicano como un autista, encerrado en su propio mundo, tiene sus propias respuestas que no se apegan a la realidad de las cosas en un mundo globalizado.

Y estos cuestionamientos los intentaré exponer en los post siguientes.

9 comentarios:

  1. Anónimo11:17 a.m.

    Apenas en días recientes he tenido la oportunidad de entrar a su blog, y solo me queda felicitarlo por lo agudo de sus comentarios y la profundidad que imprime en su análisis de las cuestiones económicas; de inmediato se percibe que su pensamiento es el de un defensor de la libertad individual. Coincido en sus puntos de vista sobre el estorbo que representa el Estado para la actividad económica y el libre funcionamiento de los mercados ¿Cuándo entenderán que el intervencionismo estatal viola leyes que han demostrado su eficacia? Espero que siga publicando textos de la misma calidad, y reciba un saludo de otro defensor de la libertad individual.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, anónimo, estos comentarios, son mi motor, bueno también los que disienten aunque claro los positivos alientan aún más.

    Gracias...

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón en todo, pero la clase media no quiere que esto cambie (mal que bien, "a'i la llevan"). Y la clase media consta de 20 ó 30 millones de gentes. Así que... ¿cómo esperas que esto cambie? ¿Por educación? ¿un golpe militar a la Pinochet? ¿el Advenimiento del Estadista?

    ¿Qué tal un rumbo propio para Morelos? Llama a tus amigos empresarios y echen a andar esto. Aquí te pueden dar ideas.

    ResponderEliminar
  4. William

    Van a querer que cambie cuando esa clase media se convierta ¡otra vez! en clase pobre.

    Y el a´i la vamos llevando se va a terminar más pronto de lo que muchos imaginan...

    15% menos de producción de petróleo en lo que va del año...El destino está a la vuelta de la esquina.

    ResponderEliminar
  5. Rumbo propio

    No te creas mi William, en esas ando, empecé hace algunos meses con un par de amigos, médicos por cierto, uno de ellos el que me operó de mi retina, a reunirnos en el Samborns, a oírme, ahora ya son más de 25, y ya de todas las profesiones y géneros, y quiero que vaya creciendo, ya hasta el gerente del Samborns me pidió que le llamara antes para reservar y acomodar mesas. Hay que formar la masa crítica de concientes e influyentes.

    Acto seguido, quiero ver al gober Adame, por cierto médico, por cierto bastante abierto, y por las inversiones que ha traído a Mor. creo que bastante receptivo.

    Y sí, por eso México se llama Estados Unidos, los Estados se supone son SOBERANOS. Podría ser, ¡Cómo NO! Small is beatiful, si no pregúntenle a Irlanda, Estonia, etc. y los cantones Suizos. Small is Beatiful

    ResponderEliminar
  6. ¡Magnífica noticia me das, Rudi! Algo así tiene que hacerse. Cuando tengan algo más hecho, avísame, para ir a una de sus juntas.

    En el web de Rumbo Propio de Zulia tienen un texto en pdf llamado "El embrollo" (o algo así). Podría servir como panfleto (adaptado a México y eliminando -quizá- el rollo cristianón). Y hacer miles de fotostáticas y regalarlas.

    Ver también lo del "Estatuto autonómico".

    ResponderEliminar
  7. Con esto me acordé de algo que Calderón tiene en la página de su informe. En la parte de su economía "generadora" de empleos, se lanza loas a sí mismo cuando dice que en el IMSS y el ISSSTE se han creado no sé cuántos miles de empleos temporales. La verdad no sé cómo alguien puede presumir de eso. De nada sirve tener cien mil empleos que duren tres meses y ya.

    También dicen que la tasa de desempleo es como del 3.algo %, pero lo interesante es que las encuestas del INEGI son muy esotéricas, porque consideran desempleada a la gente que no ha tenido trabajo sólo durante 6 meses: si tú tuivste un empleo hace tres meses, no cuentas como desempleado para las estadísticas. Y no es que yo sea el maestro de la estadística, pero creo que ese 3% está lejos de ser la realidad.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, te vuelvo a comentar sobre el proyecto de la web liberal que estoy creando. En estos momentos ya pagué el hosting y espero que mañana me den respuesta. Si te interesa te invito que te unas al equipo de colaboradores para difundir estas ideas liberales. Igual ya estoy buscando a más personas de otros países para que se unan a la causa.

    A ver cómo me va en este proyecto. Ya hace falta una buena web liberal y una red de blogs auténtica (Red Liberal es demasiado complicada para los mortales que no entienden de feeds y sindicaciones).

    Si te interesa, a ver si por ahí puedes darme algún mail o algo así para contactarme contigo.

    ResponderEliminar
  9. cronos

    La tasa de desempleo en México es una auténtica vacilada. Yo ni la leo, vale.

    Y sobre tu propuesta, si tenemos que unir fuerzas de alguna forma.

    ResponderEliminar