martes, agosto 26, 2008

Antecedentes al Keynesianismo: Mercantilismo y Proteccionismo

Continuando nuestra discusión sobre el por qué de la estanflación...

Una de las primeras intervenciones de los gobiernos en la Economía que, desgraciadamente subsiste hasta hoy en día es la defensa de las restricciones económicas con la intención de beneficiar intereses o desarrollo de industrias particulares protegiéndolas o impidiendo la competencia tanto local como extranjera, políticas de “fomento” decidas por supuesto por burócratas que decide que “fomentar”. Esto es verdaderamente patético en México que aún hoy, que se supone existen los mercados no existe libertad económica en muchos rubros, por ejemplo y para comenzar, transporte, comunicaciones, y por supuestos las áreas “estratégicas” como son la energía que son exclusivas para el Estado.

En estas ideas subyace el inflacionismo keynesiano.

Pero vamos a enumerar puntualmente sus principales características, que no cuesta mucho trabajo entenderlas ya que son el modus vivendi de nuestra economía:

1) La prosperidad viene por el consumo, y aquí es importante distinguir que se entiende que el mayor consumo no es el signo de prosperidad sino que es la prosperidad. ¿Recuerdan el spot de las bolitas populistas de López Obrador en la Campaña? Esta es la idea que está detrás, mayor consumo, traerá mayor prosperidad y por lo tanto es menester darle poder adquisitivo a la gente. ¿Lo recuerdan?

2) Figura de las “Concesiones” para evitar la competencia. Conceder a los particulares que puedan o no realizar alguna actividad económica, por ejemplo, yo no puedo comprar unos autobuses, construir mis terminales y establecer un servicio de transporte México-Cuernavaca, no tengo la “concesión” que los infames burócratas, por supuesto me van a negar puesto que afectaría los intereses de “Pullman de Morelos”, y así como este caso los intereses de Figueroa para transportar a Guerrero, o el lío de los taxistas en los Cabos BC vs. Transportistas de Hoteles, en fin…Ya ni mencionar a Telmex monopolio privado por obra y gracia del gobierno, en fin, Mercantilismo puro y duro es la constante en el país. Y el burócrata el que tiene el poder para decidir si puede o no haber competencia.

3) Énfasis absurdo en la Balanza de Pagos positiva, el hecho de que las exportaciones superen a las importaciones, en el país debe de “sustituirse las importaciones” sin importar que sean mucho más caras con el fin de crear empleos.

4) Proteccionismo arancelario para encarecer los bienes de fuera para “impulsar” a las industrias o a la agricultura locales, y que se justifica siempre para que “no se pierdan los empleos” o que no se creen empleos en el extranjero o que tengamos autosuficiencia “estratégica”. “Sin maíz no hay país” ¿Les parece conocido el slogan?

5) Fomento de obras públicas para “reactivar la economía” y crear efectos “multiplicadores”. Que dicho sea de paso es la estrategia de Carstens que nos ha quitado más dinero vía IETU y sus efectos según esto “contracíclicos” que no se ven por ningún lado.

Todas estas ideas son antecedentes del Keynesianismo, tienen un nombre: Mercantilismo y son absurdas y terribles, aunque para los que no saben Economía, “suenen” muy lógicas, y muchas de ellas son si se fijan parte medular del “Proyecto Alternativo (mercantilista y socialista) de Nación” que AMLO exponía durante su campaña a la presidencia.

Son absurdas por que renunciar al comercio internacional es como auto imponerse un bloqueo un estado de sitio en tiempos de paz. Esto es lo que el enemigo busca cuando quiere conquistar una plaza encerrar y esto es lo que hacen los gobiernos proteccionistas en tiempos de paz al impedir el comercio internacional. Y son absurdas por que implica producir a un costo mayor algún bien que podría adquirirse más barato por fuera. ¿Se imaginan impidiendo la importación de café en Islandia y tratando de cultivarlo en la tundra? O el slogan de la “autosuficiencia alimentaria”, como si todos los países del mundo pudieran cultivar de todo y producir todo tipo de alimentos.

