jueves, junio 03, 2010

Cuentos Chinos…

Algunos de mis lectores me piden que considere la situación económica de México, que si los empleos son reales, que el crecimiento, los efectos del alza de impuesto de Calderón, etc. No lo he hecho por que es irrelevante. En este momento, lo que hagamos o dejemos de hacer los mexicanos es…irrelevante. Una gran crisis que se gesta fuera de nuestras fronteras nos va a pegar muy duro, los “catarritos” pues. Nuestro país está inserto en el economía global, y no podemos sustraernos aunque quisiéramos de lo que sucede en otros países, principalmente en los EU, Europa y por supuesto el tema que ahora me ocupa China, puesto que son los motores de la economía global. México, es en gran medida irrelevante, es como un barquito sin timón que se mueve al capricho de las olas…Y ojo, compartimos con China mucho de lo que voy a escribir.

Vayamos pues con China…

Los siguientes puntos aparecen con frecuencia en los medios y en las pláticas sobre China:

  1. La economía China ha estado creciendo al 8 %, quizá más.
  2. El Partido Comunista no “permitirá” que el crecimiento se aletargue por la posibilidad de desórdenes sociales.
  3. El desarrollo de China está basado enteramente en el modelo exportador.
  4. El modelo exportador, ser la gran fábrica de manufacturas del mundo ha sido muy exitoso para crear empleos, pero debido al colapso de las economías occidentales la demanda de manufacturas chinas puede caer significativamente y el modelo chino no funcionar.
  5. Muchos economistas creen que la tasa de ahorro chino es “muy alta” y que el partido Comunista debiera de tomar medidas para promover el consumo interno para así equilibrar el modelo totalmente exportador.
Los partidarios de la “rectoría” del gobierno en la economía frecuentemente ponen a China como ejemplo de un gran éxito. China, supuestamente debe su éxito al adoptar un modelo “pragmático” de economía “mixta”.

Según Joseph Stiglitz, el gobierno chino ha evitado las deficiencias del capitalismo y el comunismo y encontrado una “tercera vía” al limitar la competencia privada, los mercados enteramente libres y mantener un estado fuerte y grande que controle y dirija la inversión.

Según Noam Chomsky el gobierno chino es “El más intervencionista y distorsionador de precios que existe en el mundo”. El éxito chino en las décadas recientes prueba que la planeación gubernamental es el mejor de los caminos para el éxito. Los países que han seguido el modelo “Neoliberal” de “libre comercio” se encuentran rezagados en comparación con economías reguladas como China.

Muy bien, esos son puntos de vista, pero yo tengo mis serias dudas e interrogantes sobre la “maravilla china”. Así que me puse a investigar sobre la realidad en China, debe recordarse que después de todo, los gobiernos como el de china son muy dados a la propaganda, así fue en la Unión Soviética, así es en México, no hay más que ver como nos atiborran en los medios con spots triunfalistas…

Pues bien, la economía china está en su mayor parte centralmente planeada. Una porción muy significativa de la industria es del Estado (como en México) me pregunto ¿Cómo la planeación central puede superar la imposibilidad de Mises-Hayek del cálculo económico? Es muy probable que una gran cantidad de ahorros sean simplemente desperdiciados en proyectos que no son económicamente viables ni racionales si los costos fueran correctamente expresados en sus contabilidades y no ocultos por su divisa manipulada el Yuan (también se le llama Peg).

La mayor parte de las inversiones son probablemente un dispendio debido a que los préstamos bancarios tienen tintes políticos, y no son otorgados mediante criterios económicos.

En una publicación firmada por James Grant (contenido de paga) en el “Interest Rate Observer”, describe como en China el sistema bancario utiliza un sistema al estilo de planeación Soviético basado en sectores o industrias específicos a los que se les asignan enormes cantidades de dinero. Se describe como enormes cantidades de deudas malas caídas en el impago son simplemente retiradas de los libros de los bancos por los planeadores centrales.

El cómputo del PIB en China es engañoso y aún irrelevante. La medición del PIB es como medir el flujo de caja de una empresa e ignorar el balance. El producir toneladas de bienes físicos no es lo mismo que crecimiento económico si cuesta más producirlas que en lo que se venden. También el PIB puede crecer durante un boom originado por expansión crediticia debido a que en la medición del PIB no hay forma de distinguir entre las malas inversiones y la que tienen sentido económico.

