viernes, diciembre 17, 2010

Economistas aterrados

Me resulta muy curioso ver como los “progres” tienen una habilidad innata para tergiversar, confundir y enredar los hechos, para que finalmente los “neoliberales” o los “tecnócratas” tengan la culpa de todas las desgracias económicas que acontecen.

Más peculiar resulta la estridencia con la que tocan asuntos económicos siendo evidente su carencia absoluta de conocimientos de realmente que es lo que pasó y está pasando.

Me refiero al artículo del historiador mexicano, investido en economista keynesiano, del CIDE Jean Meyer que el 12 de diciembre publicó en El Universal el editorial con el mismo título que este post.

http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/50945.html

Y vamos a comentar algunas de sus aseveraciones, y estridencias.

En particular me interesa mucho rebatir, los siguientes párrafos:

“En lugar de una política voluntarista de fomento del empleo y del crecimiento, los gobiernos asustados se someten a una dictadura de los mercados que es inadmisible. La mayoría de los economistas que intervienen en el debate público en Europa y América lo hacen para justificar o racionalizar el sometimiento de las políticas económicas a las exigencias de los mercados financieros. Después de improvisar medidas de corte keynesiano para relanzar la economía, quieren olvidarlas y volver a lo de antes, de corte clásicamente liberal: disminuir el gasto público, privatizar servicios públicos, ablandar el mercado del trabajo (lo que significa facilitar y abaratar los licenciamientos), liberalizar el comercio, servicios financieros, mercados de capitales etc…”

Y, continúa el Sr. Meyer acusando…

“No olvidaron nada de sus antiguas prácticas, las que contribuyeron a la crisis; no aprendieron nada de la crisis, cuando los argumentos que, en los últimos 30 años, sirvieron a orientar las políticas económicas, han sido pulverizados en los hechos. ¿Cuál eficiencia, cuál racionalidad de los mercados? ¿Cuál necesidad de reducir el gasto público? ¿Cuáles “pactos de estabilidad”? Son algunas de las “falsas evidencias” criticadas por los cuatro economistas franceses.”

Así que según el Sr. Meyer, o mejor dicho de los cuatro economistas franceses (tenían que ser franceses) “aterrados” la culpa es de “las antiguas prácticas”, y da a entrever que la crisis es culpa de “la racionalidad de los mercados”. Pues sí, Sr. Meyer estoy de acuerdo con Ud. que la culpa de la crisis son las “antiguas prácticas”, pero no las que Ud. creé, la culpa es del intervencionismo en los mercados, y vamos a sucintamente a explicar cuales son las verdaderas causas de la crisis, y no las que los keynesianos, y socialistas nos quieren hacer creer que son una “crisis del capitalismo”, una “crisis derivada de dejar a los mercados solos”.

La crisis, tiene como advierten los economistas austriacos, Von Mises y Hayek sus raíces en la expansión del crédito, la baja decretada y en consecuencia artificial, intervenida (el mercado fijaría la tasa en función del ahorro, entre otras razones), en esa manía de bombear liquidez, para según esto salir de los problemas. El resultado ha sido y será booms y reventones.

Empecemos en 1998 con el fondo de cobertura LTCM (Long Term Capital Magnament), por cierto comandados por los dos genios Myron Scholes y Robert C. Merton, quienes compartieron el Nóbel de 1997 por sus trabajos en derivados, es decir, en opciones se las sabían de todas, todas. Pero como advierte Hayek, estos arrogantes quisieron predecir y fallaron, y quebraron perdieron $ 4.6 mil millones de USD en sólo cuatro meses con derivados, ¡los genios de los derivados perdieron! de bonos globales después de la crisis financiera rusa hasta volverse insolventes. Como los acreedores eran los banquitos de inversión de Wall Street Lehman Brothers (q.e.p.d), Goldman & Sachs, Bear Sterns and so on) el entonces gobernador de la Fed Greenspan lo rescató, y ahí empezó a bombear liquidez….

Esta liquidez, generó la burbuja de las acciones del Nasdaq, impávido el banquero central sólo atinó a decir su famosísima frase de la “exhuberancia irracional”, pero no metió el freno, esto es, aunque sí subió un poco las tasas de interés no lo hizo en la magnitud necesaria. Así que el Nasdaq subió y subió, y subió, burbuja pues, hasta tener valuaciones aberrantes como Amazon 3 veces mayor su valor de capitalización que General Electric, por ejemplo.

