martes, septiembre 14, 2010

Empleos que Destruyen Empleos, El Cáncer que Mata a México

“Nadie debe esperar que algún argumento lógico, o alguna experiencia, pueda sacudir el fervor, casi religioso, de aquellos que creen en la salvación por medio del gasto y de la expansión crediticia.” Ludwig von Mises

El secretario de Hacienda, presentó al Congreso su propuesta de presupuesto para el 2011. En este documento se piden recursos por un millón de millones 954 mil 340 millones de pesos para gasto corriente. Esto es 113 mil 386 millones más que para el año en curso.

Por supuesto, siguiendo la ley del gasto burocrático de resultados decrecientes, esto es, entre más se gasta peores resultados se obtienen, ahora, el rubro objeto de los resultados decrecientes será seguridad y justicia con 106 mil 919 millones de pesos.

Pero el problema más serio no es la enorme magnitud del gasto, el 59 % de todas las erogaciones totales, más grande que todos los ingresos tributarios y de derechos, no, el problema es el crecimiento explosivo, y la inercia que trae el gasto corriente que se antoja imparable. El gráfico que sigue muestra su evolución desde que los políticos de la transición y del “cambio sin rumbo” tomaron el poder ejecutivo.


Zedillo le entregó a Fox un gasto corriente de 765 mil millones de pesos, este ha crecido exponencialmente hasta la cifra actual de casi dos millones de millones de pesos mil 954 millones de pesos para ser exactos. ¡Lo han más que duplicado en 11 años! 155.4 % de incremento. Me pregunto ¿Realmente requerimos un estado de más del doble de tamaño que cuando Ernesto Zedillo le entregó el poder a Fox? Esto es como el cáncer, la burocracia en México es un tumor que crece y crece y que amenaza con destruir, de matar al cuerpo que lo aloja, es un enorme tumor que toma los recursos de la economía productiva y los destruye.

En el post previo me refería a lo escrito por Ludwig von Mises “La política intervencionista ofrece a miles y miles de personas trabajos seguros, plácidos y no demasiado exigentes a expensas del resto de la sociedad”. Estos son los empleos que crea el gobierno, por millones.

Yo lo veo muy claro, este país no crece, y no crece por ese tumor canceroso que tenemos, el gobierno se percata que no se crean empleos, y ¡bingo! Él toma cargo, él los crea, profusamente, en demasía, además, por supuesto, con todas las de la ley, seguridad social, prebendas, pensiones. Para el gobierno no hay límites, no hay quien lo pare. Institutos, Comisiones, Consejos, Pro algo, lo que sea, además de que con la reglamentaciontitis, que si los antros, que si la comida chatarra, que si lo que quieran, a cada reglamento se asocian inspectores, generalmente corruptos, que se emplean para verificar que se cumpla la ley o el reglamento, y éstos vienen en forma profusa, vasta, muchos de ellos, muchos inspectores, muchos, muchos, ¿Cómo es posible esto? Es posible por la maldición que la renta petrolera se ha convertido para México, el “venero del diablo”, los gobiernos de Fox, Calderón, y también el de los gobernadores, han utilizado estos recursos para según ellos sustituir el crecimiento económico que traería empleos productivos, empleos que generan riqueza por empleos parasitarios que destruyen no sólo los recursos que el gobierno nos roba a las empresas y ciudadanos productivos sino que además destruye sin contemplaciones y sin ningún recato ese recurso natural que ha probado ser una maldición para México, maldición por que nos ha vuelto, atenidos, indolentes y ha permitido que el cáncer estado crezca sin control.

Probablemente algún lector pensará que estoy exagerando, no, no lo estoy, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) el estado mexicano es el mayor comparado con el de todos los países de la OCDE. En efecto, es el de mayor tamaño en relación a su PIB y su número de habitantes. El estado mexicano es más grande siguiendo este criterio que los Estados Unidos, Brasil, y todos los países de la Eurozona, incluyendo claro está Grecia, España, Portugal, e Irlanda que hoy se encuentran en serios problemas de deuda originada por su dispendio en el Estado de Bienestar que han implantado, que los ha endeudado y que ahora tienen que dar marca atrás, ante las protestas de sindicatos y sus propios burócratas acostumbrados a sus trabajos seguros, plácidos y no demasiado exigentes. México ha podido librarla, por qué para mantener este mamotreto, este cáncer, no ha importado que los ingresos tributarios no alcancen, tampoco hemos tenido que endeudarnos, por qué tenemos petróleo que nos ha permitido engrandecer a la ubre de la que maman todos los burócratas y políticos con singular alegría.

