martes, septiembre 02, 2008

La Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero

El economista inglés de la Universidad de Cambridge John Maynard Keynes (1883-1946), presentó en 1936 su libro “Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero” en donde presenta, otra vez, las ideas consumistas, de origen mercantilista y vertidas en “Profits”, en forma mucho más elaborada, y que fue y es la justificación “científica”, el pretexto para que los gobiernos se proclamen así mismo rectores de la Economía.

La idea principal del libro escrita por el propio Keynes la copio de la contraportada literalmente, sólo traduciendo puesto que se encuentra en inglés:

"Las líneas fundamentales de nuestra teoría pueden explicarse como sigue: Cuando crece el empleo la renta agregada crece. La psicología de la comunidad hace que cuando se aumenta la renta real agregada aumenta el consumo agregado, pero no tanto como la renta. De ahí que los empleadores sufrirán pérdidas, si el nuevo empleo se destinara a satisfacer la demanda para consumo inmediato. Por tanto, para justificar un determinado nivel de empleo debe existir un volumen de inversión corriente suficiente para absorber el exceso de producción total sobre la parte que la comunidad elige consumir para un determinado nivel de empleo. Salvo que exista este volumen de inversión, los beneficios de los empresarios serán menores que los requeridos para inducirles a ofrecer este nivel de empleo. Se sigue, pues, que dado lo que podemos llamar la propensión a consumir de la comunidad, el nivel de empleo de equilibrio, esto es, el nivel al que no existen incentivos para los empleadores como un todo de aumentar o contraer el empleo, dependerá del volumen de inversión corriente.

“Por tanto, dadas la propensión al consumo y la proporción de inversión nueva, sólo habrá un nivel de empleo que se corresponda con el de equilibrio. Pero no existe razón alguna para esperar que este nivel sea igual al de pleno empleo... El sistema económico puede encontrarse en equilibrio estable a un nivel por debajo del pleno empleo".

Así pues Keynes, más refinado que los autores de “Profits” (Foster-Catchings); trató la problemática de un aumento del ahorro, no acompañado de la correspondiente inversión. Esto es, los efectos del aumento en el atesoramiento deseado de dinero.

Voy a tratar ahora de explicar sucintamente estos conceptos, sin crítica, para que se entiendan las ideas de Lord Keynes,

Para Keynes la Demanda Agregada podría expresarse como sigue:

D = C + I;

Esto es, consumo privado más la inversión (privada).

En la gráfica la bisectriz (color cian) indica que la renta es igual a la demanda, y ahí se encuentra el equilibrio.



Evidentemente, si la renta aumenta, por que creció el empleo entonces


La conclusión es que el ahorro de la gente impide que toda la producción se pueda vender, tal y como copié del libro de Keynes.

Por el contrario, si la renta fuera más baja, habría una demanda insatisfecha por lo que la producción tendería a aumentar, para aumentar la producción se necesitarían más empleos y la renta subiría gradualmente hasta llegar al equilibrio.


La conclusión obvia es que para acelerar el proceso, podría dársele poder adquisitivo a la gente (aumento de renta), para que pueda obtener tomar la demanda insatisfecha.

Además, en su Teoría General, Keynes trató de "demostrar" una vez más que el gasto público traía la prosperidad.

En la Gráfica agrega G, el gasto gubernamental, por lo que ahora la demanda es D = C+I+G



Y al agregar el gasto público, Keynes concluye que


Así, según Keynes (y según nuestros políticos y economistas oficiales), el gobierno puede alterar sabiamente su gasto para adecuarlo a las condiciones prevalecientes en la economía.

Pero no sólo eso, también sugirió que el gasto público, era diferente al de la inversión y consumo privados puesto que tenía un efecto “multiplicador”.Surgió así el concepto denominado "multiplicador del gasto público".

El multiplicador Keynesiano puede definirse como el aumento de renta generado por un incremento del gasto. Por ejemplo, un incremento del gasto de $100 genera un aumento total de las rentas percibidas de $500 ya que los ingresos generados por el gasto público son reutilizados por cada recaudador sucesivo. En este caso el multiplicador sería 5 y se obtendría a partir del presupuesto de que cada consumidor tiene una propensión a gastar las cuatro quintas partes de su renta y a ahorrar el resto.

