martes, febrero 10, 2009

Tipo de Cambio y Tasa de Interés

Para razonar sobre la relación que puede o no existir entre el tipo de cambio y la tasa de interés, en este caso la del CETE, me voy a referir a Frédéric Bastiat, economista liberal del siglo XIX quien escribió:

“En el ámbito económico, un acto, un habito, una institución, una ley, no produce sólo un efecto, sino una serie de efectos. De éstos únicamente el primero es inmediato, y dado que se manifiesta a la vez que su causa, lo vemos. Los demás como se desencadenan sucesivamente no los vemos; bastante habrá con preverlos.”

“La diferencia entre un mal economista y uno bueno se reduce a que, mientras que el primero se fija en el efecto visible, el segundo tiene en cuenta el efecto se ve, pero también aquellos que es preciso prever.”

“Sin embargo, esta diferencia es enorme, pues casi siempre ocurre que, cuando la consecuencia inmediata es favorable, las consecuencias ulteriores resultan funestas, y viceversa.”.


Estamos viendo que el tipo de cambio peso-dólar USD-MXN como se le denomina en el mercado Forex, tercamente sube y parece que las autoridades mexicanas han perdido el control.


Desde el día 14 de enero, la paridad empezó a superar la resistencia en 14.07, el día 15 se operó en un máximo 14.3335, fecha que coincide con el recorte de Banxico de la tasa de referencia del CETE de 8.25% a 7.75%. La correlación no puede ser más evidente.

Guillermo Ortiz finalmente cedió a las presiones de Calderón y su secretario Carstens (que mal economista es este señor), de que bajara las tasas para estar en línea con “la moda” de bajar las tasas de interés, según esto, para reactivar la economía.

El razonamiento de Ortiz para ¡por fin! Ceder y bajar la tasa se basa en las presiones deflacionarias, que en efecto actúan en la economía, aunado a la fijación de precios de algunos energéticos, el dato para la inflación para enero alcanzó la tasa de 0.23 por ciento, para ubicarse como la más baja para el mismo mes desde 2005, que confirma el proceder de Ortiz en relación a la inflación.

Así que por un lado, parece congruente el bajar la tasa de interés, sin embargo, por otro lado, refiriéndome otra vez a Bastiat sobre la diferencia entre un buen y un mal economista “el primero se fija en el efecto visible, el segundo tiene en cuenta el efecto se ve, pero también aquellos que es preciso prever”. Y esto que es preciso prever es ni más ni menos que el tipo de cambio. Que ni Calderón, ni Carstens, ni Ortiz parecen querer ver.

Tercamente se mantiene la tasa del CETE en 7.75% y el tipo de cambio se mantiene arriba de 14.2 y que podría estar mucho más arriba, el día 4 de febrero estuvo en 14.6944 y a partir de ese día Banxico abandonó su estrategia de subastas (desiertas) para intervenir directamente vendiendo dólares en el mercado spot a través de los bancos comerciales.

No se cuánto se han mermado las reservas internacionales con este proceder pero es evidente que ni Banxico ni ningún intervencionista podrá ir contra el mercado. Vamos, ni el Banco de Japón ha podido frenar la reevaluación del Yen, podrán unos días, pero contra las fuerzas de los mercados nadie puede, eso hay que reconocerlo y no ser arrogantes.

¿Qué está diciendo el mercado spot ? Esta urgiendo que la tasa del CETE no sólo regrese a 8.25% sino que además suba más, quizá 100 puntos base, o 1% completito a 8.75%. No obstante que la tasa del Bono del Tesoro a 10 años se encuentra en 2.93% es decir hay una diferencia de 4.82 % con el CETE, lo cierto es que los bonos del Tesoro son hoy como una gran aspiradora de capitales que buscan refugio y encuentran no obstante su bajo rendimiento una percepción de bajo riesgo. Y, este es precisamente el punto, la única manera sensata de controlar y aún poner el tipo de cambio USD-MXN es un valor razonable es aumentando el premio al riesgo. Sin importar mucho en que valor se encuentre el riesgo país. Con una tasa más atractiva los inversionistas extranjeros llegarán a comprar CETES, con la tasa actual se irán, o no vendrán con la consecuente devaluación.

