jueves, mayo 21, 2009

Peor ¡Imposible!

Ayer apareció la noticia de que durante el primer trimestre del año, la contracción del Producto Interno Bruto fue de 8.2 por ciento. Sin embargo, su el PIB se contabilizara siguiendo la metodología de EU tendríamos un retroceso de 23.6 por ciento. Si no estás petrificado, amable lector es que o no te enteras o no te importa, pero tarde que temprano vas a sentir en carne propia los devastadores efectos.

La caída es generalizada, impactando a todos los sectores de la economía, pero en la industria manufacturera es brutal: Durante el primer trimestre del año el PIB industrial en México tuvo una contracción de 13.8 por ciento, la peor en 54 meses. La construcción también tuvo una contracción tremenda de 7.7 por ciento.

Las cifras ya no son las de un “catarrito” según Carstens, corresponden a las de una gran depresión.

Por supuesto, la caída en el PIB va acompañada de pérdidas en el empleo; en el sector manufacturero es del orden de 10 por ciento anual.

Sin embargo esto no es lo peor, lo realmente terrible es que los empleos se pierden PARA SIEMPRE, ya que no estamos hablando sólo de recortes de personal, no estamos hablando de despidos que permitan a las empresas hacer frente al huracán, no, estamos hablando del cierre definitivo de empresas, en el año, en el sector manufacturas han cerrado mil 749 empresas, esto es, 11.6 diarias, impactando negativamente a 257 mil trabajadores permanentes y 21 mil 717 eventuales a nivel nacional. Que enfatizo, para siempre no van a encontrar trabajo en el sector, ¡Para siempre! Las empresas están desapareciendo.

De acuerdo con el IMSS, aunque la industria de la transformación es la que mayor desocupación de trabajadores ha registrado por la crisis económica.

También en la construcción se tiene una caída neta de 4 mil 606 empresas, con una pérdida neta de 51 mil 312 empleos permanentes a nivel nacional.

Pero es toda la economía, no sólo la industria, en efecto, según el IMSS, en ese mismo periodo, el comercio sufrió un impacto neto de 2 mil 452 empresas dados de baja junto con 69 mil 92 trabajadores permanentes; y el sector servicios de mil 3, con 73 mil 578 desocupaciones.

Esta es la crisis económica más grave en la historia de México, mayor aún que la de 1995, por mucho, y además, en aquel entonces debido a que la economía de los EU estaba creciendo vigorosamente nos jaló, además de que China aún no se encontraba en la Organización Mundial de Comercio por lo que no competía con nosotros por inversiones. Esto permitió que la crisis aunque tremenda fue de corta duración, esto no va a ser así esta vez. No hay quien nos jale, la economía mexicana está hundiéndose, y no se ve forma como pueda recuperarse.

Los resultados demuestran que, las medidas anticíclicas implantadas por el gobierno no han servido de nada, el gasto público no ha servido de nada, es más el gasto público que fundamentalmente, no nos hagamos tontos, es gasto corriente, esto es gasto parasitario no sólo no sirve para nada, sino que profundiza la crisis.


Pero hay un sector en que la crisis le tiene sin cuidado…¿Cuál es? Acertaste, al gobierno, para los burócratas mexicanos, ¿Cuál crisis? Para la clase política ¿Cuál crisis? Para ellos no ha pasado ni pasa nada. Sobre todo para los políticos, ahora en plenas campañas electorales, como autistas, ofreciendo más y más dádivas, ¿Quién da más? Es más, el PRD en su plataforma electoral dice que está a favor de la preservación de las “conquistas laborales” de los sindicatos (del gobierno, por supuesto) y que buscarán echar para abajo la reforma al ISSSTE.


