martes, enero 19, 2010

Una Historia de Dos Hermanos

(La Hormiga y la Cigarra Redoux)

Esta historia está basada en la clásica de Bastiat, adaptada a nuestros tiempos.

Imaginemos dos hermanos, Manuel, dispendioso y Juan prudente y frugal, ambos profesionistas con salarios más o menos iguales y que aquí en México corresponderían al nivel bajo del decil X con un ingreso promedio de unos $20,000 al mes. No vamos a meternos con cuanto pagan de impuestos, ya que es irrelevante para nuestros propósitos.

Manuel decíamos es dispendioso. No lo es por sólo por temperamento sino por principios. Él es seguidor de Rodbertus quien afirmaba a la mitad del siglo XIX que los capitalistas “deben gastar hasta el último centavo de sus ingresos en confort y lujos” por que si se les ocurre ahorrar…los bienes se acumularán no se venderán, los trabajadores no tendrán trabajo y sus empleadores utilidades, vendrá el desempleo y la crisis.

Así que Manuel se ha dotado de todo para gastar, no sólo sus ingresos presentes, también sus futuros. Está pagando un hipoteca de su departamento en el barrio más lujoso que pudo, también está pagando un sedán mediano lujoso de esos de marca alemana. Y, por supuesto, tiene varias tarjetas de crédito bancarias, en donde ha comprado a 12 y 18 meses sin intereses pantallas LCD de 42”, su Home Theatre, Refri de dos puertas, lavadora y secadora de alta tecnología. Pero eso no es todo, Manuel es conocido en todos los restaurantes de lujo, y por supuesto, los antros. Él da propinas generosas, por que quiere que lo traten como “rey”. Por supuesto, Manuel viaja al extranjero, y/o envía a su esposa a San Antonio o Houston de “shopping”.

Por supuesto que las tarjetas de Manuel están hasta el tope, sin embargo, ha tenido la “prudencia” de siempre pagar “un poco más que el mínimo”, no le importa gran cosa su saldo mensual que crece y crece, simplemente paga un poco más de mínimo, se las ha arreglado para conseguir nuevas tarjetas de crédito que consigue sin dificultad ya que jamás ha estado reportado en el buró de crédito, todos los meses paga.

No es necesario mencionar que Manuel es muy popular entre los vendedores de las tiendas departamentales, por supuesto tiene tarjetas de crédito de todas y cada una de las existentes, con los capitanes y meseros de restaurantes y antros (ahí también con el cadenero), Es un gran benefactor, expande la economía por doquier, colabora a que toda la sociedad viva mejor….

Por el contrario Juan no es nada popular. También tiene una hipoteca pero en un barrio mucho menos lujoso que el de su hermano, y la ha contratado para pagar 15% de sus ingresos. Maneja un auto compacto, que también paga con un crédito pero dio de enganche más del 50% por lo que las mensualidades son bastante manejables. También Juan tiene una tarjeta de crédito, pero la usa responsablemente y paga religiosamente el saldo cada mes, así, para él la tarjeta sólo le permite tener un medio práctico de pago. En su casa no tiene grandes lujos, toma uno o dos artículos a 12 meses sin intereses pensando en que tiene que pagar el saldo mensualmente. Pero lo peor (según Rodbertus) es que a pesar de las tasas de interés tan bajas que le dan a los ahorradores él ahorra cerca del 40 % de sus ingresos, pensando en el futuro. En su futuro.

Juan sale a restaurantes un par de veces al mes, y a los antros, casi no va, se puede decir que es un perfecto desconocido entre los meseros y las chicas. Nunca sale al extranjero de “shopping”, Y cuando viaja, lo hace como él es frugal.

Con el paso del tiempo, las tarjetas de Manuel que han sido extendidas en su límite de crédito una y otra vez por los irresponsables bancos ya empezaron a negarle estas extensiones, su deuda acumulada corresponde a más de 10 años de sus ingresos, está metido en serios problemas, pero no quiere dar marcha atrás a su vida de botarate, de derroche, de popularidad. Ya empezó a pagar unas sí otras no, el problema es que ya “no pasa” la mayoría de sus tarjetas en los antros, el pasado sábado tuvo que intentarle con cinco ya que no pasaron las primeras cuatro.

