viernes, agosto 15, 2008

El Costo del Socialismo

En las décadas recientes la economía de los EU ha lentamente evolucionado para convertirse de una nación de “productores” a una de “consumidores”. La transformación ha sido motivo de celebración de los políticos y economistas como una prueba de que el país ha llegado a lo más alto de la “cadena económica global”. En realidad, la transformación ha agotado la riqueza duramente conseguida, y lo ha llevado al borde de la ruina.

Pero, en lugar de alentar el retorno de la energía productiva de los EU, el gobierno ha respondido a la crisis económica simplemente tratando de impulsar el consumismo a cualquier costo. La estrategia incluye la socialización de pérdidas entre todos los ciudadanos de tal forma que el agotamiento sea difícil de ser discernido.

Ahora EU ha escogido el socialismo como su salvación económica (algo que aquí, en México, también está en curso), es menester darle una recordada a la historia a los antecedentes del socialismo, que como lo defino, es rectoría del Estado en la economía, y no es nada alentador, la extinta Unión Soviética, los países de África, Asia y ahora en Latinoamérica, muestran vividamente que el socialismo pone un freno a la libertad individual y empresarial, y lleva inevitablemente a la debacle económica.

EU fue bendecida por abundantes recursos naturales, pero sobre todo, por la libertad individual y económica, que ha sido la columna vertebral del espíritu empresarial. Esta combinación resultó en que la productividad y competitividad Americana fueran la envidia del mundo.

Fundamentado en la fortaleza industrial y la productividad, la economía Americana se convirtió en la mayor del mundo.

¿Por qué EU cambiaría su historia de capitalismo exitoso por el lúgubre futuro socialista? La respuesta es la política y los políticos.

Cuando la mayoría de la población trabajadora en el sector privado está empleada en el sector de servicios, sus votos irán dirigidos al consumismo. Esto está pasando en los EU. El gasto del consumidor es ahora el 72 del Producto Interno Bruto (PIB), y es visto como el motor para continuar con la prosperidad.

En la década pasada, cuando la recesión amenazaba con cortar el gasto, el gobierno respondía “bombeando” cientos de miles de millones de dólares a la economía. Esto llevó a dos burbujas masivas de liquidez que ya hemos discutido en este espacio: La de tecnología o punto com a fines de los 90’s, para después seguir con la inmobiliaria ambas reventaron, y en curso le sigue la de las materia primas o commodities. Durante el curso de estas burbujas la ambición desmedida no vio ningún límite, y el apalancamiento (crédito) era el pan de cada día.

Pero cuando la fiesta terminó, los políticos no dejaron y dejarán que los mecanismo correctivos propios del capitalismo como es la recesión actúen con su necesaria acción depuradora. Están tratando de eliminar el dolor del capitalismo y mantener sólo el placer. Esto, ¡no es posible!

Para la corrección en curso de los mercados, el gobierno decidió que las empresas financieras infladas eran demasiado grandes para dejarlas caer y pero aún desaparecer por ineptas. Como resultado el gobierno de EU le ha prestado miles de millones de dólares de los impuestos (agudizando el ya de por sí terrible déficit fiscal) a bancos e hipotecarias. A algunos bancos de inversión incluso se les dio acceso prácticamente irrestricto a la “Ventana de la Fed” para tomar prestado cantidades ilimitadas de dinero, aseguradas a instrumentos chatarra y por supuesto las más bajas (negativas en términos reales) tasas de interés, bien debajo del nivel de inflación. Adicionalmente a las acciones de las empresas del sector financiero e hipotecario se les crearon medidas para protegerlas de los que piensan que van a bajar al restringir las ventas en corto (naked short selling).

Es importante notar que estas protecciones no se han dado a toda la industria e incluso no se extendió a todo el sector financiero. Aquellos que los fondos públicos para rescatarlos son precisamente las instituciones gigantescas que son las que mayor responsabilidad tienen en el desorden. Fueron éstas vacas gordas las creativas las que idearon buscar enormes utilidades del crédito irresponsablemente otorgado, y les falló. Pero el gobierno no las deja pagar por su culpa, eso sería el capitalismo que paguen por los destrozos, no, las rescata y en realidad el que las rescata son los que pagan impuestos, los ciudadanos comunes, eso es Socialismo.

Caída en las utilidades de las empresas, incremento en la intervención del gobierno, mayores impuestos, esa es la misma historia que se repite con el Socialismo. Y, esta historia se repite en los EU, ejerciendo presión sobre la deuda pública y las acciones de las corporaciones americanas. La recesión que viene inexorablemente reverberará mandando ondas de choque a todo el mundo, después de todo, la economía de EU ha sido la mayor del mundo, la locomotora que jala, influyendo negativamente en las economías del mundo y sus empresas.

El socialismo, esto es, la intervención en los mercados “imperfectos” han logrado que la mayor economía del mundo, la que se hizo grande y poderosa precisamente por libre ha caído, por un lado víctima de los burócratas del Congreso y sobre todo de la Reserva Federal, los políticos ineptos de siempre, más la irresponsabilidad que no tiene castigo de acuerdo con el capitalismo, la debacle se ha socializado.

¿Hasta cuándo reconocerán los burócratas que los mercados aunque posiblemente “imperfectos” funcionan mucho mejor que cuando se les manipula? ¿Hasta cuándo?....

1 comentario:

  1. Juanjo8:10 p.m.

    "Están tratando de eliminar el dolor del capitalismo y mantener sólo el placer."

    Me quedo con esa frase.

    Saludos.
    Seguimos leyendo.

    ResponderEliminar