miércoles, agosto 12, 2009

El Déficit Público No es Opción

Retomando lo escrito en el post La Economía Disfuncional Mexicana . Lorenzo Meyer, izquierdista de esos que vociferan contra el modelo “Neoliberal”, expresa que “Siguiendo el espíritu keynesiano, Washington ha decidido incurrir en un déficit fiscal equivalente al 13% del PIB para alentar la recuperación vía el gasto en infraestructura, educación y salud. En contraste, en México, sus autoridades, siguiendo el desacreditado modelo neoliberal, han optado por lo opuesto”

Es muy fácil irreflexivamente despotricar con estridencia como lo hace el “Dr” Meyer y sugerir un enorme déficit fiscal como en los EU al más puro estilo Keynesiano.

Las consecuencias del déficit público en los EU están por verse, no son inmediatas, aparentemente este déficit ha sacado a la Economía de una depresión económica, pero ese déficit en los EU va a tener que ser financiado ya sea con más impuestos, con deuda, o con inflación. Los EU no tienen, por ahora, el problema con la deuda, su moneda el dólar es divisa de reserva mundial, el financiamiento de esa deuda, hasta ahora, ha quedado a cargo sobre todo de China que necesita para sobrevivir de sus exportaciones a los EU y por supuesto no le conviene tirarse una bala en un pié, no le queda de otra más que comprar los bonos del Tesoro…Hasta cierto limite impuesto por sus propios requerimientos y su ahorro. Ya tienen 2 Trillones en reservas, ¿Cuántos más podrán incorporar sin exportaciones? No lo sé, pero eso tiene un límite, pronto lo veremos, y las consecuencias del déficit público en EU también tarde que temprano se harán notar.

En cambio México, no la tiene tan fácil, producir un déficit público como lo sugiere el keynesiano, Dr. Meyer produciría consecuencias nefastas e inmediatas, no tendríamos que esperar nada, que hundirían más al país, como Argentina en el 2001-2002.

Para empezar el déficit público pondría en entredicho la capacidad de pago de la deuda soberana, y esto a su vez tendría complejas y amplias consecuencias.

La semana pasada la agencia calificadora de riesgos crediticios Moody’s mantuvo para México la calificación crediticia de "Baa1" con una "perspectiva estable", tranquilizando al mercado sobre una eventual baja que hubiera encarecido la contratación de crédito del Gobierno y empresas nacionales.

En mayo pasado, la empresa consideró revisar el grado de inversión del País, preocupada por algunas "fugas" que había detectado.

Previamente, las otras dos grandes calificadoras, Fitch y Standard & Poor's, fueron más allá y pusieron en "perspectiva negativa" la nota de México, aunque no bajaron la nota de "BBB+".

Moody's dijo que decidió reafirmar la calificación y su perspectiva por la disciplina fiscal que ha mostrado México y su capacidad para acceder al mercado de capitales.

Como reacción al "espaldarazo" que dio Moody's, el dólar al menudeo bajó 8 centavos, a 13.016 pesos, su menor nivel en dos meses.

En sentido contrario, cuando las calificadoras advirtieron sobre México en mayo pasado propiciaron un alza del dólar que llegó a rozar los 15.5 pesos.

Moody's confió en que las futuras medidas fiscales que prepara el Gobierno sean suficientes, al menos temporalmente, para apoyar a las finanzas del País.

En pocas palabras Dr. Meyer, un déficit público en México mayor, implicaría una fuerte devaluación del peso contra el dólar, un encarecimiento substancial en las tasas de interés, producto de un incremento súbito del riesgo país, además de que si se pierde el grado de inversión, muchos fondos sobre todo de pensiones que por ley sólo pueden invertir en grado de inversión se irían, provocando una severa astringencia de recursos. Esto, aunado a la ya de por sí severa crisis económica por la que atravesamos, nos llevaría al mismísimo infierno.

