lunes, febrero 20, 2012

Carta Abierta a Josefina Vázquez Mota

Lic. Josefina Vázquez Mota.

Debo de empezar por establecer que en esta contienda electoral es Ud. mi “gallo”, no por el género, ni por su simpatía, que es mucha, tampoco por su asombrosa habilidad para negociar, por su facilidad de palabra, o su inteligencia, todo ello es desde luego muy útil para la férrea contienda que se avecina contra sus rivales Peña Nieto y López Obrador.   Para mí lo más importante es su capacidad, sus conocimientos, y que sé por que de sus escritos y trayectoria lo infiero que no es una economista común, no es una economista del “mainstream”, sé que ha leído a Hayek y a Von Mises, y los comprende a cabalidad, sé que es usted en el fondo de su alma es libertaria …, como yo.

Ya en el Facebook la comparé alguna vez con la “Dama de Hierro”, con Margaret Thatcher, que recibió el poder en Inglaterra en momentos muy difíciles, para empezar no se podía enterrar a los muertos, por qué los sepultureros estaban en huelga. Esta mujer a la que admiro, no sabe cuanto, en alguna ocasión en el Parlamento Británico, con una copia de un libro de Hayek, golpeó fuertemente el podium y dijo “En esto es en lo que creo”. La Thatcher sacó al  Reino Unido del caos económico, al declive nacional en el que se encontraban. Nosotros, los mexicanos, y yo muy en particular pienso que necesitamos nuestra “Dama de Hierro Mexicana”, que nos saque de esta inercia de mediocridad, en todo, con raquíticos crecimientos económicos que ya se prolonga por más de tres décadas.

Leo, la propuesta de su partido para esta contienda, y de algunas entrevistas a Usted así como sus palabras el día en que fue electa el candidato por el PAN para la contienda.

De forma muy sucinta  la propuesta económica del PAN, por lo que entendí es continuar con la estabilidad macroeconómica, esto es, enfatizando, un manejo prudente, es decir con poco déficit público, desarrollar infraestructura, hacer un fondo contingente con las ventas del petróleo que nos permita enfrentar más cabalmente posibles crisis externas, como la de 2008, y, por supuesto, utilizar a secretarias de Estado como las de Relaciones y Turismo para atraer la inversión, y crecer.

Sin embargo, aquí no hay nada de novedoso, es lo que hizo Zedillo, Fox, y Calderón, uno del PRI y dos de su partido el PAN, es un total continuismo. Es lo mismo que hemos tenido durante los últimos 18 años, quizá con alguna variante en lo de la infraestructura, pero cuidado con la infraestructura o el gastos público de inversión cuando se hace para crecer y no para resolver una necesidad, aquí en Cuernavaca a 10 minutos de mi residencia existe un aeropuerto que costo cientos de millones y en donde hace mucho tiempo no aterriza un solo avión comercial, es para decirlo directo un elefante blanco. Los mexicanos no necesitamos autopistas sin aforo, puentes que no llevan a ninguna parte, aeropuertos sin aviones, si la infraestructura es necesaria, adelante pero no como dispendioso gasto para dar empleo o crear obras por que sí.

Este continuismo no ha dado buenos resultados en lo referente al crecimiento económico, la prudencia en el manejo de las finanzas públicas es condición necesaria, pero no suficiente para lograr el crecimiento.

Me preocupa Josefina el raquítico crecimiento que México ha exhibido en los últimos treinta años, es el principal problema de México, de él derivan muchos otros problemas. Para entender por qué el país no crece lo suficiente y no se crean empleos debemos entender ante todo que el crecimiento económico y la generación de empleos se debe a la actividad productiva, es decir que simple y llanamente depende de las empresas, y en consecuencia de los empresarios, y por empresario entiéndase desde el que pone una taquería, una papelería, una tiendita de alimentos, hasta los que ponen una aerolínea, un hotel, una fábrica de automotores, todos tienen en común exactamente los mismo: Invierten su capital, para obtener utilidades. Una persona (física o moral) que posee  capital tiene básicamente tres opciones para obtener una renta: Invertirlo en los mercados financieros, que va desde inversión en instrumentos de deuda gubernamentales CETES, o privados bonos, o fondos de deuda, o la Bolsa de Valores; invertirlo en algún bien raíz que le proporcione una renta, y tercero, y finalmente invertirlo en algún negocio. Todas estas opciones virtud de la globalización no necesariamente van a ser en México, siempre hay posibilidad de que invierta en la bolsa de Nueva York, compre bonos del Tesoro de EU, compre un condominio en Miami, o ponga un negocio en algún país del mundo. Esto es importante por que se contrapone con la visión aldeana de la Economía que tienen muchos de nuestros políticos,  lo que les impide comprender que hay otros lugares en donde colocar el dinero, y que cuando el dinero se coloca en China no se coloca acá, y que se crean empleos en China y no acá, es obvio, es trivial, pero no lo entienden.

