domingo, agosto 07, 2011

Fundidos por la Presente Depresión: Keynes y Friedman

Las recientes noticias que llegan sobre la economía mundial y particularmente de los Estados Unidos son más que desalentadoras, pero vayamos por partes.

Una que me parece a mí de lo más relevante es la revisión de PIB en EU por el Departamento de Comercio que muestra que la recesión ha sido y es mucho peor que lo se suponía. Sobre todo noten la brecha actual es enorme.



En la página del Bureau of Economic Research Nos explica que el PIB revisado para el primer trimestre fue de sólo 0.4 por ciento (estimado previo 1.4). Para este trimestre esperaban 1.8 y la cifra preliminar (siempre sobrestimada) fue de 1.3 por ciento, que me imagino que para cuando la revisen será de 0 (cero) o quizá ya menor que cero.

Si además consideramos que el PIB se contabiliza tomando el gasto público, la tan traída y llevada demanda agregada, esto significa que el PIB contando sólo al sector privado es ya recesivo.

A esto se han sumado otras noticias negativas, muchas, los índices de compras de los gerentes manufactureros, la medición de la actividad industrial, de los servicios, todas, todas peores a lo esperado y mostrando desaceleración, esto es freno.

El día de hoy (5 de agosto) se dio a conocer el dato del desempleo publicado por el Departamento del Trabajo de EU en el que según esto mejoró pasando de 9.2 por ciento de julio a 9.1 y que se crearon 117,000 empleos.

Sin embargo, los datos son manipulados, para decirlo suavemente, la realidad es que menos gente estuvo trabajando en julio (139,296,000) que en junio (139,334,000). Esto es una disminución de 38,000.

¿Entonces cómo está eso de que bajó el desempleo de 9.2 a 9.1 por ciento? Ah, pues como aquí en México también le hacen, para darle una maquilladita a las cifras, utilizan lo que llaman “los desalentados”, esto es, gente que ya de plano ni le intenta buscar trabajo, se han dado por vencidos, están “desalentados”, y éstos pasaron de 982,000 a 1.119 millones, esto es un incremento del 14 por ciento. Así las cosas, ya con los “desalentados” tomados en cuenta llegamos a otra tasa de desempleo, la real, que es del 16.1 por ciento. También el tiempo medio para estar desempleado está en un registro histórico de 40.4 semanas.

Todo esto CON el “aligeramiento cuantitativo 2” el famoso QE2 de Ben "Bubble" Bernanke, que compró 600 mil millones de USD de deuda del Tesoro empleando dinero recién creado de la nada, ya no en la imprenta, en las computadoras, arrojando dinero a raudales a la economía, para que….Los mercados de acciones y las materias primas incluido, el petróleo se inflaran, el dólar se devaluara, ….¿Y la economía apá? No a esa no le tocó nada y como estamos comprobando a la luz de los datos que recibimos, día a día, más otro de hoy en que la agencia calificadora de riesgo S&P bajó la calificación crediticia de EU, sí perdió su estatus AAA, algo que se antojaba impensable a AA+ pero además con perspectiva negativa lo que significa que en doce meses le pueden dar otra bajada.

El dinero para todos los “estímulos” keynesianos, más el incremento en la cantidad de dinero recomendado por el monetarismo de Milton Friedman han llevado la deuda de los EU a niveles impensables, alocados.

Pero Esto Ya Se Sabía

En mayo de 1939 durante la Gran Depresión el Secretario del Tesoro Henry Morgenthau Jr. Bajo el mandato del creador del “New Deal”, el héroe de todos los intervencionistas y socialistas Franklin D Roosevelt declaró:

“Hemos intentado gastar dinero. Hemos gastado más dinero que el que hemos gastado jamás y eso no funciona. Pero sólo tengo un interés, y si estoy equivocado…alguien más puede tener mi trabajo. Quiero ver este país próspero. Quiero que la gente encuentre un trabajo, quiero que la gente tenga suficiente para comer. Nunca hemos hecho realidad nuestras promesas…Lo digo después de ocho años en la administración tenemos el mismo desempleo que cuando esto comenzó…Y una enorme deuda que ahora tenemos que servir”……

Estas palabras las podría repetir, Obama, el actual secretario del Tesoro Timothy Geithner o el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke. ¿Quién tendrá el valor civil para repetir las palabras de Morgenthau? ¡Quién!

Esto, que la “demanda agregada” la derrama alocada de dinero, no sirve para nada, ya había sido reconocido ¿Por qué demonios lo repiten? ¡Por qué demonios!