Lo que preocupa son la “futuras medidas fiscales”, que no van a ser recortes, que van a ser más impuestos con una nueva (cada año hacen una) “Reforma Fiscal”, que se traduce en más expolio a los cautivos, con reducción de “subsidios” a las tarifas de energía eléctrica y gasolinas, al tener la gente y las empresas menos dinero, la crisis se profundizará en el país, más empresas cerrarán, mayor será el desempleo, mayor la pobreza. Y, por supuesto, los 13.5 millones de burócratas defenderán su posición de privilegio con furia.

Se acabó la ubre infinita…Tal y como aquí lo anticipamos desde hace ya dos años.

7 comentarios:

  1. Anónimo7:21 p.m.

    Liberal, no cabe duda que cuando quieres ser odioso lo logras, el Dr. Meyer como cualquier persona merecen respeto, tu intolerancia a flor de piel. Despues de echar tu rollo de las "consecuencias" de algo que según tú propone el Dr. Meyer, cosa que no es así pues no veo ninguna propuesta al respecto en lo que transcribiste de él; finalmente describes lo que según tú va a hacer el gobierno para resolver la situación que es un aumento de impuestos. Con ninguna estas de acuerdo ni yo, pero no se puede chiflar y comer pinole al mismo tiempo decia mi abuela. La situación requiere medidas de fondo, pero no creo que el enano espurio ni el congreso tomen estas medidas. Lo que si es un hecho es que las políticas de libre mercado a rajatabla han demostrado que son tan malas como las socialistas, solo dale un repaso a las cifras de pobreza y desarrollo humano en el mundo, ya no digamos México. Claro tu defiendes al "famoso" mercado pues es tu modus vivendi.

    En fín, la cosa está que arde y al menos 50% DE LOS MEXICANOS NO TIENEN PARA DONDE HACERSE.
    Saludos desde el bello puerto Jarocho, el Guerrero.

    ResponderEliminar
  2. y si el dinero fuera el problema? checa esta y me dices si no:
    http://virb.com/pisku/posts/text/4251413

    ResponderEliminar
  3. Perdóname Guerrero, pero no comprendes lo que lees, "Siguiendo el espíritu keynesiano, Washington ha decidido incurrir en un déficit fiscal equivalente al 13% del PIB para alentar la recuperación vía el gasto en infraestructura, educación y salud." Es decir Guerrero, que el Dr Meyer aplaude rabiosamente el déficit del 13% del PIB. Y para México el Dr. Meyer escribe "En contraste, en México, sus autoridades, siguiendo el desacreditado modelo neoliberal, han optado por lo opuesto”.

    Esto es NO tener déficit, o, ¿no sé hablar español o qué?

    El problema no son las políticas de libre mercado, el problema en México es la destrucción de la riqueza por el gobierno. Eso sí es problema. Pero como este es EL TEMA, lo voy a ir tratando poco a poco para que entiendas que el Estado es nuestro ENEMIGO.

    ResponderEliminar
  4. Pizku, Estas bien, el dinero es sólo un medio de intercambio, lo importante es el Capital, y este es todo aquello que sirve para producir riqueza, desde un simple martillo hasta una sofisticada fresadora de control numérico. Y, el dinero acumulado e invertido, se convierte en Capital ya que hace factible el crédito sano.

    Te suplico leas el post

    http://mexicoliberal.blogspot.com/2009/03/lo-que-se-requiere-acumulacion-de.html

    Te va a gustar, y va muy en línea con lo que escribes.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ah! y Guerrero. Aquí lo he expresado muchas veces, sobre el Dr. Meyer, no es pecado ser un ignorante en cuestiones económicas, pero escribir con estridencia sobre cuestiones económicas y ser un ignorante, entonces sí, perdón pero deben ponérsele los puntos a las ies.

    ResponderEliminar
  6. Yo te sigo y siempre sale lo que dices,que hay que hacer? estamos en shock y la unica solucion que da el gobierno es subir Impuestos,quizas para cuando este la refineria ya importemos petroleo para refinar,que mal.
    Saludos
    Monica.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Mónica...

    Lee mi Post de hoy 15 de agosto, lo que tenemos que hacer es recortar el gasto público, es lo único razonable. Veremos...

    ResponderEliminar