lunes, marzo 29, 2010

La Medicina Socializada

Dedico con especial afecto este post a todos mis entrañables amigos médicos.

En las noticias está que por fin Barack Obama ha conseguido que pase su plan sanitario en las cámaras después de una férrea resistencia por parte de los Republicanos, de los que no obtuvo un solo voto, y aún de su propio partido. Este es un primer paso importante para socializar la medicina en EU. Aquí, en México ya lo es, sólo queda ¡afortunadamente! Un pequeño remanente de medicina privada. Una verdadera desgracia.

El Servilismo Involuntario de los Médicos



La primera pregunta que debemos responder es si los cuidados para la salud otorgados por el Estado tienen un fundamente ético.

La sola idea de que el gobierno ejerza su control en todos y cada uno de los aspectos de la práctica médica debiera de desencadenar en todas partes una resistencia airada y apasionada por parte de los médicos. Cada nueva propuesta para expander el rol del gobierno llevará a un soplo mortal sobre una profesión que ya se encuentra bajo acoso. Es tiempo de decirlo con precisión aunque venga de un economista y no de un médico que es realmente lo que está pasando, lo que se propone y si tenemos, no sólo los médicos la sociedad entera el coraje para pararlo. Me parece francamente increíble que en los Estados Unidos, país fundado bajo los principios de libertad, se tenga a una profesión directamente bajo la mira para ser subyugada, sometida. Por supuesto, en nuestro país, y en general en toda América Latina y otros muchos países los médicos ya han sido sometidos a la voluntad de sus respectivos gobiernos.

Los médicos toman el juramento de Hipócrates. Han creado la profesión de la medicina y sus prácticas médicas son siempre llevadas a cabo usando su mejor juicio que les proporcionan sus estudios y su experiencia siempre para beneficio de sus pacientes. Declaran con justicia que los tratamientos y procedimientos médicos están sustentados en “la evidencia”.

Se requiere libertad y mente independiente para poder evaluar la evidencia. El proceso de evaluación es el arte en la medicina. No puede legislarse la integridad y la competencia para producir médicos “reglamentados” que sigan los lineamientos producidos por burócratas.

Es una traición a la práctica médica, a sus pacientes el usar cualquier consideración del mayor “bien social” definido por el gobierno para alterar el curso de las acciones y procedimientos que serían mejores para los pacientes. Los clientes de los médicos con derecho esperan que la relación médico-paciente tenga por absoluta prioridad su bienestar y recuperación de su enfermedad. Es simplemente inmoral el usar “el promedio de edad que un procedimiento puede comprar” y me refiero a que por la edad se apliquen o no procedimientos a los pacientes. Esto, o cualquier otra justificación o limitación de las opciones que un médico puede ofrecer a un paciente.

Cuando los políticos dicen que los cuidados de salud deben adherirse a su propio diseño, están admitiendo su incapacidad para persuadir a los médicos de usar su plan de forma voluntaria. Que la cobertura de los planes es la tan cacareada “universal”, para todos, ignora, como suele acontecer con lo que viene del gobierno de ignorar la escasez de los recursos, en este caso, el número de médicos es finito, pero esto nunca se menciona.

Los cuidados médicos no son un derecho. Los cuidados médicos son un servicio que proporcionan los médicos a otros individuos que quieren comprarlo. Un paciente se presenta ante un médico con la petición de atención médica. El hecho de que el paciente se encuentre en una condición seria, aún una condición en que esté en peligro su vida – no le proporciona por ese sólo hecho el derecho para obtener los servicios del médico. El afirmar que sí tiene estos derechos significa que los médicos y otros que proporcionan estos servicios no los tienen, no tienen derechos, o que la sociedad ha deliberadamente olvidado o cancelado los derechos de los médicos por “el bien común”.

Es inmoral que una agrupación de profesionales participe o legitime cualquier intento del gobierno de reglamentar como se definen los cuidados médicos y quien los debe de proporcionar. Peor aún, más adelante puede incluso como ya ha sucedido, prohibirse que se ofrezcan los servicios médicos fuera de lo ofrecido por el gobierno, tal y como sucede en Canadá, Gran Bretaña, Corea del Norte y Cuba. Y para allá van muchos otros países, como México, Venezuela, y sí, por increíble que parezca los EU. Y esto implicará la masificación, y con ella, la subsecuente corrupción de la profesión médica.

