lunes, abril 26, 2010

La Amenaza e Inmoralidad del Estado de Bienestar

Los sindicatos de entidades gubernamentales y paraestatales, también en el sector privado se han valido de las leyes absurdas, muy “justas”, para el trabajador en conjunción con los árbitros laborales corruptos para obtener canonjías, prebendas, paquetes salariales y de jubilación y pensión que no son sostenibles, que en las empresas privadas las han quebrado (GM, Chrysler, por ejemplo) y las volverán a quebrar, y, a los gobiernos, quebrarán el país de que se trate.

Son Portugal, Grecia, España, Francia, Italia, por supuesto en México, Argentina, en mayor o menor medida en casi todos los países del orbe, y ahora con Obama, se acentúa también en los Estados Unidos ahora el mundo entero se encuentra hundiéndose en endeudamiento y posteriormente desencadenará inflaciones galopantes. No hay uno solo que se atreva a parar en seco la espiral que lleva al desastre.

Grecia está ahora en el foco de atención por que su enorme deuda, mayor que su PIB, y su déficit, mayor al 10 por ciento de su PIB, (que dicho sea de paso, es menor que el de los Estados Unidos, pero EU, tiene una divisa de reserva lo que le permite hacer tropelía y media, por ahora, impune) . Los medios discuten que si el rescate, que si el FMI y la UE entrarán al quite, que si Alemania estará de acuerdo en poner su parte, etc. Asuntos de coyuntura, nadie habla de el largo plazo, nadie habla de que ahora rescatamos a Grecia para este vencimiento de deuda para el próximo mes de mayo, pero no hablan de que la deuda se seguirá acumulando, no sólo en Grecia, en los países listados, y muy particularmente en los EU. ¿Qué tan lejos estamos de la declaración de insolvencia de EU y otros países?



Todo esto apesta, Grecia va a ser rescatada por el FMI y la UE, pero ¿Quién le da el dinero al FMI y a la UE? EU que tiene el 45 % de toda la deuda global, Alemania con el 5 %, Francia y España con el 4% y todas ellas con déficit cercano al 10 % del PIB y deuda mayor al 70 % del PIB. ¿Cómo es posible que un deudor ayude a otro deudor? Y, ¿Cómo es posible que se le impongan condiciones a Grecia que los propios países que otorgan el “rescate”, en realidad están peor que la propia Grecia? Insisto, esto ¡Apesta!

Grecia se encontraba este miércoles casi totalmente paralizada por una huelga general que ha movilizado a decenas de miles de manifestantes contra los recortes adoptados por el gobierno socialista para sacar al país de una crisis financiera y presupuestaria sin precedentes.

“Tasas para los ricos", "Huelga contra los especuladores" y "los hombres y sus necesidades están por encima de los mercados y de los beneficios", indicaban las pancartas de la manifestación en la capital organizada por la Confederación General de Trabajadores Griegos.

"Ningún sacrificio por la plutocracia", afirmaban las papeletas de propaganda distribuidas en la calle por los comunistas, que llevaban pancartas en las que se podía leer "no más" en referencia al rechazo a nuevas medidas de rigor presupuestario.



Dáselos, ahora, quítaselos… Ese es el principal problema de esta enorme mentira, esta inmoralidad, que es el Estado de Bienestar.

En los países enlistados, y ahora con Obama acentuándose en los Estados Unidos se promulgan leyes y políticas que tienden al crecimiento desmedido y sin control del tamaño e injerencia de los gobiernos en todos y cada uno de los aspectos de nuestras vidas. En EU se ha aprobado el plan de salud universal, el Obamacare, aquí en México no nos quedamos atrás con el Seguro Popular, que no obstante que ha mostrado su inoperancia, ineficiencia y corrupción siguen vertiéndosele enormes cantidades de dinero.

¿Qué mueve todo esto? La creencia ideológica del paternalismo político y el Estado de Bienestar. Esto es, el gobierno, es el padre, papá gobierno, que le resuelve al niño hombre todos sus problemas existenciales. Y llena al ciudadano y muy especialmente a sus “colaboradores”, la burocracia que hace “factible” la paternidad de beneficios.