Manuel está en crisis. La realidad lo alcanzó, no tiene forma de pagar sus créditos a menos que venda sus activos, su casa, su auto, y reajuste su nivel de vida a una similar a la de su hermano Juan. A su esposa se le acabó el shopping, peor aún se ha tenido que poner a trabajar para ayudarle a Juan con el paquete, aunque claro, como princesita que es está sumamente molesta pero aún por que además tuvieron que despedir a la servidumbre y ella tiene que ponerse a limpiar. Por supuesto ya anda maquinando mandarlo al demonio para buscarse alguien más rentable. Se murió el amor.

En cambio, su hermano Juan, por supuesto que sus ahorros no los ha guardado bajo el colchón, los ha invertido prudentemente, primero en fondos de inversión de deuda, después comprando algunas fondos de inversión con mayor riesgo de acciones de la bolsa. En pocas palabras, Juan invierte lo que ahorra directa o indirectamente, El dinero que Juan ha depositado en bancos, fondos de deuda y bolsa ha servido para financiar proyectos de infraestructura, de habitación, de centros comerciales, industrias, la adquisición de bienes de capital. Todo este dinero que Juan ha ahorrado por supuesto que ha colaborado con la economía y debe decirse de forma mucho más importante que el consumo directo de su hermano Manuel.

El Ahorro en el mundo moderno es otra forma de gastar. La diferencia es que el dinero es usado por otros para ser gastado vía el crédito sano, para expandir la economía.

Juan ya le tiene la mira puesta a una hermosa residencia en el barrio en donde vive su hermano, sin embargo, quiere todavía ahorrar un poco más para reducir el monto de la hipoteca a ese 15% que él sabe que no le va a representar problemas en el futuro.

Manuel ya no puede seguir “colaborando” con la expansión de la economía, está quebrado, no tiene forma de salir adelante está metido en serios problemas. Es un esclavo de los bancos, todo su sueldo ya prácticamente se los endosa, Juan por el contrario, sigue acumulando riqueza, sigue colaborando con la economía. Claro está no a la Rodbertus, sino a la Hayek.

Y lo que es cierto para los individuos, también lo es para los Estados, con algunas adecuaciones, pero tenemos muchos países “Manuel”, y muy pocos países “Juan”.

Entre los países “Juan”, encabeza la lista primordialmente China, Hong-Kong (que finalmente también son chinos), Taiwán, Singapur. Entre los países “Manuel” tendemos principalmente y encabezando la lista y con honores a los Estados Unidos.

Debemos de entender que ese país por su comportamiento derrochador, está en una posición tal de la que no hay escape posible de la debacle final para el G7. Claro este colapso tendrá magníficas oportunidades a todos aquellos “Juanes” que podrán adquirir las malas inversiones realizadas por durante las burbujas crediticias y comprar en centavos los que vale dólares cuando caigan en la insolvencia.

Refiero al lector a la muy importante página “Reloj de la Deuda de EU” (US Debt Clock) véanla por favor, es horrible, es espantosa, es preocupante. La deuda total al momento de escribir esto es de $ 12,292,500,000,000 USD y subiendo rápidamente, en EU el déficit es de $ 71,398,700,000 USD. Y todavía Obama no encuentra como gastar más ahora con su plan de salud. De veras, idéntico a Manuel, pero a nivel país. ¿Cómo llegaron ahí? Pues haciendo guerritas, todavía hay quien dice que las guerras son convenientes, financiando el déficit comercial principalmente con China, pero sobre todo financiando su inmensa burocracia, inmensa, y su welfare state, el Estado de Bienestar, que promete bajo Obama expandirse aún más.

Pero los problemas no sólo son el inmenso tamaño de la deuda, sino quién va a pagarla. Veamos, los EU tienen una población de 308 millones. De esa población un poco más de 35 por ciento (108.7 millones) pagan impuestos. El resto, son todos aquellos que no pagan impuestos NETOS, es decir, empleados del gobierno, cuyos salarios son pagados con impuestos, así que en realidad al pagar sus propios impuestos lo único que hacen es descontar un poco la erogación del Estado. También los dependientes económicos y aquellos que están en el welfare, desempleados o jubilados. Estos porcentajes son similares a países como Suecia que tienen montado un Estado de Bienestar maduro. Si se restan los estadounidenses menores a 18 años de los casi 200 millones que no pagan impuestos, los EU están en una situación en que mucha gente vive a expensas de los que trabajan. Esta es la situación inevitable de los estados de bienestar maduros. El dato duro es que 108 millones de gentes productivas mantienen a 200 millones de zánganos. Son estos mismo 108 millones los que tienen que pagar los $ 12.292 millones de millones de USD, de deuda pública, que por supuesto no se queda quieta, la cifra sube y sube. El punto es que una minoría productiva no puede mantener a una mayoría mantenida, improductiva.