En un país como México, para la mayor parte de las personas que no puede allegarse un seguro de gastos médicos, su atención médica, que no es totalmente gratuita, está limitada por los requerimientos de las instituciones de salud, de sus presupuestos, y no por un mercado libre con competencia. Resultado, los asegurados por el gobierno, tienen el cuidado y la atención que alguna mente burocrática diseñó con antelación.

¿Qué es un derecho, es este caso, el derecho a la salud? El concepto de derecho debe definirse no por sí solo sin en relación a los derechos de otros. Yo no puedo tener un derecho que vulnere los derechos de otros- Es totalmente absurdo, inmoral y contradictorio afirmar categóricamente que una persona tiene derechos a un bien o un servicio que para prestarlos se requiera forzosamente la violación de los derechos de un tercero. Si la ejecución del “derecho a la salud” de alguien impone obligaciones coercitivas a contribuyentes, a empleadores, para pagar por su “derecho” e impone a los practicantes de la medicina el tener que proporcionarlo bajo las reglas y salarios impuestos por la burocracia, entonces, me perdonan, pero esto no es un derecho, es un intento de esclavizar una parte de la población para ponerla al beneficio de otra parte.

En realidad todo este tipo de “derechos” son ofrecidos a la gente por los políticos a cambio de los votos. Toda esa tan cacareada preocupación humanitaria es tan sólo un telón, un engaño, que oculta los verdaderos fines de los políticos, el mantener el poder y sus canonjías a costa de la sociedad. El hecho de que muchos médicos le entren al juego y participen en su propio esclaviza miento no altera para nada esta verdad.

Leyes de la Economía vs. Salud Socializada

Obama ha dado un primer paso muy firme para crear un monopolio gubernamental que proporcione los cuidados de la salud, esto eventualmente llevará a la industria de las aseguradoras a la extinción. Más impuestos y costos obligatorios serán impuestos a las aseguradoras, así como el tener que aceptar a enfermos de males pre-existentes. Esto es como si no tienes seguro de auto y el día en que te lo roban lo aseguras y la aseguradora está obligada a pagártelo ¿absurdo? En el caso del auto todo el mundo estaría de acuerdo, en el caso de un paciente con cáncer no. Sin embargo, es exactamente lo mismo. Será creada una enorme burocracia, tal y como sucede aquí en México con el IMSS, ISSSTE y el Seguro Popular, diseñada para “competir” con las empresas privadas. El resultado final esperado es que el monopolio de salud de Obama operará con toda la eficiencia del sistema de correos, y toda la compasión y calidez como lo hace el Sistema de Administración Tributaria.

Por supuesto que será difícil para el sistema privado de salud competir con un rival que obtiene su capital y cubre sus costos operativos mediante impuestos. Siempre que el gobierno “compite” con el sector privado se asegura que la competencia sea totalmente desnivelada, imponiendo regulaciones sobre regulaciones costosas, e impuestos sobre impuestos para asegurarse así que no podrán nunca competir.

Entradas Crecientes Salidas Decrecientes

Hace algunos años Milton Friedman estudió el sistema de salud en los EU. Su conclusión fue que tal y como sucede con cualquier sistema burocratizado del gobierno o controlado por el gobierno (como la educación), se da una situación en la que para incrementos de “entradas” tales como gastos en infraestructura hospitalaria, equipo y salarios de los médicos y personal de salud, en la realidad se obtienen “salidas” cada vez más reducidas. Por ejemplo, mientras que se incrementó el gasto en 224 por ciento en salud pública entre 1965-1989, el número de camas en hospitales por cada 1,000 habitantes de redujo 44 por ciento. También durante el periodo de dominación casi total del gobierno en el sistema de salud (1944-1989) los costos por paciente se incrementaron 24 veces, esto en términos reales descontando la inflación.