De cara a toda esta euforia de todos aquellos que demandan la expansión explosiva del “Gran Hermano”, que interviene cada vez más en nuestras vidas, es hora de recordar las premisas que están detrás de las realidades del Estado de Bienestar, de lo “gratuito otorgado por el gobierno”, del estatismo.

Poder y Paternalismo

En principio, la idea central del paternalismo político es que no se puede confiar en que el individuo pueda ser un ser humano responsable y libre. Para el Estado, todos los ciudadanos somos unos niños irresponsables. Aquellos que desean guiar, o mejor dicho, diseñar hacer un plan con nuestras vidas nos consideran muy ignorantes, irresponsables, muy limitados en nuestra propia capacidad de planear nuestra existencia y razonablemente decidir sobre nuestro retiro, la educación de nuestros hijos, y nuestras elecciones de gasto y consumo.

La políticas paternalistas que se proponen día a día, como el asunto de los alimentos “chatarra” en las escuelas, o el horario de los antros, que tienden a expandir la supervisión del Estado lleva implícito en que estos “ingenieros” de nuestras vidas se consideren a sí mismos superiores al resto de nosotros. Con arrogancia y orgullo desmedido, ellos, los políticos, presumen saber que es bueno y malo para nosotros. En realidad, no son otra cosa que tiranos y déspotas que están determinados de hacer al mundo a su propia imagen ideológica, todo ello, por supuesto, por nuestro propio bien, nos guste o no.

Pero eso no es todo, dotados del poder de la coerción y compulsión, están deseosos de ejercer la fuerza en contra de sus ciudadanos para poder obtener sus fines paternalistas. Esto es, ellos creen que es ético utilizar los poderes coercitivos para tomar los ingresos y la riqueza de sus ciudadanos para regalársela a otros ciudadanos.

Nos dicen que a los derechos fundamentales del hombre: Libertad, no discriminación, propiedad (no existe en la Constitución Mexicana), en donde el Estado es pasivo, sólo debe vigilar que se cumplan, deben de agregarse los derechos “sociales”: Educación, salud, trabajo, vivienda, etc. en donde el Estado toma un papel activo. Sólo que, estos derechos activos, son posibles sólo si se esclaviza a una parte importante de la población. Con lo cual se violenta un derecho fundamental del hombre.

Si un ciudadano quisiera resistirse a ser esclavo del fisco, sí esclavo, ya que le quitan su patrimonio y el fruto de de su trabajo por coerción, para que sea redistribuido, los paternalistas claramente creen que el Estado tiene el derecho, ese sí para encarcelarlo, y aún quitarle la vida (ya que la policía tiene la autoridad legítima de usar la fuerza letal sobre aquellos que resisten su poder) para que alguien más tenga su departamento, su aguinaldo de seis meses, su derecho a ser pensionado con el 150 % de su último salario, su educación gratuita y su visita al consultorio del médico, entre otros muchos beneficios de lo que hacen los gobiernos con el dinero expoliado a sus ciudadanos.

Si esto te parece exagerado o extremo, imagínese como reaccionaría el gobierno el día en que en tu declaración de impuestos usted informe a la autoridad fiscal que está pagando su contribución para la policía, los bomberos, el ejército y las cortes, pero que está reteniendo la porción correspondiente a todo fondo para el seguro universal de salud, la educación gratuita, etc. por que la considera innecesaria e inmoral. Más pronto que lo que se imagina enfrentará la prisión y daños corporales si se resiste a la incautación coercitiva de su propiedad por los impuestos no pagados.

