viernes, marzo 27, 2009

El PRI Los que sí saben gobernar. (Eso dicen)

La publicidad del PRI se dirige a que ellos sí saben gobernar, alto a la inacción nos dicen, y las encuestas de opinión desgraciadamente los favorecen tal parece que los mexicanos somos víctimas de amnesia colectiva. Por esto, para tratar de subsanar este síndrome amnésico patológico vamos a recordar la gestión de los ínclitos priistas en la historia reciente.

Por supuesto, que esta historia no sólo se aplica al PRI; el PRD es su clon, son los mismos priistas de las épocas, más antiguas, pero recargados. López Obrador su ejemplo más relevante, una versión recargada de Luís Echeverría y José López Portillo, con un toque tropical, pero a fin de cuentas es lo mismo.

Sólo de 1910 a 1930, la época de la Revolución tuvimos una situación parecida a la que estamos padeciendo de 1982 a la fecha, de los años 30, desde 1934 hasta 1982, por 50 años la economía de México creció a tasas del 6 por ciento. Del 82 a la fecha las tasas de crecimiento no llegan al 2 por ciento, y si descontamos el crecimiento poblacional el resultado es cero. Esto, por supuesto no sólo incluye a los gobiernos del PRI, también a los del PAN. ¿Por qué?

El proceso de industrialización del país, arrancó poco antes de la 2ª guerra mundial y abarca de 1935 a 1970, periodo caracterizado por la política de fomento a la industria. Durante una primera etapa 1935-1945 existió un crecimiento sostenido pero con inflación a causa de la inestabilidad de los mercados externos; en una segunda etapa, de 1945 a 1970 el crecimiento estuvo acompañado por la estabilidad de precios el “Desarrollo Estabilizador” de Ortiz Mena, sin embargo se caracterizó por el intervensionismo estatal: Aranceles, subsidios, exenciones fiscales, políticas de fomento, la demanda externa aumentó, la producción de bienes manufacturados se protegió. Fue necesario devaluar fuertemente la moneda y mantener fijo el tipo de cambio para combatir la inflación adicionalmente se esterilizaron los depósitos en Banxico y se ejerció un estricto y férreo control presupuestario. La economía crecía 6.2% pero un defecto grave que finalmente lo llevó a la muerte tenía este modelo: La entrada de divisas dependía básicamente de la agricultura y la minería, al crecer la economía aumentó la demanda de importaciones, la entrada de divisas no alcanzaba para cubrir el déficit de la balanza de pagos y se recurrió al endeudamiento externo, el país entonces como ahora fue incapaz de transformarse. El modelo se agotó no se generaba el esperado crecimiento muy a pesar del desequilibrio externo, peor aún, de la disciplina se pasó al derroche con Echeverría en 1970, el Estado no sólo intervino sino que se metió de empresario siendo su principal instrumento en el control de la economía el de la banca mixta, o más bien, pública. Esto originó el distanciamiento del capital foráneo. Las políticas populistas y anti empresariales de Echeverría llevó al país a una situación crítica: Desaceleración del crecimiento económico, planta industrial dependiente a las importaciones, inflación y déficit. En 1976 ocurrió la esperada devaluación, era necesaria y demostró todos los problemas de estructurales que se traían.

A la debacle de Luís Echeverría siguió la del megalómano José López Portillo el inicio de su administración inició austeramente. Después de la depreciación de Echeverría, surgieron los efectos positivos como la competitividad y la llegada de capital, cortes al gasto público y la eliminación del encaje legal. El petróleo apenas alcanzaba para cubrir las necesidades, este se extraía en la “Faja de Oro”, y peor aún empezábamos a importar crudo, entonces a un pescador de Campeche de nombre Cantarell se le apareció el diablo y le dijo que su lanchita estaba sobre un yacimiento súper gigante le avisó a PEMEX y en efecto, ahí estaba el 2do más grande yacimiento del mundo. Este descubrimiento trajo en consecuencia que abandonara la disciplina fiscal y se iniciara un proceso totalmente alocado de endeudamiento, el Estado retomó su idea de ser empresario y compraba todas las empresas en problemas el país creció como nunca lo ha hecho a tasas del 8%, nos rehusábamos a abrir las fronteras, López Portillo reiteradamente se negó a entrar en el acuerdo arancelario del GATT, estábamos felices de mono-exportadores. Otra vez, se hicieron ajustes fiscales como la creación del IVA. El país se endeudaba para ¡pagar intereses!, un círculo vicioso del que nunca se sale. El gobierno empresario siguió creciendo como la hidra de mil cabezas, TV, revistas, restaurantes, prácticamente toda actividad económica fue invadida por el estado empresario, socialismo puro, que ni Chávez en Venezuela aún logra, según esto con la noble intención de salvar empleos.

Pero el diablo en 1980 también le dijo a Nigeria, a Gran Bretaña y Noruega que por allá también había petróleo se aumentó la oferta de crudo y los precios cayeron estrepitosamente López Portillo corrió al director de PEMEX por que no podía colocar el crudo a los precios que el quería, finalmente el sueño de la Abundancia López Portillista colapsó al caer el precio del petróleo en 1981; ante esta perspectiva se inició una corrida de capitales nos quedamos sin reservas y con una deuda externa de 120,000 millones de aquellos dólares, la debacle empezaba, la “administración de la abundancia terminaba”,ahora teníamos que pagar pero sin ingresos suficientes, todos los ingresos petroleros se iban a pagar los intereses de la deuda externa. La mayor crisis económica de México había iniciado. Las reformas necesarias fueron en el recorte del gasto, en las variables externas y en tipo de cambio que se “defendió como perro” pero que finalmente sucumbió en 1982 junto con la estatización de la Banca. “No nos volverán a saquear…” dijo y se disculpó con los pobres que no sólo no pudo ayudar, los dejó tres veces más pobres. Esta vez la devaluación no fue suficiente para levantar al país, fue tan grande el endeudamiento y tan alto su servicio que paró en seco al país. Además para agravar más aún el escenario no sólo el petróleo sino todos los commodities (minería, agrícolas) cayeron el modelo proteccionista, estatista, sucumbió de la peor forma posible, la crisis económica que vendría al tener que darle servicio a los compromisos contraídos por un lado y la reducción de los ingresos por el otro llevó al país a la peor crisis económica.

Esto es la VERDADERA causa del nulo crecimiento del país en más de una década. Así toma de la Madrid el país; hecho pedazos, con un servicio de la deuda que alcanzaba el 4% del PIB, con un enorme aparato gubernamental, con cientos de empresas estatales y con la banca nacionalizada.

Y por lo pronto aquí la dejamos, regresamos evaluando a “los que sí saben gobernar”. No sin antes enfatizar que a este escenario, es al que López Obrador quería llevarnos. Al Socialismo total de la economía, y su terminación fue muy dolorosa, fue catastrófica. Así que Uds. juzguen si el PRI ha sabido gobernar.

4 comentarios:

  1. Saludos,Don Rudy,

    Quiero felicitarte por este comentario excelente y también el comentario anterior acerca del PAN.

    Sue :)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:07 p.m.

    PRImero sus PRIvilegios,

    después México.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sue ya esta el nuevo que incluye al "inmombrable", al chupacabras....Ja, ja, ja

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:06 p.m.

    Analiza la propuesta económica de AMLO y veras que es más un liberal que un estatista, como los PRI y del PAN. Saludos.

    ResponderEliminar