martes, junio 03, 2008

Ser de Izquierda

Me salgo un poco del debate petrolero para reflexionar sobre la gente que se opone a él: La izquierda.

¿Qué significa ser de izquierda? ¿Qué rasgos importantes los caracterizan? ¿Qué es lo que realmente quieren y buscan? Veamos.

Empezamos a buscar una definición formal de la izquierda, recurrimos al diccionario de la Real Academia, nos encontramos que:

(Por la posición que ocupaban los componentes en las asambleas de la Revolución francesa). f. En las asambleas parlamentarias, conjunto de los representantes de los partidos no conservadores ni centristas.

Conjunto de personas que profesan ideas reformistas o, en general, no conservadoras.

Así pues el término se deriva de tiempos de la Revolución Francesa para los NO conservadores y que concuerda con la segunda acepción reformista y no conservador. Sin embargo, es más que evidente que esto no es cierto, en la realidad, lo estamos viendo, los de izquierda son todo lo contrario, desean mantener el status quo y se oponen ferozmente a las reformas, en todo caso, los que en los hechos concuerdan con la definición de la Real Academia son los liberales.

¿Entonces? Tenemos al menos un primer rasgo en la izquierda: Son los modernos conservadores, dicho sea de paso que me molesta de sobremanera que tanto se identifiquen con Benito Juárez siendo que en realidad son perfectamente opuestos a él, y en cambio, si se identifican con los conservadores, rivales de Juárez. ¡Lo que son las cosas! Hasta la brújula la tienen defectuosa.

Y, en conclusión, de nada nos ha servido la definición de la Real Academia, ser de Izquierda es ser conservador, es ser anti-reformador,

Entonces ¿Qué hacer? Pues aceptar que ser de izquierda es ser socialista, es ser colectivista.

Mucho se habla de socialismo, pero nadie lo define, por eso debemos definir qué es socialismo. A pesar de que su nombre provenga de "social", algo muy inteligente por parte de quienes diseñaron la etiqueta en los siglos XVII al XX, lo que realmente implica es planificación central.

México es un país socialista, en su Constitución nos encontramos con el Artículo 25, que por cierto, fue introducida tal como está ahora por el “Neoliberal” Miguel de la Madrid, interesante que un “Neoliberal” haya introducido el texto que se escribe a continuación.

Artículo 25. Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su régimen democrático y que, mediante el fomento del crecimiento económico y el empleo y una más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los individuos, grupos y clases sociales, cuya seguridad protege esta Constitución.

El Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general en el marco de libertades que otorga esta Constitución.

Esto, es socialismo, tal cual, así lo interpreta F. A. Hayek en su libro “El Camino de la Servidumbre” y “Socialismo”. El Artículo 25 expone un claro énfasis colectivista, socialista, y todavía hay quien dice que México es un país “neoliberal”. ¡Qué despiste!

Y, la razón de ser del socialismo es la llamada “Justicia Social”, otro término que al igual que el primero todo mundo lo emplea pero nadie lo define. Se han escrito libros y tratados completos sobre la justicia social sin haberla definido nunca. Se permite que el concepto flote en el aire como si todo mundo fuera a reconocerlo cuando aparezca un ejemplo. Esa vaguedad parece indispensable. En el mismo momento en que uno empieza a definir la justicia social, choca con embarazosas dificultades intelectuales. En la mayoría de los casos, se vuelve un término práctico cuyo significado operativo es, "Necesitamos una ley en contra de esto''. En otras palabras, se convierte en un instrumento de intimidación ideológica con el objetivo de conseguir el poder de la coerción legal.