Milton Friedman

En una biografía de Milton Friedman leo que para su aniversario 90 (2002) se reunieron en la Universidad de Chicago lo más prestigiados nombres de la economía del “manistream” para honrarlo.

Uno de los personajes que le rindieron reconocimiento fue ni más ni menos que el actual presidente de la Reserva Federal Ben S. Bernanke. En su discurso, apoyó la visión de Friedman y Anna Schwartz autor y coautor de “Una Historia Monetarista de los EU”, en el sentido de que la Fed actuó mal al implantar una política monetaria restrictiva lo que provocó la Gran Depresión al convertir una contracción recesiva en algo peor, mucho peor…

Al final de su discurso Bernanke termina diciendo: “Sí señor, lo hicimos mal. Nos sentimos muy apenados. Pero gracias a Usted, no lo volveremos a hacer, no repetiremos semejante error”…

El siguiente video titulado “Anatomía de la Crisis”, tomado de la página “Libre para Elegir”, ilustra la visión de Milton Friedman sobre las causas y remedios de la Gran Depresión.




Ciertamente que Bernanke ha cumplido, con creces, lo expresado a Milton Friedman, el ahora presidente de la Fed ha cumplido con el guión de Friedman hasta la última coma. Él inundó el sistema económico con liquidez, rellenó a los bancos de reservas en una serie de esfuerzos desesperados para contener la gran contracción (creada por su predecesor y por Clinton-Bush Jr.)

A muchos libertarios, yo incluido, les repugna la idea de que el economista más conocido con ideas libertarias, mucho más que F.A. Hayek, autor de la columna “Libre para elegir” y de sus programas para la televisión sea el autor intelectual de la derrama “monetarista” ideada por él.

Aclaremos las ideas de Friedman y por qué estaba equivocado, por qué su explicación de la Gran Depresión es incorrecta. En depresiones previas los Estados Unidos ha experimentado deflaciones más severas y colapsos en el suministro de dinero sin sufrir la devastación económica de la Gran Depresión y la presente Depresión que ya no sé si adjudicarle el título de Gran Depresión II ya que todo parece indicar que será tan devastadora como la de los años 1930’s 1940’s. Más problemático es aún para la teoría de Friedman y Anna Schwartz es que en los años 1920 y 1921 también hubo una recesión muy severa y que la Fed subió las tasas a niveles históricos, mientras que, por el contrario, como ahora, la Fed relajó las tasas a registros históricos bajos a principios de los 1930’s. De esta forma ¿Cómo puede ser que Friedman atribuya la intensidad de la Gran Depresión a un Fed Restrictiva? No lo fue.

La respuesta inmediata a esto es que Friedman y Anna Schwartz armaron su caso basados en otra evidencia, y no la confrontaron con la situación que se acaba de explicar (la depresión del 20-21). Adicionalmente, Friedman podría señalar las recesiones subsecuentes que aparecieron en la década de los 1920’s y que fueron extinguidas por recortes de tasas de interés. El mercado accionario colapsó finalmente en 1928 después de incrementos sucesivos en las tasas que iniciaron en 1928, de esta forma Friedman concluyó naturalmente que las política monetaria relajada con bajas tasas de interés tuvieron éxito en mantener a raya la depresión, y que, al subir las tasas tontamente fueron la invitación al desastre posterior.

Otro argumento importante de Milton Friedman se refiere a la conexión entre la recuperación de la Gran Depresión y el abandono o mejor dicho el no abandono del patrón oro o liga entre el dólar y el oro. Nos dice Friedman que otros países rompieron con la atadura del patrón oro más pronto que los Estados Unidos y salieron de la Depresión más pronto. Enfocándose sólo en la experiencia de los Estados Unidos, y que todos los indicadores invirtieron su tendencia, al menos de forma temporal cuando Roosevelt tomó el cargo y rompió con la liga entre el oro y el dólar.

No obstante que el argumento de Friedman es superficialmente plausible, pierde “el panorama completo” , que es que la Fed recortó tasas al hacer compras de deuda en el mercado abierto y rellenar a los bancos de dinero, bajar las tasas de interés y provocar una expansión crediticia, y crear el boom de los 1920’s “los alegres veintes”. Pero como explica la teoría Austriaca, todo boom termina mal en un reventón, cuando las causas que le dan vida se terminan, esto es, cuando las tasas de interés suben. La subida de las tasas de interés de 1928-1929 terminó con la posibilidad de seguir inflando el mercado accionario. Cuando la Reserva Federal terminó de bombear dinero en crédito fácil, de forma natural el mercado accionario de desinfló a su nivel natural, a su nivel real. Dicho sea de paso, esto es lo que está pasando ahora que se terminó el “aligeramiento cuantitativo”, inspirado en las ideas de Friedman los mercados buscarán ahora, después de haber sido inflados, su valor natural. Esto es, estamos en la antesala de un proceso deflacionario.