En este sentido, de acuerdo con un reporte publicado por el Banco Mundial (WB) a fines del año 2008, las estadísticas chinas sobre el cálculo de su PIB están muy exageradas. Usando el método de Paridad en el Poder Adquisitivo, los economistas del WB encontraron que el PIB chino es substancialmente menor a lo que se creía previamente:

Mientras que se pensaba que había superado la marca de los diez trillones, lo cierto es que el PIB chino está ni cercano a los 6. Se había sobreestimado en un 40%. El PIB Chino es pues la mitad que el de los EU, y como hay muchos chinos, el PIB per capita es aún muy bajo. Mientras que se ha pensado que existen 100 millones de chinos que viven con menos de un dólar, en realidad hay más de 350 millones.

Por tanto, en la realidad, si bien es cierto que la economía China ha crecido desde que abandonó las prácticas totalitarias comunistas en 1978 su crecimiento es en realidad la mitad de lo que se dice que es. Así que ni Stiglitz ni Chomsky (entre otros muchos) tienen la razón sobre el modelo chino del crecimiento.

No es la primera vez que los opositores a la libertad, los adoradores del estado, andan exagerando estadísticas relacionadas con el desempeño de las economías centralmente planeadas. Durante las épocas de la Unión Soviética no pocos empujaban la idea de que la economía Soviética estaba superando a las occidentales. Las estadísticas de los soviéticos eran impresionantes…y falsas.

Aunque hubo quien advirtió del truco sobre lo inflado de las estadísticas soviética, que eran no más que pura propaganda, como el economista Warren Nutter, en 1958. Muchos otros economistas, fundamentalmente keynesianos, con ideas anti libertarias y estatistas como J. K. Galbraith, Paul Samuelson, entre otros muchos, creían en esas estadísticas manipuladas hasta que todo ese horrible sistema colapsó. Desafortunadamente, poco ha cambiado, mucha gente acepta como buenas las estadísticas infladas de los chinos sin cuestionarse nada.

Por supuesto, el ejemplo chino es diferente que el soviético. China adoptó reformas modestas de mercados libres, y mucho de mercantilismo, y ha reportado un incremento importante en su desarrollo económico. Sin embargo, el progreso económico chino no es el que ellos dicen que es, es mucho más modesto y en línea con sus reformas y su mercantilismo, que además a la larga se les va a voltear y estarán en problemas.

Otro punto no menos importante es el relacionado con la moneda China, el Peg o Yuan. Los comentaristas de asuntos económicos frecuentemente afirman que es una idea brillante que el peg esté atado al dólar. Sin embargo no ven que finalmente la meta de la producción es el consumo; las exportaciones sólo pueden ser pagadas con importaciones. El tipo de cambio del peg lo único que hace es distorsionar toda la estructura de costos de las empresas chinas, haciendo que sus costos en la moneda local parezcan menores. Pero la realidad es que sus costos están subsidiados por el gobierno y como todo subsidio finalmente sobre el que recae el costo real es sobre la gente, sobre los chinos que lo pagan teniendo una moneda con muy poco valor adquisitivo. Estos costos artificiales para la exportación alientan para que las empresas manufactureras exporten fundamentalmente al mercado americano. Para poder mantener el tipo de cambio dadas las entradas masivas de dólares que harían que el peg subiera de precio encareciendo los costos locales obliga al gobierno chino a acumular dólares en sus reservas comprando deuda de los EU, de hecho, China es el mayor acreedor de los EU. Así China le regresa a EU sus dólares para que pague por sus grandes déficit, el comercial, sus hipotecarias Fannie y Freddie, el fiscal, para pagar el enorme tamaño del Estado en que se ha convertido en la Unión Americana, su “Obamacare”, guerras, y lo que se les ocurra a los irresponsables gobernantes estadounidenses, para así gestar la próxima crisis económica. Como toda esa deuda adquirida por los chinos es de un país insolvente perderán por el impago ya sea por inflación o por impago categórico (verán si no a futuro), será claro entonces que los chinos trabajaron duro y ahorraron para darle un montón de bienes valiosos a los americanos por casi nada. Toda esta estrategia es una masiva transferencia de riqueza de los ahorradores chinos a los consumidores americanos y el gobierno de los EU. Esta no es una estrategia de “crecimiento”, es una estrategia de empobrecimiento. Un absurdo pues.

