jueves, marzo 23, 2017

Liberalismo Pragmático

Este post es como un manifiesto a mi postura como analista de política, economía, políticas públicas, esto es debido a que recientemente para muchos, he cambiado mi postura de liberal a estatista, me llaman, incluso me han escrito que mi blog, y página en el Facebook no tienen nada de liberal o libertario, como quieran adjetivarlo, para mí es idéntico.
Deng Xiaoping fue un prominente político reformista chino, y el principal líder del Partido Comunista Chino, se le atribuye a él el cambio del comunismo a ultranza de Mao al actual sistema. Alguna vez sentenció:

“No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones, es un buen gato."

Y eso es lo importante, que cace ratones, no que esté etiquetado como de mercado, o como socialista. 

Es decir me interesa lo pragmático. La palabra pragmatismo proviene del vocablo griego pragma que significa "hecho" o "acto" (situación concreta). Es decir me interesa sólo que aquello que funciona  en el mundo real objetivo. Y me importa muy poco si con esto, y por supuesto argumentos contrarío a los liberales, ya ni escribir a los anarquistas-capitalistas sistema que sólo existe en un mundo de unicornios, que nunca se ha implantado (dicen que el viejo oeste, valiente ejemplito de minúscula sociedad irrelevante para la historia de la humanidad), y en consecuencia cae totalmente fuera de mi foco de atención que requiere actos concretos, hechos que han causado éxitos o fracasos.

¿Por qué ser tajante, booleano? 