De esta forma de tiene bajo la batuta del Estado un sistema de rendimientos decrecientes: Entre más se gasta, menos se obtiene. Que es el resultado que se obtiene con todas las “empresas” burocratizadas del Estado debido a la ausencia de cualquier mecanismo de retroalimentación del mercado, como lo son las importantes utilidades o pérdidas que no existen y por consiguiente no existen incentivos que premien el buen desempeño, ni castigos para el malo. En realidad lo opuesto es cierto para las empresas del Estado, si se tienen pésimos resultados, (fallas en obtener metas claras o satisfacer a los “clientes”) la institución es premiada con un mayor presupuesto. El fracaso para educar a los niños se recompensa con más dinero para la educación, el fracaso para terminar con la inseguridad se premia con más dinero a la policía, el fracaso para reducir la pobreza con más presupuesto para “gasto social”, y así con todo lo que toca el Estado, para después, los impuestos no alcanzan, se sigue con deuda, inflación y así hasta quebrar al país y esperar ser rescatados por el FMI. Esto, por supuesto está garantizado para el sistema de salud de Obama.

Los costos de cualquier servicio o bien que proporcione el Estado siempre se incrementan de forma explosiva y, por supuesto, siempre el Estado miente sobre esto. Véase el país que sea, al compararse lo que se presupuesta con lo que al final realmente se ejerce. Obama clama que al tomar el control en los cuidados de salud los costos mágicamente se reducirán. Lo cierto es que los gobiernos, nunca de los nuncas, por su propia estructura burocratizada reducen los costos de nada en lo que se meten.

Todos los monopolios sanitarios, ya sea que estén en Canadá, en Gran Bretaña, en Cuba o en México (aunque aquí no es totalmente un monopolio en la práctica lo es) experimentan una explosión tanto en costos como en demanda, debido a que la atención de la salud es “gratis”. En realidad no es gratis, como hemos explicado aquí, nada es gratis, sus costos están ocultos, son pagados por impuestos, deuda e inflación.

Siempre que algo sea “gratis”, esto es su precio explícito es cero, la demanda de los consumidores se incrementa exponencialmente, y la salud no es excepción. Paralelamente la administración burocratizada garantizará las ineficiencias que se hacen peores año con año. A medida que los costos se salen de control y empiezan a poner en tela de juicio a aquellos que prometían un “free lunch” para la salud de la población, los políticos empiezan a imponer sus consabidos controles de precios, probablemente bajo el eufemismo de “controles presupuestarios”.

Pero los controles presupuestarios sólo son conocidos por los burócratas, para los “clientes”, sigue siendo gratis el sistema de salud, y como no existe un mecanismo como el de los precios que frenen la demanda se terminará en que los burócratas determinarán, no los médicos, quien podrá obtener un tratamiento y quien no, qué tecnología estará disponible para determinado paciente y cual no. Y aún cuando el tratamiento se proporcione, se hará siguiendo las directrices establecidas por la burocracia: Por ejemplo a las madres que necesitan cesárea se les abre el abdomen cortando verticalmente “aquí es el Seguro Social no una clínica de belleza” justificarán dejando a la mujer con una horrible cicatriz de por vida, pero es “gratis” y es práctica masiva ¿Quién puede reclamar? Nadie, es “gratis”. En odontología, aquí sólo saben poner amalgamas si es una pequeña carie o extraer, sí, extraer la pieza, no saben lo que es la endodoncia, reconstrucción de una pieza dental, los puentes, postes, coronas, prótesis, son técnicas desconocidas para los odontólogos “sociales”. Finalmente, como siempre sucede que se controla un precio habrá escasez, y racionamiento en la atención.

Todos los países con medicina social tienen insuficiencia en la atención. En Canadá, por ejemplo, un paciente que requiere cirugía reconstructiva por quemaduras de tercer grado tendrá que esperar cinco meses. El tiempo de espera para cirugía ortopédica es también de 5 meses; para neurocirugía 3 meses, más de un mes para cirugía de corazón (Datos del Fraser Institute ver la publicación “Waiting Your Turn: Hospital Waiting Lists in Canada” Archivo PDF). Así, si su doctor descubre que tiene obstruidas las arterias, tendrá que esperarse un mes o morir antes de un ataque cardíaco. Es por esta razón que muchos canadienses viajan a EU a atenderse.