Hayek reconoció que a fines del siglo XIX, cuando el término "justicia social" ganó prominencia, se usó al principio como un llamamiento a las clases dirigentes para que atendieran las necesidades de las nuevas masas de desarraigados campesinos que se habían convertido en obreros urbanos. A eso, él no tenía objeción. Lo que sí objetaba era al pensamiento chapucero. Los pensadores descuidados olvidan que la justicia, por definición, es social. Semejante descuido se vuelve positivamente destructivo cuando el término de "social" ya no describe el producto de las virtuosas acciones de muchos individuos sino más bien el objetivo utópico hacia el que todas las instituciones y todos los individuos "deberían ser llevadas a convergir en el mayor grado posible'' mediante la coerción. En ese caso, el "social" de la "justicia social" se refiere a algo que no emerge orgánica y espontáneamente del comportamiento respetuoso de la ley de individuos libres sino más bien de un ideal abstracto impuesto desde arriba.

Y, este ideal abstracto el poder lo materializa en la transformación sustancial del planteamiento jurídico y económico fundado en la propiedad privada de los medios de producción y de intercambio, para crear una organización social en la cual:

a) el derecho de propiedad esté fuertemente limitado;
b) los principales recursos económicos estén bajo el control de las clases trabajadoras;
c) su gestión esté dirigida a promover la igualdad social (y no solamente jurídica o política), a través de la intervención de los poderes públicos.

Así las cosas, ser de izquierda o ser colectivista o socialista que es su verdadero significado, implica estar a favor, de limitar, y en algunos casos eliminar, el derecho de propiedad privada, comenzando por los medios de producción, sobre todo en los sectores estratégicos de la actividad económica y, favorecer la igualdad social, que no es otra, al final de cuentas, más que la igualdad en la disposición de bienes y servicios, efecto, no de la igualdad en la capacidad para generar ingreso, sino de la redistribución llevada a cabo por el poder político y esto sólo es posible mediante la coerción, mediante el poder.

Pero, ¿Qué implica ser de izquierda? Significa estar en contra, en mayor o menor medida (y hay que recordar que esta cuestión no es de grado sino de principio), de la propiedad privada, y no solamente de los medios de producción, sino del ingreso y el patrimonio también, y, dado que la propiedad es la condición de posibilidad de la libertad, ser de izquierda significa, igualmente, estar en contra de esta última. Los izquierdistas siempre han visto, en el mejor de los casos con recelo, y en el peor con odio, pero sobre todo con envidia, (véase Envidia: una teoría del comportamiento social, de Helmut Schoeck), a la libertad individual y la propiedad privada, sobre todo en el ámbito de la economía, sin olvidar que la libertad individual para trabajar, emprender, invertir, ahorrar, intercambiar y consumir, así como la propiedad privada sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción, son condición indispensable del progreso económico. Es más, son parte del progreso económico: aquellas sociedades en las que el gobierno reconoce plenamente, define puntualmente y garantiza jurídicamente esos derechos, de tal manera que los gobernados son libres para trabajar, emprender, invertir, ahorrar, intercambiar y consumir, y propietarios de sus ingresos, su patrimonio y sus medios de producción, por ese simple hecho, son sociedades con un mayor grado de progreso económico, a lo cual se oponen los socialistas, los colectivistas, los izquierdistas.

Por tanto, ser de izquierda fundamentalmente es ser envidioso, odiar (sentimiento humano destructivo) el éxito ajeno, es un ser frustrado en sus anhelos, un ser que canaliza sus esfuerzos a la destrucción de la iniciativa individual del esfuerzo, de la libertad, del ahorro, de la formación del patrimonio, de la posibilidad de heredar a nuestros hijos, en síntesis, un izquierdista es un ser fracasado que canaliza todos sus esfuerzos para la destrucción, que atentan contra el espíritu motor del progreso del ser humano. Si yo no puedo, que no pueda nadie, eso es ser de izquierda.

12 comentarios:

  1. La izquierda cree en la aplicación de la equidad y la igualdad
    entre la coerción y la fuerza de gobierno.

    La derecha (que criticas casi nunca, Don Sosa a pesar de decir que "Me declaro liberal en todos los sentidos no solamente el económico") cree en la aplicación de la moral religiosa (que no tiene nada que ver con la defensa básica de los derechos del individuo, su libertad, y la propiedad) entre la coerción y la fuerza de gobierno.

