lunes, noviembre 24, 2008

Impuesto Sobre la Renta: Asesino de Empresas y de Progreso

En mi primer libro de Economía “Curso de Economía Moderna” de Paul A. Samuelson al inicio del capítulo El Ahorro, El Consumo y la Inversión se escribe:

Ecuación de Micaweber,-Renta 20 libras al año; gastos 19 libras, 19 chelines y seis peniques = FELICIDAD. Renta 20 libras al año; gastos 20 libras y seis peniques = MISERIA.

No puede ser más sabia esta sencilla lección de Economía, que no por sencilla involucra toda la verdad: Si gastas más de los que ingresas estás condenado a la miseria, y, si por el contrario, haces un sacrificio por el consumo presente y ahorras, tendrás una vida tranquila y sin sobresaltos.

El ahorro es fundamental no sólo a nivel personal, a también lo es a nivel empresa, ya que le permite la formación de capital, capital que más adelante le puede servir para su propio crecimiento y/o para aguantar los vaivenes del ciclo económico, como reserva de liquidez que le permitiría seguir operando aún cuando las ventas bajen. Y a nivel país, un país derrochón, enfrentará más adelante las consecuencias, un país que ahorra le permitirá sortear los tiempos difíciles que siempre se presentarán.

¡Que sencillo, pero qué difícil! Entender el valor del ahorro.

Se nos dice que el sistema de crédito está colapsado, que no hay crédito, los gobiernos se dedican a inyectar “liquidez”, esto es, a crear dinero de la nada, para supuestamente aliviar lo que no hay: Ahorro de riqueza real. A mí que me expliquen: ¿Cómo va a existir un sistema sano de crédito si nadie ahorra? ¿Cómo se va a prestar dinero que nunca nadie ahorró? Y no podrán los gobiernos no podrán sustituir el ahorro real ya que los gobiernos no crean riqueza, la transfieren, y en el acto de transferencia implica un despojo, basado en su poder de coerción y compulsión para arrebatar los recursos de riqueza real tanto a las empresas como a los particulares.

En efecto, el impuesto sobre la renta es de todos los impuestos el más dañino tanto para empresas de todos los tamaños como para los particulares, veamos…

En los últimos dos años las automotrices, Ford en los últimos 5, no tuvieron ganancias, tuvieron pérdidas, lo que significa que no pagaron impuesto sobre la renta.

Pero durante muchos años sí que lo hicieron. Y cuando una empresa estadounidense tiene utilidades pagan cerca de un 34 por ciento más en impuestos que las que operan en otros países de la OCDE. Eso reduce las reservas de liquidez, esto es de capital, que se necesitan para modificar las fábricas en los malos tiempos.

El gobierno es como un accionista que no ha arriesgado nada, no ha invertido nada, pero ciertamente quiere su reparto de utilidades, mediante la coerción y compulsión retira su “parte” que él se ha declarado con derecho a tomar, sin importarle la situación de la empresa, es imposible hacerle ver los planes de la empresa, la percepción de tiempos difíciles, ¡no! Tú tuviste utilidades, venga para acá la porción que me corresponde….Yo sé gastar el dinero mejor que tú, además ahorrar es no invertir y no demandar nada, ¡Yo lo voy a hacer en tu lugar! ¿Cómo se te ocurre, formar capital? ¿Estás loco? Mejor toma un crédito…

Toda compañía que tenga un producto más caro y de menor calidad que los de sus rivales hallará difícil ser rentable. Un fabricante puede privarse de ganancias rebajando sus precios a corto plazo para seguir a flote, pero la prosperidad duradera no se puede conseguir sin cambios fundamentales.

Con un importe combinado de ventas durante los 12 últimos meses de unos 330 mil millones, Ford y General Motors ofrecerían a una gerencia emprendedora una gran oportunidad para crear un negocio rentable con un valor bursátil más próximo al de General Electric.

Pero hacerlo conllevaría tanto una mejora radical de la calidad del producto como una profunda racionalización del proceso de producción. Ese es el tipo de cambio que un comprador ansioso podría estar dispuesto a acometer, sobre todo si EU tuviera un impuesto de sociedades que hiciera más deseable la producción.

Sin embargo, si EU sigue en un entorno de impuestos elevados, es probable que los inversionistas decidan que no es en manera alguna rentable establecer un fabricante de autos en el país. Solo una industria respaldada por el Gobierno sería sostenible.

Por tanto, parece que dos caminos distintos aguardan a la industria y no sólo la automotriz: Por uno de ellos, EU baja su tasa de impuesto de sociedades, lo que permitiría su capitalización y reconversión lo que redundaría en una industria de autos grande y exitosa. Por el otro, el Gobierno vierte dinero en una industria declinante que se pone peor cada año, hasta que terminan cerrando, desempleo y merma en la producción industrial el futuro.

Y, no sólo para las grandes automotrices, para cualquier empresa del tamaño que esta sea. En el campo de los negocios, el liderazgo creativo se manifiesta por el ajuste en la producción y distribución adaptándose a los cambiantes entornos de demanda y suministros y, la adaptación de técnicas y tecnología para mejorar sus productos.

Eso para los negocios establecidos, pero para los nuevos; supóngase el arribo de un empresario creativo, original, que empieza un nuevo proyecto. Es pobre, y el arranque de su empresa tiene por necesidad que ser modesto, sus capital de inicio proviene de sus ahorros, pocos, y muchas veces de dinero prestado por familiares y amigos. Entonces viene el éxito inicial, no toma de las utilidades de la empresa para su propio consumo, lo ahorra y lo reinvierte en su empresa, en su proyecto. Entonces su negocio crece rápidamente. Se convierte en un líder en su ramo, incluso, amenaza a compañías grandes establecidas que veían con desprecio al nuevo jugador al grado que las obliga a hacer ajustes administrativos para enfrentar la competencia de éste nuevo rival.