En los periódicos, tanto en EU como aquí, parece que tenemos sólo un montón de porristas que a coro alaban la gran conquista de Obama. Así que es muy difícil encontrar información de la debacle que es la medicina socializada. Sin embargo, en una copia de un artículo publicado en el New York Times el 16 de enero de 2000 titulado “Los hospitales llenos hacen que los canadienses miren al sur”, de James Brown, que fue enviada a mi correo podemos encontrar historias como las que siguen:

“Una señora de 58 años que esperaba cirugía a corazón abierto esperaba en un corredor en un hospital de Montreal junto con otros 66 pacientes mientras las puertas eléctricas se abrían y cerraban dejando pasar corrientes de aire heladas. Ella estaba en una lista de espera de cinco años”….

"En Vancouver, ambulancias son estacionadas por horas conteniendo víctimas de ataques cardíacos esperando ser atendidos."

"Por lo menos, 5,000 médicos canadienses y muchas miles de enfermeras han migrado a los EU para evitar el control en sus salarios mediante escalafón, nada más frustrante para un buen profesionista."

Los controles de precios establecidos por la burocracia en el sistema canadiense de salud también se manifiestan en la escasez y racionamiento en el acceso a tecnologías médicas: Los Estados Unidos tiene per cápita ocho veces más máquinas de resonancia magnética, siete más para tratamiento del cáncer con radioterapia, seise veces más unidades de litotricia y tres veces más unidades de para procedimientos a corazón abierto. Existen más unidades de resonancia magnética en el estado de Washington que en todo Canadá.

También en Gran Bretaña, debido a la nacionalización de los cuidados médicos, racionamiento en los servicios miles de personas mueren sin sentido debido a la carencia de unidades de diálisis, unidades de cuidado intensivo, marcapasos y aún máquinas de rayos X.

Esto por comparar la situación actual de los EU con otros países desarrollados como lo son Canadá y GB. Sin embargo todo esto va a cambiar, drásticamente cuando el “Obamacare” se implemente completamente y sea una realidad.

10 comentarios:

  1. Tus publicaciones son extraordinarias. Están respaldadas con buenos datos y muy bien desplegadas. Lo único malo que encuentro en ellas es que a veces tu redacción se embrolla tanto que necesito releer párrafos.
    Te recomiendo dos páginas:
    1) Redacción sin dolor, el blog.
    2) Ideas y Palabras, de Sofía Rodríguez.

    Saludos. Te seguiré leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Fisgón, lo haré, lo prometo.

    ResponderEliminar
  3. Rudi, sería bueno que hicieras un cálculo como el que sigue:

    Parásitos

    Pero ahora para México.
    *******

    Sí, a veces te embrollas un poquitín (no mucho); cuida más la sintaxis. Ejemplo:

    Dices: Es tiempo de decirlo con precisión aunque venga de un economista y no de un médico que es realmente lo que está pasando, lo que se propone y si tenemos, no sólo los médicos la sociedad entera el coraje para pararlo.

    Está embrolladito, y uno tiene que leerlo 2 ó 3 veces para entender. Tal vez habría que reescribirlo como sigue: Y aunque venga de un economista y no de un médico, es tiempo de decir con precisión qué es realmente lo que está pasando; de decir lo que se propone; de preguntar si tenemos -todos, no solamente los médicos, sino la sociedad entera- el coraje para pararlo.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me pareció un articulo genial.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Covaitor4:02 p.m.

    Mexico Liberal,

    He estado leyendo tus posts desde hace unos días. Encuentro tu blog muy interesante, ilustrativo y bastante objetivo. Te felicito. Estando de acuerdo en la apertura y desregulación de la inversión, encuentro en todo esto un dilema de fondo: ¿tratar o comparar a la gente con productos? ¿Morir si no puede alguen pagar un tratamiento? Creo que eso es en sí uno de los objetivos del desarrollo económico.

    Te felicito de nuevo y espero tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. 100% antiliberal9:42 p.m.