Regresando a lo expresado por Friedman, la rápida infusión de dinero que siguió al abandono del estándar oro dio en aquel entonces como lo hizo ahora durante 2009 y 2010 la apariencia de prosperidad, de que la recesión quedaba atrás, pero ciertamente que entonces como ahora, no resolvió los problemas devastadores en la economía de los EU y del mundo que sobrevivió pertinazmente hasta pasada la Segunda Guerra Mundial, mientras que esta, quien sabe hasta cuando durará. Una vez que la burbuja de crédito reventó en1929, las economías del mundo debieron de haber experimentado una severa depresión caracterizada por la deflación y liquidación de activos malos, de las malas inversiones, al tiempo que los recursos, siempre escasos, por definición, se reasignaban a líneas y proyectos más apropiados y sostenibles. Si se hubiera mantenido estándar oro, esto habría forzado a los bancos centrales a ser honestos al permitir que los precios de los activos inflados y en consecuencia con sobreprecio que cayeran y dieran la mala y amarga noticia que muchos activos estaban con sobreprecio. Sin embargo, al abandonar la relación con el oro e inundar al mundo con dinero de papel, entonces, como ahora, los bancos centrales no estaban ni están corrigiendo nada, el problema económico subyacente, en su lugar sólo lo están enmascarando, ocultando y no permitiendo la depuración de activos malos. El resultado como dicen, es historia: Una vez que los bancos centrales abandonaran el estándar oro e inundaron el mundo con dinero, tal y como lo recomendó Milton Friedman, el mundo tuvo que continuar y sufrir muchos años de estancamiento económico.


Un Economista Predijo la Depresión

Friedrich A. Hayek

Friedrich A. Hayek fue el único en predecir a principios de 1929 lo que iba a pasar cuando hizo su pronóstico:

“No habrá posibilidades de recuperación en Europa hasta que las tasas de interés caigan, y las tasas de interés caerán cuando el boom Americano colapse, que como he dicho es muy probable que acontezca en los próximos meses”.

“Por supuesto, lo que me hace pensar en esto, es una de mis creencia teóricas de que no puede de forma indefinida mantenerse un boom inflacionario. Estos booms crean toda clase de empleos ficticios, artificiales, que pueden mantenerse un tiempo bastante largo, pero, algún día, tarde o temprano tiene que colapsar. También, estoy convencido que después de 1927, intentó evitar el colapso mediante la expansión del crédito, el boom creado es el típico inflacionario que tiene que reventar algún día”.

Cambié amable lector las fechas y escribamos “Después de 2000 después del reventón de las punto com, se intentó evitar el colapso mediante la expansión del crédito, lo que originó el boom inmobiliario y accionario, típicamente inflacionarios que reventaron en 2008”.

¡Ah! No cabe duda que el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra, y por los mismos motivos.


John Maynard Keynes

Mientras Ben Bernanke cumplía con su palabra empeñada a Milton Friedman inundando con dinero recién impreso el sistema económico, los presidentes Bush Jr. y Obama han tomado la ruta que además han tomado todos los gobiernos, incrementar la mentada y traída “demanda agregada” y gastar, gastar, y gastar, proporcionar paquetes de “estimulo” para crear “factores multiplicadores”. En sus dos, quizá 21/2 paquetes de estimulo ha usado todo el arsenal keynesiano- rebajas directas a impuestos, recortes temporales de impuestos, otorgando y extendiendo el seguro del desempleo, rescatando bancos y empresas “muy grandes para quebrar”, como los fabricantes de autos GM y Chrysler, rescatando a los gobiernos estatales y municipales, y por supuesto, construyendo infraestructura. Todas estas recetas keynesianas que supuestamente empujarían el consumo, reemplazando el consumo privado contraído con el gubernamental, para así alentar el consumo privado mediante su efecto “multiplicador”. Lo único que les ha faltado es llenar botellas de dinero y enterrarlas, tal y como Keynes escribe en su "Teoría general...".


El gobierno de EU ha gastado 1 millón de millones de dólares en programas de estimulo. La Fed ha derramado por 2 millones de millones de dólares. Ahora, después de casi tres años de la caída de Lehman Brothers que marca el inicio de esta pesadilla provocada por políticos y economista ineptos, tenemos los datos con los que inicié este post. La economía no es que vaya a entrar en una nueva recesión, nunca ha salido de ella, la enorme derrama monetaria y de gasto público sirvió como cortina de humo para esconder el daño real en la economía.