La gráfica que sigue es la tasa efectiva de fondos federales, esto es, la que fija la Reserva Federal y a ella me voy a seguir refiriendo.



Para fines de 1999 el ínclito gobernador Greenspan tuvo a bien pinchar la burbuja, que como todas, sólo prosperan mientras se inflen con crédito barato. Y ya que reventó, se apanicó la economía entró en recesión, y, como es costumbre de los banqueros centrales bajó fuertemente la tasa de interés y más después del 11/09. Y ahí dejó las tasas por todo un añote en el 1%.

Esto trajo como consecuencia que las tasas de largo plazo, como las hipotecarias bajaran, la que sigue es la gráfica de la evolución de la tasa hipotecaria, en donde claramente se ve que bajaron hasta 5.1%.

Las tasas hipotecarias tan bajas, produjeron la burbuja inmobiliaria, y también como consecuencia de las bajísimas tasas de interés, se reinflaron los mercados accionarios.

La que sigue, es muy importante, es el ahorro personal como porcentaje de los ingresos. Como claramente puede verse, el ahorro para el 2005-2006 era casi nulo. Esto es una aberración ¿Cómo puede ser que las tasas de interés fueran tan bajas si no hay ahorro? Pues sí, puede ser, para eso están los manipuladores intervencionistas que producen el caos en los mercados. Entonces, hasta ahora, queda claro, que no fueron los mercados, un mercado no intervenido jamás hubiera permitido una tasa de interés de 1% o del 5% hipotecaria, con nulo ahorro, jamás. Estas aberraciones se produjeron por que el “genio” Greenspan tuvo a bien “reactivar” la economía después de él mismo provocar burbuja y pincharla para reventarla.



Pero la historia no termina, aquí, bastante graves ya son las cosas, pero no, tenía que venir una dosis de populismo para acabar de arruinar a la economía.

La historia del populismo empieza con la hipotecas decretadas por Clinton a Fannie Mae (como el Infonavit de acá) para que relajara las condiciones para otorgar hipotecas a los NINJA (No Income, No Job, No Asset Sin ingresos, sin trabajo y sin activos) Así cerca de seis millones de Ninjas estadounidenses les dieron su casa con hipoteca sin enganche, esto es, al 100%. ¿Pero cómo financiar a éstas hipotecas para NINJAs? ¡Ah! Pues fácil, aquí entro la “creatividad” de los “ingenieros financieros” para crear las MBS (Mortage Backed Securities) Instrumentos respaldados por hipotecas. Pero que tenían el problema de tener una clasificación de riesgo alta, así que, para hacerlos atractivos inventaron los CDO (Collateralized Debt Obligations) mezclando MBS con diferentes riesgos, así lograron hacerlos atractivos para que todo el mundo quisiera poseerlos

Y vaya que si quisieron tenerlos, se colocaron más de un millón de millones de dólares de estas porquerías en todo el mundo.

El siguiente actor importante en la crisis es China, ya he tocado el tema en “Cuentos Chinos” y en burbuja y reventón en China pero retomo algunas ideas aquí . Todos sabemos que China es una economía centralmente dirigida, y por consiguiente, su economía intervenida. Un factor importante es la obsesión por mantener su moneda el Yuan (Peg) con un tipo de cambio fijo respecto al dólar, manteniendo el dólar caro para que las exportaciones sean muy competitivas y las importaciones caras. En un mercado de divisas no intervenido, un país que exporta mucho, se llena de dólares, el precio del dólar respecto a la moneda local tiene necesariamente que caer, pero no, esto no es así en China. Lo que hacen es comprar deuda de EU bonos del tesoro y sí compraron miles de millones de MBS. En esta nota de Bloomberg “El Gobierno de EU urge a China para que compre MBS”nos dice que el gobierno de Bush le está pidiendo a los Chinos que compren sus porquerías para así financiar las hipotecas de los NINJAs. Y, por supuesto, ¡lo hicieron!. China tiene más de 2 Trillones de USD en reservas internacionales. Tal y como explico en el post “Las Reservas Internacionales y el Tipo de Cambio Explicados” . Las reservas chinas tienen una contraparte de deuda en moneda local que tienen que colocar entre inversionistas, o bien, crear los bonos y que el banco central los compre. ¡Una porquería! Tal y como ahora lo está haciendo Bernanke con su QE2. Así las cosas los EU que fue una importante potencia industrial y exportador de bienes se ha convertido en un consumidor de productos que se elaboran en otras partes. Ellos se creían que estaban en lo más alto de la cadena de la “nueva economía”, así, el déficit en su balanza de pagos, es financiado por los chinos. Las exportaciones chinas son así en realidad financiadas por bonos del tesoro de tal suerte que el crecimiento de China es financiado con deuda americana ¿suena loco? Es loco. Y no sólo el déficit comercial ha sido financiado por china, también las hipotecas, los MBS, los CDO’s y, por supuesto, la deuda del aparatote que es el estado norteamericano, la federal (guerritas incluidas) y la de los estados. Este perverso mecanismo ha sido el responsable del crecimiento explosivo de China, y del endeudamiento, también explosivo de los norteamericanos.