Existen dos clases de lógica matemática, la booleana, originada en George Boole, y que es el fundamento de la aritmética computacional desarrolló un sistema de reglas, la lógica simbólica, que permitían expresar, manipular, y comprender problemas de lógica y filosofía cuyos argumentos admiten dos estado: Verdadero o Falso.
Así, los colegas liberatarios, se encasillan en un sistema booleano, con la cláusula lógica O, esto es: Eres liberal O Socialista. Eres Pro-Mercado Capitalista O eres Estatista.
Así el mundo para estas personas es una cuestión tajante: Eres o no eres. No les puede entrar en la cabeza la cláusula Y de adición lógica. Soy Liberal para esto Y Estatista para esto otro ¿por qué? Porque la evidencia el pragma, los hechos  demuestran, que es lo mejor, para la sociedad,  por eso.
La otra clase de lógica matemática, que en mi vida profesional utilizo fue propuesta en 1965 por el ingeniero y matemático Lotfi A Zadeth. Y que se denomina Lógica Difusa (inglés Fuzzy Logic), este tipo de lógica se adapta mejor al mundo real en el que vivimos, e incluso puede comprender y funcionar con nuestras expresiones, del tipo «hace mucho calor», «no es muy alto», «el ritmo del corazón está un poco acelerado», etc.
La clave está en el “grado de verdad”, así las cosas, y los sistemas económicos por poner el ejemplo no tienen por qué ser blanco O negro, sino que pueden ir desde el blanco al negro pasando por millones de tonalidades de gris.
De esta forma, en algunas cuestiones podré ser un capitalista de mercado, pero en otras me inclinaré más al estado. ¿Por qué? Porque lo social es muy complejo, como para que sea encasillado en un  eres o no eres, eres libertario O eres estatista, ¿No puedo ser las dos cosas con algún grado de verdad? Y mi membresía en ese grado de verdad dependerá de lo que yo esté viendo en el mundo real, lo que funciona, y cómo funciona.
Los libertarios anarquistas medio pueden convivir con los Liberales Clásicos, o mini-arquistas, que si admiten la posibilidad de que exista el estado primero para proporcionar seguridad física y patrimonial y segundo para establecer tribunales que diriman las diferencias contractuales realizadas libremente por particulares. Y párenle de contar. Hasta ahí llega el estado.
Pero nadie repara en ponerse a pensar si esto es deseable o no, y peor aún, si esto es posible o no en los hechos, en el mundo real.
En el mundo real, esto es en donde sucede lo concreto, existe el estado y su alcance deseable es mucho mayor que el que admiten los mini-arquistas.
Es cierto, lo que hermana o tiene en denominador común a las diversas especies de liberales es la repulsión por el crecimiento sin medida del estado. En eso estoy de acuerdo, pero acotarlo tan drásticamente también es un sinsentido.
Existen situaciones en las que o no puede establecerse un mercado, o no necesariamente el privado tendría mejor desempeño que siendo público. En ocasiones, el afán de lucro que motiva al capitalista pueden ser contraproducentes y hasta dañinos para la sociedad.
Tómense por ejemplo las cárceles, si son privadas los dueños de las cárceles necesitan “clientes”, así que exigirán que las leyes sean más duras, por ejemplo, por la posesión de drogas, para tener más ingresos. Esto es simplemente inadmisible.
También como ya escribí aquí, la educación privada, me refiero al sistema de “vouchers” o financiamiento a la demanda, puede terminar en discriminación y segregación, con tal de tener la mayor puntuación en las pruebas de evaluación son capaces de rechazar alumnos con capacidades menores, también, y lo hay pueden discriminar por su apariencia física, color de la piel, etc. Esto tampoco puede ser. De lo que se trata es de tener una sociedad educada capaz, no de defender a ultranza como Ayatola al mercado porque es el mercado y el mercado es Dios.
No estoy tan equivocado, el mismo Ludwig Von Mises que visitó México en 1942 a invitación de Luis Montes de Oca director del Banco de México, preocupado por el comunismo a la mexicana de Lázaro Cárdenas. Derivado de esta visita, en una monografía extensa ,Mises se enfocó a reformas económicas de países subdesarrollados como México,  escribe que “dadas las condiciones de la política la sociedad mexicana no estaba preparada para privatizar completamente los ferrocarriles o la industria petrolera”. De esta forma  como “una segunda mejor opción”, recomendaba que siguiera siendo el gobierno el propietario pero administrada por privados con reglas y prácticas en estricto apego a las normas empresariales con la menor posibilidad de interferencia por cuestiones políticas. Aún más recomendaba subsidios  temporales a los pobres agricultores mexicanos hasta que se establecieran como empresarios privados exitosos.
Y esto lo escribió Ludwig Von Mises. ¡Rásguense las vestiduras fundamentalistas del mercado!
También con la idea de desarrollar con mayor detenimiento las ideas creo que el estado y no el mercado son necesarios para procurar la salud de la sociedad.
Aquí se tienen dos niveles, el primero me refiero a riesgos sanitarios como epidemias, el liberalismo no proporciona inmunidad contra el Ébola, o la Influenza, lo hacen las vacunas, lo hace la acción coordinada de una autoridad, pienso que después de todo este rol es también el de ser garante de la seguridad física de los individuos que componen la sociedad, y no sólo policía, bomberos y ejército que es lo aceptable por el mini-arquismo.
También, es incuestionable que la salud es algo muy importante para cualquier sociedad como para dejarlo enteramente a la ganancia y la competencia capitalista. Esto es todo un tema, y una inquietud que tengo, y que estoy analizando, por supuesto a la luz de los hechos, de lo real.
Véase el estado actual de la medicina farmacéutica: Una medicina, para cada enfermedad. Sin importar que muchas de esas medicinas tengan efectos secundarios y que produzcan muertes, que dicho sea de paso, el número de muertes por efectos secundarios, es comparable al de muertes por accidentes de automóvil. También ¿Cuántas intervenciones quirúrgicas innecesarias son realizadas? Los médicos no son ángeles, y cuando el lucro es el nombre del juego, pueden meterte a la plancha, aunque podrían curarte de otra forma sin ningún recato.
Lo que nos lleva a la prevención de enfermedades, como la plaga actual de la obesidad y sus secuelas la diabetes mellitus, y todas sus secuelas desde pérdida de la visión, amputaciones, diálisis, trasplantes de riñón.
El mercado. Si tú tienes un negocio, quieres que acudan clientes, si no tú negocio y tus inversiones se pierden. Por esto,  los hospitales, quieren que nos enfermemos, quieren que tengamos diabetes, cáncer, infartos, arteriosclerosis, este es su negocio ¿No es así? De eso lucran. Son mercaderes del dolor y de la muerte. ¿Les conviene una sociedad que limite la ingesta de ese veneno tóxico llamado azúcar? ¿Les conviene una sociedad que se alimente correctamente? Somos lo que comemos, y que no tenga una vida sedentaria,  ¡Claro que no! Su objetivo como empresa capitalista es que la sociedad enferme, y acuda a sus análisis, sus resonancias magnéticas, tomografías,  tome sus medicamentos, uno para cada enfermedad,  entre más caros y novedosos mejor y todavía mucho mejor si se someten a procedimientos de cirugía, aunque no sean necesarios. Son miles de millones los que están en juego.
Esto no puede ser así.
En cambio si la medicina no está en manos de mercaderes, y por el contrario, le representa un gasto, intentará minimizarlo, procurará que la sociedad tenga una vida más saludable, que se les acuse de “estado nana”, limitar las libertades, creo que es infinitamente superior a caer en la manos de los extractores de dinero y patrimonios que son las instituciones privadas de salud. ¿O no es así?
Y hay mucho más como el costo con crecimiento exponencial de las primas de seguros con la edad, las enfermedades pre-existentes, y otras muchas “lindezas”, que el sistema privado de salud tiene que ofrecer.
También están la ciencia y las artes.
Para encontrar el bosón de Higgs, partícula elemental propuesta por el modelo estándar de física de partículas explica el origen de la masa, por eso le llaman “la partícula de Dios”, porque la masa es todo lo que existe. El CERN que es una institución patrocinada por varios estados europeos y que invierte en física experimental miles de millones de Euros parece que encontró el bosón en 2013.
Encontrar el bosón de Higgs nunca sería una empresa capitalista, simplemente porque no hay forma de obtener ganancias de él. ¿Y ya por eso la humanidad se va a quedar ignorante? Esgrimirán que no es necesario, por ahora, no lo es, a Faraday cuando demostró la ley de que lleva su nombre moviendo un imán a través de una bobina lo que generó una corriente que fue registrada en el galvanómetro, le preguntaron y eso ¿Para qué sirve? Faraday respondió: “Para qué sirve un bebé recién nacido”.
Todos los gastos que ahora se ven inútiles, y hasta dispendiosos en  las Universidades, en el CERN quizá además de contestar las interrogantes fundamentales de cosmografía, nos permita obtener energía ilimitada y barata en el futuro.
En las artes, simplemente no podemos dejar en manos del mercado o del Kommander la música, por ejemplo. ¿O qué en nuestro afán anarquista enterramos a Bach, Mozart, Beethoveen, Mahler? La inmensa mayoría de las orquestas sinfónicas, reciben subsidios del gobierno, porque el mercado, y muy en especial en una sociedad inherentemente inculta como la mexicana no van a pagar el costo real de oír una sinfonía. Sólo diría que si la respuesta es sí, que no es válido usar impuestos para pagar sinfónicas, concertistas, enterrémoslos, pero al hacer esto, nos estamos despojando de nuestra condición de seres humanos de nuestra historia no como mexicanos, como seres humanos.
No todo lo importante puede ponerse en dinero, y esto ciertamente es importante.
Y así lo veo, aunque me etiqueten de estatista. Ni modo.