También es cierto que el gobierno no crea empleos, en todo caso crea burocracia, los presidentes del PAN han duplicado el gasto corriente y son empleos, que no producen riqueza, sólo se requieren para mantener el funcionamiento del Estado y sus salarios se pagan utilizando impuestos, ellos, los burócratas no pagan impuestos, regresan impuestos. También, debido a que existen importantes segmentos de  la economía vedados a la inversión privada se tienen empresas paraestatales que si crean empleos y además lo hacen de privilegio resultando en empresas poco productivas que inciden dañando la economía del país. Además, es obvio que estas empresas ya de por si ineficientes, y con exceso de personal, ya no es posible aumentar en forma significativa ni su crecimiento ni el número de empleos que en consecuencia se puedan generar. Por tanto, la conclusión importante de todo esto es que el gobierno no puede ni hacer crecer la economía ni crear empleos, por una razón muy sencilla: Por que el crecimiento y los empleos son resultado fundamentalmente de la inversión privada, local y extranjera, y ningún gobierno, ninguno puede obligar a un empresario a invertir primero productivamente y luego en este país.

En un estudio estadístico que realicé desde 1994 referente a cuantificar que cantidad de inversión se requiere para crear un empleo formal me encontré que la cifra es de alrededor de 30,000 dólares/empleo, y por tanto, se requieren 30,000 millones de dólares anuales de inversión para crear un millón de empleos formales que se requieren para dar empleo a los jóvenes que se incorporan cada año a la PEA. Esta cifra no es menor, y es evidente que ni el gobierno, ni los empresarios locales tienen disponible esta cantidad de dinero, simplemente no hay capital, no hemos ahorrado por años, y no hay esta enorme suma de dinero que anualmente se requiere para que los mexicanos podamos encontrar empleos en lo que nos preparamos y que sean bien remunerados. Por esto  es evidente que necesitamos que la inversión extranjera directa (el ahorro externo) tenga un papel protagónico en la inversión.

Y, aquí viene la pregunta importante ¿Por qué yo empresa que fabrico el producto X o quiero construir un hotel Y,  voy a invertir en México? ¿Por qué en México?, y no en China, o Guatemala, o Colombia, o Brasil, o Rep. Checa, o Polonia, o Hungría, o Vietnam, por listar solo algunos de los posibles competidores de ese dinero, por qué es lo primero que debemos entender,  existe competencia por  capitales productivos. Esos capitales productivos en tan sólo 6 años han permitido a 450 millones chinos pasar de la pobreza a ser una clase media, Poca cosa ¿no es así? Ya lo dice Ludwig Von Mises: La riqueza y prosperidad de un país depende del capital productivo per cápita. Por eso necesitamos un flujo incesante y continuo de capital invertido que nos permita expandir la Frontera de la Posibilidades Económicas y crecer vigorosamente, y con ello darle empleo a tantos que estudian y no tienen en donde aplicar sus conocimientos, y que al existir demanda de personal capacitado los sueldos se incrementen, y así, y sólo así podamos erradicar la pobreza ancestral de este país.

Por consiguiente, la pregunta más importante es: ¿Qué es lo que determina que una empresa quiera invertir en un país? Y conocida la respuesta, ¿Qué podemos hacer para que esa condición se cumpla lo mejor posible? Estas son las preguntas que debe hacerse Josefina como presidente de México si quiere que el país progrese. Sin embargo, me temo que su partido y los otros también, parecen estar, encerrados en su propio mundo, tiene sus propias respuestas que no se apegan a la realidad de las cosas en un mundo globalizado.

Más que los ingresos o volumen de ventas por si mismas la razón que mueve al empresario es siempre las ganancias, y éstas se obtienen deduciendo a los ingresos los costos totales, y aquí esta el meollo, la parte medular, esencial del asunto: Una importante empresa transnacional no se fija gran cosa en el tamaño del mercado interno que es deseable pero no determinante, ellos producen para el mundo, por tanto los ingresos locales no son un factor tan importante, el factor importante es entonces el de los costos. Y aquí es en donde tenemos problemas, altos costos para producir un mismo bien son evaluados por las empresas para tomar sus decisiones para invertir o no en un determinado país:

1)    Costos laborales: Aquí estamos mal y seguiremos mal, rígidas leyes laborales, es muy costoso despedir, cuotas adicionales como IMSS, Infonavit, y el colmo impuesto sobre nómina, reparto de utilidades leyes que imponen una relación asimétrica cargándose a favorecer al trabajador, también son poco flexibles, no se permite contratación por hora o sólo unos días por semana, así el Índice de Rigidez laboral ubica a México en el lugar # 55, no muy lejos del #66 de Francia que también al ser “progresistas” es prácticamente imposible despedir y muy pero muy lejos de Estonia #23, EEUU #3. Resulta interesente que a mayor rigidez laboral mayor es el desempleo. Josefina, las empresas muchas veces crean el “outsourcing”, como una salida para evadir algunas de estas  obligaciones, muy especialmente la del reparto de utilidades, que no es más que la idea de la plusvalía de Marx comunista y que tanto daño hace por que incide sobre los costos, sin embargo, esta salida "natural" de mercado es perseguida duramente por las autoridades fiscales, debemos enfrentar la realidad de que es lo queremos, si es empleos, debemos de dejar de perseguir evasores de leyes que hace mucho tiempo que debieron ser adecuadas a la realidad de la globalización y la competencia por capitales. Esto Josefina, se agrava con los sindicatos como el de Volkswagen, los huleros, los mineros (que controlan el acero), sus “conquistas laborales” que creen que vienen del cielo, pero que para la administración no son otra cosa que costos; costos que inciden en las utilidades. Sigamos con nuestras leyes “progresistas”, no nos quejemos del desempleo y la actividad informal. La “Dama de Hierro” empezó por controlar a los sindicatos, difícil tarea, pero pora ahí se debe de empezar.
2)    Costo de las leyes, las leyes cuestan, y mucho, desde poder cumplir a cabalidad con todas las disposiciones del gobierno, fiscales, reglamentaciones, etc. impone un costo, importante.  El exceso de regulaciones tiene un costo que incide en la utilidades, y que, sobre todo, son el filón de la corrupción. México es un país sobre regulado desde las leyes fiscales  hasta el más mínimo detalle de las actividades mercantiles, aquí Josefina. debiera hacerse una cirugía mayor para des regular lo más posible.
3)    Capacidad de mantener el Estado de Derecho y aplicación de la legalidad en forma expedita. Aquí México flaquea de forma importante, todos sabemos lo lento y caro que es cualquier proceso judicial, y no sólo eso, muchas veces lo corrupto que es. Esto es un importante freno a cualquier decisión de inversión. Aunque debe decirse hay ya algunos avances con los juicios orales, aunque esto debe extenderse a la parte mercantil, no sólo la penal.
4)    Infraestructura de país confiable y barata: Transporte, electricidad, energía, seguros y servicios contables, un sistema financiero competente y otros factores básicos. Ante la imposibilidad de hacer eficientes a los monopolios de la energía que con sus “conquistas laborales” tienen a las empresas quebradas aquí respondemos con cuantiosos subsidios. La energía eléctrica es el doble de cara que en EU.
5)    Seguridad:  La seguridad es un enorme problema, asaltos carreteros, a la nómina, posibilidad de secuestro para ejecutivos, esto otra vez repercute en costos de seguridad privada, seguros, y gastos en mejorar la seguridad, como bardas, cámaras, GPS, etc., que no deberían de tenerse si el gobierno proporcionara esto que es su obligación fundamental.
6)    Y el más importante de todos: Costos financieros, esto es, baja inflación, tasas de interés bajas y paridad estable en relación con nuestros socios comerciales, esto apenas se está dando, de su importancia ya nos lo advierte Hayek que se mostró especialmente crítico con la visión de los bienes de producción, como un fondo homogéneo y unitario, que respondía automáticamente a los cambios en la demanda de bienes de consumo (como plantean los keynesianos). Hayek insiste en que los bienes se ordenan según su mayor o menor distancia del consumo final. Es bien conocido que las empresas tienen en cartera y valoran infinidad de proyectos. Existen proyectos que tardan decenas de años en amortizarse y otros que concluyen en el mismo periodo de inicio. En algunos proyectos, no se empiezan a tener ventas hasta transcurridos varios años. No es el consumo presente, sino el coste de la financiación el aspecto crítico, en todo tipo de inversiones. La producción para el consumo de un año, no es más que una fracción del total de bienes producidos y vendidos durante ese periodo. La economía estable es por tanto el factor más importante para atraer la inversión,  pero que al parecer estamos empeñados a renunciar a ello, suben impuestos, no hacen deducibles los costos financieros ¿Qué empresa invierte de contado? Así que los impuestos deben reducirse para facultar a los empresarios a ahorrar y formar capital, y los costos financieros hacerse deducibles.Y la reducción de impuestos, tan necesaria trae en consecuencia la reducción del tamaño del Estado si es que no se quiere incurrir en el déficit.
7)    La libertad de actividad en el mercado. El vigor de la competencia—así como el nivel de interferencia del gobierno para entrar al mercado de un país—también son factores importantes. Cuanto más libre sea el mercado, más atractivo será el país para los inversionistas internacionales. Este es un punto en el que francamente México muestra gran debilidad: Existen áreas clave en la economía como por ejemplo el transporte que están en manos de gremios o sindicatos que impiden la competencia, otras están vedadas a la inversión extranjera justificadas sólo por un nacionalismo inexplicable en términos racionales. También, no obstante que la Constitución prohíbe los monopolios éstos están presentes en el Estado y privados en casi toda la actividad económica. Aquí deben crearse leyes antimonopolio para romper los privilegios, obligar a la libre competencia, y evitar a toda costa la dominancia en los mercados de una sola empresa o empresas coludidas en oligopolios. México desgraciadamente ocupa uno de los últimos lugares en la clasificación de libertad económica de la OCDE.
8)    Educación de alta calidad: Si bien el inversionista aporta capital, tecnología y capacidad gerencial, la calidad de la fuerza laboral es de gran importancia. Los mexicanos hemos demostrado que podemos ser trabajadores capaces y responsables, sin embargo, la calidad en la educación especialmente la pública es pésima, ocupamos el último puesto entre todos los países de la OCDE no obstante la gran cantidad de recursos que se gastan. Y es que el problema principal radica en que sólo se preocupan por la cobertura y no en la calidad y la exigencia, para el gobierno lo importante es el acceso, no lo que realmente aprendan y si lo que aprenden es útil.  También, falta darle un impulso decisivo a la educación tecnológica, en todos los niveles, desde técnica hasta ingenierías. La enseñanza de las matemáticas y la ciencia desde la educación básica es sumamente deficiente esto es incuestionable y debe y puede cambiarse. Sólo teniendo materia prima humana bien preparada y educada para competir será posible dar el “salto” de la economía de la manufactura a la economía del conocimiento. No hacer nada por mejorar la educación tendrá el costo de la marginación y la desigualdad.
9)    No menos importantes son los derechos y la protección de la propiedad. La propiedad privada debe protegerse y evitar que los activos reales o intangibles de una empresa sean apropiados por otros ilegalmente. Léase aquí piratería, el caso la refresquera Pascual, etc. copia de medicinas con patente vigente, etc. No se respeta la propiedad privada ni la propiedad intelectual, no se invierte y nos automarginamos del desarrollo.
10)    Un gobierno respetuoso de la actividad empresarial, que no la hostigue, la denosté, la insulte, la acose. Y por supuesto que no la sobre regule. Y mejor aún, que la aliente.

