viernes, junio 10, 2011

Los Hipócritas y los Estúpidos

Es muy extraño…En los Estados Unidos que es incuestionablemente el mercado de drogas con mayor demanda no existen capos de renombre para ser leyendas.

¿Conoce Ud. el nombre de algún capo Norteamericano contemporáneo?

Por supuesto que no me estoy refiriendo a los que proliferaron durante la época de la prohibición del alcohol, los infames “gangsters” y la mafia italiana, como Al Capone, Dillinger y Natti, por decir sólo unos cuantos. Que encontraron en el los Estados Unidos un campo fértil para adquirir fama y prestigio internacional y mucho poder y dinero.

Relacionados con las drogas conocemos a Caro Quintero, García Abrego, los hermanos Arellano Félix, el Güero Palma, el Chapo Guzmán, Caro Quintero, La Barbie, el Barabas, más atrás el “Señor de los Cielos”, entre otros muchos nombres de líderes de cárteles y organizaciones criminales….Todos ellos no Norteamericanos, Mexicanos, Colombianos, pero no Norteamericanos. Curioso….muy curioso.

Pero insisto, los Estados Unidos es por mucho el mercado más codiciado, grande, y con más consumidores de la tierra, y no hay ni un solo “personaje” o capo (cuyos nombres serían tan famosos como los de Capone o Dillinger) ni uno solo en un país con un mercado que se estima es de 500 mil millones de USD por año.

¿Será que no hay apellidos famosos destacables en el mundo de las drogas por su enorme eficiencia que lo oculta de la fama? O, ¿Simplemente será que no existen capos del crimen organizado, que no existen los traficantes de drogas que avergüencen la tradición de abolengo del crimen norteamericano?

¡Ya sé! En los Estados Unidos las drogas se trafican “por sí mismas”.

Las drogas simplemente son arrojadas en la frontera por mexicanos y “mulas” latinoamericanas y alcanzan (mediante magia) las manos de los consumidores “solitas”, “por sí mismas”. Adquieren “patas”.

También es muy pero muy curioso saber que el 35% de toda la marihuana que se consume en nuestro vecino país, y que es muchísima, se cultiva ahí mismo en Texas, Arizona y California y lo que es raro, más que raro, sorprendente, es que las autoridades jamás de los jamáses encuentran estos plantíos los incauten e incineren las drogas con toda la faramalla como por ejemplo lo hacemos aquí, con reporteros, que sale en la TV, se comenta en el radio, con los soldaditos grifos por respirar la mota, acomodando la droga que se incinera, etc. Allá cero escenitas como esta. Y en consecuencia cero predios expropiados, cero dueños de terrenos que van a prisiones, cero subastas públicas de sus bienes incautados….Nada de esto. ¡Nada! ¡En el mayor mercado de drogas de la tierra! ¡Nada!

Me imagino que allá la marihuana se planta sola, se cosecha sola y también se distribuye solita, y todo el dinero implicado es lavado solito también. No hay multimillonarios visibles por todo esto. Es un mercado que no tiene empresarios, toda la droga solita, ella misma tiene patas y se mueve solita.

¿No es verdaderamente sorprendente?

Tampoco en los Estados Unidos se dan las detenciones con lujo de fuerza: Marinos, ejército, federales, helicópteros, metralletas, traca, traca, traca, pum, cámaras de TV capo muerto o aprendido como el “barbas”, la “Barbie”. Con gran despliegue mediático. Allá, el mayor mercado del mundo y…nada, nada de marines, o FBI, nada de nada.

¿Cuándo han visto a algún capo gringo arrestado, esposado de pies y manos, y cubierto con chamarras del FBI, utilizando chaleco blindado y casco de kevlar, con una tremenda escolta policíaca con muchas, muchas luces y sirenas abiertas para trasladarlo? Nunca puesto que no hay. Jamás se han dado.

En México los arrestos o muertes de los capos ocupan primeras planas, salen en la TV, declara medio mundo sobre el suceso.

Aquí públicamente incineramos supuestamente toda la droga incautada así como publicamos fotos de los heroicos soldados caídos en el “cumplimiento de su deber”. Pobres. Vemos fotos de Procuradores y sub procuradores en funciones o retirados, masacrados en la puerta de sus oficinas o casas,.

Las múltiples y ostentosas fortunas y propiedades incautadas a los capos mexicanos como los 205 millones de dólares en efectivo del chino Zhenli Ye Gon. La casa de la Barbie, sus zoológicos llenos de animales prohibidos, etc. etc.

Aquí en México, los esfuerzos de la armada y el ejército son evidentes para tratar de “ganar” esta guerra contra la producción y tráfico de drogas.

Solamente que esta guerra muy pero muy difícilmente será ganada con migajitas de ayuda norteamericana como la iniciativa Mérida mientras que el mercado de 500 mil millones de USD se desarrolla en los Estados Unidos sin ser intervenido o molestado. Ese mercado si que no es intervenido, allá “la mano invisible” funciona a la perfección. Allá el mercado no tiene “imperfecciones” que ameriten la intervención gubernamental, no allá las drogas llegan fácilmente a quien las deseé consumir sin ningún problema sin que se vea que las autoridades norteamericanas hagan algo. Nuestros “Puritanos”, vecinos de dientes para fuera supuestamente son antidrogas, pero en la realidad jamás aprehenden a nadie, no muere ningún agente del FBI, la DEA ( hasta tienen una agencia “especializada en el tráfico de drogas”), soldados, marines, ni jueces o fiscales, no se incautan activos de traficantes ni se publican nombres de funcionarios públicos corruptos.