    "Los cuidados médicos no son un derecho. Los cuidados médicos son un servicio que proporcionan los médicos a otros individuos que quieren comprarlo"

    Esta frase realmente es de miedo, si la salud no es un derecho sino un negiocio, entonces de una vez metamos nuestras vidas en la bolsa de balores a ver cuanto podemos sacar especulando con eso.

    La salud tiene que ser un derecho en cualquier lugar del mundo... tu dices que en Canada o Gran Bretaña la espera es de años por una operacion (lo cual es un dato muy dudoso para ser esos paises), pues en los paises que no tienen aseguramiento universal la espera es de toda la vida porque la gran mayoria no pueden reunir 50 mil dolares que cuesta una de esas operaciones, o bien quedan para siempre en la ruina.

    Ademas existe algo que los capitalistas nunca van a entender y se llama "medicina preventiva". ¿No les parece que es mas razonable tener un proceso permanente de prevencion de enfermedades en vez de esperar a enfermarce para luego ir al hospital? Asi sucede en Cuba, y les invito que comparen las estadisticas de la OMS con cualquier pais de Latinoamerica para ver en cual existen mejores condiciones de salud. Y que mas claro que la fama internacional que existe sobre la medicina en Cuba y que hace que miles de personas prefieran operarse en Cuba.

    Y bueno si nos vamos por el lado de las pobres aseguradoras privadas, les invito a que vean el documental de Michael Moore llamado "Sicko" donde se ve claramente como las aseguradoras literalmente matan a sus "asegurados" para obtener mas beneficios, aparte de los cuantiosos que el sector ofrece. Ademas para que vean que tambien hay estadounidenses que van a hospitales en Canada.

    Si le queremos ver desde el lado economico, la salud es un "bien" perfectamente inelastico, osea que yo no puedo decidir mi demanda con respecto al precio, si tengo que operarme tengo que operarme, no puedo decir "¡vaya! esta muy cara la operacion, asi que mejor no me opero", las opciones son: o me opero o me muero. Por lo que el negocio de la medicina es muy lucrativo y si se lo deja suelto va a generar todos los incentivos necesarios para que los precios sean muy muy altos y los que no puedan pagarlos que se mueran nomas.

    Y, dejando de lado los datos o los hechos, el simple hecho considerar la salud como un negocio es realmente perverso. Independientemente de la burocracia, ineficiencia o lo que sea, nadie en ninguna parte deberia morirse en la puerta de un hospital por no tener plata para pagarlo!

    Bueno, ojala reflexionen sobre eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. 100 % antiliberal, muchas gracias por tus opiniones.

    En primer lugar, te ruego que corrobores los datos sobre Canadá “Waiting Your Turn: Hospital Waiting Lists in Canada” del Frazer Institue. Yo mismo puedo asegurar que esto es cierto: Una tía política mía que vivía en Montreal tuvo un accidente, persona de más de 75 años, se rompió la cadera. La tuvieron en el pasillo, día y medio muriéndose del dolor antes de atenderla. Además como la medicina privada está prohibida ni siquiera se tiene la posibilidad de ir a un hospital privado.

    Dices tú que si no se tienen los 50,000 dólares ya te moriste o vas a la ruina. Para eso son los seguros de gastos médicos mayores, igual que los seguros de autos, para resguardarte en caso de un evento. Yo me acabo de operar de un desprendimiento de retina, me costó cinco pesos, sí leíste bien cinco pesos del estacionamiento que mi mujer pagó por dos horas. Claro, pago anualmente un seguro de gastos médicos, lo mismo que pago seguros de auto, de mi casa, de robo, etc.

    Ahora imagínate que por disposición burocrática, una determinada persona ya no se le da tratamiento. Esto es cierto, a determinada edad, les vale dejarlo morir. Así que no me vengas…

    En Cuba, son muy sanos, no se mueren de enfermedades, se mueren de hambre.

    El tema de las aseguradoras, es un tema con muchos factores, y no lo quise incluir aquí por que sería sumamente extenso el post. Pero debes saber que las aseguradoras no crean sus pólizas y coberturas libremente, sino que están obligadas debido al cabildeo de grupos de interés a cubrir servicios como acupuntura, transplantes de cabello, y cosas así. ¿Te imaginas cuánto costaría un seguro de auto si incluyera descomposturas en el motor y los cambios de aceite?