Son sólo diez  puntos, Josefina, son mi sugerencia,  no puedo pensar en una mejor lista de políticas para aumentar el crecimiento económico y el nivel de empleo en un país en desarrollo. Están basadas en la premisa básica que son las empresas privadas son las que crean la riqueza y ponen los empleos y que en consecuencia debemos transformarnos para que sea atractivo invertir aquí. Y no hay de otra, así es, así ha sido y así será. Los países que han transformado sus estructuras en este sentido hoy crecen vigorosamente elevando el nivel de vida de su población. Pensar que un gobierno tenga una receta mágica para crear riqueza y crear empleos sin el concurso de la inversión es falso, y finalmente pensar que la inversión se va a dar nada más por que sí, por que tenemos un TLC con EU también es falso, si no cambiamos la estructura del país a una visión de ser competitivos como lo implican estos diez puntos.

Josefina, deseo como nada ver un México próspero, con mejoras materiales para todos,  sin Nini’s, con bajo desempleo, con empleos bien remunerados, deseo un crecimiento económico sustentable y sostenible no basado en expansiones artificiales en el crédito, no en burbujas de auge que luego revientan y quedamos peor que como comenzamos, como la crisis de 1994-1995.

Tengo muchas esperanzas en Usted Josefina, sé que usted no es un político como todos los demás, tengo depositada en Usted toda mi confianza de que podrá desligarse de la inercia continuista y buscar cambios más profundos, para a hacer de México un país tan o más atractivo que China, Vietnam, Brasil, o el que sea, y que los capitales se venga acá y no allá, de ello depende nuestro futuro inmediato, del futuro a más largo plazo depende de la posibilidad de formación de capital, esto es del ahorro de la gente que luego se convierten en empresarios y de los empresarios ya existentes. No es posible crear empresas con créditos como capital, es iniciar con una soga al cuello. Y para ello necesitamos que los impuestos se reduzcan, por supuesto, sin con ello incurrir en el déficit público.