¿Y Todo Para Qué?

El gobierno federal gasta en exceso y con resultados deficientes en educación, salud y equidad social, de acuerdo con una investigación de la organización México Evalúa.

En el estudio “Evaluación del gasto en educación, salud, infraestructura y equidad social 2010”, se encuentra que casi 90% del gasto ejercido por el gobierno federal se aplica de manera ineficaz, y por ello el país no cuenta con educación pública de calidad ni con los servicios de salud eficientes, al tiempo que no se cumplen las metas en infraestructura y la desigualdad social va en aumento.

El análisis en el rubro de educación arrojó que el sistema educativo del país no es barato, pues el gasto en este sector en proporción con el gasto público total, es mayor, por ejemplo, que el de los países de la Organización para la Cooperación y El Desarrollo Económicos (OCDE), que es de 9%, mientras que el de México es 15%.

Sin embargo, gastar más no ha garantizado un mejor desempeño escolar de los alumnos en las pruebas internacionales, como PISA, ni tampoco la gratuidad de la educación pública, ya que las familias más pobres invierten hasta 10% de su ingreso familiar en imprevistos en este rubro, señala el análisis Evaluación del gasto en educación, salud, infraestructura y equidad social 2010 de la organización de marras.

Lo dicho resultados decrecientes, típico de las entidades burocráticas: Más gasto se traduce en peores resultados.

Así que, seguramente pagarás colegiatura en una escuela de paga, que no privada, por lo que tus impuestos que pagas para tener educación gratuita ¿gratuita? los verás duplicar.

No obstante todo la propaganda por el Seguro Popular. En salud, el gasto público per cápita se ha incrementado al pasar de mil 235 pesos por persona en 1990 a 3 mil 125 en 2008, pero ese incremento no ha mejorado la salud de la población ni la infraestructura y la atención médica, y tampoco ha hecho que los ciudadanos inviertan menos de su propio bolsillo, es decir, pagan por los servicios médicos públicos y, como sucede con la educación son tan pésimos que debe uno de pagarse sus propios servicios médicos. Otra vez, pago doble. Y debe enfatizarse que no se trata sólo de personas de la clase media para arriba que deben desembolsar para procurarse atención médica, no, es gente pobre, gente que le cuesta y mucho pagar por consultas y medicinas.

Además, el gasto administrativo en el sector salud, es decir, la burocracia, es el más alto de todos los países de la OCDE, señala el estudio presentado.

Nos dice el informe de México Evalúa que “En el IMSS, el personal requerido para que funcione un médico de primer nivel es de 20 personas, de las cuales dos son médicos titulares y el resto son doctores de reemplazo, enfermeras, secretarias, asistentes, personal de limpieza, personal administrativo y jefes”.

El derroche sobre el derroche. Y además, no lo dice el estudio referido, hay que ver las canonjías y prebendas que se llevan estos burócratas.

Así que somos un país “peculiar”, de todos los países de la OCDE somos campeones, ocupamos el primer lugar en dispendio, derroche y destrucción de la riqueza, somos el país con mayor gasto público en relación al tamaño de la economía y a la población. Y, al mismo tiempo, también entre los países de la OCDE, somos el último lugar en educación y en servicios de salud.

La Justicia Social, los Derechos Sociales, la Desigualdad, son la justificación “moral” para ejecutar la justicia re distributiva mediante el expolio fiscal, para tener los suficientes recursos para ejercer el denominado “Gasto Social”. Los pobres tan queridos por los políticos.

Sin embargo, este Gasto Social requerido para lograr la Justicia Social no se ha reflejado en una disminución verificable de la pobreza ni en el campo ni en los centros urbanos, por el contrario, la pobreza ha aumentado no obstante que año con año se incrementa el “Gasto Social” tal y como lo demuestra la gráfica siguiente que ya la había presentado en el post (agosto 2009) “La Destrucción de Riqueza del “Gasto Social”


Esta gráfica refleja el comportamiento de dos variables claves: la participación de los dos primeros deciles de la población en nuestro ingreso nacional (es decir, las familias más pobres del país) y la participación del “gasto social” en el gasto federal. El primero ha sufrido una caída de arriba de un 20% en el periodo 1990-2000 (misma que ha empeorado en el presente sexenio), al bajar de un porcentaje de arriba del 5% del ingreso nacional a 4% en la actualidad; el segundo, sin embargo, deja entrever un aumento exponencial en el gasto social, como la proporción del gasto federal total, al pasar de unos 38 centavos de cada peso gastado, a 63 centavos de cada peso en el presupuesto federal.

