lunes, marzo 02, 2009

Obama, Obamaníacos, Obamanitas: La izquierda en el Poder

Es una tragedia para los Estados Unidos, y en consecuencia para el mundo que Barack Obama haya sido electo presidente de los EU. Si existiera un puesto en el gobierno de EU que se denominara “Buen Deseador Nacional”, “Entusiasta Nacional” o quizá el de “Símbolo nacional de hazañas” sin duda sería perfecto para el trabajo. Obama, es elegante, articulado, esta lleno de gracia, tan simpático, tan arrogante, tiene un gran arrastre con las multitudes, inspira a la gente de forma poco convencional. Sin embargo, como presidente y principal generador de políticas públicas se ha revelado como lo que es un socialista.

Después de todo el espantoso estatismo de los años de Bush, pudiera esperarse que la izquierda reculara un poco en sus ideas. Pero no, todo lo contrario la izquierda estaba agazapada esperando su oportunidad ¡Y ya la tiene! Al entrar Obama a la Casa Blanca pareciera como si la izquierda hubiese encontrado el baúl de “Ideas fallidas del pasado”, lo abrieron y empezaron a desparramarlas por todos lados, a proponer nuevas regulaciones y sobre todo más gasto público y, por supuesto más impuestos.

Y han sacado toda la cantidad de políticas públicas falaces: Pagos iguales para trabajos iguales, gasto en infraestructura, ahora una nueva gasto “verde” en energías alternativas, más dinero para la educación pública, socialización de la medicina, y la más importante, tasas de interés encadenadas al piso. ¡Bienestar! ¡Cualquier cantidad de deseos garantizados por el gobierno! El gobierno papá de todos los norteamericanos. ¡Abajo con los negocios! ¡Abajo con los quebrantos de los negocios (mientras sean grandotas y tenga sindicato)! ¡Duro contra Wall Street! ¡Ábrele al dinero fácil! Ah y por supuesto subsidiar, todo lo imaginable, faltaba más.

Nos está recordando en tan poco tiempo que tiene en el poder la enorme amenaza que es la izquierda para la Economía y para la libertad, justo cuando nos encontramos en una muy severa crisis. Han pasado muchos años desde que los EU los vieron plenamente en acción con Carter; Clinton era una lata, él fue en buena medida el gestor de los subprime al ordenar a Fannie Mae facilitar el crédito a los vagos y mal vivientes, pero, al menos fue lo suficientemente inteligente para no tomarse las ideas de la izquierda muy en serio. En realidad le tuvo el suficiente respeto a la realidad como para no desquiciarlo todo.

Pero Obama y los Obamanitas son muy diferentes. Son deplorablemente ignorantes en economía, muy semejante a lo que ocurre aquí con el PRD, sólo hay que ver las propuestas de Monreal y López Obrador. Los Obamanitas realmente creen en la ratonera socialista aquella que proporcionado el queso a la sociedad ignorante se lo come y entonces le caiga encima la trampa socialista que ha llevado al poder a tanto dictador y locos payasos como Hugo Chávez en Venezuela o la parejita infernal en Argentina. El queso es vender a la gente la idea de que el gobierno es la fuente inagotable de riqueza y que puede hacer todo, es Dios y Santa Clós.

Los Obamanitas no ven limites a la posibilidad de que transformar a la sociedad para hacerla perfecta, su tarea es corregir todo lo que perciban como injusto para la sociedad en aras de su “justicia social”, y darles properidad y bienestar a todos mediante el robo descarado a los que tienen para dárselos a los que no tienen. ¿Qué hay desigualdad? Abolida está. ¿Qué hay privaciones? ¡Proveer! ¿Recesión? A gastar miles de millones de dólares.

Lo que tenemos aquí no es un amor infinito al estado; es la profunda convicción de su capacidad para que el estado ilimitado pueda crear el paraíso terrenal. ¿Y cómo esto concuerda con la idea de libertad, de cooperación social y de derechos para todos? Aquí es donde cae el misterio de la izquierda. Los izquierdistas Obamanitas parecen no tener presente la relación que existe entre sus medios y sus resultados al final. No es que odien la libertad como tal; sólo que mejor deberá relegarse para dar paso a otras de sus prioridades, para ellos más importantes como la igualdad. Al final, tendrán la tendencia de llegar a un Estado Totalitario cuando toda la sociedad termine enjaulada maniatada.

¡Estos Obamanitas! Tan compasivos, tan amorosos, de mente tan universal, “progresivos” excepto por que sus primos ideológicos se han encargado de, llevar a pueblos enteros a privaciones y destruir civilizaciones. Leales a su credo de que el Estado es el medio para el cambio social. Sin embargo, el Estado siempre ha sido una amenaza para la libertad, y la libertad es el componente básico, el ladrillo constructor, de la prosperidad y la civilización.

Sin importar sus slogans sobre progreso lo que Obama ofrece no tiene nada de nuevo: Es su plan para implantar un estado ladrón y reglamentar a la sociedad, un plan que matará la prosperidad, y las condiciones que la hacen posible.

Los Republicanos hacen lo correcto en atacar esta tendencia, por que representa un ataque estructurado para aquello que hizo a los Estado Unidos un pueblo poderoso y rico. Peor aún, jugando con la maquinita impresora de billetes la tendencia es sumamente peligrosa. Podría destruir internacionalmente el dólar y darle ignición a la hiperinflación que nadie va a controlar una vez que empiece.

La administración Obama dice que se requiere tiempo para que sus “estímulos” actúen. No es necesario. Sus planes de estímulo no van a funcionar, lo estamos viendo. Si los estadounidenses logran salir de este precipicio será por su capacidad y por que sabrán arreglárselas a pesar del estímulo y no debido al él.

Por lo pronto, ya presentó su presupuesto, que una palabra lo describe: Depredador de la economía. Como si en tiempos de crisis se necesitara esto. Y de esto, precisamente trataremos en post futuro.

6 comentarios:

  1. Hola! Estoy trabajando para un documental australiano "My America" que trata sobre lo que piensa la gente de EUA. ¿Podrías ver el director del documental para que te haga unas preguntas? Estará en el DF sólo el miércoles 4 de Marzo...así que urge saber! Gracias. Fátima

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:55 a.m.

    Bush ataco *terroristas*
    Obama atacara a los gringos en su propia casa,tienen su caballito de troya.
    Quien sera peor?
    Saludos y gracias por Informar.
    Monica.

    ResponderEliminar
  3. Fátima

    No creo que mis respuestas sean muy representativas de lo que opinan los mexicanos de Obama, como puedes leer en el Post.

    Por otra parte, yo vivo en Cuernavaca, sólo que por teléfono.

    Deme un número y me pongo en contacto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Sin lugar a dudas Mónica, Obama. Si Osama Bin Landen lo hubiera diseñado no sería mejor.

    ResponderEliminar
  5. Johnny6:20 a.m.

    Los estadounidenses tendrían que mirar lo que ha hecho José Luis Rodríguez Zapatero en España y comprenderían adonde les puede llevar Obama: ¡A la peor crisis económica de la Historia! Porque Papá Estado es el mayor error histórico que existe. Sólo hay que fijarse en todos los paises que han estado gobernados por la izquierda.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:05 a.m.

    La derecha es lo mejor

    ResponderEliminar