    ResponderEliminar
  2. Sue Alteza,

    Gracias por tu comentario,

    Y estoy de acuerdo contigo, también son nefastos. Y no estoy totalmente de acuerdo contigo que no los critico, lo hago frecuentemente, sólo que estoy recientemente más preocupado por el tema económico que lo social o lo moral, pero eso no quiere decir que no sean importantes, tan lo son que toda la guerrita a las drogas sólo causa muertes inútiles, y gastos idem.

    ResponderEliminar
  3. Liberal siempre anda criticando a la derecha, quizá no con tanta frecuencia, pero de que lo hace, lo hace. El problema de la gente de izquierda es que ésta nunca repara en los demás argumentos de las personas liberales. Siempre se enfocan en decir "es que los neoliberales conservadores sólo nos critican a nostros, y ellos son del Opus Dei". Ser de izquierda también implica una visión única y dogmática donde sólo tiene validez su argumento.

    ResponderEliminar
  4. Como la supuesta "izquierda" que tenemos en México, compuesta por la peor clase de carroña del DinoPRI como AMLO (que ataca tanto al "PRIAN" pero le da amnesia cuando le recuerdan sus tiempos en el PRI salinista), Camacho Solís, Bartlett, Ebrad y demás sanguijuelas que sólo se dedican a hacerla de tos por todo para decir "Ven? se los dijimos! el malvado gobierno está mal SIEMPRE, NOSOTROS Y SÓLO NOSOTROS tenemos las respuestas y poseemos la verdad absoluta" para poder seguir viviendo del erario, o como comunmente se dice "ni pichan, ni cachan ni dejan batear"...

    ResponderEliminar
  5. Estoy deacuerdo en que la izquierda mexicana es un asco, por quienes la representan, pero en cuanto a la ideología, es lo mas viable en cuanto al beneficio integro de la sociedad, o sea, de todas y cada una de las personas que la conformamos.

    La justicia social, aunque la coloques entre parentesis, tiene que referirse por separado de la esencia de la justicia, ya que en la praxis, la justicia es el proceder de gestionar que las leyes establecidas se cumplan, y solo con ese fin.

    La esencia de la justicia es dar a cada quien lo que se merece, partiendo de ese principio, es dar a cada grupo social, y a su vez, que se refleje en cada uno de los individuos, lo basico para vivir dignamente, la izquierda, o al menos, su esencia ideologica de la justicia social es esa, ni mas ni menos.

    En cuanto a que la izquierda esta en contra de las reformas, que son conservadores, es lo mas falso que he leido hasta ahora. Gracias a la izquierda se estan llevando a cabo reformas de leyes que son llamadas comunmente progresistas, que promueven la equidad, libertad e igualdad de todos y cada uno de los ciudadanos. Además, la verdadera izquierda es propositiva, toma caminos alternativos para llegar al mismo punto, y vela por la verdadera ganancia de los muchos y sacrificando a los pocos.

    No me quieran confundir con eufemismos de tiempo y espacio. No es lo mismo ser un liberal de los tiempos de la Revolución francesa (Rosseau, Voltaire), que eran de ideas liberales, en el contexto politico en contra del Absolutismo, o liberales mexicanos del siglo XIX, como Juárez y Altamirano, igual llamados liberales por sus ideas políticas adelantadas en contra del retroceso a la era Colonial. No es lo mismo que la economía liberalista de estos años, que se ha convertido en un grillete para las mayorias, y tu mismo lo afirmas:
    "dado que la propiedad es la condición de posibilidad de la libertad" (parrafo 20), que libertad tiene aquel que no posee los medios de producción en la economía.