El Botín Político

Un importante número de pensadores, como el Nóbel James Buchanan, han expresado que en el mundo real de la política, las intervenciones gubernamentales y la redistribución del ingreso tiene muy poco que ver con ideas altruistas relacionadas con un hipotético “bien común” o “interés general”. La realidad es que la democracia se ha convertido en un mercado de dádivas, los ciudadanos son clientes que intercambian su voto por aquél político que les prometa (y más adelante les de más mucho más) tomado para ello, por supuesto, del patrimonio y trabajo de otros. Aquellos que se encumbran en el poder a tiranos, déspotas, populistas o como quieran llamarles, gracias a que un buen número de ciudadanos no son capaces de tener ingresos en forma honesta siguiendo el juego de la libre competencia en los mercados libres y desean tener “gratis” un sinnúmero de derechos, y no sólo derechos, prebendas y canonjías a expensas de los demás.

Veamos por ejemplo los sindicatos como el SNTE, o CNTE, SUTERM, el de la hoy extinta CLy F el combativo SME, los del IMSS, etc. todos ellos tienen prebendas y canonjías muy superiores a los que puede obtener un trabajador común. Estos sindicatos, y otros grupos de interés, tienen todo los incentivos para aumentar su voracidad, para cabildear y aún “vender” sus votos a un determinado político, como el poderoso SNTE de Gordillo y Calderón. Calderón nunca hubiera sido presidente sin el apoyo de la Gordillo, así que hay una deuda con ella que se está pagando, con creces…

La democracia moderna nada tiene que ver con la representatividad del pueblo en las labores de gobierno, ha degenerado en un sistema corrupto, en un botín político en donde los privilegios especiales, las prebendas se intercambian a cambio de votos a expensas de consumidores, contribuyentes y los productores de riqueza real de la sociedad.

El Espejismo de la Justicia Social

Friederich A. Hayek, también Nóbel en Economía, y pensador libertario ha argumentando de forma por demás categórica que aún si aceptamos que los paternalistas políticos están motivados por razones auténticamente benevolentes, no existe justificación alguna ni significado real para ideas tales como la “justicia social”, o “justicia” políticamente impuesta. Hayek advierte que son “espejismos”: La acción humana, no premia una noción hipotética de “mérito” o “valor”, premia el servicio o la utilidad. Esto es premia que un individuo tenga éxito en ofrecer un bien o servicio que es demandado por los demás y que compite con otros para ofrecerlo mejor y/o más barato.

No existe de hecho ninguna medición objetiva de los “méritos reales” o “valor” o “necesidad”, y por tanto, no existe forma alguna en que el estado de forma imparcial pueda otorgar a cada miembro de la sociedad una fracción “socialmente justa” del ingreso nacional.

Por consiguiente, es mucho mejor dejar que la caridad emanada del sector privado (no por razones de deducciones fiscales, que quede claro), asociaciones de voluntariado, que gastando su propio dinero, en las cantidades que se deseen basados en sus muy personales evaluaciones de quienes son a los que se les otorgará la ayuda caritativa guiados por sus muy personales criterios de benevolencia.

En los hechos ha quedado fehacientemente demostrado que la caridad privada, precisamente por que está basada en una actitud voluntaria y desinteresada es muchísimo más efectiva y eficiente que el monopolio coercitivo del Estado de Bienestar. La razón: En la caridad privada se debe demostrar a los participantes que cada peso, ha sido gastado en forma efectiva; de otra forma, el soporte a la obra de caridad disminuye y sobre todo compite con otras instituciones caritativas y por consiguiente con los donadores que desean ver que sus aportaciones realizadas voluntariamente con su dinero se empleen en tareas caritativas que valen la pena que son eficaces y eficientes.

Inmoralidad y Perversión

Con el tiempo, el Estado de Bienestar crea incentivos perversos en el comportamiento de los miembros de la sociedad. Los economistas llaman a esto: “Peligro moral”. Si los costos y consecuencias de los errores y malos juicios de alguien son pagados y subsidiados por otros, entonces, la gente que genera esos errores o actos de mal juicio no tiene ningún incentivo para aprender de sus errores y corregirlos, actuar en el futuro con más cuidado, con más prudencia. Entonces, se crea una perversidad para que los individuos responsables de las políticas públicas en el Estado de Bienestar sigan cometiendo los mismos actos imprudentes e irreflexivos siempre. Adicionalmente se envía una señal a la sociedad que ellos pueden también actuar de forma irresponsable, y que siempre existirá alguien más –el contribuyente- que deberá pagar por los errores y el dispendio de los demás.