La conclusión evidente es que las familias más pobres de la economía mexicana se han visto perjudicadas, no beneficiadas, del alza observada en el rubro del “gasto social”. La razón, la “administración” burocrática de toda ayuda a los pobres impide que sea efectiva.

Relacionado con la pobreza, dicen los políticos, son las ayudas al campo, el presupuesto de la SAGARPA, el famoso Pro-Campo, el Programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura, Programa de Desarrollo de Mercados Pecuarios y Pesqueros, y muchos más. ¿Y cuáles son los resultados de todo este dinero en “apoyos”?


La gráfica muestra la relación entre el gasto en agricultura y el crecimiento del sector para los países de Latinoamérica. México gasta casi el 25% del PIB para que crezca el sector 1.6 % ¡Qué buen negocio! Saben qué… ¡Somos unos imbéciles, dispendiosos! Enfatizo esta grafica compara con países semejantes a México, no son Suizos, o Canadienses, son latinoamericanos como nosotros, sólo que nosotros somos los campeones mundiales del dispendio, y del derroche.

Y esto es así, por que lo mismo que sucede con los programas contra la pobreza, por cada peso que efectivamente llega al campo, antes se gastan decenas en mantener todo el aparatote burocrático que lo hace posible. ¡Qué mas pruebas quieren de que este es el más grave problema de México? Educación, salud, combate a la pobreza, apoyos al campo, en todo somos los peores y en todos somos los que más gastamos.

Este presupuesto, como todos los previos es a lo que nos lleva el corporativismo, el sindicalismo del viejo PRI, que nunca murió con la “alternancia”, por el contrario, lo hizo crecer exponencialmente. Somos el país con el estado más ineficiente y dispendioso del mundo.

Lo peculiar, lo curioso es que “los salvadores” de la patria, culpan a todo menos a lo que realmente tiene a México como nos tienen: López Obrador, ese culpa a “la mafia en el poder”, Peña Nieto el retorno de los brujos, su retorno, sólo su retorno y nada más que su retorno, el del PRI nos volverá a poner en la senda de la prosperidad, es diosito copetes el señor. Ninguno ve en el crecimiento exponencial del tamaño del estado amenaza alguna, y la causa más importante de nuestra incapacidad de crecer como correspondería a nuestros recursos naturales y nuestra gente.

No, nuestros políticos son cínicos, o autistas, quién sabe que serán. Sólo hay que ver la declaración de Ernesto Cordero, nuestro secretario de Hacienda, que no sabe una papa de economía, pero ahí está, asegurando que no es una mala noticia para México que el gasto corriente crezca.

"¿Cómo explicarle a la gente que está aumentando el gasto corriente? Pues explicándole lo que pasa; si se le aumenta el presupuesto a la UNAM, es gasto corriente; si se aumentan los recursos al Seguro Popular, esto es gasto corriente; si se aumentan los programas de combate a la pobreza, esto es gasto corriente", argumentó.

¿Cómo explicarle a la gente Sr. Secretario, que somos el país en el mundo, sí señor, campeones mundiales, que más eficientemente destruye la riqueza generada por la gente que trabaja en labores productivas, y la monetización de los recursos petroleros? ¿Cómo decirle a la gente para que entienda que el problema de México son ustedes, ineficientes y derrochadores? ¿Cómo explicarle a la gente Sr. Secretario que son ustedes, no sólo los políticos, toda la burocracia, la enorme burocracia, la que el año entrante necesitará devorar un millón de millones 954 mil 340 millones de pesos, es el cáncer que está destruyendo al México productivo y que por eso no hay crecimiento económico y cada vez hay más pobres? ¿Cómo explicarle a la gente que para que sus “derechos sociales” esto es, todo lo que dicen ustedes es gratis, es en la realidad lo que los mantiene pobres? ¿Cómo explicarle a la gente que el intervencionismo estatal termina convirtiéndose en comunismo? ¿Cómo señor secretario? ¡Cómo!