    Lo afirmo, puede que seamos envidosos los que estamos a favor de la izquierda, pero, ser envidoso es desear lo que la otra persona tiene mas o mejor que lo que poseo, tener coraje e ira del sistema capitalista es saber que otras personas se estan enriqueciendo de la plusvalia de los productos y servicios que muchas personas trabajaros y no se les es retribuido, eso no es envidia, es coraje.

    Ahora, ve lo que el sistema liberal se interpreta de acuerdo al cristal con que se mire:

    -Caso 1: Para que una empresa asegure sus ganancias (o gaste menos), debe elegir donde invertir, y debe de calcular para ello donde le ofrecen mejores rendimientos, aunque con ello la fuerza de trabajo trabaje mas horas por menos salario, A esto le llaman ser competitivos.

    -Caso 2: Una persona, que no bien remunerada en el trabajo, busca diversion para el y su familia en sus tiempos libres, quieren tener acceso a musica y peliculas, debe compara en el mercado informal porque ahi esta donde puede pagar, o gastar menos, segun sea el caso. A eso le llaman delito.

    En los dos casos estan ejerciendo su libertad, en la medida de sus posibilidades y deseos.

    No cito a nadie porque no soy economista, solo es la realidad. Disculpa el extendeerme demasiado, porque si era mi intención.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Xnipereye Muchas gracias por tu comentario no te había respondido fundamentalmente por falta de tiempo…

    Estoy de acuerdo que justicia es dar a cada quién lo que se merece, lo que es producto de su trabajo, estudios, y esfuerzo personal y no que vengan un montón de envidiosos flojos a quitarme el fruto de mi trabajo ¿no? ¿Es eso justo y ético?

    La izquierda es la que se opone a toda reforma que implique cambios en la propiedad privada, como odian la propiedad privada, por que son unos envidiosos prefieren que mejor nadie que ellos, o que sea “El Estado”, sin embargo, esto atenta contra la naturaleza humana, ya que el hombre siempre lucha con su trabajo para tener propiedad, y, siempre busca su propio interés y beneficio, cuando la propiedad privada deja de existir, no hay motivo para luchar y progresar, todo queda confinado al juicio de un burócrata que te va a evaluar, queda fuera de tu posibilidad salir adelante, vamos como Juárez que se negó a ser pobre, se negó a ser pastor y por el contrario quiso aprender castellano, ser mexicano, ser abogado y…lo logró, Juárez ese liberal del que la izquierda inexplicablemente toman como estandarte puesto que es en sí mismo su antagonista más puro.

    México es un país socialista, la “rectoría del Estado”, la falta de propiedad privada (respeto a ésta) la multitud de empresas del Estado lo identifican como tal, el reparto de utilidades que tiene una clara connotación marxista, etc. etc. y por eso, la izquierda de opone al cambio, y si es más que evidente que lo que tenemos no funciona, puesto que no crecemos como podríamos, tenemos que cambiar las cosas y no dejarlas igual. ¿No es así?

    Sobre tus dos postulados, creo que cometes varios errores.

    En efecto, las empresas buscan el mejor lugar para invertir, todas, es su razón de ser el tener ganancias, sin embargo, estás muy equivocado en tu noción de competitividad, si así fuera, todas las empresas se irían a Haití, o a algún país africano súper pobre. No es el caso, la competitividad es un conjunto de factores y la nómina es sólo una de ellas, cuenta también la infraestructura, preparación y capacitación (depende mucho que vas a producir o que servicio vas a dar), costos como electricidad, transporte, comunicaciones, todo eso es lo que da competitividad, no sólo los bajos salarios, sí así fuera los alemanes que son el segundo país más exportador serían muy poco competitivos, pero no lo son, son muy competitivos. Y dicho sea de pasada, las empresas del Estado Mexicano de corte comunista, son un factor importante en la falta de competitividad del país.