También estas ideas son terribles, porque, de acuerdo con estas forma de pensar la Economía, no puede existir armonía de intereses entre las naciones. Un país que carezca de determinado recurso (por ejemplo petróleo), no tiene forma de adquirirlo entregando otra cosa que no sea dinero, -recordemos que, según la doctrina mercantilista, el resto de países no deberían comprar productos extranjeros elaborados. Por tanto, si dicho país no produce dinero -entiéndase dinero-mercancía, como el oro-, su única salida es la conquista militar. En este sentido, la doctrina hitleriana del Lebensraum o de Japón invadiendo China y el sudeste asiático fueron la respuesta lógica de las políticas proteccionistas keynesianas de los años 30. Si las mercancías no fluyen entre las fronteras, lo harán los soldados…Terrible…¿Cuántos murieron en la Segunda Guerra Mundial por estas ideas tan absurdas y terribles? Muertes que los mercados libres habrían evitado.

Los mercantilistas se fijan como objetivo proteger al productor nacional, para garantizar tanto los aprovisionamientos indispensables, como el empleo. Sin embargo, cegados con este deseo, perdieron de vista el objetivo final de la producción, que no es otro que la satisfacción más abundante posible de las necesidades del consumo. De este modo, abogan por una serie de medidas restrictivas que producen la escasez de mercancías, los precios altos y la abundancia de poder adquisitivo. En general, no fueron capaces de advertir que, en condiciones normales, el poder de compra radica en la propia producción; que los bienes se cambian por bienes a través de esa gigantesca cámara de compensación que es el crédito comercial; que la función del dinero es servir como unidad de cuenta y como garantía de la soberanía del consumidor y que en general, sólo se requiere su presencia física para ajustar las diferencias entre pagos y cobros. Tampoco alcanzaron a comprender que las tasas de atesoramiento inusualmente elevado, se producen únicamente, cuando se destruye el crédito y no queda otro modo de conservar riqueza que a través del atesoramiento de moneda.

Pues este es el principal antecedente de las ideas inflacionistas keynesianas, por cierto, muy vigentes en nuestra Economía Mexicana “Neoliberal” que absurdo…”Neoliberal”

Y continuamos….

6 comentarios:

  1. Quién sabe por qué me acordé de algo que dijo un profesor, en la actitud más anacrónica y triste que he escuchado en mucho tiempo. "Es que hay que recordar que todos los países que están bien, económicamente hablando, han sido proteccionistas. Por eso México debería proteger las industrias y no permitir la participación de empresas extranjeras ni la entrada de productos de otro país".

    ResponderEliminar
  2. Cronos,

    Es muy fácil a esos idiotas que afirman lo que tú expresas dejarlos en el más absoluto ridículo:

    Por ejemplo, ya no dejamos entrar a framacéuticas, que se mueran todos, que sólo usen genéricos, que estemos impedidos de usar lo último en medicamentos. Tampoco usar computadoras, ni celulares, ya ni decir iPhones o Blackberries.

    Nos vamos al siglo XV ¿no?

    ¡Qué estúpidos son!

    ResponderEliminar
  3. george5:49 p.m.

    Liberal,
    tengo otra recomendación para tí:
    A Crude Awakening, The Oil Crash
    (documental en DVD)
    este documental ha ganado varios premios en Europa.
    ¿qué es más real: la actividad en el mercado bursátil ó el flujo de petróleo del subsuelo ?
    Si la producción mundial de petróleo estuviera DECRECIENDO a un
    2.5 % anual ¿cuánto decrecería la economía del mundo ?
    ¿qué tantos bancos podrían subsistir?
    Con una caída en la producción mundial de crudo del 2.5% anual es muy difícil
    conservar el mismo nivel de producción de energía con un crecimiento razonable de la energía renovable.
    Y, si ocurren interrupciones geopolíticas, la caída en el suministro mundial de petróleo puede ser mayor al 2.5% !!
    Creo que algunas de las cosas que actualmente enseñan en las licenciaturas de economía serán obsoletas en la era pos-Peak Oil.

    ResponderEliminar
  4. george6:00 p.m.

    Olvidé poner esto:
    http://www.oilcrashmovie.com

    tendremos mucha suerte si el declive comienza después del 2012.

    ResponderEliminar
  5. george2:09 p.m.

    Liberal,
    Bill Gates y Warren Buffett se mantienen muy informados sobre el problema del Peak Oil.
    Recientemente ellos dos viajaron a Canadá.
    Fueron a visitar unas minas de arenas bituminosas en Alberta.

    En la era pos-Peak Oil tratará de evitarse el transporte de mercancías en trailers ó camiones en DISTANCIAS GRANDES.
    Por eso, Gates y Buffett se han hecho de una buena cantidad de acciones de compañías ferroviarias.
    ¿qué te parece?

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:57 p.m.

    OmG!! Lo k concluye que nuestra fuerza economica esta en el Petroleo, es cuestión de saberlo trabajar...!!

    ResponderEliminar