Keynes y Friedman tienen es común el intervencionismo en los mercados “imperfectos”, se ha intervenido todo lo que se ha podido y querido, con tal de evitar la acción depuradora de los mercados, la dolorosa pero necesaria deflación y liquidación de malas inversiones que los empresarios hicieron ¿víctimas? Del engaño de la expansión crediticia que originó esta depresión.

La verdad es que estos gigantes para el “mainstream” de los economistas Keynes y Friedman han sido fundidos, han encontrado su Waterloo con la presente crisis. Sus teorías e ideas ahora tienen a los sistemas económicos peor, mucho peor que hace tres años, la recesión continúa, pero ahora los gobiernos están terriblemente endeudados, tal y como Morgenthau reconoció en 1939.

Estamos presenciado la colisión entre unas teorías económicas, “La nueva economía”, que dicho sea de paso es la que se enseña en la escuelas de Economía, con la realidad. Y no importa que tan atractiva, elegante, que tan llena de ecuaciones diferenciales esté la realidad siempre gana, y esa realidad ciertamente que no sigue la teoría de los economistas del “mainstream”.

Hayek hablaba de la “Fatal Arrogancia”, ¿Podrá este choque con la realidad cimbrar a los arrogantes economistas que creen que pueden conducir los mercados a su voluntad? O, ¿Finalmente llegará la humildad? Sólo hasta que se llegue a eso, a la humildad y al reconocimiento que los mercados no son manipulables, no pueden dirigirse, y que cuando se intenta, se la cobran, con creces…Y se deje al mercado trabajar por sí mismo, sólo entonces, estaremos (puesto que todos y cada uno de nosotros somos los mercados) en el camino de la recuperación. Yo, lo dudo, los gobiernos siempre tienen que estar haciendo “algo”, aunque ese “algo” sea pernicioso y prolongue el dolor de esta depresión económica.

7 comentarios:

  1. Los políticos no pueden dejar que el mercado "trabaje por sí mismo". Se quedarían sin empleo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:22 p.m.

    Gastar , gastar, gastar.Dinero prestado eso sí, es lo que hacen los gobiernos todos son iguales GRIEGOS, IRLANDESES, ESPAÑOLES, MOREIRAS. Saludos Jesus V.

    Miar esta noticia
    http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/650019.primero-dinero-a-estados-luego-reformas-pri.html

    ResponderEliminar
  3. Interesante el artículo. Un saludo de otro lagunero (como los 2 anteriores)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo,

    Unos datos para complementar los que escribes:

    Cuando Humberto Moreira tomó posesión como gobernador de Coahuila la deuda estatal era de 323 millones de pesos. Al finalizar su mandato era de alrededor de 32 mil millones. Según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), entre 2005 y 2009 el gobierno de Chihuahua elevó su deuda en un 709%, el de Oaxaca en un 668%, el de Tamaulipas en un 427%, el de Chiapas en un 424% y el de Nayarit en un 407%.

    Estos "Virreyes", van a fundirnos...
    Pero claro, quieren quedar bien con los "demos" para que voten por ellos....

    ResponderEliminar
  5. William,

    Las cosas se están dando para que quieran o no el mercado actuará.

    ResponderEliminar
  6. Me asalta uan duda; Milton Friedman JAMÁS estuvo de acuerdo con la idea de inundar el mercado con papel moneda; si estaba de acuerdo, por el contrario, de que el gobierno, controlara y midiera la cantidad de circulante para evitar la inflación. El riesgo siempre fue que la cantidad de circulante se usara como arma política (que es lo que pasó), siendo esta responsabildiad de los políticos. ¿De dónde sacas que Friedman sugirió semejante tontería de llenar de circulante?

    ResponderEliminar
  7. chalchiinke,

    Ve el video del post. O mejor aún, lee "Una historia monetaria de los EU", libro al que me refiero en el post.

    Esa es la más importante diferencia entre la Escuela de Chicago y los Austriacos. Existen otras, pero esa es la más importante. Otra es el oro, al que Friedman atribuye en gran parte la Gran Depresión.

    A lo que tu te refieres es a condiciones estables, no al manejo de crisis.

    Por otra parte, Friedman sí esta a favor de la existencia de los Bancos Centrales, y de la manipulación de las tasas de interés. Los austriacos, no.

    ResponderEliminar