martes, agosto 25, 2015

El Efecto China

Los mercados suben hoy en día después de caídas espectaculares recientes por que el gobierno chino ha anunciado medidas, nuevas medidas de estímulo para impulsar su decayente economía.
El Banco Central de China ha recortado sus tasas para préstamos y depósitos en un 0.25%. El valor de las tasas se encuentra en 4.6% para préstamos y 1.75% para depósitos. Adicionalmente,  ha decretado que los grandes bancos tengan reservas en efectivo y que lo presten.
No es la primera, ni será la última vez que los chinos metan “estímulos”, en la economía.
Los partidarios de la “rectoría” del gobierno en la economía frecuentemente ponen a China como ejemplo de un gran éxito. China, supuestamente debe su éxito al adoptar un modelo “pragmático” de economía “mixta”.

Según Joseph Stiglitz, el gobierno chino ha evitado las deficiencias del capitalismo y el comunismo y encontrado una “tercera vía” al limitar la competencia privada, los mercados enteramente libres y mantener un estado fuerte y grande que controle y dirija la inversión.


Según Noam Chomsky el gobierno chino es “El más intervencionista y distorsionador de precios que existe en el mundo”. El éxito chino en las décadas recientes prueba que la planeación gubernamental es el mejor de los caminos para el éxito. Los países que han seguido el modelo “Neoliberal” de “libre comercio” se encuentran rezagados en comparación con economías reguladas como China.
El cómputo del PIB en China es engañoso y aún irrelevante. La medición del PIB es como medir el flujo de caja de una empresa e ignorar el balance. El producir toneladas de bienes físicos no es lo mismo que crecimiento económico si cuesta más producirlas que en lo que se venden. También el PIB puede crecer durante un boom originado por expansión crediticia debido a que en la medición del PIB no hay forma de distinguir entre las malas inversiones y la que tienen sentido económico.
Los chinos han gastado más que lo que vale su PIB, para hacer crecer su PIB y no en gasto que sea necesario, gastar por gastar, al grado de construir ciudades enteras, que permanecen vacías.
Si el gobierno construye una pirámide, que aporta absolutamente nada a los individuos, el PIB la contabilizará como crecimiento económico. En realidad, la construcción de la pirámide está desviando los recursos para fondear las actividades que producen riqueza real, y, por consiguiente, reprimiendo, sofocando la generación de riqueza real.

 La amenaza de una recaída en una depresión, ahora mucho peor, es muy real, desgraciadamente es muy real. No porque los remedios implementados hasta ahora estén en contra de lo que creo y pienso, sino porque lo estoy viendo que todo se perfila para una recaída. Cuando los estímulos vertidos por doquier agoten su efecto, no quedará nada, absolutamente nada que reemplace la demanda ficticia, mentirosa que han inducido. Los inversionistas y la gente en general deberán estar preparados para lo que nos espera en el mundo más allá de los estímulos…


Termino repitiendo, es necesario hacerlo el pensamiento de F.A. Hayek sobre todo este marasmo de estímulos y efectos cortoplacistas…
“No puedo entender la intensa concentración en efectos cortoplacistas…no sólo por que son un error intelectual serio y peligroso, sino por que son una traición a la principal tarea de un economista y una grave amenaza para nuestra civilización…”...“Es alarmante ver que todo el trabajo intelectual que se ha realizado para establecer las relaciones entre las fuerzas que en el largo plazo determinan los precios y la producción, nos digan ahora que debemos desecharlo, y de reemplazarlo por una filosofía de visión miope. ¿No se nos ha dicho que cómo “en el largo plazo todos estaremos muertos” la política económica debe estar basada enteramente en consideraciones cortoplacistas? Me temo que estos creyentes en el principio de después de nosotros el diluvio, obtendrán lo que están buscándose más pronto de lo que ellos desearían”
Economistas como Friedrich Hayek y Ludwig Von Mises llegaron a las mismas conclusiones en referencia a las economías dirigidas, intervencionismo y socialismo mucho antes de que se presentara la evidencia de lo que la planeación gubernamental es. Por supuesto, los ignoraron, e ignoran. Ahora, la teoría y la historia tienen su veredicto, y debemos hacer que la gente, la sociedad que ha sido y será afectada por la incompetencia de los planeadores centrales sepa y comprenda claramente que son ellos su principal enemigo y la causa de su desgracia.

8 comentarios:

  1. Es un placer leer este blog. Ya que, este servidor cuando entro por primera vez, era un lamentable socialdemócrata. Pero hoy, gracias a tus post y al experimentar en vida real las propuestas del ahorro, y no del despilfarro, tiro más para el liberalismo que nunca.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuántos seremos los que hemos hecho recientemente la mutación de socialdemócratas [si no es que de plano social-comunistas] a liberales y cuántos vemos en MÉXICO LIBERAL una fuente de información, conocimiento e inspiración para seguir profundizando en el tema? Les mando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Armando, no sabes lo importante que son para mí tus palabras.

      Eliminar
  3. Anónimo11:57 a.m.

    Me uno a sus comentarios; por ahi lei quien a los 15 no es comunista no tiene corazon pero quien a las 25 sigue siendo comunista no tiene cerebro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Interesante articulo.

    Me parece interesante la analogia de que usar el PIB para medir crecimiento economico es lo mismo que usar el flujo de caja para medir la salud financiera de una empresa. Lamentablemente, mientras los inversionistas usan flujo de caja y balance para determinar la salud financiera de una empresa, los ciudadanos (en gran parte mal influenciados por algunos politicos, periodistas y academicos) tienen una insana fijacion con el PIB. En buena medida, la gran mayoria de los gobiernos funcionan como una empresa que infla sus flujos de caja: con la diferencia de que en el sector provado, una empresa no tiene inversionistas cautivos que se encuentran forzados a financiarla. En fin, me gusto la analogia.

    Por cierto, me da curiosidad ver lo que ocurrira cuando la reserva federal decida subir las tasas de interes (si es que la actual administracion se atreve a asumir el costo politico).

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el costo económico, de ver que Wall Street arda. Esa enorme burbuja cuando suban las tasa de interés colapsará, puesto que es el aire caliente que infla el globo. Y cuando colapse ...
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. George8:17 p.m.

    Ya estamos comenzando a chocar con algunos límites impuestos por la Naturaleza.
    Lo más probable es que antes de que termine esta década, the shit will hit the fan.

    ResponderEliminar