Pero, el gobierno se encarga de parar a este nuevo empresario, los impuestos, y en especial el impuesto sobre la renta se encargan de eliminar una gran parte de sus utilidades. No puede acumular capital; no puede hacer más grande su negocio, y acaba siendo poco rival para sus rivales establecidos. Las grandes firmas ya tienen suficiente capital. Los impuestos también a ellas les impiden acumular más capital, mientras que al jugador nuevo, a nuestro empresario, no le permiten acumular nada de capital. Está condenado a permanecer siendo por siempre un pequeño negocio. Por tanto, el impuesto sobre la renta es una protección a las empresas grandes previamente establecidas del arribo de nuevos jugadores ingeniosos y creativos. El impuesto sobre la renta, es, el mejor vehículo para evitar el crecimiento económico. Sólo las empresas establecidas, grandes, son viables, y seguirán proporcionando los mismos artículos sin ser amenazadas más que temporalmente por los empresarios creativos. Estos últimos, deberán de resignarse a permanecer chiquitos, el drenaje continuo de sus recursos, de sus utilidades mediante los impuestos les hará imposible crecer con sus propios recursos

Pero se nos dice que existen programas de “apoyo” para las PYMES, sí para darles crédito barato. ¿Es racional para una PYME tomar crédito en sus primeras etapas? NO, es ponerla en riesgo de desaparecer, con altos impuestos y además tener que pagar su crédito la hacen inviable. Lo que las PYMES y no sólo ellas, todas las empresas, es formar capital y el impuesto sobre la renta y aquí en México aún peor, por que las que tienen pérdidas de todas maneras pagan ahora el IETU condenándolas a su mortandad. No hay modo de sobrevivir para una PYME en México, todo está en contra del empresario: Impuestos altos, créditos caros, reparto de utilidades, costo de despedir personal altísimo, en pocas palabras, todo el entorno está puesto para que el pequeño empresario siga pequeño y eventualmente desparezca, tal y como lo demuestran las estadísticas de mortandad empresarial. Y, me perdonan, si las PYME no pueden desarrollarse y crecer, este país está condenado al fracaso económico. Repito, al fracaso.

Por tanto, el gobierno es el principal causante de las crisis económicas, es el principal factor que previene establecer un sistema de crédito sano, ya que impide mediante el impuesto sobre la renta el ahorro de recursos reales; en su lugar, el gobierno, mediante sus bancos centrales establecen un sistema de crédito falso, basado en crear dinero de la nada, dinero de humo. Las consecuencias del mismo las estamos viviendo, y las seguiremos viviendo ya que los gobiernos son incapaces de reconocer que son ellos el problema y seguirán robando recursos a empresas y personas que asignarían mucho mejor que él. Nunca entenderán que el impuesto sobre la renta es el principal factor para evitar el crecimiento sano de las empresas y, por consiguiente de la economía.

5 comentarios:

  1. Excelente. Claro y directo.

    Esto merece imprimirse y repartirse aunque sea gratis :)

    Que permanezca en internet, donde sólo pasan 3 ó 4 y leen por encimita, es un lamentable desperdicio de recursos, inteligencia y claridad.

    AUX BARRICADES!!!

    (ups, perdón, quise decir:)

    AUX PRESSES!!!

    ResponderEliminar
  2. No te creas William si hay bastantitos

    Según blogalaxia que tiene un contador es este me visitan entre casi 15 mil al mes diferentes, nada despreciable.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:53 p.m.

    Que claridad explicativa MEXICO LIBERAL. Es sorprendente la forma que tienes
    de explicar sencillo temas complicados.

    Eso que comentas es lo que me hace no contratar personal y no crecer en mi pequeño negocio. IMPUESTOS.

    Si tan solo dijeran, TODOS LOS NUEVOS NEGOCIOS NO PAGARAN IMPUESTOS POR 2 AÑOS (2 como ejemplo) más gente invertiría.
    Pero aun no ganas nada y estas recuperando inversión, cuando ya te están fregando que pagues impuestos.

    ¿Que no ya pague 15% al consumir productos para levantar mi negocio?
    ¿Que no ya pago 15% de impuestos en los servicios que consumo para operación del mismo?
    ¿Que no si tengo dinero, pagare 15% de impuestos en los productos que use para comer vestir, educarme, divertirme?



    Saludos.


    Jesus

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:08 p.m.

    Otra cosa massss porque chingaos tengo que contratar creditos para crecer, si con que no me quitaran tanto fregao impuesto seria suficiente para reinvertir.

    Saludos.

    Jesus
    pd.
    Propongo a mexico liberal para presidente, vale mas que todos los MONGOLITOS DEL GOBIERNO .

    ResponderEliminar
  5. Jesús

    Comentarios como el tuyo son un verdadero aliento para mí para continuar con mi guerra libertaria. Son de lo más estimulantes. Tengo que invertir tiempo, mucho dejar de hacer muchas cosas, para leer, reedactar pero no es en vano, creo que poco a poco iremos sembrando en este país la semilla de la libertad, abriendo ojos, despertando inquietudes, para que en cada uno de lo mexicanos veamos en nostros mismos como arquitectos de nuestro propio destino, y reducir al gobierno al tamaño que debe de tener: Casi nulo.

    Saludos y gracias

    ResponderEliminar