No es de extrañar el desastre que es la educación en México, ¿Qué incentivo tienen para mejorarla? Ninguno…

También, otro ejemplo, en la crisis económica actual los rescates a las instituciones “muy grandes para desaparecer”, sean financieras, como los bancos, o industriales, como las automotrices, en Wall Street están totalmente convencidos (y tienen la razón) que estas instituciones no tienen ningún riesgo, pueden actuar imprudentemente con sus clientes, con sus depositantes en el caso de los bancos, despreciar el riesgo, saben que el gobierno las volverá a rescatar, una y otra vez, cuando sus “creativas” estrategias de inversión se conviertan en grandes pérdidas. Ahí estará papá gobierno, y los contribuyentes para sacarlos una vez más del hoyo.

Si los individuos tienen la expectativa de que el gobierno les defina, les planeé su edad madura, les satisfaga sus necesidades de salud, les defina su educación de sus hijos, les garantice un empleo, les monitoreé y les diga que comer, que beber, que mirar, que leer, hasta que hora divertirse y en donde, así como que pague por sus malas decisiones, por su dispendio, entonces ¿Por qué y cómo esos individuos debieran de tener alguna motivación para ser responsables en éstas y todos los aspectos de la vida cotidiana? No existen incentivos para que la gente en el largo plazo sea responsable, saludable y productiva. La vida se las resolvió papá gobierno ¿Por qué poner el más mínimo esfuerzo para superarse? No hay razón.

Déficit, Deuda e Inflación

Los gobiernos tienen la tendencia natural de expandir el Estado Benefactor, y con él, la burocracia asociada que lo hace posible, para que el Estado pueda proporcionar los “derechos sociales”, y para que pueda regular todas y cada una de nuestras actividades necesita burócratas, inspectores, y prefectos de disciplina. Así que no es sólo la dádiva otorgada, son millones de salarios en la monstruosa burocracia que crece sin límite.

Por ejemplo en México, según datos de la SHCP en 2009, el gasto corriente del gobierno alcanzó una cifra de un billón 324 mil 859 millones de pesos. En el año 2000, la cifra era 498 mil 476 millones de pesos por dicho concepto. Y tan sólo con Calderón, los burócratas de angora, que perciben más de 180,000 pesos al mes aumentaron en 70,000.

De este modo el Estado Benefactor, tiene requerimientos financieros siempre crecientes, de tal forma que para casi todas las democracias modernas, han caído en gastos deficitarios y en endeudarse para financiarla. Aunque en México no tenemos un déficit reconocido muy grande, la realidad es que esto ha sido factible a cambio de destruir toda la riqueza petrolera que aporta ni más ni menos que el 45 por ciento del presupuesto y aún así, con petróleo y todo, la deuda gubernamental está en aumento.

En otros países, como exponíamos al principio de este post, sus déficit crecen sin paro posible, van, vamos, directo al abismo.

Debido a que el principal de la deuda gubernamental y los intereses se supone que serán pagados algún día a medida que los vencimientos se cumplen, la deuda gubernamental es una pesada loza que mermará los ingresos futuros de los ciudadanos. Así que los déficit presentes significan más impuestos o más deuda del gobierno en el futuro, deuda que se acumula a la previa y que tiene que servirse pagando más por intereses, con lo que queda menos dinero para seguir con las demandas crecientes del Estado Benefactor, con lo que se sigue aumentando el déficit, aumentando la deuda, hasta que un día… Pasa lo que pasa con Grecia, lo que pasó con México en 1982, en Argentina en 2001, la economía se colapsa.

Pero, eso no es lo peor del gasto gubernamental en expansión y su déficit y deuda asociada, y de la inflación que no es otra cosa más que un impuesto adicional para ayudar al gobierno enfrentar su déficit sin emitir deuda, pero envileciendo el poder adquisitivo del dinero, un robo sutil.