    La piratería es un delito puesto que despojas a su propietario de su legítimo derecho a lucrar con su creatividad, su inteligencia, si todo el mundo fuera pirata, te aseguro que habría muy poco aliciente para hacer películas, para hacer música, para hacer libros, dueño de tu cuerpo y de tu mente, por tanto dueño de lo que tú con él hagas. Y tú que clamas por justicia y ves con buenos ojos una injusticia que es robar al que crea algo. Valiente justiciero. Hágase la justicia en los bueyes de mi compadre ¿no?.
    Y este tema da para mucho más, ahora estoy muy preocupado con la inflación, pero prometo tratar estos temas con más profundidad en el futuro próximo.

    Y, otras vez gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  7. mercury4:19 a.m.

    OLE maestro!! felicidades Mexico Liberal. TOTALMENTE de acuerdo contigo. Concluyes envidia como comun denominador de los izquierdosos e inmediatamente confirma tu tesis uno de ellos.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:19 p.m.

    NO estoy de acuerdo con esto!!!

    es mas esto se me hace un insulto, yo soy izkierdista y tambien soy empresario.

    Ser izkierdista no significa ser envidioso, significa estar en contra de lo que hacen los socialistas, nosotros buscamos una igualdad, pero no una igualdad economica como tu lo expones, sino una igualdad en oportunidades, te platico algo de mi.

    Soy empresario, me dedico a la compra y venta de productos quimicos, sin embargo yo no tuve la oportunidad de estudiar (solo termine la secundaria) y todo por falta de recursos economicos, o estudiaba o trabajaba para ayudar a que mi familia comiera, por lo tanto tuve que dejar los estudios y ponerme a trabajar, eso amigo, eso no es igualdad, tal parece que la salud y el estudio es algo que solo existe para la gente que sea de clase media, hacia arriba.

    Eso es ser izkierdista amigo, buscar una igualdad en la que todos debemos de tener los mismos derechos y las mismas oportunidades.

    Que sea obligacion del estado dar educacion gratuita por que en este pais la constitucion dice que debe ser laica, obligatoria y gratuita y ni sikiera eso se puede cumplir, que el estado garantize los servicios de salud gratuitos, no como el madilto IMSS que tenemos que es una porkeria. (Espero que algun dia hayas ido al IMSS, para que sientas en carne propia lo que es) ESO ES SER IZKIERDISTA, buscar la equidad en los servicios basicos para todos y eso amigo, eso no es ser ENVIDIOSO.

    Saludos

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Iskierdoso

    Tienes un problema de identidad. A mí también me gustaría que todos tuvieramos las mismas oportunidades. Pero que la educación y la salud la pagáramos y que hubiese libre competencia.

    ¿Gratis? No hay nada gratis mi querido iskierdoso, esa educación se paga robándote tu dinero, si eres empresario, como yo, cada día 17 de mes te roban ¿Qué harías con ese dinero que te quitan? Podrías crecer ¿no? Pero no, si quieres crecer tienes que pedir créditos y pagar intereses.

    Ese es el punto iskierdoso, gratis o bueno, gratis o crecimiento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Dices:

    a) el derecho de propiedad esté fuertemente limitado;
    b) los principales recursos económicos estén bajo el control de las clases trabajadoras;
    c) su gestión esté dirigida a promover la igualdad social (y no solamente jurídica o política), a través de la intervención de los poderes públicos.

    Yo he estado en la izquierda y te puedo decir que eso no tiene nada de malo y sí en cambio mucho de bueno: Pero el problema es que..

    B. en la práctica no lo he visto cumplir nunca (pero que nunca, ¿eh?) y ya por allí hay algo que va mal, porque es una teoría reñida con la práctica. (Es una de las razones por la que te estoy leyendo, para empezar; porque me tiene hasta los... ver que no se cumpla nunca)

    C). es otra cosa que no se cumple como debiera, en el sentido que la explotación, el desfalco y robo que hacen los políticos de los recursos que se les dan para C). me esta empezando a dar más miedo y más coraje que el capitalista más salvaje. Y también es otra razón de que te este leyendo.