    En efecto, la medicina es inelástica. Pero en un ambiente de mercados libres, con seguros, tú te operas con el que mejor lo hace. Los hospitales y médicos compiten entre sí para dar los mejores precios o los mejores tratamientos para que las aseguradores les paguen a ellos, es decir, que estén dentro de la lista de posibles opciones que tú vas a elegir; tú como consumidor tienes la libertad para elegir, por ejemplo, a tú médico, y el hospital en el que quieres tratarte de un abanico de opciones. En la medicina socializada, no puedes elegir absolutamente nada. Y ese abanico de opciones es el que hace toda la diferencia, toda. El que un médico compita con otro, el que puedas tú buscar una segunda o tercera opinión para operarte o no operarte.

    Continúo por que limitas a 4000 caracteres.

    ResponderEliminar
  8. Contínuo 100% antiliberal

    Sobre los derechos, ya escribí que no se pueden tener derechos a costa de los demás. Mis derechos terminan en donde empiezan los tuyos. Tú no puedes tener un derecho que esclavice a otra porción de la sociedad para otorgártelo.

    Miles de personas “prefieren” operarse en Cuba, o mejor escrito, miles de personas que “no tenían seguro de gasto médicos” no les queda de otra más que operarse en Cuba. ¿Cuál es la respuesta correcta?. Si tú eres irresponsable, y no tienes seguro de gastos médicos y te diagnostican una enfermedad letal, como escribes si no tienes los 50,000 dólares. ¿Qué te queda? Pues irte a Cuba. Yo jamás me iría a Cuba, me iría a Houston, mi seguro tiene esta posibilidad. Pero a Cuba….jamás. Así que se van no por que sea muy buena, se van por que es gratis.

    Lo mismo sucede con lo que pone Moore. Se van a Canadá, no por que sean muy buenos los servicios de salud, se van por que no tenían seguro, les diagnostican una enfermedad y no les queda de otra. Pero quisiera ver que alguien que sí tiene seguro se va a Canadá. Quisiera verlo.

    Sobre la medicina preventiva, mi seguro me pide que anualmente me haga un checkup análisis de sangre, ultrasonido, electrocardiograma, tú sabes… Si algo anda mal sale y tomas las medidas preventivas. Y sobre la medicina preventiva, diré: Eres lo que comes (y te fumas) si llevas una dieta reducida en carbohidratos y grasas sobre todo de origen animal, si haces ejercicio, si no te pones hasta la madre bebiéndote todo lo que encuentras o fumándote ídem, lo más probable es que no te enfermes. ¿Quieres más medicina preventiva? Ahí está y en medio párrafo, no necesité de ningún gobierno para estar saludable. De ninguno, pero de ninguno.

    Hay gente que jamás utiliza su seguro, yo llevaba pagándolo 20 años y hasta este incidente con la retina lo usé. Además cuando cumpla 65 años dejo de pagarlo y sigo disfrutando de la cobertura ilimitada. Puede ser que muera y no lo use otra vez, o puede ser que de viejito me “desquite” de todo lo que pagué en mi vida productiva. Y a lo que voy, sí, en efecto, los cuidados médicos son algo caro. Como una choque en tú auto con pérdida total. Tienes seguro, al menos las erogaciones no serán cuantiosas.

    Reflexiona tú también

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:11 p.m.

    Mexico Liberal:
    Lo que dices sobre el servicio de salud del Reino Unido es una vil mentira, y luego hablas de lo que oiste que le paso a una amiga de una amiga de una amiga de una amiga de la vecina de tu tia que vive en Canada... o como estubo? lol...
    Saludos desde Inglaterra! donde por cierto me ha tocado de muy cerca vivir lo que es un tratamiento para el cancer y varias cirujias a mi suegra.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:39 p.m.

    aqui en cancun qroo no se da medicina gratis.al menos en el centro de salud numero 5 de la region 100 nunca hay medicinas y si hay te las venden creo que el gobierno federal no esta enterado de eso porfavor si alguien puede hacer el comentario o hacerlo llegar hasta la oficina matriz el gobierno federal aclara consulta y medicina gratis.

    ResponderEliminar