Nada, allá no pasa nada, pero lo que se llama nada….

¿Por qué pasa esto? Muy simple, por qué existe un número inmenso de miembros de los poderes ejecutivo estatal y federal, del legislativo y judicial así como de las policías, que están en la nómina de los capos norteamericanos, por qué de que los hay los hay.

Si nada se hace, y nada se sabe es por qué del Secretario de Estado para abajo, o quizá desde el mismo Obama, gobernadores, legisladores, senadores, y especialmente jueces, periodistas, oficiales de la policía, de todas las corporaciones habidas y por haber, los agentes de la DEA del FBI incluyendo la famosa y temida policía fronteriza, todos ellos reciben su “participación”, su “reparto de utilidades” del más grande mercado de drogas del mundo. Todas las “autoridades” están profundamente implicadas y tienen jugosas remuneraciones, tal y como sucedió durante la prohibición del alcohol.

Nada nuevo hay bajo el Sol.

Por supuesto que legalizar la producción, distribución y consumo de drogas sería tirar el negocio para todos los implicados, por esto, los hipócritas puritanos se oponen, bajo las hipócritas falsedades “no debemos de dejar que las drogas lleguen a nuestros niños” y todos los clichés comúnmente empleados.

Y menos ahora en que un grupo de maleantes tienen por mucho más poder que el mismo Estado. Jamás en la historia de la humanidad una pandilla de criminales ha tenido tanto dinero y tanto poder como para poder corromper a todas las autoridades, periodistas, y países enteros que quedan bajo su control si así lo desean.

Y todo esto es posible gracias a los Estados Unidos que proporciona los consumidores y con ellos sus dólares.

¿Qué divisa creen que prefieren los capos a cambio de su heroína, pesos mexicanos o dólares americanos? Está bien claro ¿No es así? ¿Qué clase de soberanía puede tener un país cuando un capo no puede ser juzgado en este país debido a que se crearía desestabilización y consecuencias desastrosas para millones de personas?

¿Están en los Estados Unidos creando un nuevo fenómeno de poder que cae en un solo individuo? ¿Otro Estado, atrás del Estado oficial?

¿En donde están los capos norteamericanos? ¿Por qué no inician una persecución de los capos más importantes en los Estados Unidos?

Es obvio, porque ni los consumidores de droga, ni las “autoridades”, ni los medios, y por supuesto, ni lo capos quiere que se sepa quienes son.

Todo esto es un buen negocio para todos, todo el mundo está involucrado.

Mejor aún, culpemos a México de todo este problema., a los estúpidos mexicanos, pero estúpidos en serio, que traen armada su “guerra” y ponen los muertos, dicen que ya van 40,000 y contando.

¿No acaso Obama se refirió a Calderón como el “intocable” Elliot Ness contemporáneo? El “incorruptible” Calderón, tal como Ness, ¿De qué sirvió toda su honestidad e incorruptibilidad? De nada…el alcohol regresó a ser legal, y las drogas son “legales” en los Estados Unidos.

5 comentarios:

  1. Efectivamente, nada pasa alla, todo pasa aqui.

    ResponderEliminar
  2. Oscar Garcia11:40 a.m.

    Sigo tu blog regularmente, y me gusto leer que también opines sobre este tipo de temas. Creo que en este punto, los mexicanos estamos llegando al consenso de que la raíz del problema está en nuestros viciosos vecinos del norte. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Maestre_de_Campo9:13 a.m.

    La raiz del problema está en la intervención del gobierno de EEUU y de Méjico en un mercado, el de la droga, que es perfectamente normal, con su demanda y su oferta, y que no debería ser ilegal.
    Todo lo demás suena, y mucho, a propaganda antiyanqui.
    Que los norteamericanos no hacen su "guerra" contra las drogas en EEUU, claro. Que la hacen en Méjico con el aplauso de los políticos mejicanos, claro.
    ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque unos y otros obtienen lo que quieren. Las personas responden a incentivos. Los políticos yanquis tienen muchos incentivos para intervenir a Méjico y mantenerlo en una especie de guerra civil clandestina, despilfarrando recursos ingentes de los mejicanos. Los políticos mejicanos, por su parte, obtienen cantidades ingentes de dólares usa de mordidas, al tiempo que se aseguran la "lealtad" y "amistad" de los gringos.
    ¿Qué más pueden pedir?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:49 p.m.

    Señor Mexico Liberal,asi como usted lo plantea me opongo rotundamente a esta tonta guerra...el problema es que los narcos no nadamas trafican droga,tambien matan migrantes,secuestran,quitan camionetas,extorsionan,roban a PEMEX,etc.No nadamas el gobierno mexicano es mas torpe que el de USA,tambien los criminales de aqui son increiblemente torpes.Se la pasan de traicion en traicion,no respetan acuerdos,matan por motivos cada vez mas tontos....¿que propone?

    ResponderEliminar
  5. Anonimo,

    Pues yo creo que hay que "legalizar" las drogas y negociar con ellos para que le paren a la violencia. No parece muy sensato, pero no queda de otra.

    Este problema ya se salió de control. El negocio del CO en realidad no son las drogas es la violencia. Si se hubieran legalizado la drogas hace 20 años no tendríamos el problema que tenemos hoy.

    ResponderEliminar