    Por cierto, me gustaría que me dijeras que libros hay para conocer más a fondo el pensamiento liberal, no soy economista, pero he sido toda mi vida una persona profundamente de izquierda y las cosas que están pasando en esta criris me están haciendo pensar en revisar otros puntos de vista distintos...por expresarme de una manera suave.

    Empecé con los artículos períodisticos de Mario Vargas Llosa y me han convencido tanto que estoy buscando más.

    Me han recomendado el Libro "Economía en una lección" y me han dado un link para bajarlo en pdf. Pero me gustaría saber que otros libros y autores podrías recomendarme.

    Hasta ahora estoy leyendo el "Economía" de Samuelson y Nordhaus y el "Microeconomía" de Robert Frank.

    Pienso seguir con "La escuela austríaca de economía" pero de ahí en adelante no sé que poner después.

    Si me puedes sugerir algún título me vendría bien.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo6:29 p.m.

    Puedes seguir con "Lucro Sucio: economía para los que odian el capitalismo" que es un paso suave en el viraje a nuevas ideas, tampoco es recomendable leer de golpe lo contrario a lo que has conocido de siempre, en realidad, lo curioso es que si realmente te interesa el bienestar general te vuelbes liberal, o mejor dicho; siempre lo fuiste pero no lo sabías.

    Es una paradoja.

    No sé bien si me explico.

    ResponderEliminar
  12. Hola Lean,

    Para empezar muchas gracias por tu comentario…

    Sabes, todo parece indicar que tu historia intelectual se parece mucho a la mía. Yo, originalmente soy ingeniero, y cuando estudiaba ingeniería me metí también a estudiar Economía, no era tan difícil puesto que todas las materias que implicaban matemáticas me las revalidaban, excepto econometría que sí la tuve que cursar, pero la verdad estaba fácil comparado con las matemáticas, la Probabilidad y Estadística que llevamos en ingeniería.

    Debo mencionar que la rama de ingeniería que cursé y de la que después hice una maestría fue la de ingeniería mecánica y la maestría en aeronáutica, me apasionaba la mecánica de los fluidos. La razón por la que quería estudiar economía era explicarme por qué en México no podía ser ingeniero de verdad, y, sobre todo, por qué demonios no podíamos salir del subdesarrollo y había tanta pobreza y mediocridad. Yo estaba bien conciente desde estudiante que lo que estudiaba de muy poco me iba a servir profesionalmente. Por este motivo me fui a trabajar a Japón cuando terminé mi maestría.

    De esta forma, de joven me consideraba socialista, también keynesiano, por favor desecha el libro de Samuelson, me costó mucho trabajo convencerme que no servía para nada, luego me seguí con los monetaristas, sin encontrar explicación a mis inquietudes, hasta que leí “El Camino de la Servidumbre” de Hayek, y desde entonces se me abrió ante mis ojos un nuevo panorama. Siguieron “Interventionism Let The Market System Work” de Mises, y de ese mismo autor Socialismo, y por fin su máximo opus Acción Humana un Tratado de Economía”. Ya después me seguí con obras de Hayek como Prices and Production, con Böhm-Bawerk y su libro "Kark Marx and the Close of his System" que es la crítica más demoledora del marxismo.

    Luego siguieron obras como “Capitalism a Treatise on Economics” de George Reisman.
    Y, por supuesto, la lectura constante de lo escrito en el site del Mises Institute http://mises.org/
    Y, por supuesto mi blog, que tiene el esfuerzo de mi parte de tratar de hacer asequibles las ideas libertarias a todo público.

    Saludos y ojala te sirva de algo mi historia y mis recomendaciones, y me gustaría invitarte a Facebook al Partido Liberatario http://www.facebook.com/groups/205430139512145/?notif_t=group_activity

    ResponderEliminar