Hasta aquí la exposición básica de las ideas medulares de Keynes, conste que me he limitado a exponerlas, no criticarlas, a eso vamos. Evidentemente, los gobiernos, o mejor dicho los políticos, deseosos de hacer “algo”, para ganar votos, para intervenir en la economía, y alterar su curso a sus promesas, encontraron y siguen encontrando en Keynes la justificación, su justificación dorada, para hacer toda clase de dislates y es por ello que el keynesianismo es socialismo, es el Estado Rector de la economía (socialización).

Así, estas ideas son ampliamente aceptadas y aprendidas en las escuelas tanto públicas como también en las privadas en nuestro país, tan es así que hace tan sólo unos cuantos días dos diputados, los dos licenciados en Economía, uno del PAN y el otro del PRI creen que efectivamente, el gasto gubernamental es la varita mágica veamos sus declaraciones:

Emilio Flores Domínguez (PAN, originario de Chihuahua, 51 años) y Samuel Aguilar Solís (PRI, originario de Durango, 52 años) se quejaron ante el subsecretario de egresos de que el cuantioso gasto público no se nota en la economía nacional; el país –lamentaron- “está lleno de desempleados, desde albañiles hasta profesionistas (…) este nivel de gasto no se ve que se refleje en el abatimiento del desempleo en el país ¿Qué está pasando en la economía nacional?”. ¿Qué estará pasando señores legisladores?¿No será que sus teorías no les funcionan?....

Esto, por supuesto empata con la retórica de Keynesiano Carstens y por influjo en Calderón que no sabe ni papa de Economía y sólo repite lo que le dice su secretario, así como AMLO sólo repetía lo que le decía de la Hoz o la “maestra en comunismo” Ifigenia Martínez, o Rolando Cordera & Socios. Pero lo que es peor, es que estas ideas son las que tiene la gente en sus cabecitas desde comentaristas, analistas, comunicadores, hasta el vulgo, quizá no con el grado de refinamiento como aquí se ha expuesto, pero lo traen en el subconsciente “El Estado Rector de la Economía”…

Y para terminar y que no queden dudas sobre nuestro México Keynesiano, socialista copio de la Constitución:

Artículo 25. Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su régimen democrático y que, mediante el fomento del crecimiento económico y el empleo y una más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los individuos, grupos y clases sociales, cuya seguridad protege esta Constitución.

El Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general en el marco de libertades que otorga esta Constitución.

Artículo 26. El Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la Nación.

Los fines del proyecto nacional contenidos en esta Constitución determinarán los objetivos de la planeación. La planeación será democrática. Mediante la participación de los diversos sectores sociales recogerá las aspiraciones y demandas de la sociedad para incorporarlas al plan y los programas de desarrollo. Habrá un plan nacional de desarrollo al que se sujetarán obligatoriamente los programas de la Administración Pública Federal.

La ley facultará al Ejecutivo para que establezca los procedimientos de participación y consulta popular en el sistema nacional de planeación democrática, y los criterios para la formulación, instrumentación, control y evaluación del plan y los programas de desarrollo. Asimismo determinará los órganos responsables del proceso de planeación y las bases para que el Ejecutivo Federal coordine mediante convenios con los gobiernos de las entidades federativas e induzca y concierte con los particulares las acciones a realizar para su elaboración y ejecución.

Así que por Ley, México es un país socialista...

Lo verdaderamente peculiar es que por ahí, AMLO por ejemplo, afirme contundentemente qué México es “Neoliberal”, pero, ¿Puede quedar más clara, que por el contrario, su vocación de facto es Keynesiana – Socialista? Y si no crece, si no hay empleos, es evidente cual es el culpable, que éstas teorías de conducción económica son erróneas, y en las siguientes entregas vamos ahora sí a criticarlas y averiguar porqué lo son…



2 comentarios:

  1. De hecho Mexico en el ranking de libertad económica de "the heritage foundation" está en el puesto 44 a nivel mundial... y curiosamente los paises llamados socialdemócratas están mucho más arriba, es decir son más neoliberales (bueno y es que paises como Suecia y Alemania ni siquiera tienen leyes sobre salario mínimo...) pero con todo el mito del neoliberalismo en america latina sigue vivo y me temo que seguirá así por mucho tiempo...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Eso Rafael, un mito, tal cual, somos más socialistas que nada, y por eso todo es un desastre, no somos competitivos, la educación ya mejor ni digo, la energía, y esto aunado al mercantilismo y los monopolios privados tipo Telcel y Telmex, a las concesiones, pues estamos fritos.

    Saludos

    ResponderEliminar