miércoles, julio 27, 2011

El Límite de la Deuda

En estos días hay un gran show en Washington. Se discute el techo o límite al endeudamiento de los Estados Unidos. Nos dicen que si no suben el techo actual, EU se iría en “default” (impago), y con ello se desatarían condiciones apocalípticas. También se habla de que si no es fehaciente el acuerdo para nivelar el déficit, las agencias calificadoras podrían degradar a la deuda soberana estadounidense de su AAA, que significa sin riesgo, el refugio de refugio, el paraíso seguro.

Desde 1917 el Congreso ha fijado año con año el techo del endeudamiento, y este techo cada vez está más arriba. En tiempos en que Nixon desligó al dólar del oro, producto de su excesivo gasto público y que lo limitaba para poder echar andar la maquinita de hacer quesos verdes, la deuda era de $400 mil millones. Hoy es de $ 14.5 millones de millones de USD.

Yo no estoy de acuerdo con eso de que el techo de la deuda deba de subirse, podría bajarse, y esto sería bueno para la economía de los EU y del mundo. ¿Por qué sólo los Griegos, Españoles, Portugueses, Irlandeses e Italianos tienen que ordenar las finanzas públicas y los norteamericanos no? ¿Por qué otros países tienen que implementar medidas de austeridad y recortar de forma sustantiva el gasto público y los norteamericanos no?

Una cosa es segura, dice un proverbio alemán “Los árboles no crecen hasta el cielo”, y la deuda norteamericana ya está muy cerca del “cielo”. Veamos si no.

Cada norteamericano tendría que pagar $46,620 USD, pero si consideramos sólo a la población productiva los “contribuyentes” a fuerzas, tendrían que pagar $ 130,020 USD. Lo cual quiere decir que excede, por mucho, los ingresos anuales medios de un norteamericano.

Los ingresos por impuestos federales son de $ 2.199 millones de millones de USD. Lo que significa que son necesarios 6.6 años para pagar si el gobierno tuviera cero gastos. Pero tienen un gasto de 3.6 Trillones lo que significa que tienen un déficit de $ 1.4 Trillones de USD todo esto por año, así que en esa magnitud crecería el “techo del endeudamiento” o más si las tasas de interés suben y el servicio de la deuda incrementa el costo de su servicio.

Si lo comparamos con el PIB norteamericano que es de $14.8 Trillones de USD, la deuda es el 98.17 por ciento del PIB, aunque esto es una falsedad, ya que en el PIB se considera el gasto público, que a su vez es financiado en gran parte con deuda. Si sólo se considerara el gasto privado la cifra se dispararía a 120 por ciento del PIB. Esto es de la riqueza real.

Todo parecía que este “circo” del endeudamiento no se daría, en Enero Obama pidió al Congreso su rutinario incremento en el límite del endeudamiento. Pero esta vez las cosas son muy diferentes, muy diferentes, el presidente estaba pidiendo el mayor incremento de la historia como consecuencia del mayor derroche en gasto también de la historia.

El gasto sin precedentes es consecuencia de los gastos asociados a las reformas en salud más todo todos esos “estímulos”, que han servido para todo, para regresar a las bolsas a sus valores precrisis, para inflar el valor de las materias primas, para devaluar el dólar, pero no para producir empleos y hacer crecer la economía.

La presión sobre el default y las advertencias de las agencias calificadoras de riesgo crediticio han forzado a que Demócratas y Republicanos vean como hacerle para no sólo incrementar el límite de endeudamiento sino que también como hacerle para reducir el déficit que produce el endeudamiento, que como escribíamos es de $ 1.4 Millones de millones de dólares (Trillones les dicen). Las posiciones son encontradas, los demócratas, como buenos socialistas no quieren dar su brazo a torcer sobre los gastos de salud, y se resisten a reducir el tamaño del estado, y subir los impuestos, por el contrario, los republicanos desean reducir impuestos y el tamaño del estado.

Así las cosas, Obama está de acuerdo en “balancear” el presupuesto, pero este término para el socialista Obama tiene el significado: Nosotros gastamos más y para ello te quitamos más. Muy parecido a lo que sucede aquí en México con el “debate” por el presupuesto, en que año con año, nos recetan una “miscelánea fiscal”, que a veces, cuando incrementan el IVA o inventan nuevos impuestos como el IETU, le llaman “Reforma” pero a fin de cuentas es lo mismo: Incremento en los impuestos.