EU sobrevive del colapso por la simple razón de que su divisa es la divisa de RESERVA. Esta situación para el sistema monetario y financiero del G7 permanecerá tanto como los generadores de riqueza resistan ser esclavos bajo el látigo de sus amos: La burocracia y los mantenidos. Cuando ya no puedan más seguirá la maquinita de hacer dinero, que ya está en uso a todo lo que da. Hagamos un poco de cuentas y pongamos una lupa en la situación fiscal de los norteamericanos: El diez por ciento de los contribuyentes más acaudalados paga ni más ni menos que el 90 por ciento de los impuestos, de esta forma tan sólo 10.8 millones de personas están empujando el vagón de los impuestos. Sólo el 3 ir ciento de la población está pagando la mayoría de los impuestos. ¿Qué pasará el día en que los políticos decidan subir los impuestos a 50 0 60 por ciento de los ingresos de esos individuos y que decidan como la esposa de Manuel que esto ya no puede seguir así, que ya no es rentable trabajar e invertir? La recaudación del Estado de California colapsó bajo la misma receta. Aquí los EU enfrentarán la insolvencia, por un tiempo les funcionará la maquinita de hacer billetes pero tarde que temprano vendrá el colapso final del dólar.

Por esto, tengo mis serias dudas sobre la recuperación de la economía de los EU y la mundial. EU es un país insolvente, y sólo lo salva el que su moneda sea de reserva. Pero algún día las cosas van a cambiar. Así como Manuel pensó que era posible vivir una vida que no le correspondía de acuerdo a su nivel de ingresos, así millones de personas en los EU y en el mundo se convirtieron en esclavos de los bancos, y, a nivel Estados, muchos países mediante el endeudamiento han expandido su burocracia, sus gastos, su Estado de Bienestar. Y todos los que incurren en endeudamiento alocado terminan mal, y vamos a terminar mal.

6 comentarios:

  1. Anónimo3:16 p.m.

    Da miedo, sobre todo si me doy cuenta que yo estoy como el primer hermano...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12:21 p.m.

    Interesante post. Por cierto, estoy estudiando la teoría del ciclo económico de von Mises y me surgió una duda: ¿Qué es más preferible, tener un sistema bimetalico (oro y plata) o un patrón oro (golden standad)?, esto lo pregunto por los problemas que tuvo Austria en 1860 con su moneda de plata.

    Saludos.

    Otro anónimo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post. Acababa de escribir algo parecido sobre EEUU, aunque no tan detallado.

    http://uruguayeconomico.blogspot.com/2010/01/avanza-el-intervencionismo-en-eeuu.html

    Voy a agregarle un link a este post.

    ResponderEliminar
  4. Lobo Gris,

    A mí también me gustó mucho tu post. Sobre todo cuando escribes :"Los detractores del capitalismo, fundamentados en la línea marxista y hasta keynesiana, creen que el capitalismo se sustenta en el consumo cuando, al contrario, lo hace en el ahorro, en el crecimiento del capital, y por algo se llama capitalismo."


    Tal cual. Así es. Capital es todo aquello que produce una utilidad o un interés. Lo que se necesita es eso CAPITAL.

    La riqueza de un país está en términos del capital invertido por habitante. ¿Difícil de entender? Creo que es evidente, mientras más fábricas, hoteles, edificios de oficina, aviones, barcos, etc. y Capital ahorrado más próspero será un país. Pero esto no lo pueden entender los gobiernos, ¿Por qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los políticos populares son aquellos que hablan del "derecho del pueblo a la educación", y demás frases vacías de la retórica populista. Casi todo el mundo quiere parte del pastel gubernamental, y son muy pocos los que notan que no existe tal cosa como "dinero del gobierno".

      Eliminar
  5. LoboGris de Lothlórien dijo...

    Y, evidentemente el gran mal de este siglo ha sido el keynesianismo.

    me acabo de dar cuenta que publicaste tu comentario como un post :P lapsus?


    No, error del blogger
    yo contesté aquí en los comentarios, aunque sí estaba rara la ventana.

    Bueno ya lo quité como post

    ResponderEliminar