miércoles, mayo 21, 2014

Para que la Economía de México Crezca Realmente II

Salarios y Productividad

Mucha gente sobre todo en la izquierda, véase a Miguel Mancera tratando de fijar un salario mínimo “justo” para el DF, AMLO en sus campañas, la Universidad Obrera, afirman que existe una política de contención salarial dirigida a mantener los salarios en México artificialmente bajos.

Nos dicen que el mini salario pagado en México es el más deteriorado de una lista de veintiocho países de América Latina y proceden junto con sindicatos y otras instituciones:  la UNAM y el Centro de Reflexión y Acción Laboral (¿Quién les paga a esos?) a aplaudirle las propuestas de que el salario mínimo debería de subir a como lo manda la Constitución. Como afirmaba AMLO  en su programa de TV “para que se satisfaga la canasta normativa se necesitan 10.25 salarios mínimos”, esto es ni más ni menos $ 515.27 al día. Esto sería arriba de $ 10,000 al mes.

Subir el salario mínimo así, causaría un desempleo cruel, inhumano, atroz, ¿Por qué? Porque el laboral es un mercado, sí, un mercado como cuando compras jitomates, o un auto usado, un mercado que fija sus precios en forma subjetiva, y además libre. La contratación es un acto LIBRE entre dos personas: El empleador, que quiere conseguir los servicios al más bajo precio posible, y el trabajador, que quiere prestar sus servicios al más alto. Igual que los jitomates o cuando vendes tu auto usado, igual. Entonces viene la negociación, tu ofreces, el acepta o rechaza. Se ponen de acuerdo y el señor es empleado, o ya vendiste tu auto, o compraste tus jitomates. Esta es la mecánica de un mercado libre. ¿Qué pasa si pones un anuncio para solicitar un auxiliar de contador en el periódico y al día siguiente se te aparecen 120 candidatos? Pues que tienes mucha oferta con lo cual los candidatos estarán presionados a ofrecerse trabajar por muy poco. ¿Y, qué si pasa lo contrario? Que no se aparece nadie, que pasa el tiempo y no puedes contratar a nadie, y ¡al fin! Llega uno, no lo vas a dejar ir ¿verdad? Le ofrecerás un salario atractivo y probablemente cedas en sus peticiones.

Así es, es el mercado el que determina el nivel de los salarios, pero, ¿Qué pasa cuando llega un intruso en este acto libre de dos individuos y fija un salario mínimo? Pues produce desempleo, señores de la izquierda, Mancera y anexos, apréndansela desempleo. Los “empresarios” no son solamente Slim, Azcárraga, Servitje, Salinas Pliego, Zambrano (qepd)  ¡no! Los empresarios son también el dueño de un pequeño taller automotriz, de herrería, de carpintería, un pequeño fundidor, de un changarrito que vende cualquier cosa, una fonda, todos esos negocios tienen dueño y todos ellos son empresarios y todos ellos son patrones si dan empleo a alguien. ¿Qué sucede si llega el “justiciero gobierno”  y decreta el salario ridículo que anoté arriba? Una de dos, poniendo el ejemplo de la fonda, o se despiden a todos los empleados hasta que los costos hagan rentable que se venda la comida corrida al mismo precio para los 100 comensales habituales, o, se suben los precios de la comida corrida, o una combinación de ambos. ¿Vieron lo que hicieron?, crearon inflación por decreto… y desempleo. Pero eso sí el salario mínimo es “muy justo y Constitucional”. Sólo que el gusto no les va a durar ni un mes, acabarán pagando la comida corrida a $ 1,500 y se anulará todo el efecto ¿Vas a decretar otra subida de salario? ¿Cuántas veces? Hasta que la inflación sea de 100%, 1000% dígame Mancera, díganme. ¿Dónde le paramos?

Señores de la izquierda, PRI incluido, también el PAN que es socialista, el salario mínimo debería de ser $ 0.00, o lo que es lo mismo, no debería de existir. ¿Por qué? Porque la contratación es un acto VOLUNTARIO entre dos personas, y tú gobierno cuando te metes en una relación de dos, distorsionas, desmadras todo, produces desempleo, porque mucha gente aceptaría emplearse por menos del mini salario porque sabe que es mejor tener algo que nada. No estoy discutiendo si esto es “justo”, en Economía, las cosas son lo que son. Esto es especialmente cierto en pequeños negocios que quisieran emplear a jóvenes e inexpertos, si no hubiera salario mínimo el patrón podría calcular que el trabajador inicialmente no le redituará gran cosa y que necesita capacitarse, un salario mínimo es discriminatorio ya que impide que mucho empleadores puedan enfrentar este costo y no contratan a nadie. Por el contrario, sin salario mínimo habría más gente empleada que tiene el efecto que al estar empleada, está fuera del mercado que demanda un empleo ¡ya tiene uno! con lo que se reduce la oferta de trabajadores, lo que acrecienta las posibilidades de que los empleadores le paguen más a los que están buscando empleo. Por tanto y concluyendo la ley de salarios mínimos es anti-pobre , ¿No que primero los pobres?, ¿Por qué los discrimina y le evita obtener un empleo?

