miércoles, enero 30, 2008

¡La Recesión esta aquí! El Multiplicador de Calderón – Carstens

Acaban de salir datos interesantes sobre la economía de los Estados Unidos:

El crecimiento económico para el cuatro trimestre fue de tan sólo 0.6 por ciento y es el decaimiento más bajo desde el 2003.

El anémico crecimiento de la economía mostró la expansión más lenta de los últimos 5 años, este reporte parece confirmar los temores que la economía de los EU está cayendo en una recesión.

Lo peor es que el problema inmobiliario ya da signos de extenderse a toda la economía, pero empezando por el inmobiliario, este decreció 1.2 por ciento y anualizado ya se tiene una caída de 24%.

Los inventarios no agrícolas también se contrajeron 1.2 %, la producción automotriz 0.9 por ciento, la mayor en dos años.

Sobre nuestro “Presidente del Empleo” pues los últimos datos para México no son muy alentadores que digamos: En la primera quincena de enero de 2008 se perdieron 59 mil empleos formales, por lo que en las últimas tres quincenas se acumuló una pérdida de 282 mil 697 plazas…

Pero como atinadamente y jocosamente Germán Dehesa, en su columna de ayer escribe "Estoy de buen humor, pero no tan locote como Felipe Calderón que anda para arriba y para abajo por la República diciendo a quien quiera oírlo que esta noticia de la recesión que se avecina en Norteamérica, a él lo tiene francamente excitado y gozoso porque sabe que a México la tal recesión nos va a hacer los purititos mandados y que ya está listo y que se la suelten y que si no tienen otra, porque él para todas tiene (me da la impresión de que le dieron a probar una abundante muestra del último decomiso, o que le tronaron muy de cerca una de estas "granadas aturdidoras" que acabamos de asegurar en "El Zacatito").

Más o menos el mismo ridículo hizo el gordis en Davos, en que Gurría, Stiglitz entre otros dicen que nos va a ir bastante mal. Pero ellos tienen “El arma secreta” el multiplicado Keynesiano que en seguida trataré de explicar.

Lo relevante del asunto es, que mientras allá se plantea proporcionar estímulos fiscales, es decir, reducir la carga fiscal a individuos y empresas, aquí, se hace exactamente lo contrario, se elevan, se tendrá un nuevo impuesto, el IETU, los prediales aumentan, en fin, nos quitan más y más de nuestro dinero con el pretexto que sólo el gobierno sabe que hacer con él, que va a hacer infraestructura y que, por eso, el efecto multiplicador sobre la economía evitará que la recesión en los EU sea tan severa aquí. ¡Ajá!

Este postulado es la abundante muestra del decomiso o granadas aturdidoras del Zacatito. Por eso la confianza de el Presidente del Empleo y del Gordinflón en que la recesión de los EU nos va a hacer los purititos mandados….

Esta es una muy vieja premisa Keynesiana, su absurdo puede llegar al ridículo de hacer hoyos y luego taparlos, que a mucha gente le parece lógico y congruente pero no lo es. Veamos…

En su Teoría General, Keynes trató de "demostrar" una vez más que el gasto público (que evidentemente se iba a financiar confiscando riqueza a través de impuestos o del envilecimiento de la moneda) traía la prosperidad. Surgió así el "multiplicador del gasto público".

El multiplicador puede definirse como el aumento en los ingresos generado por un incremento del gasto. Por ejemplo, un incremento del gasto de $100 genera un aumento total de los ingresos percibidos de $500 ya que los ingresos generados por el gasto van siendo reutilizados por cada perceptor sucesivo. En este caso el multiplicador sería 5 y se obtendría a partir del presupuesto de que cada consumidor tiene una propensión a gastar las cuatro quintas partes de su renta y a ahorrar el resto. El multiplicador se presenta pues bajo la fórmula 1 partido por el porcentaje de la renta que no se consume.