8 comentarios:

  1. ¡Bienvenido a casa, bienvenido al planeta Tierra!, ¿Pues dónde andabas?

    Permíteme iniciar de esa manera este comentario y decirte que sí, nos has desconcertado –me sumo a ese desconcierto– y qué bien me hace saber la razón de tu postura, más realista y menos dogmática; la verdad, para mi, –al ser realmente neófito en cuanto al liberalismo– transitar de una formación colectivista como fue la mía y dar el salto a conocer lo ignorado, ese mundo que el liberalismo clásico, pero fundamentalmente los economistas de la tradición austriaca me han ido develando, no ha sido fácil, no sólo caminaba como antaño rumbo a la asimilación de un dogma, porque era lo "políticamente correcto" para sentirme parte de esa "comunidad" –¡qué ironía!, siendo que eso de comunidad es casi como mostrar la cruz a un vampiro–, cuando seguían sin plena respuesta inquietudes como las que en este post planteas y que tienen que ver con aspectos de la vida social, política y económica de nuestra realidad.

    Y mira que al no encontrar satisfacción a mis dudas –y los cuestionamientos que quienes me escuchaban arremeter contra el Estado y "endiosar" al mercado– en los libros y sentir vergüenza hacer evidente mi dubitativo proceder si acudía a los contactos de facebook o blogs que sigo –como es tu caso–, porque normalmente los percibo que se ubican en las alturas, desde un pedestal dan cátedra para los simples mortales, a quienes, llegado el caso, se les trata mínimo de ignorantes, cuando no realmente de dementes o tontos, al no atinar la reflexión que a su juicio amerita cada caso concreto, sin alcanzar a comprender la importancia que tendría su quehacer didáctico si se asumieran como mentores virtuales para que más personas se sumen a una visión de mundo que brinde los mejores frutos posibles para construcción de un ser humano pleno.

    Valoro sobremanera este "manifiesto", me hace sentir más cómodo con la lectura de tus nuevos post's, quizá porque rumiaba en solitario maneras en las que se podría llegar a atenuar la prevalencia del Estado e imaginar que cualquier cosa que se pudiera hacer debería pasar por un proceso a través del cual se fuera construyendo "ciudadanía", esto es, individuos que se reencontraran consigo mismo y, al hacerlo, recuperaran su papel y escapar de las garras del ideal colectivista, se responsabilizaran plenamente de sus vidas; el Estado, en este proceso, no se retira sino actúa generando los incentivos para alcanzar el objetivo descrito y, como ahora lo precisas en el caso de las áreas en las que parece que el mercado no ofrece salidas seguras y ética, idear formas en las que el Estado juegue un nuevo papel –revalorado– en la educación, la ciencia, la cultura, el cuidado de la salud, el medio ambiente, etc.
    Perdona que abuse del espacio, tú decides si le das cabida, siendo que lo usé para mis propios fines terapéuticos, pero, luego del desasosiego inicial, leer tu "manifiesto" me ha "hecho el día" y lo agradezco.

    Recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú también me hiciste con tu escrito el día mi estimado Armando.
      Tengo la ventaja de la edad, y que he pasado por todo, y he podido pasar por todo, quizá por mi formación original la de ingeniero, un ingeniero no puede ser dogmático, por definición, se debe de adaptar a los cambios que son muchos, lo mismo con la Economía, y lo social, debe de observarse, compararse si es posible, y tomar lo mejor, lo que en lo concreto es lo mejor, no lo que agrade a un particular grupo de gente. En cambio cuando se cae preso en dogmas, "lo privado es lo mejor", se cae en absurdos como crear cárceles privadas, y otros ejemplos que puse. No siempre puede establecerse un mercado, ni competencia o por buscarla se cae en situaciones en detrimento de la sociedad.

      Eliminar
    2. Y –¡ya encarrerado el ratón...!–, ¿puedes orientarme para entender las razones que impiden la mejora salarial o del por qué se aprecia en el empresariado mexicano, independientemente de todo y quizá contradiciendo la visión de los economistas austriacos, que en general no van más allá del pago de salarios mínimos? ¿Cómo vamos a poder cerrar la brecha de los bajos salarios? Dice Alberto Benegas Lynch (h) que los salarios dependen de la tasa de capitalización, pero, ¿es así?, ¿cómo debo entender esto?

      Eliminar
    3. Algo de razón tiene Benegas. Los salarios tienen mucho que ver con los generadores de riqueza, esto es los bienes de capital. Sin embargo, aquí hay un punto muy interesante: Un obrero que trabaja en p.e. Nissan en AGS. su empresa es muy productiva y tiene un alto valor de bienes de capital y genera mucha riqueza. ¿Por qué hay una diferencia de 10 veces los sueldos de éstos trabajadores con respecto a los norteamericanos que trabajan en algo enteramente similar? Por que pueden, los capitalistas, por eso. Porque no se ve mal que el trabajador de Nissan gane lo que gana, así que se embolsa la diferencia haciendo más rentable el conglomerado Nissan. No veo otra explicación, ya sé que sonó muy marxista mi conclusión, pero si los trabajos son iguales, las plantas son iguales, 10 veces diferencia en el salario, ¡DIEZ VECES!, es una pinche explotación, me perdonan pero sí.

      Eliminar
    4. No tendra acaso que ver el numero de oferta de trabajo que hay en México a comparado con el de EUA? Y en caso de no ser así entonces porque se da esa explotación?

      Eliminar
  2. No se si ha visto el nuevo video de Venezuela donde salen que no tienen gasolina, pero a que se debe que, a pesar de la crisis de precariedad en aquel país, todavía se puede apreciar (basado solamente en aquel video) que el numero de carros es alto?

    ResponderEliminar
  3. Gracias por responder mi pregunta. Trabajé en Xerox y la misma duda respecto de la diferencia salarial nos llevaba al conflicto permanente con la empresa. Eran los "revolucionarios" años de la década de 1970, el marxismo era la doctrina en las universidades –incluso en las privadas– y la revolución cubana subyugaba al Continente. Ese comentario cabe para las empresas trasnacionales –el imperialismo yankee–, pero, y ¿qué pasa con los empresarios mexicanos? En mi paso por la STPS empresarios locales llegaban a llamar preguntando con angustia: ¿verdad que no estamos obligados a pagar más del mínimo?

    ResponderEliminar
  4. A mi tambien me deja bastante mas confiado esa postura tuya, yo tambien creo que en Mexico es urgente reducir el tamaño del gobierno, hacer mas sencillo pagar impuestos, abrir una empresa, pero tambien hace falta una mejor educacio, mas cobertura en salud, y sobre todo infrarstructura urbana, sobre todo transporte publico en las principales ciudades del pais, cosas que el mercado no puede por si solo resolver.
    Hay un conflicto dentro de mi, porque siempre me he considerado muy regionalista, siendo de BC, y he defendido al federalismo como forma de organizacion politico-geografica.
    Por otro lado veo el exito de muchos paises con gobiernos centrales o unitarios, como Japon, Francia, Reino Unido, y veo el caos que existe en Mexico, gobiernos municipales y estatales totalmente coludidos con el crimen, fuerzas policiacas impotentes e incapaces de hacer frente a la delincuencia, y se nos estamos equivocando de camino?
    Me encantaria que con tu gran conocimiento y experiencia tocaras este tema en tu blog, saludos.

    ResponderEliminar