La política mercantilista empleada por el gobierno chino para subsidiar su industria exportadora no puede hacerlo un país próspero. El crecimiento económico sólo puede significar el incremento de un sistema económico pata producir más bienes de consumo y de capital.

El propósito de la exportación no es crear más fábricas per se, tampoco puede ser el “crear empleos”. El propósito de la producción es para los productores tener utilidades, y adquirir la posibilidad de comprar más bienes, ya sea bienes de capital o de consumo. Producir con pérdidas, consume capital y hace al productor más pobre.

No existe tal cosa como el crecimiento económico motivado por las exportaciones. El consumo es el resultado del crecimiento económico, el ahorro y la inversión es lo que lo originan. La idea de que un país pueda “cambiar” de crecimiento originado por exportación a crecimiento originado por consumo ignora la naturaleza específica y heterogénea del capital invertido. La gente habla mucho ahora de esto ante la caída de las exportaciones chinas motivada por la crisis económica y suponen que China se volverá de repente y así no más un país consumidor y mantendrá su ritmo de crecimiento inalterado aunque se le caigan las exportaciones. Este pensamiento es erróneo, por qué , la estructura del capital productivo en China no está dirigido a producir una gran variedad de bienes mixtos- digamos, bienes baratos para consumidores chinos con mucho más bajas percepciones que los consumidores occidentales, por tanto los valores de los productos producidos en las fábricas actuales tendrían que bajar considerablemente para poder ser consumidos por los chinos, muchas veces con pérdidas o márgenes de utilidad sumamente reducidos. Simplemente la producción no está pensada para el mercado local y para el poder adquisitivo local, está diseñada y dirigida para consumidores foráneos con poder adquisitivo mucho mayor que el de los chinos. Como nota al margen de lo dicho, esto es muy similar a lo que sucede en México, se tiene una planta exportadora virtud del TLC, cuando las exportaciones se caen, la economía local se colapsa, y la razón es la misma que lo que acabo de escribir para China, el capital productivo está orientado a vender fuera no dentro y no se puede cambiar así como así de uno a otro enfoque. La economía China no se colapsó como era de esperarse, como México, debido a los mega estímulos que metió el gobierno, tema que sigue a continuación.

Con la caída de las exportaciones, China se convirtió por mucho en el mayor “estimulador” del mundo. Mientras que en los EU se utilizaron $ 2.8 trillones éstos representan sólo en 20 % de su PIB. En contraparte, el gasto público en China (combinado con los préstamos bancarios principalmente a hipotecas) no tiene precedente alguno en la historia de la banca, y sobrepasa al de EU tanto en escala como en objetivos. Los Chinos han arrojado a la economía 4 trillones de yuan en 2010.

En concierto con este monstruoso estímulo, el banco Central chino ha eliminado las cuotas para préstamos nacionales a fin de mantener la maquinaria económica funcionando. En la primera mitad de 2009 los bancos chinos prestaron 7.37 trillones de yuan.

Si el paquete de estimulo lo dividimos en partes iguales entre 2009 y 2010, llegamos a los 8.37 trillones de yuan que se destinaron a gastos público y préstamos bancarios. El PIB chino (falseado como acabamos de escribir) supuestamente llega 13 trillones de yuan, si consideramos el PIB chino real, de 7 el estímulo es ¡mayor que el PIB¡ No es de extrañarse que países como Brasil no fueron tan afectados (por ahora) por la crisis debido a que venden materias primas que han estado usando los chinos en este derroche, en esta borrachera de estímulos. Ya veremos más adelante que sucede con Brasil…a ver si el tan cacaraqueado éxito Brasileño para sortear la crisis en el 2009 no se estrella violentamente contra la espantosa realidad…pronto.