Resulta bastante paradójico que John F. Kennedy, por cierto Demócrata, de ahí lo paradójico, declaró:

“Nuestras opciones no están a que por un lado reduzcamos lo impuesto, y por el otro el evitar el déficit federal. Es totalmente claro que…en una economía intervenida por impuestos restrictivos nunca producirá ingresos públicos suficientes para balancear el presupuesto así como tampoco producirá los suficientes empleos y utilidades empresariales”

Y continúo Kennedy con,

“En síntesis”, dijo, “es una verdad paradójica que con los altos impuestos de hoy, los ingresos públicos son muy bajos, y la mejor manera de incrementar los ingresos públicos en el largo plazo es recortar las tasas impositivas hoy mismo”.

¡Cómo ha cambiado los Demócratas! Ahora se parecen más a los social demócratas europeos que tienen hundida a Europa también en una crisis de deuda mayúscula, con bajos crecimientos y un gran desempleo. Mientras que en Europa desmantelan (forzadamente) el estado de bienestar, el socialista Obama desea implantarlo en los EU y desea hacerlo justo cuando su país es insolvente.

Creo que al final de este circo sí se va a dar el incremento en el límite del endeudamiento, pero lo que habrá que ver es finalmente los recortes, y si estos no son manipulaciones contables fraudulentas, y también si se suben o no impuestos. Y lo más importante si terminan con el déficit y en que plazo. Hasta ahora de lo que he leído los recortes son a un plazo de diez años, y mientras tanto no se elimina el déficit, por lo que seguirán y seguirán incrementando el “techo” o límite del endeudamiento, años con año.

Los Estados Unidos están en la insolvencia, y eso no quieren reconocerlo, su déficit es cercano al 8% del PIB y es muy alto, y su deuda está cerca del PIB, una vez que la deuda de un país supera al PIB se hace cada vez más viable caer en el default, y por eso, las agencias calificadoras deberían de reducir la calificación de la deuda soberana de EU.

Eso es lo que van a hacer, pero ¿Qué es lo que debieran de hacer? Como cualquier persona que tiene sus créditos que lo asfixian, lo que hacer es tratar de reducir su deuda mes a mes, vende activos liquida deuda y contrae su consumo, eso es lo que los Estados Unidos, y no sólo ellos, todos los países del mundo debieran de hacer. Esto es, el Congreso de los Estados Unidos debiera de legislar para reducir el techo del endeudamiento en el futuro. Esto implicaría tener superávit año con año para ir liquidando y sacando la deuda del mercado. Imposible, me dicen…¿Imposible? Si Grecia y otros países recurren a privatizaciones, a venta de activos propiedad del gobierno, ¿Por qué Estados Unidos no? ¿Por qué no? Grecia está recortando los salarios y prestaciones de la burocracia ¿Por qué los EU no? Franklin Delano Roosevelt recortó 25 por ciento los salarios de los burócratas durante la Gran Depresión, ¿Por qué Obama no puede hacer lo mismo? ¿Por qué no reducir la carga regulatoria y la burocracia asociada a ella? También el gobierno podría vender algunos de sus activos. Tiene decenas de miles de edificios subutilizados, controla más del 20 por ciento del territorio sin contar Alaska que es casi completamente propiedad del gobierno. Está también la reserva estratégica de petróleo cuya venta coadyuvaría a bajar el precio de la energía, y muchos otros activos que podrían venderse y con ello cancelar deuda.

Al reducirse el techo de la deuda se liberarían recursos que se canalizarían a la recuperación de la economía. El gobierno dejaría de pedir financiamiento en los mercados y el dinero se iría a financiar proyectos productivos en la economía privada, al dejar de competir por los recursos con su grado AAA, o el que venga, ese dinero que ahora se “refugia” en bonos del Tesoro tendría que canalizarse a financiar actividades productivas.

Aprobar un aumento en el límite del endeudamiento sólo perpetúa el problema y lo agrava, es un mito que “Los árboles crecen hasta el cielo” es un mito que la deuda soberana de Estados Unidos y de cualquier gobierno puede crecer hasta el cielo sin consecuencias funestas para la economía. No sólo es el trasladar la carga a las generaciones futuras del dispendio actual, es que al crecer la deuda cada vez más dinero ser requiere para su servicio, para el pago de intereses y amortizaciones por lo que cada vez menos dinero proveniente de los impuestos puede utilizarse para pagar la ya de por sí enorme maquinaria gubernamental. O le paran ahora, o pronto tendremos una crisis apocalíptica.

Veremos que hacen, los políticos….

1 comentario:

  1. DEBT TANTRUM ON A SINKING SHIP
    by Richard Heinberg

    http://www.energybulletin.net/stories/2011-07-26/debt-tantrum-sinking-ship

    ResponderEliminar