Pero las cosas, no acaban aquí, vienen las burbujas inmobiliarias creadas por digamos “contagio” en países como Irlanda y España, otra vez, el responsable de estas burbujas es la expansión en el crédito inducida por los bancos y las tasas de interés artificialmente bajas.

Así las cosas, con tanta “liquidez”, léase dinero creado de la nada, que es inflación, los precios al consumidor en EU empezaron a verse presionados en el 2005 por lo que Greenspan tuvo que pinchar sus burbujas, y subir las tasas de interés (ver gráfica) esto tuvo como consecuencia inmediata que las tasas hipotecarias subieran (ver también gráfica) y con ello el boom inmobiliario colapsó. Contrario a lo que se creé el reventón empezó con los inmuebles caros, especulativos, en zonas como Miami, Las Vegas, y pronto alcanzó a los NINJA’s que insolventes como eran no pudieron continuar pagando sus hipotecas, los CDO’s quedaron en relieve que eran lo que siempre fueron basura tóxica, y todos los bancos que estaban invertidos en ellos, esto es, todos…quebraron. La quiebra de Lehman Brothers y la posterior caída de los mercados financieros que también eran una burbuja, no son sino el resultado lógico de tanta estupidez, y de tanta manipulación e intervención en los mercados.

Con la crisis en puerta, otra vez, a reinflar, baja de la tasa de interés hasta llevarla a cero, la implantación de los “rescates” bancarios para las instituciones “demasiado grandes para quebrar”, y no sólo los bancos, las automotrices GM y Chrysler, entre otros muchos rescates. Las medidas keynesianas “contra cíclicas”, principalmente dirigidas a hacer obra pública, puentes y carreteras que no llevan a ninguna parte, el asunto es gastar, gastar, y gastar, con este gasto, llevar el endeudamiento a niveles irracionales, esos países que ahora están tronando, Grecia, España, Portugal, Irlanda, y próximamente Italia, Francia, y como explicaba en el post “Cuidado con la deuda gubernamental”, a los ciudadanos no le gusta pagar impuestos, pero al mismo tiempo les encanta recibir beneficios financieros del gobierno, y que implanten la expansión de la “demanda agregada”. A su vez, a los políticos les fascina hacer que la gente sea feliz dándoles dinero directa o indirectamente. Todo lo “gratis” que supuestamente nos dan, más todos los subsidios, eso por una parte, y por la otra mantener a la burocracia feliz con sus “Conquistas laborales”, sus prebendas, sus jubilaciones, y, sobre todo con un salario y empleo seguros aún en tiempos de crisis. De esta manera se aseguran que van a mantener el poder político, van a ganar las elecciones.

Y aquí está el meollo del asunto: Desde el punto de vista electoral la deuda es de lo más atractiva, ellos lo que quieren es déficit público que significa deuda, para eso están los bonos del gobierno.

Y es que los bonos, son una maravilla: El gobierno puede financiar todos sus desfalcos y tonterías sin necesidad de incrementar los impuestos. El electorado entonces disfruta de todos los beneficios, de todo los “gratis”, o subsidiado sin tener, en apariencia, que pagar por ello, es decir, lo “gratis” si parece “gratis”.