Así que, regresando con China, los chinos han inyectado montañas de dinero, más que su PIB, sólo por comparación han gastado y prestado lo suficiente para construir 122 portaaviones de la clase Ford que cuestan $1.8 mil millones cada uno. Y es como si los EU hubiera inyectado $4.5 trillones a sus ciudadanos y negocios antes de julio de 2009…Una suma terriblemente loca, absurdamente loca, que ha impactado cada activo bajo el sol chino. No es por tanto de extrañar que el índice de Shangai haya más que duplicado su valor desde sus mínimos de noviembre del 2008.

Indice de Shangai

Sin embargo, lo que es aún más sorprendente es lo deslustrado y limitado que este imponente estímulo ha tenido sobre la economía china. No obstante su tamaño masivo, mayor que el PIB o, si quieren, 70% del PIB oficial, el estímulo sólo ha generado un 7.9% de crecimiento en el PIB según la propaganda china, en realidad como hemos venido manifestado el crecimiento sería apenas de la mitad. En perspectiva los chinos han obtenido 1 trillón por cada 9.37 trillones de estímulo –no muy bueno que digamos el retorno por la inversión- Así, tanto dinero ha generado crecimiento en el PIB, muy bien ¿A dónde fue todo ese dinero? A todas partes. El gobierno chino indujo una inundación, un verdadero tsunami de liquidez mismo que ha succionado virtualmente todo activo especulativo en China. Las materias primas, cobre, níquel, acero, las acciones chinas, y…los bienes raíces chinos, que se han apreciado a pesar de la debilidad global.

Todo esto ha sido grandioso, maravilloso en el corto plazo, sólo que hay un “pequeño” problema, todo este derrame de recurso son CRÉDITOS, se acuerdan, y eventualmente habrá que pagarlos. Esto no es posible sostenerlo en el mediano y mucho menos en largo plazo. Es más no es posible repetirlo. El mismo gobernador del banco Central Chino dijo que “sembraría las malas semillas del ajuste económico (de China)”.

Es mi punto de vista que todos estos paquetes de estímulo que vienen por todos lados, han distorsionado enormemente la economía global, han inducido una sensación falsa de esperanza en los mercados de acciones y en mucha gente. Así, mientras los mercados financieros hacen sus rallies alcistas la economía real pasa por enormes dificultades, por despidos masivos de trabajadores, por lanzamientos hipotecarios, por impagos en deudas y es notablemente peor en algunas áreas, si no, vean ahora Europa que están entrampados con su enorme deuda y déficit. Los mercados han subido fundamentalmente por estos tsunamis de liquidez y no por que la economía real esté mejor.

En julio ver gráfica del índice de Shangai, dos bancos anunciaron que limitarían los créditos, esto fue suficiente para que la bolsa china iniciara su desplome, su regreso a la realidad. Lo cual nos demuestra lo que pasará cuando se retiren los torrentes de liquidez. Así que si esta es una lección sobre el futuro veremos como le hace Ben “Bubble” Bernanke para retirar la liquidez sin ponchar los mercados, y la economía en los EU.

Peor aún con lo chinos ya incapacitados de seguir financiando la deuda de los EU, pronto los americanos se encontrarán en dificultades para financiar sus déficits y entonces caer en la insolvencia real.

En serio, es mi punto de vista que no ha habido nada que sugiera que todo el sistema bancario internacional mejore. La amenaza de una recaída en una depresión, ahora mucho peor, es muy real, desgraciadamente es muy real. No por que los remedios implementados hasta ahora estén en contra de lo que creo y pienso, sino por que lo estoy viendo que todo se perfila para una recaída. Cuando los estímulos vertidos por doquier agoten su efecto, no quedará nada, absolutamente nada que reemplace la demanda ficticia, mentirosa que han inducido. Los inversionistas y la gente en general deberán estar preparados para lo que nos espera en el mundo más allá de los estímulos…

Termino repitiendo, en necesario hacerlo el pensamiento de F.A. Hayek sobre todo este marasmo de estímulos y efectos cortoplacistas…