Pero, ¿es conveniente para la economía subir la tasa y bajar la paridad? La respuesta es sí, y por las siguientes razones:

1) La tasa del CETE en realidad tiene muy poco efecto sobre la tasa real del crédito en nuestro país. En primer lugar por que el crédito en México es reducido, de hecho es sólo un 25% del PIB, y sobre todo, los bancos fijan el interés fundamentalmente por el riesgo al incumplimiento y no por la tasa de referencia del CETE, así que el impacto de la tasa del CETE en la economía es pequeño.
2) No obstante el valor de la tasa de inflación reducido y menor a lo esperado para enero, existe una inflación potencial enorme a consecuencia de la devaluación. En este momento, autos, electrodomésticos, computadoras, etc. son en su mayoría inventarios que se están liquidando, son bienes que fueron fabricados con un tipo de cambio menor, que no se venden, y que por ese motivo no suben los precios. Pero ya se acabarán, y los nuevos, sí reflejarán los nuevos costos con la paridad actual, y veremos cuántos Chevys o Tsurus se venderán arriba de $ 150,000.00 y ya ni decir de los modelos más caros.
3) Existe una deuda corporativa enorme, ya en la semana vimos como la regiomontana Vitro cayó en el incumplimiento, y así como ella muchas más, para empezar casi todas las que cotizan en Bolsa y muy en especial Cemex. La devaluación súbitamente incrementa sus pasivos pero no sus flujos que están en mayor proporción en pesos, el riesgo de quiebra de un sinnúmero de empresas endeudas en dólares en enorme.
4) Una vez que se liquiden los inventarios de bienes foráneos, y se deje sentir la nueva paridad la inflación potencial se manifestará ya como inflación real y vendrán presiones muy fuertes sobre otro de los factores de producción: Los salarios.
5) Ya con la inflación vendrán los necesarios ajustes al alza en la paridad, a menos que queramos ver el USDMXN arriba de 15 o más.
6) Con la producción petrolera mermada, el precio del petróleo, el envío de remesas, y la caída en las exportaciones, existe una fuerte presión devaluatoria que sólo puede ser compensada con la entrada de capitales de cartera, por eso, es que el premio a éstos debe hacerse atractivo.

Mal hizo Banxico en bajar la tasa a 14.75%, mal hace en quemarse a lo tonto las reservas internacionales, en jugar contra el mercado, mal hacen Calderón y Carstens en pregonar que hemos adquirido “competitividad”, por medio de la devaluación de casi el 50%, la competitividad no se adquiere eficazmente en base a devaluaciones sino en base a capital invertido a productividad, las devaluaciones empobrecen a los mexicanos, las devaluaciones producen desconfianza, las devaluaciones encarecen los bienes de segundo orden, esto es los bienes de capital que no se producen aquí, por lo que las inversiones para hacer más productiva la economía serán mucho mayores, las devaluaciones sí que afectan a la economía, es un craso error pensar que estamos adquiriendo “competitividad”, es una mentira. Es falso. Es atentar contra la modernización del país, y al destruir el valor del capital es sumirlo en la pobreza.

Y termino otra vez con Bastiat, “Sin embargo, esta diferencia es enorme, pues casi siempre ocurre que, cuando la consecuencia inmediata es favorable, las consecuencias ulteriores resultan funestas” Así es, el haber bajado la tasa de interés a 7.75 ni reactivó la economía, ni el crédito, y sí que ha tenido un efecto muy adverso en la paridad USD-MXN, la consecuencia ulterior fue….FUNESTA.

4 comentarios:

  1. Jorge Quiroz2:48 p. m.

    Entonces, dado que Carstens y Calderón siguen en el poder, podemos sugerir que NO va a haber cambio de estrategia, y seguirán presionando para bajar aún más las tasas de interés y por consiguiente devaluar mas el peso?

    ¿Como me puedo proteger? ¿Comprando dólares? ¿Euros? ¿Invertir en casa de bolsa?

    ResponderEliminar
  2. Liberal,
    son varios los factores que han debilitado al peso, creo que uno significativo fue el que PEMEX emitió muchos bonos en US DOLARES con un rendimiento del 8.0% !!
    Y, según un banquero de IXE, el hecho de que Vitro no ha pagado a sus acreedores también ha afectado al peso, pero en menor medida.
    Deutsche Bank, Credit Suisse y otros están muy molestos con Vitro.

    ResponderEliminar
  3. "The aim of every political constitution is, or ought to be, first to obtain for rulers men who possess most wisdom to discern, and most virtue to pursue, the common good of the society; and in the next place, to take the most effectual precautions for keeping them virtuous whilst they continue to hold their public trust."

    —James Madison, FEDERALIST #57 (1787)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:27 p. m.

    me parece muy acertado lo que piensas acerca de aumentar la tasa de referencia, pero esto no desactivara la economía?, porque quizas al existir mayores tasas disminuya aun mas la inversion en el pais?

    ResponderEliminar