Y más como sucedió con los países europeos hoy en el abismo de la insolvencia, cuando, debido a su anexión a Euro, empezaron a recibir los beneficios de poder endeudarse con tasas bajísimas sólo un poco arriba de las del gigante de la eurozona Alemania, con ese crédito tan bajo, les alentó para que lo “gratis” fuera mucho y muy vasto, y, por supuesto, establecer sus respectivos booms inmobiliarios.

Pero, lo mismo que sucede con las personas irresponsables que se endeudan a más no poder, que tienen sus tarjetas de crédito al tope, más créditos hipotecarios y automotrices, y un día llegan al límite y ya los bancos no se los quieren ampliar y viene la “resaca” del endeudamiento, así los países llegan a un nivel de endeudamiento tal que los efectos empiezan a notarse: El crecimiento económico empieza a deteriorarse y los impuestos se van a servir el pago de la deuda, los recortes presupuestales les dan miedo a los políticos por los desórdenes que generan. Por esto, se opta por emitir deuda para pagar deuda. Esto es, como si contratáramos una nueva tarjeta de crédito para pagar los mínimos de otras que tenemos hasta el tope. Así más temprano que tarde, la calidad de la deuda del gobierno colapsa.

Así que Sr. Meyer no es la tiranía de los mercados no es que exista un juez que dictamine si son o no insolventes. Son insolventes, simplemente lo que recaudan en impuestos no les da para servir su deuda y mantener el aparatote que son los estados modernos y los “derechos sociales”, incluida por supuesto el fraude a la Ponzi, pero que como es ejecutado por los gobiernos nadie va a la cárcel que son las pensiones. Los países para seguir financiándose necesitan del ahorro de los particulares, esos son “el mercado”, si ellos perciben que el país es insolvente, o, próximo a serlo, ya no compran sus bonos, o, si lo hacen piden un mayor premio, por el riesgo que implica perder todo por la insolvencia. No es culpa de las calificadoras de riesgo, la insolvencia, es un hecho palpable.

El que la ha “librado”, y que es el peor de todos son los Estados Unidos, esto gracias a que el Dólar es la moneda de reserva, y que los estúpidos países compran su deuda para aumentar sus reservas internacionales financiando así la insolvencia de los EU.

Pero, la hiperinflación, y la depreciación de la moneda resulta cuando un gobierno ya no puede fondearse así mismo. Todo empieza, como está pasando en este momento, que el mercado ve el problema y empuja las tasas para arriba, muy al pesar del banquero central que por más que compra bonos más le venden, y como explicaba en “Desorden con las divisas” el gobierno tiene que monetizar la deuda para evitar que suban las tasas de interés, monetizar, por supuesto significa imprimir dinero de la nada y comprar deuda. Y déjeme explicar por qué la hiperinflación en el futuro cercano no podrá evitarse:

Para el año fiscal 2010 el gobierno de los EU ha pagado $ 414 mil millones de USD sólo de intereses. Cuando se considera que la deuda total es de $ 14 millones de millones de USD, el interés fue de 2.96%. En el año fiscal 2007, antes de la debacle, la deuda total era de $ 8.95 millones de millones pero los intereses pagados fueron por $ 430 mil millones, así que la tasa era de 4.8%. Afortunados que las tasas se han mantenido bajas en los dos años pasados.

Sin embargo, en los próximos 24 meses, la situación puede crecer en una dirección atroz: Por lo menos se van a agregar otros $ 2 millones de millones USD a la deuda. Con un interés de sólo el 4% el servicio de la deuda sería de $600 mil millones. Aún si suponemos (poco probable por la contracción económica) que las entradas fiscales crecieran un 7% el servicio de la deuda sería un 22% del presupuesto de egresos. Una tasa de 4.5% sería 26% del presupuesto.

Una vez que un país tienen que utilizar el 30% de sus ingresos fiscales para servir su deuda cae en la trampa de la deuda. Esto es que la posibilidad de esquivar, o diferir los pagos es cancelada. El mundo será un lugar muy diferente cuando los EU se perciban como un país caído en la trampa de la deuda.

¿Economistas aterrados? Sí, estoy aterrado Sr. Meyer. Vea lo que las intervenciones a los mercados por los arrogantes “genios”, y los populistas políticos como Clinton (que se pasea sonriente dando conferencias como si nada), han hecho del mundo, sí es un escenario aterrador, muy aterrador, y para los cándidos optimistas que creen que la crisis ya terminó, verán lo que nos espera en los meses y años por venir.