¡Por supuesto! que los sindicatos están a favor del salario mínimo. Los protege, impide la competencia, impide que otros trabajen en los puestos de sus agremiados, son otra vez, discriminatorias de los pobres y promotores del desempleo.

Una forma de subir el poder remunerador de los salarios SIN producir efectos adversos, es propiciando la OFERTA de empleadores, esto es, que existan más patrones, mas empresarios, y me refiero, otra vez, no sólo a los extranjeros, a los grandes, no, me refiero a las fonditas, talleres, changarritos. Y para que esto sea posible ¡Mancera fíjate bien! Necesitas inversión, necesitas que la gente ahorre, que haga su “guardadito”, su CAPITAL. Pero el gobierno, Mancera incluido, insisten en robarnos nuestro dinero con impuestos para “ayudar a los pobres”, para “gasto social”, para “redistribuir la riqueza” ¿Cuál riqueza? y ni sacan a los pobres de pobres (no lo han logrado en 90 años) y si evitan que el pobre salga de pobre, haga su guardadito para que luego ponga una fondita y le de empleo a cuatro o cinco individuos. Si le va bien, al rato abre otra fondita, o la fondita se convierte en Restaurante, ¡me hizo rico!, y en el proceso de volverse rico, está volviendo ricos a muchos otros, que van a querer también competir con su negocio, y a su vez van a crear más empleos. Esto socialistas redistributivos, se llama crecimiento económico, y ¿saben que se deriva de esto? Bienestar para todos, menos pobres ¿no es lo que querían? Mejor nivel de vida, Prosperidad. Lo único malo para ustedes, nefastos políticos, es que si no hay pobres, ¿Quién va a votar por ustedes? ¿A quién le van a dar regalos con cargo al erario? ¿A quién le van a decir que ellos son los responsables de que reciban un salario “justo”? Claro que no les van a decir que ellos son los responsables del estancamiento, o peor aún de la recesión, de la quiebra de empresas, y menos que son ellos los mayores responsables del desempleo.

Ahora les voy a decir, socialistas redistributivos,  que el otro factor que tiene que ver con el nivel de salarios es la productividad, ya la definí en el post previo, pero vamos a trabajar en un ejemplo concreto para entendernos: Supongamos que un trabajador hace 100 tornillos en una hora, por simplicidad vamos a suponer que gana $10 /hora, y que los costos fijos (el acero, la energía, el local, etc.) son $2.0 por hora. Así el costo de producir 100 tornillos es de $ 12.0 / hora. El dueño de la fábrica los puede vender los tornillos con un costo de 12/100 = $ 0.12 digamos con una utilidad bruta del 10% en $0.132 con este precio puede vender no sin problemas toda su producción, los tornillos de su competencia (importados) cuestan $ 0.135, es decir el industrial tiene una utilidad bruta de 0.012. Pero llega el gobernante que no sólo dice tonterías sino que también decreta tonterías “justas”, y las hace efectivas, y como la inflación fue digamos del 4% ahora decreta que los salarios suban el 6%, que reciba un premio por la inflación desatada por el gobierno y que no se pierda su poder adquisitivo, sino que además lo recupere. De esta forma el obrero, sin que nada adicional haya cambiado va a ganar $ 10.6 /hora, lo que repercutirá en el costo del tornillo a $ 0.126, si quiere seguir ganando ya no digamos el 10% previo los mismos 0.012, el precio debiera ser 0.138 ¡ups! El precio es mayor que el de mis competidores extranjeros, por tanto tengo que reducir mi precio al de la competencia, es decir 0.135, por lo que ahora la utilidad bruta es de $ 0.009 la utilidad me la redujo el gobierno al 7.14 %. Este ejemplo simplificado pero realista toma en cuenta un hecho que el mundo está globalizado y que no necesariamente en esos otros países se elevaron los costos en la misma proporción. También, es equivalente a decretar aumento de salarios, mantener altos impuestos (o subirlos), en particular el del ISR, por que finalmente también incide en la utilidad neta, que es la utilidad bruta menos los impuestos, que puede fácilmente borrar nuestra precaria utilidad, ¡no es negocio hacer tornillos en México!, la compañía si no puede aumentar la productividad, tendrá que cerrar. ¿Ya vieron sabios redistributivos como pueden desgraciar la economía y crear más pobreza? Bueno, pero éstos socialistas redistributivos adoran a los pobres, y quisieran que siempre haya muchos, pero muchos para que tengan “demos” a quien engañar y que voten, lo más importante por ellos, no obstante que fueron ellos los que, perdóneme el epíteto les dieron en su madre.…

