lunes, agosto 18, 2008

Keynes Vs. Liberalismo

El economista inglés John Maynard Keynes (1883-1946), es sin lugar a dudas el economista que mayor influencia ha tenido sobre la humanidad, más que sus antagonistas, los liberales monetaristas encabezados por Milton Friedman y los Austriacos encabezados por Ludwig von Mises y F.A. Hayek. Debo hacer notar que existen diferencias sustanciales entre las dos corrientes liberales, y también, por supuesto convergencias.

La principal razón por la que Keynes y sus seguidores principalmente emanados de la Universidad de Cambridge en Inglaterra, es tan aceptada es por que asigna un papel protagónico al gobierno en la conducción de la economía, el liberalismo, es totalmente opuesto en el sentido en que le asigna al gobierno tareas muy especificas como son la seguridad física y patrimonial, el ser árbitro en discrepancias entre seres libres y proporcionar ciertos servicios en los que no existe la posibilidad de competencia, los monopolios naturales como son los servicios municipales, carreteras, etc. pero eso es todo, la actividad económica es íntegramente ejecutada y planeada por millones de seres humanos libres que buscan todos su beneficio y actúan acorde formando los mercados libres. Al gobierno sólo le pedimos que nos deje trabajar, crear, y que se mantenga lo más alejado de nuestras vidas.

Pero “el Gobierno” esta formado por seres humanos, por políticos, que también buscan su máximo beneficio y actúan acorde, quieren votos, por supuesto, es su razón de ser y de existir, y para obtenerlos quieren ser protagonistas, quieren ser relevantes, quieren poder pararse frente a la gente y decirles “Yo les voy a resolver sus problemas”, si hay competencia, si se pierde competitividad, el político dirá “No hay problema yo los arropo, yo los protejo yo activo la economía para que todos vivamos felices y contentos”. Discurso, que, por supuesto contrasta con el liberal que sería: “El destino está en el trabajo duro, en la preparación, en la creatividad y en la libertad de cada quién”. Totalmente contrastante, el Keynesianismo o Socialismo que para mí es exactamente lo mismo: Intervención del Gobierno en la Economía, trata de manipular los mercados, trata de modificar su curso normal, por que muchas veces los mercados pueden no ser placenteros, el Keynesianismo está convencido que unos cuantos burócratas son más sabios que millones de seres humanos libres que forman los mercados libres, la sociedad, que son los protagonistas de los mercados libres, los consideran infantes, y ellos a sí mismos se consideran el padre proveedor que sí sabe como hacerle para conducir al “rebaño” por el camino de la prosperidad.

Y eso han hecho, intervenir los mercados, por que son “imperfectos” (Como lo dice Stiglitz) los resultados los tenemos a la vista: Crisis recurrentes, y más dolor y miseria que la que pretendían remediar.

Pero vayamos a los detalles…

A grandes rasgos, existen dos teorías explicativas del proceso económico. Las llamaremos teoría del equilibrio de la producción o economía de la oferta, y teoría del poder adquisitivo o la economía de la demanda.

En la economía de la oferta, se sostiene que antes es necesario producir para que pueda haber consumo, no puede haber consumo si no hay producción. Los mercados libres guían a la producción por los precios que son como los semáforos de la economía: Si los precios suben consecuencia de la demanda es una señal en verde para producir más, por el contrario si los precios se caen los semáforos están en rojo y la producción debe cesar. Los precios reflejan exactamente los deseos de consumo y la abundancia o escasez del bien, la producción se ajusta para orientarla y equilibrarla.

La teoría del poder adquisitivo, o de la demanda, por su parte, atribuye la producción a las ventas, al consumo. Por tanto, se puede aumentar o disminuir la producción obligando o frenando el consumo por supuesto aquí hay un “rector” un alguien que dice que hacer, y si la gente no hace lo que tiene que hacer le puede por un lado arrebatar su dinero para gastarlo en su lugar (Keynes) o bien, o mejor dicho también, el gobierno “fabrica” dinero para aumentar la capacidad de compra de la sociedad y que él antes ha empleado para aumentar su gasto corriente y/o su gasto público, creando así el peor de los males: La inflación.

La teoría del poder adquisitivo, también se conoce como inflacionismo, está plagada de innumerables incoherencias. Su popularidad se basa en que le asigna un papel protagónico al gobierno “tiene algo que hacer”, a las inclinaciones mercantilistas esto es “empresarios” protegidos de la competencia de los mercados libres y finalmente a la ausencia de profundidad y rigor en el pensamiento de muchísima gente, incluidos profesores y estudiosos del tema económico, el anhelo de recetas rápidas, mágicas e indoloras para salir de las crisis que periódicamente han afectado a la economía.

Continuamos…

1 comentario:

  1. Poco objetivo pero me gusto.. trata de no inculcar tu opinión y escribí para gente como yo quiere saber objetivamente. Saludos y buena nota!

    ResponderEliminar