martes, junio 16, 2009

Sindicalismo Mexicano Factor de Pobreza

El día sábado 13 de junio apareció en Reforma la nota:

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) amenazó ayer con cerrar las carreteras de acceso al DF si la Secretaría de Energía no les otorga la concesión de la red de fibra óptica de Luz y Fuerza. Hay un convenio en ese sentido, pero a condición de que se cumplan metas productivas, pero, según la empresa, no lo han hecho.

Una vez más la extorsión, ¡queremos la fibra óptica! Y ¡Punto! Si no nos la dan bloquemos las carreteras.

Esto se repite, por supuesto con los maestros del SNTE o del CNTE, es igual, ¡Repudiamos la Alianza Educativa! Bloqueamos carreteras. Tomamos el centro de Cuernavaca, Oaxaca, o la ciudad que sea.

Y así le seguimos, uno a uno, que los burócratas del ISSSTE rechazan la reforma al pago de pensiones.

Todavía recuerdo cuando el cambio de gobierno la exigencia de su “bono sexenal” que costó 17,000 millones de pesos. Por supuesto, si no se otorgaba, la extorsión: Bloqueo de carreteras y marchas.

Y eso es sólo una parte de la historia.

El sindicalismo mexicano está anclado en tradiciones que en muchos casos no están consagradas en ley pero que de todas maneras constituyen fuentes de impunidad y corrupción. Por ejemplo, los patrones retienen las cuotas sindicales sin que el agremiado jamás haya aceptado esa práctica. Sindicatos como el de los petroleros, el SME, el SNTE, los telefonistas y demás viven de cuotas multimillonarias que le son retenidas a los trabajadores sin su anuencia. Los llamados "líderes" de estos sindicatos no son sino caciques que depredan y expolian porque tienen el control de las cuotas, así como de las nuevas plazas y sobre las plazas existentes. Ningún trabajador puede disentir sería expulsado, la denominada “cláusula de exclusión” que se encuentra en la Ley Federal del Trabajo tiene a los trabajadores sindicalizado como mansos borreguitos sujetos a las órdenes de sus correspondientes caciques.

Además, por el dinero de las cuotas no tienen que rendir cuentas a nadie, ni siquiera a sus agremiados, tampoco tienen que enfrentar elecciones internas democráticas, son a dedo alzado y pobre de aquel que no vote por el líder en turno, será expulsado. Así estos caciques se reeligen hasta que se mueren, es la única forma de que su cacicazgo termine, pero no siempre, el sindicato de los mineros Napoleón Gómez Urrutia heredó el liderazgo de su padre Napoleón Gómez Sada. Este líder sindical con tal de mantener el control sobre todo lo relacionado con la minería y la industria del acero es capaz de organizar huelgas ilegales como ha ocurrido en Cananea de Grupo México, con las empresas del Grupo Peñoles en la principal refinería del País, Met-Mex de Industrias Peñoles, derrumbó la producción nacional de oro y plata. La producción de oro cayó en 63.6 por ciento en marzo en comparación con el mismo mes de 2008, mientras que la de plata lo hizo en 54.7 por ciento en el mismo periodo. Para no parar totalmente se vio Peñoles obligado a enviar mineral a Corea para su refinación.

También en este espacio me he cansado de referirme a las prebendas y canonjías de los sindicatos de empresas oficiales. Uno de ellos, las jubilaciones y pensiones que están abriendo un enorme boquete en la finanzas del país.




Y las que más disgustan cuando se conocen: Que les regalan la luz (SME y CFE), la gasolina (Petroleros), compra de plazas para jubilarse ¡al doble! Como los maestros del SNTE, que les premian con días extras de salario por llegar a tiempo (IMSS), y los ¡aguinaldos! ¡6 meses IMSS! ¡De tres para arriba SNTE y más! Créditos sin intereses, Atención en hospitales privados, etc. etc. etc.

Y todo esto ¿Quién lo paga? Lo pago YO, lo pagas tú, por “las conquistas sindicales” de los sindicatos oficiales no son sobre “una empresa”, son sobre el pueblo de México. La “empresa” de los sindicatos somos los ciudadanos y ellos parasitan sobre nuestra riqueza o nuestra propiedad, nuestro trabajo o nuestro patrimonio, que nos es arrebatada vía la coerción y compulsión para entregársela a ellos. ¡No puede ser!

La culpa que esto se mantenga no la tienen los corruptos caciques sindicales, la tienen los legisladores que mantienen en vigor las leyes que les permiten sus expolios Decenas de propuestas de reforma laboral han sido presentadas ante el Congreso; mandadas todas a la congeladora. ¿Por qué? Por qué los políticos son un montón de corruptos que reciben los favores de los sindicatos y no se atreven a cambiar el sistema feudal en el ámbito laboral. Y tampoco se atreven a ponerles un hasta aquí a sus chantajes como los bloqueos de carreteras para obtener todo lo que quieran aún a costa de la quiebra del país.

Por eso, la sociedad civil tenemos que unirnos para terminar con este sistema corrupto de privilegios, los políticos lo resuelven exprimiéndonos con más impuestos para mantener las prebendas y canonjías de estos sindicatos corruptos, saben que eso empobrece al país, que inhibe el crecimiento económico pero no quieren dejar de recibir los favores de los sindicatos por un lado, o no quieren enfrentarse a ellos y ceden ante sus chantajes.

Resultado, un México pobre, expoliado por unos cuantos privilegiados.

Por eso, este 5 de julio ANULA TU VOTO. Salga quien salga, sea la que sea la composición en la Cámara de diputados, esto va a seguir. Por siempre, a menos que la sociedad nos unamos y lo evitemos. Y este la anulación del voto, es un buen comienzo.

2 comentarios:

  1. Hola... me gustó tu blog... yo tengo uno y últimante lo he cambiado para hablar democracia y política.... así que te agregaré en los links de interés, espero no te moleste, si es así dime y lo quito.... es www.visuspermentem.blogspot.com

    Ricardo Del Carmen

    ResponderEliminar
  2. Ricardo

    Por supuesto que no me molesta, es más gracias por tu interés.

    Saludos

    ResponderEliminar