Por eso socialistas redistributivos, fíjense bien, si quieren aumentar el nivel de salarios tiene que aumentarse la productividad, por ejemplo, invertir en una nueva máquina (inversión en bienes de capital), que permite que el obrero ahora fabrique 125 tornillos en la misma hora; ahora sí dado que el costo unitarios ha bajado 12/125 = $ 0.096 con lo que el industrial tiene mucho más margen posible para poder competir con sus rivales foráneos. Si además, el ambiente es propicio, y otros empresarios en México están dispuestos a invertir en fábricas de tornillos, y, muy importante, están dispuesto a invertir utilizando tecnología que les permita competir adquiriendo máquinas que permitan al obrero hacer 150 tornillos por hora entonces tendrá que pagar un mejor salario a su obrero que tiene los conocimientos para operar las máquinas que fabrican tornillos.

Si este fenómeno se repite a otras actividades manufactureras y/o de servicios el nivel de salarios subirá en todo el país. ¡Bingo!  No rompimos madre a nadie ni creamos desempleo, ni inflación, y por el contrario se creó  bienestar y prosperidad.

Esto que viene es especialmente difícil para los Marxistas, y socialistas redistributivos en general que están convencidos de que los bienes valen por la “plusvalía” que los trabajadores les dan y que el patrón los "explota": Señores, no, perdóneme pero no, las cosas no valen por el trabajo empleado, ni siquiera por su costo, miren, no vale lo mismo un traje Armani que uno de Men’s Factory aunque lleven la misma tela y tengan el mismo trabajo. ¿Por qué?, porque la gente valora más el Armani y punto. El valor de los bienes es algo subjetivo. Y conectado con esto, con el VALOR, tenemos el último punto que determina el nivel de salarios: Esto es, si en el país se producen o proporcionan bienes y/o servicios con gran valor. El valor es algo subjetivo que está relacionado con la calidad y nombre del producto, me explico: A los italianos, por ejemplo, los tiene sin mucho cuidado la producción de ropa china barata y de baja calidad, ellos producen Emporio Armani, y su trajes se cotizan a precios muy elevados, tienen un gran valor y la gente está dispuesta a pagar mucho dinero por esos bienes, por tanto, si queremos que los productos mexicanos compitan exitosamente en los mercados internacionales tendremos que agregar valor,  para que puedan ser comercializados a buenos precios y así poder elevar el nivel de salarios general del país. Por supuesto para producir o dar servicios con mayor valor, lo primero que tenemos que hacer es incrementar el nivel educativo, porque de ahí parte la cadena del valor. Sin población educada, pero insisto, bien educada, educada para competir con el mundo, es imposible dar valor y por tanto el nivel de los salarios elevado tendrá que esperar o nunca se dará. ¿Estamos dando educación en la productividad y competitividad a nuestros hijos? ¿Son nuestros hijos conscientes que están compitiendo contra todo el mundo? Ciertamente que no, nuestra educación es en la mayoría de los casos, egocéntrica viéndonos el ombligo, paternalista, y mediocre.


Así que, espero que ya les debe haber quedado claro que los salarios NO son asunto del gobierno, ni siquiera el salario mínimo, como se ha establecido aquí, los salarios no pueden establecerse por decreto, por más que esté en la Constitución, también que los impuestos encarecen los productos o servicios producidos que reducen las posibilidades de competir, y que, como escribí en el post anterior, decrecen la capacidad de ahorro, esto es, de formación de capital que después es invertido en modernizar la planta productiva para ser más productivos. Si no lo entendieron, vuelvan a leer este Post, hasta que se lo aprendan y comprendan. Y así tal vez concluyan, socialistas redistributivos que no obstante sus buenas intenciones con los pobres, en realidad, les acaban haciendo mucho mal y muy poco bien, pero de veras muy poco. Y que lo mejor que el Gobierno puede hacer es mantenerse alejado, de nuestras vidas y dejar de intervenir en el mercado laboral y reducir los impuestos para que el empresario pueda invertir, modernizarse y ser más productivo y en consecuencia competitivo para que los productos mexicanos tengan valor.

2 comentarios:

  1. Anónimo1:13 p.m.

    El corazón de la economía es el aparato productivo.
    El corazón del aparato productivo es el empresario.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:17 p.m.

    Amigo, comparado contigo Videgaray es una amiba. Es un gusto leerte. Nosotros los microempresarios seguimos batallando con los efectos fiscales de las ultimas ocurrencias del gobierno.

    ResponderEliminar