No, lo peor es que todo ese dinero gastado por el gobierno tanto hoy como el comprometido en el futuro para el pago de deuda, es dinero que se retira, de la economía productiva. Dinero que podría capitalizarse en inversiones y usos productivos para generar riqueza. Los recursos de la sociedad son siempre finitos, esto es algo que los políticos parecen no comprender, esos recursos o son usados por los individuos para producir riqueza, o son usados por el gobierno para mantener el funcionamiento del estado benefactor, es uno o es el otro, no es posible que ambos utilicen el mismo recurso simultáneamente.

Ese dinero, (y la riqueza o recursos reales que representa) es utilizado por el gobierno para su propio consumo: Salarios y pensiones de la burocracia, pagos por todo aquello relacionado con el Estado de Bienestar: Medicinas, libros de texto, infraestructura, etc. las prebendas de los políticos, y la cantidad de parásitos que viven directa o indirectamente del presupuesto.

Como resultado de todo esto, la sociedad es cada vez más pobre, los recursos finitos son extinguidos, destruidos por el gobierno que de otra forma se orientarían a la acumulación de capital, a la creación de más negocios que generen más riqueza y más empleos productivos y que traerían mejores niveles de vida reales en el futuro. Lo cierto es que una importante porción de la sociedad es parasitaria, viven a expensan de otros, los que producen, y como todo buen parásito sus necesidades aumentan hasta que terminan matando el ser que les da vida.

Por esto, con el fin de subsanar la riqueza destruida, el capital no acumulado, y pagar menos por su duda, los gobiernos atacan el ahorro, y bajan artificialmente las tasas de interés, crean dinero de la nada, sin respaldo de nada, para producir la expansión en el crédito y de ahí los booms artificiales que un día revientan y nos meten a depresiones económicas como la que estamos viviendo. El sistema de dinero fiduciario, de reserva fraccionada, el de dinero basado en el crédito, no en la riqueza, el sistema “fiat”, es el responsable de esta y todas las crisis, la facultad de los gobiernos de imprimir todo el dinero que les venga en gana sin respaldo de nada, es un sistema podrido y pestilente ideado por los gobiernos para atracar a los individuos que honestamente y con esfuerzo se crean de un patrimonio.

El Camino de la Servidumbre

Todo esto y más pero se requeriría escribir un libro, muestran la amenaza e inmoralidad que es el Estado Benefactor. El Estado Benefactor, nos ha llevado y nos seguirá llevando por el peligroso camino de la servidumbre, en el cual nuestras vidas son cada vez más controladas, administradas y manipuladas por el poder político que se toma la atribución de tener el derecho de dictar como hemos de vivir y como trabajar.

Encapsula una inmoralidad maligna en la cual la fuerza política se toma atribuciones de autoridad para coartar o limitar nuestra libertad y tomar libremente de nuestro patrimonio, de nuestra propiedad honestamente adquirida y con esfuerzo a su entero albedrío, sólo es cuestión que los políticos así lo decidan para que me expropien la cantidad de mi riqueza ganada con esfuerzo en la proporción que ellos crean conveniente para sus intereses. El Estado de Bienestar intervencionista ha creado un nuevo feudalismo, siendo los políticos y las élites burocráticas los que adquieren el rol de señores feudales, que norman y reglamentan nuestras vidas a su antojo, y que arruinan al resto de la gente, los modernos siervos, de los que se espera que trabajen duro para beneficio de los modernos señores feudales bajo reglamentaciones asfixiantes, impuestos enredados para cumplir y de no poca monta, aunado al envilecimiento del dinero utilizado para enriquecer a los políticos y a sus élites burocracias aún más, y a nosotros empobrecernos.

Todos nosotros, los hombres libres, que deseamos vivir en una sociedad libre, respetuosa de los derechos de los demás, con mercados libres, con hombres responsables de su propio destino debemos de emplear todo nuestro poder intelectual para parar y dar marcha atrás a esta revolución reaccionaria que ataca el derecho humano más preciado el de la libertad. Si no lo hacemos así, estaremos pronto enfrentando un terrible colapso en nuestra civilización que no dejará más que tiranía y pobreza a las generaciones venideras.