5 comentarios:

  1. Precisamente hoy pague impuestos, me tope con la desagradable sorpresa de que tenía que pagar impuestos por el reparto de utilidades, cosa que me parecía de lo más estúpido, pero de esas cosas sabe el contador, y no nos ha fallado para recuperar el IVA a diferencia de los despachos anteriores.

    A cada rato me encuentro en el mismo dilema, ¿cómo hacerle entender a la gente? Si me quejo inmediatamente piensan que soy un avaro, alguien que busca el beneficio personal a costa de los demás, explotador (¿?) y que el gobierno tiene cierta misión providencial para ayudar a las personas, los medios para lograrlo son lo de menos y que si no me gusta que me cambie de país. Simplemente no caen en cuenta sobre las consecuencias que producirá esto, ya no en el largo plazo sino dentro de muy poco,

    Por eso pienso que todo izquierdista que no trabaja en el gobierno se merece el titulo de "tonto útil", aquellos que justifican el expolio del gobierno, el trabajo de los burócratas,las regulaciones y otras tantas estupideces todo sea para acabar con el sistema "neoliberal" (y cuando les pregunto por esta palabra nadie sabe de donde salió)

    Necesitamos un partido liberal.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu participación i4everluis,

    A mí el PTU, el reparto de utilidades no sólo me parece estúpido, mucho más que eso me parece marxismo puro y es lo que es, el postulado marxista de la plusvalía no en balde nuestra Constitución es la más “progresista” esto es comunista de todas. Y de eso peor aún estamos “orgullosos”.

    Parece ser que nadie comprende que la prosperidad está en el “lomo” de los empresarios, y sus empresas, parece ser que nadie comprende que el empresario es el Atlas que sostiene todo. Es el que crea riqueza, es el que pone los empleos. Y parecen no entender que el empresario necesita de utilidades, y ¿para qué quiere utilidades el empresario? ¡Ah! Ahí está el punto, las quiere para incrementar su capital, primero financiero, y después si las condiciones son propicias y su negocio(s) son mejores alternativas que otras, invertir en su(s) negocios, hacerlos crecer. ¿Y qué con esto? Cuando las empresas crecen, generan más riqueza y hay más empleos. Por eso es de la mayor importancia para un país que el capital invertido aumente de forma continúa e incesante, esto y nada más se traducirá en prosperidad para todos.

    ¿Pero que pasa si el gobierno hace menos rentables a las empresas? En primer lugar los empresarios van a invertir menos, y muchas veces para poder crecer en lugar de hacerlo en base a su propio capital acumulado van a tener que pedir créditos, muy difíciles de obtener y muy caros, lo que resta aún más la rentabilidad y el crecimiento económico.

    La gente no entiende la conexión entre lo supuestamente gratis, el otorgamiento de sus “derechos sociales” que realmente no son gratis, son de dinero robado a las personas y empresas que trabajan duro. Como la riqueza es finita y hay que crearla, el gobierno con su robo destruye la riqueza y con ello destruye la prosperidad futura.

    Sí se requiere de un partido liberal, pero no tengo ni la menor idea de cómo empezar, pero créeme que me encantaría tener enfrente a López Obrador, a Peña Nieto, al político que sea en un debate público lo haría pedazos, y la gente, decía Von Mises que “La Verdad Tiene Mucho Atractivo”. Me ha pasado cuando voy a Universidades, incluso públicas y empiezo con mis ideas, a los jóvenes les atraen, por que están cargadas de verdad. A ellos les preocupa estudiar y no encontrar empleo, y cuando escuchan una razón lógica, bien estructurada, y no ideologizada ponen atención, recapacitan, los pongo a pensar, y ya con eso, con que piensen, la semillita de la duda queda implantada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Si solos con los jóvenes se puede hablar, los más grandecitos, que casi llegan a los 40 son más aferrados a sus ideas. ¿El habito hace al monje?

    ResponderEliminar
  4. ¿Que opinión le merece todo este enredo de la facturación electrónica?
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3:03 p.m.

    Muy buenos comentarios, y me parece que aquí en México se trata de quedar bien con Dios y con el Diablo: retazos de liberalismo, otro parchesote de socialismo, dosis fuertes de neoliberalismo, y el pais? bien gracias...

    ResponderEliminar