viernes, agosto 29, 2008

Antecedentes del Keynesianismo II “Profits” y La Paradoja del Ahorro

A fines de la década de los 1920’s un profesor de economía y un hombre de negocios presentaron un libro que causó conmoción: “Profits” (Utilidades) en donde le dieron un enfoque “científico” a las viejas teorías inflacionistas esto es, a la economía del consumo.

La idea central del libro podría expresarse como que el dinero gastado en los bienes de consumo, es la fuerza que pone en movimiento todas las ruedas de la industria, esto es totalmente consumista. Agregan que para mover las mercancías año tras año sin perturbar la marcha de los negocios, esto es para que no existan desaceleraciones económicas sino solamente expansiones, los consumidores tienen que gastar la suficiente cantidad de dinero, al objeto de igualar todas las mercancías ofrecidas dólar a dólar". Por tanto, concluye el libro que: "Lo que antes que cualquier otra cosa se necesita para sostener la buena marcha de los negocios es dinero suficiente en manos de los consumidores".

Y seguían argumentando con falsedades diciendo que por culpa del ahorro, la gente no “regresa” a la economía el dinero que ingresa por su trabajo esto es terrible, según ellos para la economía puesto que no se puede vender toda la producción a precios que cubran sus costos. Y esto es precisamente la causa de las recesiones.

Adicionalmente en “Profits”, los autores hace una diferencia entre el dinero que se usa para consumir y el que se usa para invertir: El que se usa para consumir, afirman, absorbe la producción conforme esta va llegando al mercado, en cambio, el de las utilidades (por eso se llama el libro así), se convierte en una segunda clase de dinero que se invierte o reinvierte para incrementar la producción y como “colchón”, esto es como capital de trabajo que le permite a las empresas aguantar la salida de la totalidad de sus inventarios y seguir produciendo.

El viejo sofisma del consumo se había reformulado un poco más elaborado que como lo expresaban los viejos mercantilistas y en pocas palabras se puede enunciar como que “Las crisis económicas se producen porque no se consume lo suficiente, se ahorraba demasiado”. Es decir, dejaban mal a los productores por que ellos pagaban a sus empleados y éstos no regresaban el dinero a la economía consumiendo.

Por tanto, para que la economía se mantenga funcionando hay que evitar el ahorro, y las solución en “Profits” es la inflación (pagar cada vez más) y la redistribución del ingresos (quitar a los que ahorran para dárselo a los que menos tienen y consuman), ideas que muy poco después utiliza Keynes para formular el principio de la rectoría del Estado en la forma de la política economía gubernamental.

Note el lector que esta forma de pensar, que hasta ahora sólo se ha expuesto sin refutarla, pero que es errónea, es un sofisma, es muy característico de lo que expresan los políticos: “Es menester elevar los ingresos para que haya progreso”, un ejemplo claro de esta sentencia la encontramos en la propuesta de AMLO casi al final de su campaña presidencial del 2006 en el spot aquel en el que proponía aumentar los ingresos de todo el mundo (por decreto), para que consumieran más y así, en su lógica, el país creciera. Siendo que en realidad lo único que iba a aumentar es la inflación. Pero en fin…esta es la forma de pensar de muchos políticos, sobre todo, los políticos populistas.

Y continuamos, ahora si con Keynes…

1 comentario:

  1. george6:13 p.m.

    Liberal,
    he leído varios libros sobre el Peak Oil, pero, el que te recomendé:
    Beyond Oil
    by:Kenneth S. Deffeyes
    http://www.princeton.edu/hubbert/
    ha sido el mejor !!
    El autor del libro trabajó en Shell con el famóso geólogo Hubbert
    (quien pronosticó la fecha del Peak Oil de USA con exactitud)

    Algo que este libro provocó en mi fue un mayor acercamiento a Dios
    y ahora hago más oración.
    Saludos.
    George.

    ResponderEliminar