11 comentarios:

  1. Anónimo1:59 p.m.

    Me da miedo tu entrada, pero creo que te doy la razón en la mayoria de lo que mencionas.

    Por cierto, si aprecias al señor Huerta de Soto, esto te interesará:

    http://www.juandemariana.org/huerta-de-soto-principe-asturias/

    Es del instituto Juan de Mariana.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente hoy me quejaba de esto en todos los foros de Torreón y en la radio, el gobernador de Coahuila pretende regalar 30000 laptops a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Coahuila, clara dádiva para comprar consciencias, algunas de las respuestas de los foristas me enervan, me tacharon de negativo, mezquino, por oponerme a esto. Gente que creía era de bien se muestra complacida con la noticia, a mi manera explique la fuente de los recursos no son del gobierno sino de los contribuyentes, quienes son obligados a sacrificar su dinero para el disfrute de otros.

    Los foros son
    http://foros.elsiglodetorreon.com.mx/foro.php?foro=4&post=343343

    http://foros.laguna2000.com/showthread.php?t=15142

    Me alegra entrar a este sitio y encontrar gente que comparte mi malestar por el estado de las cosas.

    Como empresario si llegase a necesitar un profesionista voy a tomar la decisión de no contratar a nadie de dicha universidad, por lo menos de esa generación, porque al aceptar esa computadora demuestran no tener ética.

    ResponderEliminar
  3. Excelente Articulo como siempre Sr.Sosa.

    Hoy escribia en mi blog acerca de la situacion de España y las previsiones del FMI para dicha nacion. La situacion española es preocupante mientras no se adopte un plan de ajuste del gasto que contemple un fuerte descenso del gasto corriente y los ministerios inutiles. Un ejemplo de ellos es el Ministerio de Igualda en España que solo es un agujero de recursos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo,

    No debe dar miedo, debe dar indignación, rabia, coraje. Eso es lo que debe dar. Que otros utilicen MI dinero y el tuyo, honestamente ganado con esfuerzo, para dárselo a otros, que no son los “pobres”, me refiero a los burócratas, a sus prebendas y canonjías bajo el pretexto de “ayuda” a los pobres y que me arruinen, a mí, a mi empresa, a mi familia, que me conviertan en su siervo, eso da rabia.

    Sí soy admirador de Huerta de Soto, es en nuestro idioma el máximo exponente de las ideas “excéntricas”, libertarias de la Escuela Austriaca. Sería magnífico que fuera galardonado con el premio príncipe de Asturias, por él, claro, pero sobre todo por las repercusiones que esto tendría de poner estas ideas libertarias en los medios. Que se conozcan. Eso es de importancia mayúscula.

    ResponderEliminar
  5. i4everluis

    Muchas gracias por tu comentario, he leído los foros con mucho cuidado, tu participación, que me parece excelente, así como los videos el de Milton Friedman y el otro, que me parecen muy en línea con la argumentación.

    Hay por ahí uno que te dice cangrejo, haciendo referencia a que los mexicanos somos cangrejos al revés, es decir, en lugar de ayudarnos para salir lo jalamos para que se hunda. No está viendo la realidad de las cosas:

    En primer lugar creo que las 30,000 laps o notebooks son pura propaganda, y nunca les van a dar nada, prometer no empobrece, pero es el caramelito la zanahoria para que los votantes se animen por el partido de Moreria. No creo que sea cierto por que, como alguien expresaba son $ 120,000,000. Por lo menos, suponiendo cada lap en $ 4,000.