¿Cuántas de las empresas que han desparecido ha sido por culpa del pago de impuestos, y de ellos, el perverso IETU que obliga a las empresas a pagar aún cuando tienen pérdidas? Sin embargo, para la SHCP es inconcebible derogarlo o atenuarlo, así lo dejó claramente establecido Juan Manuel Pérez Porrúa, titular de la Unidad de Política de Ingresos de la Secretaría de Hacienda que durante la Convención de Aseguradores declaró que “La reducción o desaparición del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) sería una irresponsabilidad y está totalmente descartado”. Y siguió acusando a las empresas de no cumplir a cabalidad con sus obligaciones fiscales y los señaló de estar subdeclarando ingresos y sobredeclarando deducciones. Autismo puro….


Y continúo…


"Desaparecer el IETU o reducirlo sería una irresponsabilidad; los que piden cancelar este impuesto solamente están viendo su beneficio. Cierto que las empresas pagarían menos impuestos, pero ¿cómo le hacemos para equilibrar el déficit de las finanzas públicas?"


Si se cancelara el IETU, dijo Porrúa, se tendría que poner otro impuesto o reducir el gasto público.

Pues se están tardando, en eso, en reducir su sacrosanto gasto público en particular el gasto corriente, esto es, los sueldos y prebendas de la burocracia en especial de la alta burocracia que tienen más ingresos que sus contrapartes en países como EU, Inglaterra o Alemania. Pero en eso no piensan, piensan en más impuestos, para hacer aún más profunda la crisis, ya que demostrado ha quedado que el gasto público para nada ha ayudado a paliar la crisis, y por el contrario, despojando a las empresas mediante la apropiación, mediante la coerción y compulsión los ha obligado a cerrar, cancelando cientos de miles de empleos.



Así, mientras que el sector que vive de crear la riqueza mediante la producción de bienes y servicios, languidece y muere, el sector que vive mediante la apropiación de la riqueza generada por los primeros, simplemente sigue feliz ajeno a la realidad, sigue con su misma cantaleta de siempre la de la distribución de la riqueza, la de ser Dios y Santa Clós, la de dar al mexicano que se cree con derecho a todo: Educación, salud, vivienda y ¿empleo? Vemos las campañas políticas y todos ofrecen ¡empleo! Esto, dar empleo, sólo será cierto si el propio gobierno sigue expandiendo la burocracia, hasta que acabemos como en la URSS, Corea de Norte o Cuba ya sin sector privado, ya no les falta mucho para extinguirlo, así el gobierno será el único dador de empleos, todos a la burocracia, se acabó el capitalismo en México y seremos 100 por ciento socialistas, ya no habrá desigualdades, todos iguales de jodidos como en los países comunistas. Pero, hay un pequeño problema ¿De qué va a vivir la burocracia sin impuestos y sin petróleo?Habrá que verlo...

2 comentarios:

  1. Si hay crisis peores, no olvidemos la del 95.Simplemente el PRI nos dejo caer lo más bajo que se pudo.No podemos tener otro gobierno asi!!! Ve el link:http://www.slideshare.net/mueraelPRI/pea-nieto-y-sus-gangsters

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:21 a.m.

    Hola Liberal, realmente me impresiona el cambio en tus opiniones. Cuando AMLO proponia la reduccion de salarios de la alta burocracia decias que estaba loco, sin embargo, ahora coincides con sus propuestas. En fin, mas vale tarde que nunca. No olvidemos que los gobiernos panistas solo han dilapidado la extraordinaria riqueza que ingreso via el petroleo en los ultimos ocho anios. Estoy de acuerdo contigo, ya es hora que se reduzca el gasto del gobierno, si hoy en dia la gran mayoria de empresas busca como ser mas competitiva, porque no lo hace el gobierno, es tiempo de exigir que depuren el aparato gubernamental en todos los niveles, federal, estatal y municipal. Que reduzcan los salarios, se ponen salarios que no les darian en ninguna empresa, pues si les pagaran por resultados quedarian a deber.

    Saludos desde el bello puerto, el Guerrero.

    ResponderEliminar