Así que Sr. Meyer, no hay tal “en lugar de una política voluntarista…”, simplemente como decía mi papá ¿Con que ojos divina tuerta?..

Lo que sí al lector le debe quedar claro, es que todos estos desastres no son obra de los mercados libres. El desastre en el que se encuentra la economía mundial en la actualidad es por obra y gracia de los gobiernos, políticos, sus aliados los bancos centrales, y el intervencionismo, para “arreglar” las cosas para corregir las “deficiencias” de los mercados.

Y, se preocupan por el “Cambio Climático”….lo que es ser ignorante supino.

8 comentarios:

  1. Saludos,
    Me llama enormemente la atención esa manera que tienen los progresistas de indilgarles a abstracciones capacidades por demás individuales.

    Ej. " los gobiernos asustados se someten a una dictadura de los mercados que es inadmisible"

    ¿Los gobiernos, o las personas que componen los gobiernos?
    ¿Dictadura de los mercados? Venga, desde cuando existen estos terribles seres "los mercados" que tienen capacidad la humana capacidad de someter a otros.

    Ese es el florido lenguaje de los colectivistas, completamente irracional, pues es mas sencillo venderles la idea a mentes débiles que buscan excusas para todo que en mentes lucidas y racionales, es como cuando hablan de EUA y sus aspiraciones imperialistas, ¿El país tiene conciencia propia, o las personas que le componen? ¿Será que todos los habitantes de EUA tienen aspiraciones imperialistas? No lo definen, la gente necesita creer que es impotente y que otros tienen la capacidad dirigir su vida, para sentirse absuelta de toda culpa de su falta de juicio, "terribles, terribles mercados que nos arruinaron, ¿Ahora quién podrá salvarnos?"

    ResponderEliminar
  2. i4everluis, muchas gracias por tu comentario, está genial.

    ResponderEliminar
  3. Pregunta: Entonces el libre comercio es bueno si no hay intervención de los gobiernos para alterar las tasas de interés y los tipos de cambio, pero puede desvastar a un país al trasladar a otro su planta productiva si existe esa intervención del gobierno? o el libre comercio siempre es deseable?
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Termópilas, tu comentario es de la mayor importancia.

    Por supuesto que sí el libre comercio es bueno. Creo que este tema lo debo de tratar con mucho mayor amplitud. Pero sobre tu segunda sentencia “puede devastar….” Aquí el punto es que no, si ninguno de los dos gobiernos intervienen en el mercado de las divisas, el que exporta mucho tendrá que revaluar su moneda, y el que importa mucho devaluar, con el tiempo, el que importa mucho, será más barato y exportará más nivelando su balanza comercial, por lo que no será “devastado”.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:47 p.m.

    Una pregunta: ¿Si ya leí los "Principios" de Carl Menger y "Capital e interes" de Böhm-Bawerk, ya puedo leer "Teoría positiva del capital" del último autor?

    Lo pregunto para no saltarme libros.

    ResponderEliminar
  6. Hola Anónimo.

    Si ya te metiste en el núcleo de la teoría austriaca que es el capital. Me gustaría que ya de una vez leas The Pure Theory of Capital de Hayek. Con ese libro vas a tener para entretenerte un rato. Pero a mí me parece fundamental para entender como sería si los keynesianos no estuvieran distorsionando todo.

    También debo recomendar Capitalism a Treatise on Economy de George Reisman

    Saludos y Feliz año
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:25 a.m.

    Nada que hacer, muchachos, a esta gente lo que le gusta es hecharle la culpa a quién o lo que sea.

    Hay una frase de Churchill muy buena para resumirlo:

    "Un gobierno que le vende al ciudadano la idea de que la culpa de lo que está pasando no es suya, aunque no resuelva nada, siempre durará más tiempo en el poder que un gobierno que realmente resuleva los problemas"

    A mí no me molesta que digan y repitan eso de "no podemos someternos a la tiranía del mercado" lo que me revienta es que nunca dicen cómo porras se evita eso sin saltar de la sartén para caer al fuego.

    ¿Y si dijeramos: "No podemos someternos a la tiranía de la ley de gravedad"?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo, muy bueno tu comentario, gracias

    ResponderEliminar