    Los estudiantes de la U de CH van a tener lap, pero NO van a tener empleo. Ese es el punto importante, supongamos que los $120,000,000 se les regresan a los empresarios de Torreón. De tal forma que paguen la energía eléctrica más barata, que no paguen impuesto sobre la nómina, que paguen el agua más barata, lo que quieras, pero no directamente para que no digan que se lo “embolsan”. Al reducir sus costos marginales se harían más productivos, algunos podrían invertir en nuevas máquinas, que los harían más competitivos. Al ser más competitivos, las empresas crecerían, y los muchachos de la U de Ch tendrían más posibilidad de encontrar un empleo. Si además, no sólo fueran los $120,000,000 de las laps, sino que se redujeran los impuestos en forma importante y pudieran formar capital, ¿qué pasaría?, podrían modernizarse sin recurrir a créditos, la producción subiría y habría más empresas que se pelearían por los mejores profesionistas egresados de la U de Ch. Enonces, los salarios subirían, y Torreón, sería una ciudad más próspera.

    Así que la pregunta replanteada es esta: ¿Laps o empleos en el futuro? Escojan muchachos….Laps o estudiar para salir y manejar un taxi. Escojan muchachos.

    Con un argumento así, aún el forista agitado ideológicamente, el de los cangrejos, verá claramente que el cangrejo en realidad es él y Morerira…

    ResponderEliminar
  6. Banco Central,

    Y, estoy seguro que no es el único gasto innecesario. Son miles de gastos destructivos de riqueza, no sólo en España, en la mayor parte de las democracias del mundo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Vaya, me despierto con la noticia hoy. La deuda griega cae a calificacion " Bono Basura", era de esperarse. ¿El siguiente en ver su calificacion rebajada? Mi apuesta va a la peninsula iberica.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:01 a.m.

    ...paquetes salariales y de jubilación y pensión que no son sostenibles, que en las empresas privadas las han quebrado (GM, Chrysler, por ejemplo) y las volverán a quebrar.. ¿de que hablas? que en realidad no sabes que esas empresas han quebrado debido a su falta de innovaciòn para utilizar motores mas limpios y mas ahorradores de energia, como sì lo han hecho por ejemplo los asiàticos y los europeos? o mientes deliberadamente para utilizar cualquier argumento a favor del mercado?, se honesto contigo mismo y no le mientas a la gente que lee tu blog, tu bien sabes que estan quebradas por su "falta de innovaciòn tecnològica y por su afan de seguir manteniendo motores de alto consumo de combustible derivados del petrèleo"

    ResponderEliminar
  9. Anónimo,

    No sabes, nada. Para tu información un UAW esto es un sindicalizado de GM gana más de $51 USD/hora. En Atlanta un obrero de Toyota gana $32 USD/hora.

    ¿Entonces?

    Y eso sin contar los planes de pensión y jubilación.

    Entérate primero.

    El problema de los sindicatos es que creen que el asunto es entre ellos y el patrón, y no es entre ellos y los consumidores.

    ResponderEliminar
  10. Interesante artículo.

    Quisiera saber si alguien me puede ayudar: estoy interesado en leer libros que sirvan de contrapeso al modelo de economía socialista y tengo entendido que los mejores son los de Hayek y Mises pero no sé si (tendiendo en cuenta que son algo antiguos) no dará lo mismo comprar un libro sobre la escuela de economía austríaca en general como un todo, porque quizá allí pueda encontrar sintetizados los contenidos de ambos economistas.

    ¿Me pueden sugerir algunos títulos?

    No soy economista, sino que he sido toda mi vida una persona de principios profundamente de izquierda y empiezo a preguntarme si no sera conveniente para mí documentarme sobre otros puntos de vista, porque la verdad, la crisis me ha hecho replantearme muchos de mis prinicpios...

    Y quisiera ilustrarme mejor sobre otras corrientes de pensamiento distintas.

    ResponderEliminar
  11. Lean,

    NO importa que sean antiguos, las buenas ideas prevalecen.

    Sin embargo, para introducirlo al liberalismo económico, creo que no hay libro más fácil de leer que el de Hazlitt "Economia en una lección", le doy la liga para que pueda bajarlo en pdf
    http://www.anarcocapitalista.com/pdf.htm#HAZLITT
    Adicionalmente ahí enontrará bastante literatura libertaria.

    Saludos y muchas gracias por su interés.

    ResponderEliminar