Josefina, aprendamos la lección, los países Europeos, nos están mostrando que los estados hipertrofiados conducen a crisis económicas severas, y a bajos crecimientos económicos o, de plano recesivos, confió que Usted en la presidencia, reduzca el tamaño del Estado, para que las entes productivas puedan desarrollarse vigorosamente.

Le envío un cordial y afectuoso saludo, no sin antes prometerle que desde esta trinchera, mi blog y las redes sociales, así como conferencias, pondré toda mi inteligencia y conocimientos por su causa. El futuro de México está en juego, y Usted es merecedora de toda mi confianza.

¡Por la Dama de Hierro Mexicana! Josefina Vázquez Mota,

Ing. Rodolfo Sosa Cordero

“México Liberal”

4 comentarios:

  1. Perdón por el off topic pero me gustaría invitarte a leer el artículo en el blog Prhibido prohibir del peruano Alfredo Bullard titulado “El cuento del ladrón economista y el impuesto sobre la renta” que creo que encontrarán muy interesante en lo que se refiere a los comentarios y las repuestas que el propio Bullard da a los mismos.

    Si quieres puedes cortar esta entrada y ponerla como comentario a tu propio antpenúltimo artículo anterior sobre si el gasto público es bueno o malo para la economía y contestarme allí que te parece lo que dice el doctor bullard y las respuestas que les da a los visitantes de su página que me parecen muy interesantes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:07 p.m.

    No considero que JVM sea la mejor opción para México, a saber:
    1) Nunca ha gobernado, por lo cual no tiene la experiencia necesaria para hacerlo. Por lo menos EPN ha sido gobernador del Estado de México y AMLO jefe de Gobierno de la Ciudad de México, lo que nos permite juzgarlos en razón de sus resultados.
    2) Es una buena vendedora, tiene discurso, más carece de un proyecto de nación distinto al que se ha venido aplicando en los últimos 25 años, representa al continuismo: mediocre desempeño económico, aumento de la pobreza y desigualdad, inseguridad, etc.
    3) El partido que la postula, es decir, el PAN, es un partido corrupto y conservador, lo cual va en contra del mismo liberalismo que supuestamente propone.
    4) En su poca experiencia al frente de algún cargo público, se ha caracterizado por ser una fiel y servil política del régimen, apoyando, entre otras medidas, el alza desmedida de los impuestos que restringen la actividad productiva y la reforma educativa, que otorga más poder al sindicato más grande y corrupto de América Latina.
    Por estás sencillas razones, yo no daré mi voto a JVM y estoy considerando otorgárselo a la izquierda, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1:18 a.m.

      1) Tienes razón nuca ha gobernado, pero si dices que juzgas a EPN Y AMLO por como gobernaron y aun así estas conforme con uno de ellos dos, pues no de donde vives que no te diste cuenta de lo que sucedió mediante sus gobiernos.
      2) Mediocre desempeño económico, perdón pero debes igualmente informarte en la proyección que se tiene de México si continua como va por los próximos años, las devaluaciones normalmente vistas en cualquier año de elección, esta vez ni se asomaron. Aumento de desempleo, si paso, pero fue a causa de una crisis externa y no solo a México le sucedió fue a nivel global y si le pego a la economía mexicana pero el país estaba preparado para lidiar con esto. La clase baja que era el 50% disminuyo como a 46%, poco pero no todo se puede arreglar en un abrir y cerrar de ojos. La inseguridad aumento obvio porque se esta combatiendo y no se esta dando la mano con ella.
      3) Si fuera tan corrupto ahorita no tendríamos las reservas que se tiene, esas ya estarían en los bolsillos de alguien, y si fuera tan conservador no se permitiría la libre opinion que se tiene desde 2000, cuantas caricaturas, y mofas hay de los del PAN, PRI, PRD, ect y aun siguen de pie esas personas que los crean.3

      Igual nadie es perfecto, pero poco a poco se puede ver una gran mejora del país, pero para poder llegar a esta meta debemos limpiar lo sucio que lleva años y todos sabemos que no nada ma ses echar aguita y se limpia tenemos que tallar, varias veces para que esto salga, limpiar toda la corrupcion y malas jugadas que se hacen, no solo debemos dejar al gobierno las cosas, nosotros debemos informarnos y ser mas honestos como ciudadanos, toda la corrupción se da y esta porque la permitimos y la alimentamos.


      Saludos(:

      Eliminar
  3. ¡Qué apología tan digna de un burócrata del gobierno federal!

    ResponderEliminar