“No puedo entender la intensa concentración en efectos cortoplacistas…no sólo por que son un error intelectual serio y peligroso, sino por que son una traición a la principal tarea de un economista y una grave amenaza para nuestra civilización…”
...
“Es alarmante ver que todo el trabajo intelectual que se ha realizado para establecer las relaciones entre las fuerzas que en el largo plazo determinan los precios y la producción, nos digan ahora que debemos desecharlo, y de reemplazarlo por una filosofía de visión miope. ¿No se nos ha dicho que cómo “en el largo plazo todos estaremos muertos” la política económica debe estar basada enteramente en consideraciones cortoplacistas? Me temo que estos creyentes en el principio de después de nosotros el diluvio, obtendrán lo que están buscándose más pronto de lo que ellos desearían”

Economistas como Friedrich Hayek y Ludwig Von Mises llegaron a las mismas conclusiones en referencia a las economías dirigidas, intervencionismo y socialismo mucho antes de que se presentara la evidencia de lo que la planeación gubernamental es. Por supuesto, los ignoraron, e ignoran. Ahora, la teoría y la historia tienen su veredicto, y debemos hacer que la gente, la sociedad que ha sido y será afectada por la incompetencia de los planeadores centrales sepa y comprenda claramente que son ellos su principal enemigo y la causa de su desgracia.

5 comentarios:

  1. Lee China, el imperio de las metiras, de Guy Sorman (liberal). Edit Sudamericana. Está hoy en las librerías.

    ResponderEliminar
  2. Y visita

    http://www.facebook.com/anarcocapitalismo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:43 p.m.

    Yo entendía que era al revés, el gobierno chino presentaba datos menores al crecimiento real. Todo esto para no considerar aun a China como una potencia como parte de su estrategia.
    Por otro la competitividad en China es mayor que en cualquier parte del mundo y se puede ver en sus productos. Es una economía planificada, pero al mismo tiempo muy liberal y voraz.
    Todos conocemos bien la estrategia abusiva del gobierno de EUA, pero China a crecido mas que ningún país del mundo PESE A ESA ESTRATEGIA aprovechando ventajas que otros países no.
    Pese a todo China esta tratando de remediar los errores y abusos de EUA que han generado una magna crisis económica, y si la economía sigue en pies es por China, es decir la economía SE MANTIENE en EN PIE GRACIAS A CHINA, NO PESE A ELLA.
    Se puede criticar mucho su modelo, pero es el que Esta manteniendo la economía, pensándolo bien, ¿que haría otro país en su situación? ¿como sacaría un país a millones de la pobreza y se abriría paso en el sistema capitalista de la nada, pasando de la miseria a ser una potencia mundial? El único ejemplo similar en la historia, es precisamente el de sus vecinos los japoneses.
    Vayamos al ejemplo clásico que hasta ahora a acallado a los opositores y demostrado la superioridad del modelo chino: India.
    Ambas naciones, China e India con características similares, empezando en puntos similares de la historia su desarrollo, los resultados son totalmente dispares. India no ha alcanzado el mismo nivel de desarrollo que China, existe una mayor desigualdad social, pobreza y problemas.
    Simplemente, no esta en el mismo nivel que China.
    Es decir el modelo chino, claramente no es perfecto, pero parece la mejor forma de afrontar la problemática actual.
    Ciertamente ha sacado a millones de la pobreza e incluso los mismos estadounidenses perciben que China le ha robado la riqueza a EUA. No es así, simplemente esa riqueza se hizo inexistente y fue mantenida del crédito vacío, pero ante tal situación China hizo lo que pudo.
    Ahora me parece que debe, como el resto de las economías sanas, desacoplarse de la economía de EUA, estimulando el consumo interno y logrando un equilibrio entre exportación e importación. Es un reto enorme, pero un reto perfectamente posible para una nación que salio de la miseria para convertirse en la segunda economía del mundo con todo y las enormes trampas del capitalismo.
    Es algo que solo China puede hacer.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo, gracias por su comentario.

    Sólo le digo que ...veremos, la historia se está escribiendo. Todo ese capital dispendiado en mantener el crecimiento, todo ese desequilibrio creado para mantener la paridad respecto al USD, toda esa expansión en el crédito interno, todas esas burbujas CHINAS. Van a reventar, ¿Cuándo? No soy brujo, pero de que China va a ser protegonista del próximo reventón, eso ni duda cabe. Y muchos "que salieron de la pobreza", regresarán a ella. Desgraciadamente para China y para el mundo...

    Al tiempo...

    ResponderEliminar