Henry Hazlitt economista que demostró la falsedad de la tesis de Keynes explica así la idea del multiplicador:

"Si por definición la renta de una comunidad es igual a lo que consume más lo que invierte, y si esa comunidad gasta en consumo nueve décimas partes de su renta e invierte una décima parte, entonces su renta ha de ser diez veces su inversión. Si gasta 19/20 en consumo y 1/20 en inversión, su renta ha de ser veinte veces su inversión y así ad infinitum. Estas proposiciones son verdad porque son distintas formas de decir lo mismo. Pero supongamos que tenemos un hombre hábil familiarizado con el uso de las matemáticas. Verá que, dada la fracción de los ingresos de la comunidad que se dedican a la inversión, los ingresos propios pueden matemáticamente ser designados como una "función" de dicha fracción. Si la inversión es una décima parte de la renta, entonces el ingreso será diez veces la inversión, etc. A continuación, dando un salto mortal (o una aberración matemática, como dividir entre cero, por ejemplo), esta relación "funcional", formal o meramente terminológica se confunde con una relación causa efecto. Seguidamente ponemos boca abajo la relación causal y surge la increíble conclusión que ¡cuanto mayor es la proporción de los ingresos consumidos y menor el porcentaje que representa la inversión, más tiene que "multiplicarse" esta inversión para crear los ingresos totales!"

Una conclusión absurda aunque necesaria de esta teoría es que una comunidad que consuma el 100% de sus ingresos tendría un incremento infinito de sus ingresos. ¡Hágame Ud. el favor!

Hazlitt a continuación presenta otra reducción al absurdo de la teoría del multiplicador originariamente presentada por Murray Rothbard en su libro Man, Economy and State. Sigue la traducción literal:

Llamemos Y a los ingresos totales de la comunidad, R serán los míos propios y V la suma de los ingresos de todo el resto de la gente. Vemos que V (los ingresos del resto del país a excepción de la mía) es una función completamente estable de Y (los ingresos totales de la comunidad); en tanto que mis propios ingresos son el elemento activo, volátil e incierto de los ingresos totales.

Matemáticamente el 99,99% de los ingresos totales es obtenido por todos los ciudadanos a excepción mía:

V= 0,99999Y [1]

Si hemos dicho que los ingresos totales es la suma de los ingresos de todo el país salvo la mía más mis propios ingresos, es decir:

Y= V+R [2]

Sustituyendo [1] en [2] tenemos que:

Y= 0,99999Y + R

Operamos y concluimos que:

0,00001Y= R

Por tanto:

Y = 1000.000 R

Vemos pues que mi propio multiplicador es mucho más poderoso que el multiplicador keynesiano. Basta con que el gobierno imprima un cierto número de billetes y me los de a mí. Mi gasto cebaría la bomba y sería capaz de multiplicar en 100,000 veces los ingresos totales." Curioso, toda una bomba aturdidora o una probadita del último decomiso. Por eso Calderón anda como la loca lo mismo que el Gordinflón, basados en una falsedad como aquí se acaba de demostrar y como veremos en poco tiempo en la práctica.

En otro post comentaremos el absurdo que se está cometiendo bajando artificialmente las tasas de interés en los Estados Unidos para salvar a las bolsas de valores, ni las van a salvar, y si van a exacerbar los problemas, pero eso lo comentamos en la siguiente ocasión.

5 comentarios:

  1. Saludos por el blog y muy educativo este ultimo post. ¿Por cierto, comentas algo de los 300 dolares que van a soltar a cada gringo para pasar la crisis?

    ResponderEliminar

  2. feliz día de san valentín elizalde que sea uno lleno de amor de sexo drogas y rock and roll y de paso de dinero y crédito en el cel pa que inviten al licuado

    ResponderEliminar
  3. Maestre_de_Campo10:01 a.m.

    Te he concedido un premio en mi blog por tu actividad.

    http://www.patrialibertad.com/2008/02/14/gracias-anghara/

    Un saludo y continúa así.

    ResponderEliminar
  4. Maestre

    Muchas gracias por lo expresado en tu blog. Muchas gracias...

    ResponderEliminar
  5. Proud to be mexican,

    En mi último post, comento sobre esta devolución de impuestos.

    Gracias por tu comentario

    ResponderEliminar